La cla­ve de la derro­ta del PSOE es la for­ma en que los social­de­mó­cra­tas enfren­tan la cri­sis- James Petras

Comen­ta­rios para CX36 Radio Cen­te­na­rio del soció­lo­go nor­te­ame­ri­cano, Prof. James Petras des­de Nue­va York-Esta­dos Uni­dos. Lunes 23 de mayo de 2011. www​.radio36​.com​.uy

Chury: Muy bien Petras, vamos a arran­car con lo que estás ana­li­zan­do en este momen­to y lue­go me que­dan dos pre­gun­tas para hacer­te

Petras: Hay tres cosas que debe­mos tocar. Pri­me­ro, la gran derro­ta del Par­ti­do Socia­lis­ta (PS), par­ti­do de gobierno en Espa­ña, y el ascen­so de la dere­cha con un voto con­tun­den­te de 38% que no pare­ce dema­sia­do pero fren­te a la caí­da a 28% del PS hay que ana­li­zar.

Según el gober­nan­te Zapa­te­ro del PS, la derro­ta es pro­duc­to de la cri­sis eco­nó­mi­ca, el enor­me aumen­to de la des­ocu­pa­ción, 45% de los que están deba­jo de los 30 años. Pero no es sim­ple­men­te la cri­sis eco­nó­mi­ca; eso es una expli­ca­ción sim­plis­ta y apo­lo­gis­ta del señor Zapa­te­ro. La cla­ve es la for­ma en que los social­de­mó­cra­tas enfren­tan la cri­sis. Lo que hicie­ron, fren­te a la cri­sis, es apli­car los pro­gra­mas de aus­te­ri­dad del Fon­do Mone­ta­rio y los ban­que­ros del nor­te de Euro­pa para con­se­guir finan­cia­mien­to. Esa es la cau­sa del gran des­áni­mo entre los votan­tes y más que nada de la juven­tud.

Un gran núme­ro de jóve­nes entien­den que cuan­do bajas la inver­sión esta­tal, cuan­do empie­zas a cerrar empre­sas públi­cas y a des­pe­dir miles y miles de tra­ba­ja­do­res y emplea­dos, vas a pro­fun­di­zar la cri­sis eco­nó­mi­ca. Cul­pan a un gobierno que favo­re­ce la espe­cu­la­ción inmo­bi­lia­ria y depen­de de los capi­ta­les extran­je­ros para esti­mu­lar la eco­no­mía. Y cuan­do eso se aca­ba y la cri­sis empie­za a tomar fuer­za, y como solu­ción apli­cas medi­das de aus­te­ri­dad, vas a aumen­tar y pro­fun­di­zar las peo­res cosas para los jóve­nes y para todo el sec­tor públi­co.

La res­pues­ta nega­ti­va, la gran derro­ta del PS, no es exac­ta­men­te por la cri­sis; es por­que ellos actúan como eje­cu­to­rers de las polí­ti­cas del Fon­do Mone­ta­rio y los gran­des ban­que­ros. Espa­ña está cum­plien­do con las nor­mas de los ban­que­ros, por eso pier­de el apo­yo de los votan­tes de cla­se tra­ba­ja­do­ra. Aho­ra, uno tie­ne que pre­gun­tar­se ¿por qué los votan­tes no se des­pla­za­ron hacia la izquier­da, por qué se des­pla­za­ron hacia la dere­cha? Bueno, una par­te de los jóve­nes están movi­li­za­dos en las ciu­da­des como el Movi­mien­to que se lla­ma La Demo­cra­cia Real Ya o 15 de Mayo.

Estas movi­li­za­cio­nes, exi­gien­do empleo, exi­gien­do cam­bios en la polí­ti­ca guber­na­men­tal, no tuvie­ron nin­gún impac­to sobre la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca del gobierno. Se que­da­ron col­ga­dos, no vota­ron o vota­ron en menor gra­do. Y por otro lado, no tie­nen un pro­yec­to polí­ti­co para con­ti­nuar la lucha más allá de los cam­pa­men­tos en las pla­zas de las ciu­da­des. Esa es la gran tra­ge­dia. Y mucha gen­te que no par­ti­ci­pa en las movi­li­za­cio­nes de la juven­tud, vota­ron por la dere­cha, no por creen­cia sino como una for­ma de cas­ti­gar al gobierno, y por el des­con­ten­to de sen­tir­se trai­cio­na­dos.

En ese sen­ti­do los social­de­mó­cra­tas, a par­tir de su cola­bo­ra­ción con el Fon­do Mone­ta­rio y los ban­que­ros, han abier­to el camino para la dere­cha dura, la dere­cha fran­quis­ta repre­si­va que vuel­ve aho­ra al poder, gra­cias a la cola­bo­ra­ción de los socia­lis­tas con la polí­ti­ca de aus­te­ri­dad y cas­ti­go al pue­blo.

Eso es en suma una de las gran­des tra­ge­dias. Cómo los social­de­mó­cra­tas gene­ran el des­con­ten­to y ofre­cen como alter­na­ti­va la con­ti­nua­ción de su polí­ti­ca a par­tir de la dere­cha. Y el Par­ti­do Comu­nis­ta, la izquier­da y los otros gru­pos no tuvie­ron éxi­to. El úni­co sec­tor pro­gre­sis­ta que aumen­tó su apo­yo fue en el País Vas­co don­de la izquier­da vas­ca cre­ció en un 20 y pico por cien­to, sien­do la segun­da fuer­za en el País Vas­co y ofre­cien­do una alter­na­ti­va nacio­na­lis­ta y social. No digo socia­lis­ta por­que no están expo­nien­do una polí­ti­ca abier­ta­men­te socia­lis­ta. Pero por lo menos un recha­zo a la dere­cha dura y del PS. En este sen­ti­do uno pue­de ver que en el País Vas­co por lo menos vamos a ver algu­na alter­na­ti­va. Pero tene­mos que espe­rar para ver en qué gra­do van a apli­car nue­vas polí­ti­cas más en la línea pro-obre­ra.

Ese es mi pri­mer comen­ta­rio. El segun­do es la reco­lo­ni­za­ción de Bra­sil, Argen­ti­na y Uru­guay. Últi­ma­men­te hemos con­se­gui­do datos sobre la gran colo­ni­za­ción de capi­ta­les extran­je­ros en la com­pra de tie­rras. Las indi­ca­cio­nes son de que en Bra­sil el capi­tal mul­ti­na­cio­nal de Euro­pa, de los EEUU, de Asia, han com­pra­do nue­ve millo­nes de hec­tá­reas y dicen que en Argen­ti­na por lo menos com­pra­ron 17 millo­nes de hec­tá­reas, inclu­so un millón sólo por Benet­ton, un mul­ti­mi­llo­na­rio ita­liano. Eso es una déci­ma par­te de todo el terreno. Y en Uru­guay tam­bién. Dicen aho­ra que 18 % del terri­to­rio uru­gua­yo está bajo con­trol extran­je­ro. Pero eso era en el año 2000, aho­ra las indi­ca­cio­nes son que un ter­cio de todo el terri­to­rio de Uru­guay está en manos de capi­ta­les de gran­des empre­sas de Argen­ti­na, Bra­sil, Fin­lan­dia y otras empre­sas que están toman­do el con­trol del país.

Aho­ra, ¿cuál es el pro­ble­ma? Pri­me­ro, que estos paí­ses que están toman­do el con­trol lo hacen para ali­men­tar a su pro­pio pue­blo. No pro­du­cen para el con­su­mo local. Y segun­do, toda la segu­ri­dad ali­men­ta­ria aho­ra está en manos de capi­ta­les extran­je­ros. Ellos deci­den cómo se va a uti­li­zar el terreno, para quién van a pro­du­cir y cómo van a afec­tar el ambien­te. Podría­mos decir que des­pués de la colo­ni­za­ción espa­ño­la, des­pués de la inde­pen­den­cia, tene­mos aho­ra en el nue­vo mile­nio un nue­vo tipo de colo­ni­za­ción.

El pre­si­den­te Muji­ca y otros como Cris­ti­na Fer­nán­dez y Rous­sef, dicen que van a poner lími­tes. Pero lími­tes ¿sobre qué? ¿Van a tomar con­trol de los terre­nos ya com­pra­dos? Y segun­do, muchas de las mul­ti­na­cio­na­les pue­den evi­tar las limi­ta­cio­nes sim­ple­men­te por­que pue­den inver­tir en fon­dos de inver­sión y enton­ces el com­pra­dor no es exac­ta­men­te una empre­sa extran­je­ra; es el mis­mo fon­do don­de se mez­cla capi­ta­les domés­ti­cos y extran­je­ros, pero sir­ve al mis­mo inte­rés de la expor­ta­ción para ali­men­tar a los due­ños de los fon­dos. Y final­men­te hay gran­des empre­sas que alqui­lan, no com­pran terre­nos.

Y eso es muy común en Uru­guay aho­ra cuan­do en vez de com­prar fir­man con­tra­tos por 20 años o 50 años. Y es equi­va­len­te a ser el due­ño por­que toda la inver­sión y el con­trol sobre la ges­tión está en manos de extran­je­ros. Eso que­re­mos ano­tar­lo y debe­mos decir que estos gobier­nos supues­ta­men­te pro­gre­sis­tas, sim­ple­men­te son inter­me­dia­rios para faci­li­tar la reco­lo­ni­za­ción de los terre­nos y aumen­tar la vul­ne­ra­bi­li­dad de la eco­no­mía y el con­su­mo ali­men­ta­rio de los pue­blos.

Chury: Que­ría pre­gun­tar­te qué opi­nión tenés sobre la fan­to­cha­da del Pala­cio Legis­la­ti­vo del Uru­guay que ter­mi­nó sin poder apro­bar las refor­mas que se pro­po­nían en torno a los Dere­chos Huma­nos. Qué aná­li­sis se pue­de hacer sobre el gobierno de Muji­ca en esto y sobre el Fren­te Amplio y las con­se­cuen­cias que va a traer para esta fuer­za polí­ti­ca en el gobierno y el PIT-CNT don­de apa­ren­te­men­te o es mie­do a los mili­ta­res o están sim­ple­men­te sir­vien­do al sis­te­ma geno­ci­da inter­na­cio­nal; y todo lo que pasó el otro día cuan­do se tra­ta­ba la famo­sa Ley de Cadu­ci­dad con unas modi­fi­ca­cio­nes que no cam­bia­ban mucho pero que en defi­ni­ti­va tam­po­co pudie­ron lle­var a cabo.

Petras: Es una indi­ca­ción de que algo está podri­do en la orga­ni­za­ción del gobierno y los par­ti­dos que lo res­pal­dan. Digo podri­do en el sen­ti­do de que dejar toda­vía en liber­tad a los ase­si­nos, los homi­ci­das, que son cono­ci­dos por nom­bre y ape­lli­do, es una for­ma de ser cóm­pli­ces de los tor­tu­ra­do­res. Sabe­mos que cuan­do hay un ase­sino cir­cu­lan­do, toda­vía la ciu­da­da­nía no tie­ne nin­gu­na pro­tec­ción de la ley por­que los mis­mos legis­la­do­res son cóm­pli­ces con el ase­sino.

Y cuan­do un par­ti­do o una for­ma­ción polí­ti­ca es cóm­pli­ce de ase­si­nos, no se pue­de hablar de la demo­cra­cia ni de la Cons­ti­tu­ción ni de las liber­ta­des demo­crá­ti­cas por­que atrás de todo está la ame­na­za de que los ase­si­nos o quie­nes los apo­yan, toda­vía cir­cu­lan. Y un par­ti­do que sea socia­lis­ta, comu­nis­ta, demó­cra­ta, tupa­ma­ro, lo que sea, no tie­nen nin­gún sen­ti­do por­que si no pue­den garan­ti­zar la apli­ca­ción de la ley, par­ti­cu­lar­men­te la ley con­tra la tor­tu­ra, los rap­tos, ase­si­na­tos, ¿para qué sir­ve la cons­ti­tu­cio­na­li­dad, para qué sir­ven las elec­cio­nes, cuan­do ter­mi­nas cóm­pli­ce con los horri­bles crí­me­nes que vive Uru­guay toda­vía? Por­que ¿no son cosas del pasa­do?, ¿no han des­apa­re­ci­do las víc­ti­mas? No han des­apa­re­ci­do los delin­cuen­tes, siguen. Están a ple­na vis­ta públi­ca.

Por eso digo que un par­ti­do que pode­mos cri­ti­car que no es exac­ta­men­te lo más avan­za­do en lo social, no han hecho dema­sia­do por la igual­dad, el bien­es­tar social. Pode­mos cues­tio­nar, deba­tir, pero cuan­do habla­mos de las garan­tías del ciu­da­dano, de su vida, de sus liber­ta­des y los par­ti­dos no cum­plen con estas pro­tec­cio­nes bási­cas, esto es algo que debe­mos poner en cues­tión por sobre todo el sis­te­ma polí­ti­co.

No se pue­de decir que es un pro­ble­ma del pasa­do, que es otro pro­ble­ma más. Antes de con­si­de­rar otros pro­ble­mas eco­nó­mi­cos y socia­les, pri­me­ro tene­mos que esta­ble­cer lo bási­co. Sí hay o no igual­dad fren­te a la ley. Si un mili­tar que mata y tor­tu­ra ciu­da­da­nos va a ser tra­ta­do como cual­quier otro delin­cuen­te o peor por­que es un repre­sen­tan­te del Esta­do que está vio­lan­do las garan­tías bási­cas. Si no exis­te eso ‑y quie­ro enfa­ti­zar­lo- todo lo demás es secun­da­rio.

Chury: Hay algu­nas ver­sio­nes que lle­gan de una posi­ble recu­pe­ra­ción de la eco­no­mía nor­te­ame­ri­ca­na en manos de Barak Oba­ma y hay ver­sio­nes tam­bién de que el dólar ten­dría una recu­pe­ra­ción a nivel mun­dial. ¿Eso como se ve allí en Esta­dos Uni­dos?

Petras: No, aquí es muy cues­tio­na­ble la recu­pe­ra­ción por­que toda­vía el des­em­pleo que­da en 9%. Si hay recu­pe­ra­ción es suma­men­te tibia y ines­ta­ble. Eso pri­me­ro. No hemos vis­to nin­gún des­pe­gue eco­nó­mi­co, como en el pasa­do había una cri­sis, una caí­da y des­pués recu­pe­ra­ción. Aquí lo que pode­mos ver es una recu­pe­ra­ción de 2% de cre­ci­mien­to; ha baja­do menos de un pun­to la des­ocu­pa­ción; pero que­da­mos toda­vía con 9% ofi­cial más los sub ocu­pa­dos que tocan el 17%. La gen­te no sien­te que hemos sali­do. El núme­ro de hipo­te­cas can­ce­la­das son 2 millo­nes por año, es decir que hay 10 millo­nes de per­so­nas que están per­dien­do sus casas.

Lo que sí hay es una recu­pe­ra­ción en la Bol­sa, pero la Bol­sa fun­cio­na como un yo-yo, ese jugue­te de los chi­cos que sube y baja rápi­da­men­te. Una sema­na baja 5%, la pró­xi­ma sema­na sube 6%. No hay una recu­pe­ra­ción. Lo que sí hay es una recu­pe­ra­ción en las ganan­cias de varios sec­to­res eco­nó­mi­cos por­que han inten­si­fi­ca­do la explo­ta­ción. Los capi­ta­lis­tas apro­ve­chan de la cri­sis eco­nó­mi­ca para aumen­tar las tasas de exploi­ta­cion; han baja­do los sala­rios; han recor­ta­do el finan­cia­mien­to de pla­nes de salud y pen­sio­nes. Por esta razón las tasas de cre­ci­mien­to de ganan­cias están bas­tan­te fuer­tes.

Pero no es una recu­pe­ra­ción que favo­rez­ca a los tra­ba­ja­do­res. Lo que han hecho los capi­ta­lis­tas es apro­ve­char­se de las debi­li­da­des fren­te a la des­ocu­pa­ción y han inten­si­fi­ca­do la explo­ta­ción. Pero no hay gran expan­sión de las fuer­zas pro­duc­ti­vas cons­tru­yen­do nue­vas fábri­cas, invir­tien­do en nue­vos empleos. Sim­ple­men­te se están con­cen­tran­do en la expan­sión de lo que hay actual­men­te, con menos obre­ros y más pro­duc­ti­vi­dad.

Chury: Bien Petras, te lo pre­gun­ta­ba por­que aquí el vice­pre­si­den­te y con­duc­tor de la eco­no­mía uru­gua­ya, por­que no vamos a ocul­tar que quien con­du­ce la eco­no­mía uru­gua­ya es Dani­lo Asto­ri, se ha vali­do de la deva­lua­ción del dólar para que no lo ata­que una infla­ción que está en la puer­ta; ento­nes que­ría­mos saber por eso cómo vie­ne el tema del dólar.

Petras: El tema del dólar es más o menos esta­ble. Al prin­ci­pio de este año bajó con­si­de­ra­ble­men­te fren­te al euro y fran­co sui­zo. En este sen­ti­do ha favo­re­ci­do a las expor­ta­cio­nes nor­te­ame­ri­ca­nas fren­te a la com­pe­ten­cia con Euro­pa. Pero en rela­ción con el con­jun­to de mone­das, últi­ma­men­te no hemos vis­to nin­gu­na deva­lua­ción efec­ti­va.

Sí es favo­ra­ble hacia Euro­pa y algu­nas otras mone­das como Japón y Corea del Sur. Pero en rela­ción con Ale­ma­nia y con Chi­na, la deva­lua­ción nor­te­ame­ri­ca­na no ha teni­do nin­gún efec­to. Segui­mos tenien­do un enor­me défi­cit con Chi­na y con Ale­ma­nia. Aho­ra, cómo eso va a afec­tar a Amé­ri­ca Lati­na hay que ver, por­que los pre­cios de insu­mos para Amé­ri­ca Lati­na, espe­cial­men­te los paí­ses que depen­den del petró­leo están más afec­ta­dos por­que impor­tan a altos pre­cios y tie­nen que tras­la­dar­lo a su eco­no­mía. Pero mien­tras tan­to los pre­cios que ven­den en el mer­ca­do mun­dial pro­duc­tos agra­rios, pro­duc­tos mine­ra­les, etc., han favo­re­ci­do a Amé­ri­ca Lati­na. No hay nin­gu­na razón para que el gobierno, bajo el pre­tex­to de infla­ción, limi­te los sala­rios.

Hay un momen­to de gran auge de ganan­cias en Argen­ti­na, en Uru­guay par­ti­cu­lar­men­te. Los gober­nan­tes uti­li­zan la ame­na­za de infla­ción para ata­car a los obre­ros y decir­les que deben limi­tar los sala­rios, pero no dicen nada sobre limi­tar las ganan­cias. No hablan sobre for­mas de impo­ner con­tro­les sobre los pre­cios para que se pue­da aco­mo­dar los sala­rios actua­les. Hay una carre­ra en Amé­ri­ca Lati­na aho­ra entre las altas ganan­cias, los altos pre­cios y los esfuer­zos de los tra­ba­ja­do­res para hacer fren­te a estas pre­sio­nes.

La infla­ción no es cul­pa de los sala­rios, quie­ro enfa­ti­zar­lo. Los sala­rios están siguien­do a los pre­cios y no vice­ver­sa. Y cul­par a los tra­ba­ja­do­res otra vez es una tram­pa para evi­tar enfren­tar que el pro­ble­ma vie­ne de los que fijan los pre­cios y cose­chan las ganan­cias y no de los tra­ba­ja­do­res que están tra­tan­do de man­te­ner­se fren­te a esta pre­sión.

Extrac­ta­do por La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *