For­ta­le­zas, lími­tes y desa­fíos del Movi­mien­to 15 M – Emi­lio Del­ga­do Orgaz.

En pri­mer lugar me gus­ta­ría cues­tio­nar un men­sa­je tópi­co que el sis­te­ma está difun­dien­do de for­ma intere­sa­da y que han com­pra­do no pocas per­so­nas vin­cu­la­das a la lucha social y polí­ti­ca y que des­con­fían del lla­ma­do movi­mien­to 15 de Mayo.

Me refie­ro a que esto es algo “espon­tá­neo” que “sur­ge de la nada”. La reali­dad es dia­léc­ti­ca y aquí nada sur­ge de la nada.
El pre­ce­den­te más cer­cano de movi­li­za­cio­nes masi­vas en Madrid de carac­te­rís­ti­cas simi­la­res a lo que ha suce­di­do en la puer­ta del sol, habría que bus­car­lo en las movi­li­za­cio­nes alre­de­dor del 11M y de las elec­cio­nes que lle­va­ron al PSOE al poder enmar­ca­das den­tro del “No a la guerra”.
En esos acon­te­ci­mien­tos ya estu­vie­ron pre­sen­tes empu­jan­do en la medi­da de sus fuer­zas mul­ti­tud de ele­men­tos de lucha que se habían veni­do desa­rro­llan­do en el tiem­po. Coor­di­na­do­ras ciu­da­da­nas, par­ti­dos polí­ti­cos de izquier­da, movi­mien­tos socia­les, medios de comu­ni­ca­ción alter­na­ti­vos, cen­tros socia­les auto­ges­tio­na­dos, mili­tan­tes y sin­di­ca­tos de base, etc… Sin embar­go, en aque­lla oca­sión, todo este mag­ma de lo que pode­mos lla­mar “izquier­da anti­ca­pi­ta­lis­ta” no era ni mucho menos hege­mó­ni­co, ni pro­mo­to­ra, ni impul­so­ra fun­da­men­tal de las movi­li­za­cio­nes. Muy al con­tra­rio, el PSOE a tra­vés de sus ter­mi­na­les mediá­ti­cas (Gru­po pri­sa, sin­di­ca­tos ofi­cia­les, aso­cia­cio­nes de “artis­tas”), era quien alen­ta­ba la movi­li­za­ción y la sos­te­nía. Prue­ba de ello es que una vez el PSOE gana las elec­cio­nes, se apa­gan los micros, las cáma­ras, las movi­li­za­cio­nes y el movi­mien­to “No a la gue­rra” y los gru­pos de izquier­da extra­par­la­men­ta­ria son inca­pa­ces de sos­te­ner­las por si mismos.

Podrá decir­se, y se esta­rá dicien­do la ver­dad, que en esta oca­sión tam­po­co estas fuer­zas son pro­mo­to­ras o hegemónicas.
Sin embar­go, es abso­lu­ta­men­te impo­si­ble expli­car de don­de sale la masa crí­ti­ca sufi­cien­te pri­me­ro para la movi­li­za­ción del Domin­go 15M y des­pués para el apo­yo y la orga­ni­za­ción de la acam­pa­da en sol, sin acor­dar­se del tra­ba­jo ante­rior de las asam­bleas uni­ver­si­ta­rias, las pla­ta­for­mas de denun­cia de los recor­tes como por ejem­plo “hay que parar­les los pies”, el sin­di­ca­lis­mo de la coor­di­na­do­ra inter­sin­di­cal de madrid, de CGT, de la coor­di­na­do­ra anti­fas­cis­ta, de Rebe­lión, Kaos en la red, la hai­ne, los ante­ce­den­tes de V de vivien­da, la cober­tu­ra dada a la denun­cia social del esta­do de las cosas por par­te de medios como Dia­go­nal, Tele K, colec­ti­vos como “La pla­ta­for­ma”, el tra­ba­jo en los cen­tros socia­les, las pla­ta­for­mas por la sani­dad y la edu­ca­ción, etc.…

Toda esta can­ti­dad ingen­te de tra­ba­jo acu­mu­la­do, con­flu­ye y nutre en gran medi­da la con­vo­ca­to­ria hecha por Demo­cra­cia Real Ya el Domin­go 15 de Mayo jun­to a miles de ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos que sin expe­rien­cia polí­ti­ca pre­via algu­na, se sien­ten inter­pe­la­dos tam­bién por dicha convocatoria.

Dicho esto, hay que decir a ren­glón segui­do, que una vez se des­ata la par­ti­ci­pa­ción masi­va, sobre­pa­sa, supera y rom­pe los lími­tes que habían cons­tre­ñi­do a todos estos movi­mien­tos duran­te déca­das, y a los de los pro­pios con­vo­can­tes, dan­do lugar a una masa polié­dri­ca cuya carac­te­rís­ti­ca fun­da­men­tal es la heterogeneidad.
Esta hete­ro­ge­nei­dad, esta trans­ver­sa­li­dad socio­ló­gi­ca y polí­ti­ca de las y los par­ti­ci­pan­tes, no impi­den que se pro­duz­can algu­nos acon­te­ci­mien­tos que supo­nen obje­ti­va­men­te un sal­to cua­li­ta­ti­vo en las luchas socia­les y polí­ti­cas de las últi­mas décadas.
Me estoy refi­rien­do a:
La decla­ra­ción de insu­mi­sión a las orde­nan­zas, muni­ci­pa­les, a la jun­ta elec­to­ral cen­tral, al lla­ma­do del gobierno regio­nal del PP y del gobierno esta­tal del PSOE, impo­nien­do la ocu­pa­ción de un espa­cio públi­co duran­te, al menos una sema­na y con voca­ción de estar al menos otra.
En este espa­cio de tiem­po, varias dece­nas de miles de per­so­nas se con­gre­gan de for­ma inin­te­rrum­pi­da con con­sig­nas y comu­ni­ca­dos que apun­tan a dos pila­res bási­cos del sis­te­ma: El bipar­ti­dis­mo pro­pio de la demo­cra­cia bur­gue­sa actual, y el capitalismo.
Recuer­do algu­nos de los lemas más corea­dos “Lo lla­man demo­cra­cia y no lo es” “que no, que no, que no nos repre­sen­tan” “No es una cri­sis, es el sis­te­ma”, “Rajoy y zapa­te­ro, laca­yos del ban­que­ro”, “PSOE – PP la mis­ma mier­da es” “ a‑an­ti-anti­ca­pi­ta­lis­tas”. Jun­to a ello cen­te­na­res de pan­car­tas que cues­tio­nan el libre mer­ca­do, el patriar­ca­do, el poder finan­cie­ro, los medios de comunicación.….
Se mul­ti­pli­can ini­cia­ti­vas de todo tipo para sos­te­ner la con­cen­tra­ción y ampli­fi­car­la a ciu­da­des de todo el esta­do espa­ñol, Euro­pa e inclu­so de América.
En la puer­ta del sol con­cu­rren cen­te­na­res de asam­bleas don­de se dis­cu­te has­ta altas horas de la noche de polí­ti­ca, eco­no­mía, femi­nis­mo, Eco­lo­gía y medio ambien­te, dere­chos socia­les y polí­ti­cos, con una asis­ten­cia vario­pin­ta de gen­tes de todas las eda­des (otro lími­te roto con res­pec­to a luchas ante­rio­res que por lo gene­ral tenían un carác­ter más juve­nil) y de todos los regis­tros polí­ti­cos, des­de tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res cabrea­dos sin expe­rien­cia de par­ti­ci­pa­ción polí­ti­ca a per­so­nas vete­ra­nas en las luchas des­de hace déca­das. Pese a la monu­men­tal difi­cul­tad de la tarea, se resis­te e inclu­so se avan­za en la orga­ni­za­ción de esa masa des­co­mu­nal para vol­car sus preo­cu­pa­cio­nes, refle­xio­nes, pro­pues­tas, etc.…
Un deta­lle que me pare­ce digno de men­ción, es la emo­ción pal­pa­ble de muchas per­so­nas al poder por vez pri­me­ra par­ti­ci­par con su voz en la toma de deci­sión polí­ti­ca, el sen­tir que aho­ra si, eran escu­cha­das y su pala­bra valía lo mis­mo que la de cual­quie­ra. Aquí, nadie es más que nadie.
Lógi­ca­men­te el sis­te­ma se posi­cio­na ante este esce­na­rio. Come­ten el pri­mer error al des­alo­jar a los acam­pa­dos con noc­tur­ni­dad y ale­vo­sía la madru­ga­da del 17 de Mayo, al día siguien­te en un ejer­ci­cio de res­pon­sa­bi­li­dad y soli­da­ri­dad de qui­tar­se el som­bre­ro, miles de per­so­nas toman la plaza.
Come­ten el segun­do error a tra­vés de la jun­ta elec­to­ral cen­tral al prohi­bir las con­cen­tra­cio­nes. El PSOE está a puer­tas de unas elec­cio­nes com­pli­ca­dí­si­mas y no quie­re pagar el cos­te polí­ti­co que hubie­ra supues­to un regue­ro de heri­dos de todas las eda­des y con­di­cio­nes de mane­ra que tie­ne que comer­se el des­aca­to a la jun­ta electoral.
A par­tir de aquí cabe obser­var el des­con­cier­to gene­ral del sta­blish­ment, del con­jun­to de per­so­nas y gru­pos que osten­tan el poder. Decla­ra­cio­nes con­tra­dic­to­rias de polí­ti­cos que si ayer insul­ta­ban a los par­ti­ci­pan­tes, hoy les com­pren­den, ter­tu­lia­nos que inter­pre­tan a su mane­ra las cosas, etc.…
A gran­des ras­gos se gene­ran dos lineas de pen­sa­mien­to a tra­vés de los gru­pos mediá­ti­cos que se corres­pon­den con las dos fran­qui­cias del par­ti­do uni­co, PPSOE.
Los medios afi­nes al PSOE, que reme­dio, hablan de com­pren­sión ante los indig­na­dos, la cater­va mediá­ti­ca pepe­ra vie­ne a decir que Rubal­ca­ba debe­ría des­alo­jar­los y le mete pre­sión aspi­ran­do a que el PSOE se sui­ci­de elec­to­ral­men­te. Cuan­do ven que el PSOE no tie­ne en sus pla­nes hacer tal estu­pi­dez, reorien­tan el dis­cur­so e inten­tan con­ver­tir la movi­li­za­ción en un cla­mor con­tra zapa­te­ro y adu­lan tam­bién a los manifestantes.
Tam­bién des­ta­can la par­te menos rei­vin­di­ca­ti­va, la cara más «absor­vi­ble» de la movi­li­za­ción, sacan a fri­kis de todo tipo obvian­do por com­ple­to, sal­vo excep­cio­nes, a otras expre­sio­nes polí­ti­ca­men­te más estruc­tu­ra­das y maduras.
Has­ta aquí, lo habi­tual. Más lla­ma­ti­vo es sin embar­go, que par­te de quie­nes lle­va­mos años pro­pug­nan­do que los medios mani­pu­lan y mien­ten, vean aho­ra en la bene­vo­len­cia final con la que tra­tan los medios a este movi­mien­to, la prue­ba de que es algo sin carác­ter transformador.
No seño­res, la prue­ba del nivel de com­ba­ti­vi­dad de este movi­mien­to, serán los pasos que vaya dan­do, sus accio­nes con​cre​tas​.No lo que pue­da decir Ana Rosa Quintana.
Si me daba igual lo que dije­ra el tele­dia­rio hace un mes, me sigue dan­do igual lo que diga aho­ra. Los medios tam­bién están suje­tos a con­tra­dic­ción y lo mis­mo que aho­ra hablan de com­pren­sión, maña­na nos divi­den entre mani­fes­tan­tes bue­nos y malos e inten­tan que nos seña­le­mos los unos a los otros con el dedo acusador.
Otra “idea-fuer­za” que se impul­sa des­de algu­nos sec­to­res es la de que la movi­li­za­ción ha abier­to las puer­tas a la dere­cha. Dejan­do al mar­gen el deba­te de “Que es la dere­cha” gru­po en el que muchos inclui­mos las polí­ti­cas del PSOE por su baja­da de pan­ta­lo­nes ante la Igle­sia, la refor­ma labo­ral y el pen­sio­na­zo, los recor­tes socia­les, la ley de par­ti­dos, y un lar­go etcétera.…¿Alguien en serio pue­de plan­tear que la lucha social ten­ga la más míni­ma res­pon­sa­bi­li­dad en un sis­te­ma elec­to­ral que te obli­ga a votar a quien te da asco para que no sal­ga quien te da miedo?
El PP ha gana­do las elec­cio­nes de calle por el tre­men­do frau­de al que ha vuel­to a some­ter el PSOE a sus votan­tes y por­que no hay repre­sen­ta­ción polí­ti­ca de las capas popu­la­res a nivel elec­to­ral (La inca­pa­ci­dad de IU por trans­for­mar­se en una opción váli­da, igual es tam­bién cul­pa de los que pro­tes­ta­mos con­tra el capi­ta­lis­mo pero nos nega­mos a votar a una fuer­za que si bien denun­cia algu­nas prác­ti­cas del sis­te­ma, no tie­ne la más míni­ma volun­tad de impedirlas.)
Entra­mos en una sema­na de vital impor­tan­cia, no pare­ce que el gobierno esté en con­di­cio­nes de des­alo­jar a trom­pa­zos la pla­za expo­nién­do­se a que todo el mun­do entien­da que en una manio­bra de pre­po­ten­cia, paga la pata­le­ta elec­to­ral con miles de ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos libres que ejer­cen su dere­cho a la crí­ti­ca (Aun­que vaya usted a saber, cosas peo­res se han visto).
Pare­ce pues, que en prin­ci­pio, tene­mos una sema­na para con­tri­buir al carác­ter trans­for­ma­dor del movi­mien­to deba­tien­do con otras corrien­tes más volun­ta­ris­tas y refor­mis­tas, que tam­bién están pre­sen­tes, la esen­cia del mis­mo, su pro­fun­di­dad, su con­ti­nui­dad en el tiem­po y sus reivindicaciones.
Arre­man­gué­mo­nos y pon­ga­mos manos a la obra, pues el pue­blo va a detec­tar de for­ma cla­ra a quie­nes quie­ren patri­mo­nia­li­zar esta lucha, a quie­nes la des­pre­cian des­de posi­cio­nes idea­lis­tas de van­guar­dia y a quie­nes sen­ci­lla­men­te se nie­gan a acep­tar todo lo que no pro­ven­ga de si mismos.
En la tarea con­cre­ta vere­mos si esta­mos en un momen­to de revo­lu­ción, en una lucha estra­té­gi­ca por con­se­guir polí­ti­cas social­de­mó­cra­tas o en una sim­ple explo­sión de des­con­ten­to. En caso de que esta últi­ma opción final­men­te sea la que se mate­ria­li­ce, ya esta­re­mos infi­ni­ta­men­te mejor que cuan­do mar­chá­ba­mos los mil de siem­pre y la gen­te nos mira­ba como a marcianos.
Ya hemos dado un paso más, por vez pri­me­ra en déca­das miles y miles de per­so­nas han lle­va­do a cabo una pro­tes­ta for­tí­si­ma sin el patro­ci­nio de la izquier­da capi­ta­lis­ta. Sin CCOO ni UGT, sin el apo­yo de medio de comu­ni­ca­ción ofi­cia­les, muy al con­tra­rio han sali­do a seña­lar­les con el dedo como corres­pon­sa­bles de su explotación.
No es ni el pri­mer paso, ni des­de lue­go el últi­mo, la lucha es como un círcu­lo. Empie­ces por don­de empie­ces, nun­ca ter­mi­na. Pero es un momen­to para dejar los ico­nos en casa y, des­de la humil­dad, el res­pe­to y toda la gene­ro­si­dad que ten­ga­mos, apor­tar nues­tra inte­li­gen­cia, fuer­za y expe­rien­cia a la tarea común para hacer “Que vuel­va al pue­blo, lo que del pue­blo salie­ra”. Hay que parar­les los pies.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.