Afir­mar la uni­dad popu­lar y cre­cer‏- Edi­to­rial de Opcion

http://www.kaosenlared.net/img2/182/182870_foto_opinion1.jpg

Rafael Correa no es tan fuer­te como se creía, o como él se ha encar­ga­do en hacer­les creer a muchos ecua­to­ria­nos. Seis de cada 10 com­pa­trio­tas no apro­ba­ron su pro­pues­ta de refor­mas en la con­sul­ta popu­lar. Si bien ganó el SÍ, el triun­fo es numé­ri­co, pero sabe a gol­pe polí­ti­co. El Ecua­dor que­dó divi­do en dos mita­des: quie­nes apo­yan a Correa y quie­nes no lo apo­yan.
Varios men­sa­jes dejan los resul­ta­dos, y el tiem­po se encar­ga­rá en irlos acla­ran­do. Si lo que pre­ten­día el régi­men con la con­sul­ta era armar­se un esce­na­rio de vic­to­ria para enfren­tar con sóli­das bases el pró­xi­mo pro­ce­so de elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, las cosas no le salie­ron tan bien: ha per­di­do una fran­ja del elec­to­ra­do don­de antes era fuer­te, y ha gana­do en don­de la dere­cha tra­di­cio­nal siem­pre tuvo fuer­za. Aun­que es muy tem­prano para decir que esa ten­den­cia se man­ten­drá para futu­ro, pues­to que depen­de mucho de lo que hará el gobierno y lo que harán las fuer­zas pro­gre­sis­tas y de izquier­da, es evi­den­te que la actual coyun­tu­ra plan­tea cam­bios en el table­ro polí­ti­co.
En el Ecua­dor la ten­den­cia de cam­bio se man­tie­ne, aun­que se ha frag­men­ta­do en dos gran­des fuen­tes: en la una están quie­nes, de mane­ra sin­ce­ra, creen que el gobierno es de izquier­da y, aun­que podrían afir­mar­se a favor del Pre­si­den­te, al ver mejor el esce­na­rio pue­den virar­se y recu­pe­rar la autén­ti­ca sen­da del cam­bio. Ellos vota­ron por el SÍ. Y en la otra están quie­nes saben que Correa ya no repre­sen­ta esa ten­den­cia, que la aban­do­nó al tomar el rum­bo de la dere­cha; aho­ra lo cues­tio­nan, se pro­nun­cian elec­to­ral­men­te con­tra él y has­ta par­ti­ci­pan orga­ni­za­ti­va­men­te para con­fron­tar su polí­ti­ca. Ellos vota­ron por el NO.
Lo que vie­ne por delan­te para el movi­mien­to popu­lar es afir­mar­se don­de ha comen­za­do su acu­mu­la­ción, don­de se han afir­ma­do los pro­ce­sos uni­ta­rios, el gobierno está al tan­to de ello y bus­ca­rá hacer algo para con­fun­dir, des­mo­vi­li­zar, divi­dir y has­ta des­truir a las orga­ni­za­cio­nes. Ya ha demos­tra­do varias veces que pue­de usar la ins­ti­tu­cio­na­li­dad del Esta­do sin nin­gún mira­mien­to para lograr­lo.
Sin embar­go, mien­tras más uti­li­za Correa las ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do para sus prác­ti­cas popu­lis­tas o poli­ti­que­ras, más se des­pres­ti­gian y más se debi­li­ta el régi­men. Habrá que ver qué resul­ta de la meti­da de mano a la jus­ti­cia. Lo ocu­rri­do en el jui­cio al coro­nel César Carrión y tres poli­cías más impli­ca­dos en el supues­to inten­to de mag­ni­ci­dio al Pre­si­den­te da la medi­da de lo que podría suce­der: si un juez no falla según el gobierno con­si­de­ra es lo jus­to, será cri­ti­ca­do, per­se­gui­do, juz­ga­do y quién sabe san­cio­na­do.
Aho­ra, sin embar­go, el mar­gen de manio­bra auto­ri­ta­ria se redu­ce un poco para Correa, que ya no se sien­te tan fuer­te como antes del 7 de mayo. Una de las cosas posi­ti­vas que dejó la cam­pa­ña es la pér­di­da pau­la­ti­na del mie­do a la apa­ren­te omni­po­ten­cia del régi­men, y no nos refe­ri­mos solo a las res­pues­tas furi­bun­das pero valien­tes de cier­tos ciu­da­da­nos que le res­pon­die­ron duro al Pre­si­den­te, sino tam­bién a aque­llos que sien­do obje­to de chan­ta­jes, como la entre­ga de borre­gos, bonos, rega­los de todo tipo, reci­ben lo ofre­ci­do pero man­tie­nen una acti­tud dig­na y una pos­tu­ra crí­ti­ca.
Cada nue­va acción debe ser con­tun­den­te, cohe­ren­te, pro­po­si­ti­va. Man­te­ner y ampliar los nive­les orga­ni­za­ti­vos será cla­ve. Lue­go del 7 de mayo el esce­na­rio que­dó lis­to para que nue­vas bata­llas por la cons­truc­ción de la paria nue­va se pro­duz­can.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *