Gran Bre­ta­ña lan­za inva­sion terres­tre en Libia – PresTv

El ejér­ci­to del Rei­no Uni­do está lle­van­do a cabo una gue­rra secre­ta sobre sue­lo libio como par­te del plan de la alian­za mili­tar de la OTAN para pro­lon­gar la ocu­pa­ción en Libia.

Ex miem­bros de las Fuer­zas Espe­cia­les bri­tá­ni­cas, mejor cono­ci­das como SAS, y otros emplea­dos occi­den­ta­les de com­pa­ñías de segu­ri­dad pri­va­das están ayu­dan­do a la OTAN en sus ope­ra­cio­nes de “reco­no­ci­mien­to” den­tro y alre­de­dor de la ciu­dad libia de Mis­ra­ta, infor­mó el dia­rio The Guardian.

Una fuen­te mili­tar bri­tá­ni­ca de alto ran­go afir­mó que la uni­dad éli­te de las ex tro­pas del SAS, la cual es finan­cia­da por el minis­te­rio de Defen­sa, repre­sen­ta a Gran Bre­ta­ña. Esto ocu­rre mien­tras el pri­mer minis­tro David Came­ron insis­te en que nin­gu­na bota bri­tá­ni­ca está sobre el sue­lo de Libia.

Según The Guar­dian, estas ex tro­pas del SAS están ope­ran­do en Libia con cola­bo­ra­ción cer­ca­na de Gran Bre­ta­ña, Fran­cia y otros paí­ses de la OTAN, y han sido sumi­nis­tra­das con los más moder­nos equi­pos de comu­ni­ca­ción para enviar deta­lles de los luga­res y movi­mien­tos de las fuer­zas del Coro­nel Gad­da­fi al cuar­tel gene­ral de la OTAN en Nápo­les, Italia.

El Coman­do de la OTAN enton­ces veri­fi­ca los obje­ti­vos con avio­nes espías y avio­nes no tri­pu­la­dos Pre­da­tor, lan­zan­do ata­ques aéreos sobre ellos,

Esto se pre­sen­ta mien­tras los avio­nes de gue­rra y de com­ba­te de la OTAN han bom­bar­dea­do las posi­cio­nes de las fuer­zas rebel­des varias veces has­ta aho­ra y prác­ti­ca­men­te han obs­ta­cu­li­za­do su avan­ce hacia la capi­tal Trípoli.

Tam­bién ha habi­do varios repor­tes sobre muer­tes de civi­les cau­sa­das por los ata­ques de la OTAN, que han sido con­fir­ma­das por los rebeldes.

Fil­ma­cio­nes de 11 ex tro­pas del SAS y del Regi­mien­to de Para­cai­dis­tas en Libia fue­ron trans­mi­ti­das por la esta­ción de tele­vi­sión al-Jaz­ze­ra en Daf­ni­ya, que es el pun­to más occi­den­tal de la fron­te­ra oes­te de Misrata.

Alta­men­te entre­na­dos con expe­rien­cia en línea fron­tal en el mun­do, ellos son las botas no ofi­cia­les bri­tá­ni­cas que se encuen­tran sobre el sue­lo de Libia, y que han esta­do en el país en las últi­mas cua­tro semanas.

La pre­sen­cia de ellos es un tema muy sen­si­ble cuan­do la reso­lu­ción del Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU en mar­zo que auto­ri­zó el uso de la fuer­za en con­tra de Gad­da­fi, espe­cí­fi­ca­men­te exclu­ye “una fuer­za de ocu­pa­ción extran­je­ra de cual­quier for­ma sobre cual­quier terri­to­rio libio”.

“Estos hom­bres defi­ni­ti­va­men­te no que­rían ser vis­tos por ojos curio­sos que podrían com­pro­me­ter su misión, que no es ofi­cial”, dijo la fuen­te mili­tar de alto rango.

“Pero el hecho es que ellos están repre­sen­tan­do a Gran Bre­ta­ña, haya sido nega­do o no, y el gobierno bri­tá­ni­co ha dado luz ver­de a esto, a tra­vés de una ruta de cir­cui­to”, aña­dió la fuente.

“Ellos son bri­tá­ni­cos y están sien­do paga­dos indi­rec­ta­men­te por los con­tri­bu­yen­tes bri­tá­ni­cos a una com­pa­ñía pri­va­da, así el dine­ro sea paga­do a tra­vés de una ter­ce­ra o has­ta una cuar­ta vía”, afir­mó la fuente.

Las ex tro­pas del SAS – que según afir­man ganan tan­to como 10.000 libras ester­li­nas al mes como ter­ce­ros “inde­pen­dien­tes” – fue­ron vis­tos en acción en Irak, Afga­nis­tán, Colum­bia y el Nor­te de Irlan­da. Sus sala­rios han sido paga­dos a la fir­ma pri­va­da indi­rec­ta­men­te de un fon­do del gobierno británico.

La alian­za mili­tar de la OTAN está tra­ba­jan­do un plan para pro­lon­gar la gue­rra en Libia en su inten­to para ampliar su ocu­pa­ción mili­tar en el país, según el informe.

Esto se pre­sen­ta mien­tras el minis­te­rio de Defen­sa ha enfa­ti­za­do que no hay tro­pas de com­ba­te sobre el sue­lo libio, dicien­do que el úni­co per­so­nal del minis­te­rio en el país inclu­ye a 10 ase­so­res mili­ta­res y men­to­res en Benghazi.

William Hague, el Secre­ta­rio de Asun­tos Exte­rio­res de Gran Bre­ta­ña, des­cri­bió a los ase­so­res como “ofi­cia­les mili­ta­res capa­ci­ta­dos”, y dijo que ellos ase­so­ra­rían a los rebel­des en reco­pi­la­ción de inte­li­gen­cia, logís­ti­ca y comunicaciones.

Estos sol­da­dos pri­va­dos son paga­dos por paí­ses ára­bes, par­ti­cu­lar­men­te Qatar, indi­ca el informe.

La reso­lu­ción 1.973 del Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU solo auto­ri­zó a la alian­za mili­tar occi­den­tal para apli­car una zona de exclu­sión aérea sobre Libia “para pro­te­ger a civi­les”, enfa­ti­zan­do que nin­gu­na bota extran­je­ra debe­ría tocar el sue­lo libio.

Pero pare­ce que la OTAN inclu­yen­do a Gran Bre­ta­ña, está recu­rrien­do a fir­mas pri­va­das de segu­ri­dad en un inten­to de des­ha­cer­se de las res­tric­cio­nes impues­tas en la reso­lu­ción del Con­se­jo de Seguridad.

El país del nor­te de Áfri­ca está prác­ti­ca­men­te divi­di­do en dos enti­da­des dife­ren­tes lue­go que paí­ses occi­den­ta­les lo inva­die­ron hace más de dos meses, algo que suce­dió en Libia cuan­do era una colo­nia del Rei­no Unido.

(Con infor­ma­ción Pres Tv)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.