Julián Con­ra­do: Pro­tes­ta de inte­lec­tua­les revo­lu­cio­na­rios

La pri­sión en Vene­zue­la, con la cola­bo­ra­ción de la inte­li­gen­cia mili­tar colom­bia­na, del coman­dan­te Julián Con­ra­do de las FARC y la deci­sión del gobierno de Hugo Chá­vez Frías de entre­gar a ese des­ta­ca­do revo­lu­cio­na­rio al gobierno neo­fas­cis­ta de Juan Manuel San­tos fue reci­bi­da a nivel mun­dial con sor­pre­sa e indig­na­ción.

Los argu­men­tos cita­dos por el gobierno vene­zo­lano para jus­ti­fi­car la medi­da (soli­ci­tud de la Inter­pol, acuer­dos con Bogo­tá, etc, son inacep­ta­bles e inclu­so ridícu­los). Es cho­can­te invo­car la lucha con­tra el terro­ris­mo en el ámbi­to de una cola­bo­ra­ción con un gobierno nar­co­tra­fi­can­te cómo el de JMSan­tos, que prac­ti­ca el terro­ris­mo de esta­do como estra­te­gia de poder. Con una agra­van­te: duran­te años, el Pre­si­den­te Hugo Chá­vez ape­ló para el reco­no­ci­mien­to de las FARC como fuer­za revo­lu­cio­na­ría beli­ge­ran­te.

Nues­tra preo­cu­pa­ción e indig­na­ción es tan­to mayor cuán­to el gobierno de Bogo­tá, según las agen­cias infor­ma­ti­vas, esta­ría ya estu­dian­do la posi­bi­li­dad de aten­der a una even­tual soli­ci­tud de extra­di­ción del coman­dan­te Julián Con­ra­do a los Esta­dos Uni­dos.

Tene­mos pre­sen­te que la acti­tud asu­mi­da por Vene­zue­la se inser­ta en la con­ti­nui­dad de una coope­ra­ción espu­ria con las poli­cías colom­bia­nas que se tra­du­jo recien­te­men­te en la entre­ga a Juan Manuel San­tos del perio­dis­ta sue­co Joa­quín Pérez Bece­rra, direc­tor de la agen­cia ANNCOL, y de des­ta­ca­dos com­ba­tien­tes de las FARC.

En la espe­ran­za de que las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas libe­ren inme­dia­ta e incon­di­cio­nal­men­te el coman­dan­te Julián Con­ra­do, los aba­jo fir­ma­dos –soli­da­rios con la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na- sub­ra­ya­mos que las opcio­nes demo­crá­ti­cas y pro­gre­sis­tas del gobierno de Hugo Chá­vez son incom­pa­ti­bles con el ges­to que moti­va nues­tra pro­tes­ta vehe­men­te.

Ange­les Maes­tro, médi­ca, diri­gen­te par­ti­da­ria, Espa­ña
Annie Lacroix Riz, his­to­ria­do­ra, Fran­cia
Car­los Azna­rez, perio­dis­ta, Argen­ti­na
Daniel Anto­ni­ni, diri­gen­te par­ti­da­rio, Fran­cia
Dome­ni­co Losur­do, filo­so­fo, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, Ita­lia
Edmil­son Cos­ta, pro­fe­sor Uni­ver­si­ta­rio, Bra­sil
Fili­pe Diniz, arqui­tec­to, Por­tu­gal
Fran­cis­co Melo, Edi­tor, Por­tu­gal
Geor­ge Gas­taud, filo­so­fo, y diri­gen­te polí­ti­co, Fran­cia
Geor­ge Hage, ex dipu­tado, Fran­cia
Hen­ri Alleg, escri­tor, Fran­cia
Ist­van Mes­za­ros, filo­so­fo y pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, Rei­no Uni­do-Hun­gría
Ivan Pinhei­ro, abo­ga­do y diri­gen­te polí­ti­co, Bra­sil
James Petras, soció­lo­go, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, EUA
Jean Salem, his­to­ria­dor, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, Fran­cia
John Cata­li­not­to, escri­tor, diri­gen­te par­ti­da­rio, EUA
Jor­ge Fide­lino Figuei­re­do, eco­no­mis­ta, edi­tor de resis​tir​.info, Por­tu­gal
Jose Pau­lo Gas­cao, edi­tor de odia​rio​.info, Por­tu­gal
Jose Pau­lo Net­to, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, Bra­sil
Ley­la Gha­nem, antro­pó­lo­ga y diri­gen­te poli­ti­ca, Líbano
Luciano Alza­ga, perio­dis­ta, Sue­cia
Mari­na Mini­cu­ci, perio­dis­ta, Ita­lia
Mau­ro Iasi, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, diri­gen­te par­ti­da­rio, Bra­sil
Miguel Urbano Rodri­gues, escri­tor, Por­tu­gal
Pavel Blan­co Cabre­ra, diri­gen­te polí­ti­co, Méxi­co
Pie­rre Pran­che­re, ex dipu­tado, com­pa­ñe­ro da Resis­ten­cia, Fran­cia
Vir­gi­nia Fon­tes, his­to­ria­do­ra, pro­fe­so­ra uni­ver­si­ta­ria, Bra­sil

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *