El de Huma­la será un gobierno de cen­tro izquier­da pero sin gran­des trans­for­ma­cio­nes- James Petras

Comen­ta­rios para CX36 Radio Cen­te­na­rio del soció­lo­go nor­te­ame­ri­cano, Prof. James Petras des­de Nue­va York-Esta­dos Uni­dos. Lunes 6 de junio de 2011. www​.radio36​.com​.uy

Chury: Esta­mos lle­nos de temas. Ollan­ta Huma­la pre­si­den­te de Perú, pero hay varias cosas impor­tan­tí­si­mas en el mundo

Petras: Sí, hay varias cosas impor­tan­tes. Perú y Por­tu­gal. Empe­za­mos con Perú, don­de Ollan­ta Huma­la ganó las elec­cio­nes. Y uno tie­ne que ana­li­zar en pro­fun­di­dad por­que esta vic­to­ria vie­ne de un con­tex­to de un país que ha cre­ci­do entre 8 y 10 por cien­to en los últi­mos cin­co años. Que pode­mos decir que el mode­lo neo­li­be­ral de expor­ta­ción de mine­ra­les no ha teni­do éxi­to por­que la mayo­ría de la gen­te recha­za el cre­ci­mien­to diná­mi­co que con­cen­tra la riqueza.

Ollan­ta gana en un país don­de el capi­ta­lis­mo tenía des­de el ángu­lo de sus intere­ses gran éxi­to. Pero el éxi­to del capi­ta­lis­mo es a cos­ta del pue­blo. Las gran­des empre­sas mine­ras están des­tru­yen­do el ambien­te, per­ju­di­can­do a los peque­ños agri­cul­to­res, las comu­ni­da­des indí­ge­nas. Está con­cen­tran­do la rique­za, con­cen­tra el poder con la osten­ta­ción de la rique­za. Eso pro­vo­ca un tre­men­do resen­ti­mien­to y hos­ti­li­dad a la vez que pola­ri­za­ción. Y la pola­ri­za­ción es muy evidente

Los gran­des capi­ta­les extran­je­ros tie­nen sus prin­ci­pa­les alia­dos en Lima, don­de hay todo una serie de pro­fe­sio­na­les, comer­cian­tes, cla­se media aco­mo­da­da, que actúa como un cin­tu­rón de trans­mi­sión en la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca del gran capi­tal extranjero.

Por esta razón Huma­la pier­de en Lima, espe­cial­men­te en los barrios de la cla­se media, cla­se media baja, pero gana enor­mes mayo­rías en el inte­rior del país, en las capi­ta­les pro­vin­cia­les: Are­qui­pa, Tru­ji­llo. Y en eso debe­mos ano­tar que el cre­ci­mien­to diná­mi­co no nece­sa­ria­men­te favo­re­ce la con­ti­nua­ción del mode­lo de las cla­ses domi­nan­tes. Eso mis­mo debe­mos notar en Uru­guay y otros paí­ses que mues­tran un gran cre­ci­mien­to, pero que deja atrás a las gran­des mayo­rías; los tra­ba­ja­do­res, los jor­na­le­ros, los emplea­dos, todos los que no están vin­cu­la­dos con estos sec­to­res del gran capi­tal exportador.

En este caso enton­ces, Huma­la tie­ne el desa­fío, ¿cómo se va a enfren­tar esta polí­ti­ca? Los indi­ca­do­res son que no va a expro­piar nin­gu­na de las gran­des empre­sas. Lo que va a hacer en el mejor caso, es aumen­tar la regu­la­ción, aumen­tar tal vez los impues­tos y cana­li­zar mayo­res recur­sos hacia los pobres. Nin­gu­na trans­for­ma­ción eco­nó­mi­ca pero sí un mejor repar­to de la rique­za y mayor papel del Esta­do sobre los pro­ble­mas ambien­ta­les que están des­tru­yen­do las tie­rras y aguas del interior.

Eso creo que debe­mos espe­rar. Un gobierno de cen­tro izquier­da pero sin gran­des trans­for­ma­cio­nes. Algu­nas medi­das socia­les, lucha con­tra la pobre­za, algu­nas inver­sio­nes para gene­rar empleo. Aho­ra, entre las fuer­zas que apo­yan a Huma­la hay dos cosas que debe­mos ano­tar: las bases elec­to­ra­les que son en gran par­te la gen­te más pobre, cam­pe­si­nos, pobla­do­res urba­nos, tra­ba­ja­do­res, sin­di­ca­lis­tas, pero en la cúpu­la hay ase­so­res más cer­ca de los capi­ta­les nacio­na­les como en el caso de Lula, e inclu­so Huma­la tenía ase­so­res que vie­nen de Bra­sil y tie­ne otros que están vin­cu­la­do con sec­to­res finan­cie­ros de Perú. Enton­ces hay que ver la pug­na entre la cúpu­la de Huma­la y las bases de Huma­la, qué resul­ta­do van a producir.

Chury: Petras, de todas mane­ras lo de Kei­ko Fuji­mo­ri ya era el neo­li­be­ra­lis­mo y el capi­ta­lis­mo explícito.

Petras: Sí, es una con­ti­nua­ción de Alan Gar­cía y tie­ne todo el equi­pa­je de su padre, el ase­sino y repre­sor. Ella tenía el apo­yo de la bur­gue­sía lime­ña, tenía el apo­yo del emba­ja­dor nor­te­ame­ri­cano, el apo­yo finan­cie­ro. Pero la divi­sión polí­ti­ca está muy cla­ra, una pola­ri­za­ción de masas ver­sus oli­gar­quía. Pero quie­ro com­pli­car el aná­li­sis dicien­do que entre las fuer­zas de Huma­la no hay sim­ple­men­te un movi­mien­to de masas; es una alian­za de cla­ses inclu­yen­do a sec­to­res pode­ro­sos en la cla­se empre­sa­rial. Las cosas deben mejo­rar por­que Alan Gar­cía esta­ba tan entre­ga­do, era tan ser­vil a los intere­ses nor­te­ame­ri­ca­nos, que por lo menos podre­mos ver un gobierno más inde­pen­dien­te, en la línea de Bra­sil y Argen­ti­na, sin nin­gu­na trans­for­ma­ción al esti­lo de Vene­zue­la don­de se expro­pia­ron algu­nas empre­sas, se nacio­na­li­za­ron otras. Es una polí­ti­ca en la línea del cen­tro izquier­da bra­si­le­ño y argentina.

Chury: ¿Sal­ta­mos a Portugal?

Petras: Por­tu­gal es una elec­ción muy impor­tan­te inclu­so para Uru­guay por­que mues­tra cómo un gobierno apa­ren­te­men­te socia­lis­ta, que cum­plió con todas las medi­das del Fon­do Mone­ta­rio, pro­vo­có una gran reac­ción, un recha­zo, pre­ci­sa­men­te entre los sec­to­res popu­la­res. El resul­ta­do elec­to­ral es muy reve­la­dor. La pri­me­ra mayo­ría la tie­nen los abs­ten­cio­nis­tas: 41 % de los ciu­da­da­nos no vota­ron. La dere­cha con­si­gue menos que los abs­ten­cio­nis­tas. Los que gana­ron las elec­cio­nes, la dere­cha, logró 38,6% y los socia­lis­tas caye­ron a casi un 27, 28%. Y la izquier­da que­dó con 13%. entre los comu­nis­tas, los ver­des y lo que lla­man el blo­que de izquierda.

Si uno actúa como dere­cha, pro­du­ce un des­en­can­to a los votan­tes de izquier­da. El señor José Sócra­tes, que no es muy socrá­ti­co, hizo todo lo posi­ble para satis­fa­cer al Fon­do Mone­ta­rio. Bajó los sala­rios, aumen­tó la des­ocu­pa­ción y su argu­men­to al final de cuen­tas era que la dere­cha es peor. No pue­de defen­der un pro­gra­ma tan anti­po­pu­lar y tra­ta de mon­tar el fan­tas­ma de que la dere­cha es peor.

La dere­cha es mala y las medi­das más duras van a salir aho­ra, pero no se pue­de ani­mar a la gen­te subien­do la edad de jubi­la­ción, bajan­do los pagos de jubi­la­cio­nes, expul­san­do a miles de tra­ba­ja­do­res públi­cos, aumen­tan­do la tasa de des­ocu­pa­ción al 13%. ¿Cómo pue­des ganar una elec­ción con un pro­gra­ma y una prác­ti­ca así? Es el cas­ti­go que están sufrien­do los socia­lis­tas por actuar como la derecha.

La dere­cha tie­ne su apo­yo, tie­ne un 40% del elec­to­ra­do garan­ti­za­do por­que son los peque­ños y gran­des capi­ta­lis­tas, los comer­cian­tes, los que van a tra­tar de impo­ner toda la aus­te­ri­dad sobre las espal­das del pue­blo. Pero al pue­blo le fal­tó un lide­raz­go, un par­ti­do que pudie­ra arti­cu­lar una alter­na­ti­va, decir noso­tros no acep­ta­mos eso, vamos a un default, vamos a denun­ciar nues­tra deu­da, vamos a salir de la Unión Euro­pea, que los Ban­cos pier­dan el dine­ro por­que lo pres­ta­ron a gobier­nos que no cum­plie­ron con los pro­gra­mas del pue­blo. No exis­tía una fuer­za cla­ra con esta capa­ci­dad de inser­tar­se en la masa.

Como decía, la izquier­da con­si­gue un 13%. La izquier­da hones­ta, con­se­cuen­te podría­mos decir. ¿Y por qué no aumen­tó más? Por­que gran par­te del elec­to­ra­do sin­di­cal y popu­lar se sien­te enga­ña­dos por los socia­lis­tas, sien­ten que la izquier­da, según entien­den ellos, no cum­plió con su pro­gra­ma. Enton­ces esta masa no sen­tía que debía ir más a la izquier­da otra vez. No sen­tía que la izquier­da alter­na­ti­va podría mejo­rar el daño que los socia­lis­tas hicie­ron. Enton­ces los socia­lis­tas no sólo per­ju­di­ca­ron a sus pro­pios can­di­da­tos y par­ti­do sino que a par­tir de su actua­ción hicie­ron mucho daño a toda la izquier­da y aumen­tó el des­en­can­to a tal pun­to que 41% del elec­to­ra­do no votó. Y si uno ana­li­za dón­de la abs­ten­ción fue más fuer­te, está entre los sec­to­res humil­des, los que nor­mal­men­te votan por la izquier­da o podrían votar por la izquierda.

Chury: Petras, no me quie­ro ir de la región ya que esta­mos hablan­do de Por­tu­gal. ¿Qué ha pasa­do con el PSOE y todo lo que ha ocu­rri­do en España?

Petras: Lo mis­mo pasó el PSOE. El Par­ti­do Socia­lis­ta fue muy gol­pea­do en las elec­cio­nes muni­ci­pa­les por­que otra vez el PSOE hace el tra­ba­jo de la dere­cha, impo­nien­do pro­gra­mas que gene­ra­ron 22% de des­ocu­pa­ción glo­bal y 45% de la gen­te por deba­jo de los 30 años. Por eso la gen­te no votó al socia­lis­mo; vota­ron con sus pies. Fue­ron a las gran­des pla­zas en este movi­mien­to de los indig­na­dos. Y aho­ra piden los indig­na­dos una gran mar­cha el 19 de junio, pre­ci­sa­men­te el día que los socia­lis­tas acor­da­ron aumen­tar la edad de la jubi­la­ción, exten­der y pro­fun­di­zar la pri­va­ti­za­ción y macha­car los dere­chos laborales.

El 19 de junio es el día que los socia­lis­tas van a anun­ciar estos recor­tes pro­fun­dos ata­can­do al pue­blo. El pue­blo no tie­ne gran­des opcio­nes elec­to­ra­les pero sí tie­ne una enor­me capa­ci­dad de movi­li­zar millo­nes en las calles para enfren­tar estas medi­das. El Par­la­men­to y el pro­ce­so par­ti­da­rio están muy des­pres­ti­gia­dos, par­ti­cu­lar­men­te entre la juventud.

Y otra vez es el daño que hacen los socia­lis­tas fren­te a la ima­gen que tie­ne el pue­blo. El pue­blo ya no con­fía en nin­gún par­ti­do, a pesar que la izquier­da inde­pen­dien­te en Espa­ña son gen­te hones­ta que han sido fie­les a sus pro­gra­mas. Pero fren­te a esta som­bra que tiran los socia­lis­tas, gran par­te de la juven­tud dice que «esta­mos har­tos de votar por alguien que nos pro­me­te muchas cosas bue­nas y cuan­do lle­gan al poder toman todas las medi­das que impo­ne el Fon­do Mone­ta­rio y los Ban­cos de Ale­ma­nia y de Euro­pa del nor­te». Enton­ces la lucha en los paí­ses ibé­ri­cos aho­ra pasa por la calle, por las gran­des mar­chas, huel­gas y con­fron­ta­cio­nes. Y tal vez en esta situa­ción podría emer­ger algu­na alter­na­ti­va nue­va que ten­ga la con­fian­za de la gente.

Chury: Para fina­li­zar que­ría pre­gun­tar­te, ¿adón­de va Israel con su polí­ti­ca de agre­sión en Orien­te Medio? A la luz de los últi­mos acontecimientos.

Petras: Son due­ños de la polí­ti­ca aquí en Esta­dos Uni­dos. Tú sabes que cuan­do Netan­yahu estu­vo aquí, fue a hablar en el Con­gre­so y 29 veces los con­gre­sis­tas se pusie­ron de pie para ova­cio­nar­lo. Ni Lin­coln ni Washing­ton con­si­guie­ron ova­cio­nes con esta fuer­za como el pre­si­den­te de un país extran­je­ro, el judío Netan­yahu. Esta­mos colo­ni­za­dos. El Con­gre­so nor­te­ame­ri­cano no es ame­ri­cano, está bajo el con­trol y domi­na­ción de los sio­nis­tas. Con este res­pal­do, este con­trol que tie­ne aquí Israel, no tie­ne mucha nece­si­dad de tomar en cuen­ta todos los ata­ques. Cuan­do mató este fin de sema­na a 25 per­so­nas des­ar­ma­das, par­ti­cu­lar­men­te las que vie­nen de las coli­nas del Golán, no es una gran noti­cia. Cuan­do Siria mata a algu­nos mani­fes­tan­tes, son gran­des títu­la­res. Cuan­do Israel mata, aquí jus­ti­fi­can las masa­cres. El New York Times, Finan­cial Times, la BBC, siem­pre hablan de con­fron­ta­cio­nes, que Israel está defen­dien­do su fron­te­ra, a pesar que están matan­do mani­fes­tan­tes des­ar­ma­dos. Por esta razón Israel va a seguir como el gran delin­cuen­te inter­na­cio­nal y va a seguir actuan­do como un agre­sor y van a recha­zar todas las medi­das de las Nacio­nes Uni­das, por­que mien­tras con­tro­le a los Esta­dos Uni­dos, no tie­ne nin­gún miedo.

Aho­ra los judíos israe­li­tas están en la bús­que­da del segun­do pasa­por­te. Hemos reci­bi­do noti­cias de que hay 100 mil israe­li­tas que tie­nen pasa­por­te ale­mán, a pesar de que los sio­nis­tas ata­can a Ale­ma­nia para extraer mayo­res con­ce­sio­nes. Todos los judíos, menos los faná­ti­cos, tie­nen angus­tia sobre qué hacer en un país tan faná­ti­co, tan fun­da­men­ta­lis­ta, tan geno­ci­da. Enton­ces algu­nos se que­dan en Israel pero otros que están emi­gran­do a Esta­dos Uni­dos, Ale­ma­nia, Francia…

Y el rabino de Rusia dice aho­ra que cada año hay más judíos que emi­gra­ron de Rusia y aho­ra vuel­ven a Rusia otra vez. Por­que via­jan a Israel y encuen­tran que es más cómo­do vivir en Rusia que en Israel, don­de cada día hay con­flic­tos con los faná­ti­cos orto­do­xos; entre los sefa­ra­díes y los asque­na­zis y con los pales­ti­nos y con el odio del mun­do. La sali­da del país de los israe­li­tas es mayor que la entra­da ahora.

Extrac­ta­do por La Haine

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.