Julián Con­ra­do: Pro­tes­ta de inte­lec­tua­les revolucionarios

La pri­sión en Vene­zue­la, con la cola­bo­ra­ción de la inte­li­gen­cia mili­tar colom­bia­na, del coman­dan­te Julián Con­ra­do de las FARC y la deci­sión del gobierno de Hugo Chá­vez Frías de entre­gar a ese des­ta­ca­do revo­lu­cio­na­rio al gobierno neo­fas­cis­ta de Juan Manuel San­tos fue reci­bi­da a nivel mun­dial con sor­pre­sa e indignación.

Los argu­men­tos cita­dos por el gobierno vene­zo­lano para jus­ti­fi­car la medi­da (soli­ci­tud de la Inter­pol, acuer­dos con Bogo­tá, etc, son inacep­ta­bles e inclu­so ridícu­los). Es cho­can­te invo­car la lucha con­tra el terro­ris­mo en el ámbi­to de una cola­bo­ra­ción con un gobierno nar­co­tra­fi­can­te cómo el de JMSan­tos, que prac­ti­ca el terro­ris­mo de esta­do como estra­te­gia de poder. Con una agra­van­te: duran­te años, el Pre­si­den­te Hugo Chá­vez ape­ló para el reco­no­ci­mien­to de las FARC como fuer­za revo­lu­cio­na­ría beligerante.

Nues­tra preo­cu­pa­ción e indig­na­ción es tan­to mayor cuán­to el gobierno de Bogo­tá, según las agen­cias infor­ma­ti­vas, esta­ría ya estu­dian­do la posi­bi­li­dad de aten­der a una even­tual soli­ci­tud de extra­di­ción del coman­dan­te Julián Con­ra­do a los Esta­dos Unidos.

Tene­mos pre­sen­te que la acti­tud asu­mi­da por Vene­zue­la se inser­ta en la con­ti­nui­dad de una coope­ra­ción espu­ria con las poli­cías colom­bia­nas que se tra­du­jo recien­te­men­te en la entre­ga a Juan Manuel San­tos del perio­dis­ta sue­co Joa­quín Pérez Bece­rra, direc­tor de la agen­cia ANNCOL, y de des­ta­ca­dos com­ba­tien­tes de las FARC.

En la espe­ran­za de que las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas libe­ren inme­dia­ta e incon­di­cio­nal­men­te el coman­dan­te Julián Con­ra­do, los aba­jo fir­ma­dos –soli­da­rios con la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na- sub­ra­ya­mos que las opcio­nes demo­crá­ti­cas y pro­gre­sis­tas del gobierno de Hugo Chá­vez son incom­pa­ti­bles con el ges­to que moti­va nues­tra pro­tes­ta vehemente.

Ange­les Maes­tro, médi­ca, diri­gen­te par­ti­da­ria, España
Annie Lacroix Riz, his­to­ria­do­ra, Francia
Car­los Azna­rez, perio­dis­ta, Argentina
Daniel Anto­ni­ni, diri­gen­te par­ti­da­rio, Francia
Dome­ni­co Losur­do, filo­so­fo, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, Italia
Edmil­son Cos­ta, pro­fe­sor Uni­ver­si­ta­rio, Brasil
Fili­pe Diniz, arqui­tec­to, Portugal
Fran­cis­co Melo, Edi­tor, Portugal
Geor­ge Gas­taud, filo­so­fo, y diri­gen­te polí­ti­co, Francia
Geor­ge Hage, ex dipu­tado, Francia
Hen­ri Alleg, escri­tor, Francia
Ist­van Mes­za­ros, filo­so­fo y pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, Rei­no Unido-Hungría
Ivan Pinhei­ro, abo­ga­do y diri­gen­te polí­ti­co, Brasil
James Petras, soció­lo­go, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, EUA
Jean Salem, his­to­ria­dor, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, Francia
John Cata­li­not­to, escri­tor, diri­gen­te par­ti­da­rio, EUA
Jor­ge Fide­lino Figuei­re­do, eco­no­mis­ta, edi­tor de resis​tir​.info, Portugal
Jose Pau­lo Gas­cao, edi­tor de odia​rio​.info, Portugal
Jose Pau­lo Net­to, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, Brasil
Ley­la Gha­nem, antro­pó­lo­ga y diri­gen­te poli­ti­ca, Líbano
Luciano Alza­ga, perio­dis­ta, Suecia
Mari­na Mini­cu­ci, perio­dis­ta, Italia
Mau­ro Iasi, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, diri­gen­te par­ti­da­rio, Brasil
Miguel Urbano Rodri­gues, escri­tor, Portugal
Pavel Blan­co Cabre­ra, diri­gen­te polí­ti­co, México
Pie­rre Pran­che­re, ex dipu­tado, com­pa­ñe­ro da Resis­ten­cia, Francia
Vir­gi­nia Fon­tes, his­to­ria­do­ra, pro­fe­so­ra uni­ver­si­ta­ria, Brasil

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.