Hugo Chá­vez, la “real poli­tik” y el inter­na­cio­na­lis­mo- Ando­ni Baserrigorri

A estas altu­ras de la vida, con tan­to posi­bi­lis­mo polí­ti­co y tan­to socia­lis­mo de esta­do en un solo pais, los valo­res míni­mos del socia­lis­mo se están poco a poco, dejan­do a un lado en pos de “lo real­men­te posi­ble”. El posi­bi­lis­mo es la nega­ción abso­lu­ta del socia­lis­mo, empe­ce­mos por ahí.

Todo tie­ne un lími­te. Es cier­to que en esta vida y mas en polí­ti­ca hay que ser rea­lis­ta, que los maxi­ma­lis­mos nun­ca han sido sino meros obs­tácu­los para el desa­rro­llo de las trans­for­ma­cio­nes revo­lu­cio­na­rias de los pue­blos, pero de ahí a hacer una nega­ción de los que son los valo­res que le hacen a uno o a una, socia­lis­ta y revo­lu­cio­na­ria va un abis­mo. Quien conoz­ca a quien escri­be esta peque­ña refle­xión, sabe de sobra que si de algo uno es enemi­go jura­do es de los dog­ma­tis­mos ( y de algún dog­ma­ti­co tam­bién) que no han apor­ta­do nada a lo que fue el sue­ño de los mar­xis­tas de ayer y de hoy y que han hecho que nos enfras­que­mos en absur­das peleas dia­léc­ti­cas y otras no tan dia­léc­ti­cas, que nos tuvie­ron entre­te­ni­dos y entre­te­ni­das, mien­tras la bur­gue­sía, afi­la­ba cuchi­llos y nos hacia retro­ce­der a prin­ci­pios del siglo XX casi en cuan­to con­di­cio­nes de vida y tra­ba­jo se refie­re. Nos la están metien­do dobla­da y noso­tros a la gre­ña por peleas acer­ca de a ver quien es mas puro.

El socia­lis­mo es un solo esta­do fue un cri­men his­tó­ri­co. La revo­lu­ción per­ma­nen­te una estu­pi­dez, que nos lle­va­ba al sui­ci­dio a [email protected] [email protected], pues daba la coar­ta­da per­fec­ta a los fas­cis­tas para una agre­sión en toda regla y a gran esca­la. La cues­tión es que no se supo encon­trar ese tér­mino medio, que hubie­se evi­ta­do la dege­ne­ra­ción buro­crá­ti­ca, que aca­bo con la expe­rien­cia de Octu­bre y más de 70 años de socia­lis­mo en Europa.

Todo ha sido una tra­ge­dia y como ense­ñan­za solo pode­mos sacar con­clu­sio­nes para no repe­tir la his­to­ria. En el camino hay pie­dras y se tro­pe­zó a lo gran­de, dán­do­nos de bru­ces con un sue­lo bien duro, que no nos hizo espa­bi­lar. Más bien todo lo contrario.

Pero de repen­te apa­re­ce Hugo Chá­vez, el socia­lis­mo del siglo XXI y la “real poli­tik”, esta ulti­ma con­sis­ten­te en algo muy simple..ya que no pode­mos hacer la revo­lu­ción, sea­mos posi­bi­lis­tas y haga­mos trans­for­ma­cio­nes has­ta don­de poda­mos. El pro­ble­ma pare­ce ser que esas trans­for­ma­cio­nes no las hace­mos has­ta don­de pode­mos sino has­ta don­de nos deja el imperialismo.

Hugo Chá­vez no es un estú­pi­do, ni mucho menos, sino una per­so­na muy inte­li­gen­te, que deba­jo de esa ima­gen excén­tri­ca de diri­gen­te ilu­mi­na­do que de el se da, hay una per­so­na muy astu­ta que mide mucho lo que hace y lo que dice, y sobre todo, mide mucho las con­se­cuen­cias de sus actos. El esta cola­bo­ran­do con los ase­si­nos de Colom­bia, entre­gan­do [email protected] y gen­tes nobles, hom­bres y muje­res que lo dan todo por su pue­blo, sabien­do muy bien lo que hace.

Hace un año y medio Colom­bia ama­go a Vene­zue­la y a Ecua­dor, con una gue­rra en la zona por el asun­to de las FARC. Que­rían asus­tar y han asus­ta­do y de que manera.

Tan­to han asus­ta­do que han logra­do rede­fi­nir la revo­lu­ción boli­va­ria­na de Vene­zue­la y es que esta, la revo­lu­ción boli­va­ria­na, se sus­ten­ta­ba entre otras cosas en un inter­na­cio­na­lis­mo, que plas­ma­ba el pre­si­den­te Chá­vez, en nume­ro­sas inter­ven­cio­nes, al que han renun­cia­do de una for­ma ver­gon­zo­sa, y que nos hace rubo­ri­zar a [email protected] [email protected] que si que nos con­si­de­ra­mos inter­na­cio­na­lis­tas ante actua­cio­nes mas pro­pias de gobier­nos de dere­chas. Entre­gar [email protected] a un gobierno fas­cis­ta y nar­co­tra­fi­can­te como es el de San­tos no es pre­ci­sa­men­te de socia­lis­tas, señor Chá­vez. Dar la calla­da por res­pues­ta ante el alu­vión de crí­ti­cas de la tota­li­dad de per­so­nas que en Amé­ri­ca Lati­na y el res­to del mun­do se mue­ven en cla­ves revo­lu­cio­na­rias e inter­na­cio­na­lis­tas no es de valien­tes pre­ci­sa­men­te señor Chávez.

Qui­zás sean estas cues­tio­nes, cosas que van apa­re­ja­das con la real poli­tik, man­te­ner lo con­se­gui­do en Vene­zue­la aun­que sea a cos­ta de la segu­ri­dad y liber­tad del pue­blo colom­biano, pero si esto es así, tal y como sos­pe­cho, cabra decir que la revo­lu­ción boli­va­ria­na en Vene­zue­la tie­ne gra­ves caren­cias que han de ser sub­sa­na­das de inme­dia­to y que esta revo­lu­ción no nave­ga hacia el socia­lis­mo pre­ci­sa­men­te pues debe saber el señor Chá­vez, que no hay socia­lis­mo sin inter­na­cio­na­lis­mo. Y aquí nadie pide (hablan­do en pas­ta) que en Vene­zue­la se esta­blez­can cam­pos de entre­na­mien­to de gue­rri­lle­ros ni se finan­cie nada, ni que haya apo­yo poli­ti­co y expli­ci­to hacia nin­gu­na gue­rri­lla del mun­do, pero de ahí a entre­gar­los como paja­ri­llos enjau­la­dos para que un fas­cis­ta como San­tos pue­da con­de­nar­les de por vida a la cár­cel o les tor­tu­re va un mun­do, señor Chávez.

Pue­de pare­cer muy boni­to que usted haga men­ción de Cris­to, que nume­ro­sos dis­cur­sos, pero debe­ría ser con­se­cuen­te y saber que jamás de los jama­ses, Cris­to, hubie­se entre­ga­do [email protected] a sus ver­du­gos y usted debe saber de sobra que inclu­so en nume­ro­sas parro­quias cris­tia­nas se ha dado alber­gue a per­so­nas aco­sa­das por el fascismo.

Pue­de pare­cer muy boni­to lle­var a Vene­zue­la a Sil­vio Rodrí­guez u home­na­jear a Víc­tor Jara, pero no que­da sino como un acto de popu­lis­mo e hipo­cre­sía si mien­tas tan­to usted envía al tor­men­to a los can­to­res del pue­blo de hoy.

Se que­da­ra usted muy a gus­to con poster y pin­ta­das del Che en Cara­cas, pero si me per­mi­te ser soez, el gue­rri­lle­ro heroi­co, ejem­plo de inter­na­cio­na­lis­mo a estas altu­ras de la pelí­cu­la le habría dado un par de hos­tias. Pido dis­cul­pas de nue­vo por la grosería.

En defi­ni­ti­va, pue­den ser muy boni­tos sus dis­cur­sos acer­ca del socia­lis­mo en Vene­zue­la, pero debe saber que ese socia­lis­mo es incom­ple­to y tulli­do sino se ve acom­pa­ña­do del inex­cu­sa­ble inter­na­cio­na­lis­mo. El inter­na­cio­na­lis­mo es base y alma del socia­lis­mo, sépa­lo señor Chávez.

En defi­ni­ti­va, Roma no paga trai­do­res y no por esto usted y su revo­lu­ción no esta en el obje­ti­vo del impe­ria­lis­mo. Segui­rán aco­sán­do­le y tra­tan­do de empa­lar, no se libra de las iras del fas­cis­mo por estos ges­tos, señor Chávez.

Si algún día Vene­zue­la es ata­ca­da, usted pasa­ra a ser el terro­ris­ta y que­rrán col­gar­le como a Sad­dam Hus­sein. Y debe saber que ese día, [email protected] [email protected] del mun­do ente­ro, adop­ta­re­mos medi­das inter­na­cio­na­lis­tas y esta­re­mos con Vene­zue­la, con la revo­lu­ción boli­va­ria­na y con usted, pese a su inca­li­fi­ca­ble actuación.

Mien­tras tan­to el apo­yo abso­lu­to y total a Vene­zue­la y a la revo­lu­ción bolivariana..pero a usted…..pues mire mejor me callo. Uno ya pei­na canas para dejar­se enga­ñar por embaucadores

Ando­ni Base­rri­go­rri es miem­bro de Boltxe Kolektiboa

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.