Nue­va reba­ti­ña por Áfri­ca-Plan del Pen­tá­gono para excluir a Chi­na

Windhoek: Sudá­fri­ca se ha con­ver­ti­do en el cam­po de bata­lla en una nue­va reba­ti­ña por los recur­sos en la que EE.UU. tra­ta de excluir la influen­cia chi­na para obte­ner mine­ra­les estra­té­gi­cos, sobre todo para sus militares.Más inquie­tan­te es la posi­bi­li­dad de que los pro­pios mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses se invo­lu­cren en la obten­ción de esos mine­ra­les estra­té­gi­cos duran­te los pró­xi­mos 20 años.

Según un estu­dio del doc­tor Stephen Bur­gess, naci­do en Zim­ba­bue y pro­fe­sor del US Air War Colle­ge, pue­de que Washing­ton ten­ga que uti­li­zar los ser­vi­cios del Depar­ta­men­to de Defen­sa, la Agen­cia Nacio­nal de Segu­ri­dad y del Coman­do Áfri­ca (AFRICOM) para obte­ner los recur­sos del Sur de Áfri­ca.

Su estu­dio, titu­la­do “Sus­ten­ta­bi­li­dad de mine­ra­les estra­té­gi­cos en el Sur de Áfri­ca y posi­bles con­flic­tos y coa­li­cio­nes”, dice que EE.UU. debe­ría actuar rápi­da­men­te para obte­ner el ura­nio, man­ga­ne­so, pla­tino, cro­mo, cobal­to y mine­ra­les de tie­rras raras para las nece­si­da­des indus­tria­les y mili­ta­res así como para el man­te­ni­mien­to de sis­te­mas de armas.

El estu­dio se con­cen­tra en la acce­si­bi­li­dad a los recur­sos en la Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca del Con­go (RDC), Nami­bia, Sudá­fri­ca, Zam­bia y Zim­ba­bue y hace una ana­lo­gía con el repar­to de Áfri­ca de los años ochen­ta en el Siglo XIX.

Para triun­far en este nue­vo repar­to, seña­la Bur­gess, ‘hay que des­ple­gar todos los ins­tru­men­tos del poder (de EE.UU.)’

Bur­gess visi­tó todos esos paí­ses –con la excep­ción de Zim­ba­bue– y hace reco­men­da­cio­nes sobre cómo pue­de excluir EE.UU. a Chi­na.

Entre­vis­tó a exper­tos del sec­tor mine­ro, fun­cio­na­rios guber­na­men­ta­les y perio­dis­tas como par­te de su inves­ti­ga­ción.

Tam­bién hubo con­sul­tas con ins­ti­tu­cio­nes esta­dou­ni­den­ses como el Cen­tro Nacio­nal de Reser­vas para la Defen­sa, la Agen­cia de Logís­ti­ca para la Defen­sa y el Coman­do del Cuer­po de Mari­nes.

Una nota del estu­dio indi­ca que no tie­ne nada que ver con el US Air War Colle­ge, lo que pre­sen­ta la posi­bi­li­dad de que Bur­gess haya tra­ba­ja­do como con­sul­tor para Washing­ton.

“El Sur de Áfri­ca con­tie­ne mine­ra­les estra­té­gi­cos que EE.UU. y sus alia­dos nece­si­tan para pro­pó­si­tos indus­tria­les y que los mili­ta­res nece­si­tan para la pro­duc­ción y el sos­te­ni­mien­to de los sis­te­mas de armas.

‘El prin­ci­pal desa­fío de sus­ten­ta­bi­li­dad en la Comu­ni­dad para el Desa­rro­llo del Áfri­ca Aus­tral (SADC) para EE.UU. y sus alia­dos es el inse­gu­ro acce­so a mine­ra­les estra­té­gi­cos.

‘La cau­sa de este desa­fío es la cre­cien­te deman­da glo­bal y las esca­se­ces del sumi­nis­tro pro­du­ci­das por la inade­cua­da infra­es­truc­tu­ra y la poli­ti­za­ción de la indus­tria mine­ra y la con­duc­ta agre­si­va y a veces mono­po­lis­ta de Chi­na en pos de los mine­ra­les.

‘El desa­fío es más agu­do en dos paí­ses del Sur de Áfri­ca –Sudá­fri­ca y la Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca del Con­go (RDC)– y tam­bién aumen­ta en Zam­bia, Zim­ba­bue y Nami­bia.

‘Una preo­cu­pa­ción par­ti­cu­lar es un posi­ble con­flic­to futu­ro entre EE.UU., que nece­si­ta mine­ra­les estra­té­gi­cos para la defen­sa nacio­nal y otros pro­pó­si­tos, y Chi­na, que nece­si­ta una can­ti­dad cre­cien­te de recur­sos para ali­men­tar su ace­le­ra­da indus­tria­li­za­ción.

‘Hay una cre­cien­te reba­ti­ña por los recur­sos natu­ra­les en Áfri­ca, espe­cial­men­te por el petró­leo y los mine­ra­les.

‘En par­ti­cu­lar, el gobierno de EE.UU. se preo­cu­pa por el acce­so ‘a recur­sos natu­ra­les crí­ti­cos para la defen­sa’. Esto requie­re un aumen­to de los nive­les de acti­vi­dad en los paí­ses afri­ca­nos res­pec­ti­vos, uti­li­zan­do todos los ins­tru­men­tos del poder esta­dou­ni­den­se y tra­ba­jo con com­pa­ñías mine­ras esta­dou­ni­den­ses y occi­den­ta­les, así como acti­vi­dad con Chi­na y com­pa­ñías chi­nas.

‘Se podría ver, en el peor de los casos, que EE.UU. tuvie­ra que uti­li­zar una diplo­ma­cia coer­ci­ti­va en un futu­ro no dema­sia­do lejano (tal vez en 10 – 20 años) a fin de recu­pe­rar el acce­so a recur­sos vita­les.

‘El ini­cio de ‘gue­rras por recur­sos natu­ra­les’ ha sido pre­di­cha por una serie de eru­di­tos y exper­tos. En vis­ta del cre­cien­te nivel de la deman­da chi­na de recur­sos mine­ra­les, es pro­ba­ble que la pro­ba­bi­li­dad de con­flic­to aumen­te.

‘La nue­va reba­ti­ña por los recur­sos mine­ra­les afri­ca­nos (y el petró­leo) se pare­ce en mucho a la reba­ti­ña euro­pea del Siglo XIX por los mine­ra­les y tie­rras afri­ca­nas que con­tri­bu­yó a con­flic­tos entre Esta­dos, en espe­cial la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial.’

Los víncu­los en per­ma­nen­te for­ta­le­ci­mien­to entre Chi­na y Áfri­ca cons­ti­tu­yen un gra­ve dolor de cabe­za para EE.UU. y Washing­ton debe actuar rápi­da­men­te o será inevi­ta­ble un con­flic­to.

‘EE.UU. pro­du­ce nume­ro­sos mate­ria­les para los que uti­li­za mine­ra­les estra­té­gi­cos, inclui­dos bar­cos de gue­rra, avio­nes, y arte­fac­tos y com­po­nen­tes de alta tec­no­lo­gía.

‘Has­ta aho­ra, EE.UU. y sus alia­dos se han basa­do en fuer­zas del libre mer­ca­do en Áfri­ca del Sur y otros sitios. Sin embar­go, podría suce­der que las indus­trias esta­dou­ni­den­ses y las de sus alia­dos no ten­gan siem­pre acce­so en el futu­ro y podrían tener que redu­cir la pro­duc­ción o inclu­so cerrar. Por ejem­plo, un pro­ble­ma preo­cu­pan­te ha sido el con­trol chino de la pro­duc­ción de más de un 90% de los mine­ra­les de tie­rras raras.

‘Recien­te­men­te, com­pa­ñías chi­nas retu­vie­ron su entre­ga a Japón debi­do a la dispu­ta por las islas Senkaku/​Daioyu y ame­na­za­ron con hacer lo mis­mo con EE.UU. por las ven­tas de armas a Tai­wán.

‘Los mine­ra­les son ingre­dien­tes cla­ves en ins­tru­men­tos de comu­ni­ca­ción, saté­li­tes y pilas y bate­rías eléc­tri­cas reque­ri­dos por la indus­tria y los mili­ta­res de EE.UU.’

Bur­gess dice que los movi­mien­tos de libe­ra­ción (ZANU-PF en Zim­ba­bue, CMA en Sudá­fri­ca y SWAPO en Nami­bia) están poli­ti­zan­do el sec­tor mine­ro en detri­men­to del libre mer­ca­do y esto plan­tea­rá un serio desa­fío a EE.UU. Los temas de empo­de­ra­mien­to eco­nó­mi­co de los negros y la nacio­na­li­za­ción de la mine­ría ocu­pan un lugar pro­mi­nen­te.

‘El libre mer­ca­do y los gra­vá­me­nes de los gobier­nos sobre los bene­fi­cios de la mine­ría han ten­di­do a ase­gu­rar con­di­cio­nes ópti­mas para los Esta­dos y la indus­tria y man­tie­nen un flu­jo con­ti­nuo de mine­ra­les para satis­fa­cer la deman­da. Sin embar­go, la poli­ti­za­ción ha ocu­rri­do a tra­vés de nacio­na­li­za­ción de la indus­tria mine­ra y la inter­ven­ción de com­pa­ñías de empo­de­ra­mien­to negro que han ten­di­do a dete­rio­rar el mer­ca­do y el flu­jo de mine­ra­les.’

La RDC, Nami­bia, Sudá­fri­ca y Zim­ba­bue tie­nen todos –o están en pro­ce­so de imple­men­tar– polí­ti­cas que pre­vén mayor par­ti­ci­pa­ción indí­ge­na en la mine­ría.

  • Sudá­fri­ca
    Sudá­fri­ca es enfo­ca­da por sus vas­tos recur­sos de pla­tino que repre­sen­tan apro­xi­ma­da­men­te un 75% de la pro­duc­ción glo­bal, así como por sus vas­tos depó­si­tos de man­ga­ne­so.
    ‘El pre­si­den­te suda­fri­cano Jacob Zuma y la minis­tro de Recur­sos Mine­ra­les Susan Sha­ban­gu han dicho que la nacio­na­li­za­ción no for­ma par­te actual­men­te de la polí­ti­ca del gobierno.
    ‘Sin embar­go, esto no garan­ti­za que no for­ma­rá par­te de la polí­ti­ca del gobierno en un futu­ro no dema­sia­do lejano. La Liga de la Juven­tud del CNA logró intro­du­cir la nacio­na­li­za­ción en el pro­gra­ma de la reu­nión del par­ti­do del gobierno en sep­tiem­bre de 2010, ali­men­tan­do las preo­cu­pa­cio­nes de los inver­sio­nis­tas.
    ‘La nacio­na­li­za­ción de las minas suda­fri­ca­nas ha sido nue­va­men­te des­ta­ca­da por la Liga de la Juven­tud del CNA, que publi­có en 2009 un docu­men­to de deba­te que argu­men­ta por el con­trol esta­tal de un 60% de las nue­vas minas.’
  • Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca del Con­go
    La RDC se ve como una fuen­te para cal­mar la sed de EE.UU. de cobal­to, ura­nio, col­tán (colum­bi­ta y tan­ta­li­ta), tungs­teno, esta­ño y mine­ra­les de tie­rras raras.
    El estu­dio dice que Geca­mi­nes, la mine­ra esta­tal, tie­ne dema­sia­do con­trol de la mine­ría y pare­ce que pre­fie­re tra­tar con Chi­na que con Occi­den­te.
  • Zam­bia
    El cobal­to de Zam­bia repre­sen­ta un 20% de los depó­si­tos glo­ba­les y sólo es supe­ra­do por el de la RDC.
    De nue­vo se sub­ra­ya la cre­cien­te pre­sen­cia de Pekín en Zam­bia median­te fir­mas inte­gra­das como Chi­na Rail­way Group, SinoHy­dro y Meta­llur­gi­cal Group Cor­po­ra­tion.
  • Nami­bia

Natu­ral­men­te, el inte­rés de EE.UU. en este caso es por el ura­nio y hay intran­qui­li­dad por las acti­vi­da­des de la mine­ra esta­tal recien­te­men­te crea­da, Epan­ge­lo.

El gabi­ne­te de Nami­bia dijo recien­te­men­te que toda la futu­ra mine­ría de mine­ra­les estra­té­gi­cos debe­rá hacer­se en coope­ra­ción con Epan­ge­lo.

Nami­bia es el cuar­to pro­duc­tor mun­dial de ura­nio y la deman­da glo­bal aumen­ta más rápi­do que la deman­da de oro.

‘La recien­te­men­te esta­ble­ci­da com­pa­ñía mine­ra de pro­pie­dad esta­tal, Epan­ge­lo, care­ce vir­tual­men­te de capi­tal y pue­de bus­car el apo­yo de com­pa­ñías rusas o chi­nas.

‘Kalaha­ri Hol­dings (una fir­ma de SWAPO) está… bus­can­do poten­cia­les de ura­nio y de empre­sas con­jun­tas, posi­ble­men­te con com­pa­ñías chi­nas y rusas.

‘A lar­go pla­zo, la poli­ti­za­ción del sec­tor mine­ro podría des­viar ura­nio hacia Chi­na.

Reco­men­da­cio­nes

‘Una medi­da que podría adop­tar EE.UU. sería ayu­dar a Sudá­fri­ca en el desa­rro­llo de enri­que­ci­mien­to. La ayu­da de EE.UU. podría cola­bo­rar en el desa­rro­llo del pro­ce­sa­mien­to local de mine­ral y la pro­duc­ción de metal y ayu­dar a Sudá­fri­ca a desa­rro­llar sufi­cien­te elec­tri­ci­dad para pro­veer a seme­jan­tes empre­sas.

‘Ade­más EE.UU. podría nego­ciar acuer­dos de com­pras a lar­go pla­zo con Sudá­fri­ca y sumi­nis­trar ayu­da para bene­fi­ciar a las comu­ni­da­des mine­ras loca­les.

‘EE.UU. podría alen­tar a com­pa­ñías mine­ras esta­dou­ni­den­ses a que vuel­van a invo­lu­crar­se en Sudá­fri­ca y a que tra­ba­jen con com­pa­ñías aus­tra­lia­nas, cana­dien­ses y suda­fri­ca­nas que estén com­pro­me­ti­da con el libre mer­ca­do.

‘Asi­mis­mo, el gobierno de EE.UU. podría aumen­tar las comu­ni­ca­cio­nes estra­té­gi­cas, trans­mi­tir abu­sos chi­nos y disua­dir a fuer­zas en el CNA y en SWAPO de acer­car sus gobier­nos a Chi­na.’

Bur­gess sigue dicien­do:

‘A fin de con­for­mar la región para que man­ten­ga el libre mer­ca­do, hay una serie de accio­nes que EE.UU. y sus alia­dos podrían empren­der. Podrían uti­li­zar la diplo­ma­cia para esta­ble­cer coope­ra­cio­nes estra­té­gi­cas con los paí­ses afri­ca­nos más impor­tan­tes…

‘En el caso de los mine­ra­les estra­té­gi­cos, hay que pres­tar espe­cial aten­ción a Sudá­fri­ca y a la RDC.

‘EE.UU. y sus alia­dos podrían desa­rro­llar rela­cio­nes mili­ta­res con una serie de paí­ses afri­ca­nos estra­té­gi­cos. El Con­se­jo Nacio­nal de Segu­ri­dad de EE.UU. el Depar­ta­men­to de Defen­sa (DOD) y el AFRICOM podrían desa­rro­llar con­tin­gen­cias para enfren­tar la even­tual pers­pec­ti­va de cor­tes de recur­sos y la posi­bi­li­dad de con­flic­to por mine­ra­les estra­té­gi­cos. Lo que está en jue­go es cómo se podrán ajus­tar a los futu­ros desa­fíos las agen­cias esta­dou­ni­den­ses.’

La crea­ción de coope­ra­cio­nes estra­té­gi­cas es polí­ti­ca­men­te difí­cil, en vis­ta del recha­zo del AFRICOM por el régi­men del CNA duran­te el pro­ce­so de esta­ble­ci­mien­to en 2007 y 2008.

‘Sudá­fri­ca es el hege­món en la región y tie­ne que acep­tar ple­na­men­te el AFRICOM antes de que se pue­dan esta­ble­cer coope­ra­cio­nes entre mili­ta­res en toda la región.

‘EE.UU. tam­bién sigue apli­can­do san­cio­nes con­tra el pre­si­den­te Robert Muga­be en Zim­ba­bue y su círcu­lo ínti­mo, lo que difi­cul­ta la crea­ción de coope­ra­cio­nes den­tro de la Comu­ni­dad de Desa­rro­llo de Áfri­ca Aus­tral.

‘Ade­más, exis­te cier­ta resis­ten­cia a la polí­ti­ca exte­rior de EE.UU. por par­te del régi­men de [el pre­si­den­te Joseph] Kabi­la en la RDC; SWAPO en Nami­bia y el régi­men de [el pre­si­den­te Eduar­do] dos San­tos en Ango­la.

‘Has­ta 2020, se podría reque­rir la inter­ven­ción de EE.UU., inclui­do el AFRICOM, para ase­gu­rar un con­ti­nuo acce­so de EE.UU. y sus alia­dos a mine­ra­les estra­té­gi­cos, lo que sig­ni­fi­ca que la crea­ción de alian­zas estra­té­gi­cas en la pró­xi­ma déca­da es impor­tan­te.’

El doc­tor Stephen Bur­gess fue agri­cul­tor comer­cial en la pro­vin­cia Mas­vin­go de Zim­ba­bue y cedió tie­rras duran­te las refor­mas agra­rias del gobierno. Aban­do­nó Zim­ba­bue en 2001 y tra­ba­ja para el Air War Colle­ge en EE.UU. Es autor de tres libros: South Afri­ca’s Wea­pons of Mass Des­truc­tion (con Helen Pur­kitt), Smallhol­ders and Poli­ti­cal Voi­ce in Zim­bab­we, y The Uni­ted Nations under Bou­tros Bou­tros-Gha­li, 1992 – 97.

Bur­gess ayu­dó a diri­gir la orga­ni­za­ción y rea­li­za­ción del Sim­po­sio del Coman­do Áfri­ca de la Fuer­za Aérea.

Es direc­tor aso­cia­do del Cen­tro de Con­tra­pro­li­fe­ra­ción de la Fuer­za Aérea de EE.UU. Bur­gess tie­ne un doc­to­ra­do de la Uni­ver­si­dad del Esta­do de Michi­gan y ha sido aca­dé­mi­co en la Uni­ver­si­dad Van­der­bilt, la Uni­ver­si­dad de Zam­bia, la Uni­ver­si­dad de Zim­ba­bue, y la Uni­ver­si­dad Hofs­tra.

El estu­dio com­ple­to se encuen­tra en: http://​www​.dtic​.mil/​c​g​i​-​b​in/

Tra­du­ci­do del inglés para Rebe­lión por Ger­mán Leyens

Fuen­te:http://​www​.glo​bal​re​search​.ca/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​?​c​o​n​t​e​x​t​=​v​a​&​a​i​d​=​2​5​014

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *