For­ta­le­zas, lími­tes y desa­fíos del Movi­mien­to 15 M – Emi­lio Del­ga­do Orgaz.

En pri­mer lugar me gus­ta­ría cues­tio­nar un men­sa­je tópi­co que el sis­te­ma está difun­dien­do de for­ma intere­sa­da y que han com­pra­do no pocas per­so­nas vin­cu­la­das a la lucha social y polí­ti­ca y que des­con­fían del lla­ma­do movi­mien­to 15 de Mayo.

Me refie­ro a que esto es algo “espon­tá­neo” que “sur­ge de la nada”. La reali­dad es dia­léc­ti­ca y aquí nada sur­ge de la nada.
El pre­ce­den­te más cer­cano de movi­li­za­cio­nes masi­vas en Madrid de carac­te­rís­ti­cas simi­la­res a lo que ha suce­di­do en la puer­ta del sol, habría que bus­car­lo en las movi­li­za­cio­nes alre­de­dor del 11M y de las elec­cio­nes que lle­va­ron al PSOE al poder enmar­ca­das den­tro del “No a la gue­rra”.
En esos acon­te­ci­mien­tos ya estu­vie­ron pre­sen­tes empu­jan­do en la medi­da de sus fuer­zas mul­ti­tud de ele­men­tos de lucha que se habían veni­do desa­rro­llan­do en el tiem­po. Coor­di­na­do­ras ciu­da­da­nas, par­ti­dos polí­ti­cos de izquier­da, movi­mien­tos socia­les, medios de comu­ni­ca­ción alter­na­ti­vos, cen­tros socia­les auto­ges­tio­na­dos, mili­tan­tes y sin­di­ca­tos de base, etc… Sin embar­go, en aque­lla oca­sión, todo este mag­ma de lo que pode­mos lla­mar “izquier­da anti­ca­pi­ta­lis­ta” no era ni mucho menos hege­mó­ni­co, ni pro­mo­to­ra, ni impul­so­ra fun­da­men­tal de las movi­li­za­cio­nes. Muy al con­tra­rio, el PSOE a tra­vés de sus ter­mi­na­les mediá­ti­cas (Gru­po pri­sa, sin­di­ca­tos ofi­cia­les, aso­cia­cio­nes de “artis­tas”), era quien alen­ta­ba la movi­li­za­ción y la sos­te­nía. Prue­ba de ello es que una vez el PSOE gana las elec­cio­nes, se apa­gan los micros, las cáma­ras, las movi­li­za­cio­nes y el movi­mien­to “No a la gue­rra” y los gru­pos de izquier­da extra­par­la­men­ta­ria son inca­pa­ces de sos­te­ner­las por si mis­mos.

Podrá decir­se, y se esta­rá dicien­do la ver­dad, que en esta oca­sión tam­po­co estas fuer­zas son pro­mo­to­ras o hege­mó­ni­cas.
Sin embar­go, es abso­lu­ta­men­te impo­si­ble expli­car de don­de sale la masa crí­ti­ca sufi­cien­te pri­me­ro para la movi­li­za­ción del Domin­go 15M y des­pués para el apo­yo y la orga­ni­za­ción de la acam­pa­da en sol, sin acor­dar­se del tra­ba­jo ante­rior de las asam­bleas uni­ver­si­ta­rias, las pla­ta­for­mas de denun­cia de los recor­tes como por ejem­plo “hay que parar­les los pies”, el sin­di­ca­lis­mo de la coor­di­na­do­ra inter­sin­di­cal de madrid, de CGT, de la coor­di­na­do­ra anti­fas­cis­ta, de Rebe­lión, Kaos en la red, la hai­ne, los ante­ce­den­tes de V de vivien­da, la cober­tu­ra dada a la denun­cia social del esta­do de las cosas por par­te de medios como Dia­go­nal, Tele K, colec­ti­vos como “La pla­ta­for­ma”, el tra­ba­jo en los cen­tros socia­les, las pla­ta­for­mas por la sani­dad y la edu­ca­ción, etc.…

Toda esta can­ti­dad ingen­te de tra­ba­jo acu­mu­la­do, con­flu­ye y nutre en gran medi­da la con­vo­ca­to­ria hecha por Demo­cra­cia Real Ya el Domin­go 15 de Mayo jun­to a miles de ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos que sin expe­rien­cia polí­ti­ca pre­via algu­na, se sien­ten inter­pe­la­dos tam­bién por dicha con­vo­ca­to­ria.

Dicho esto, hay que decir a ren­glón segui­do, que una vez se des­ata la par­ti­ci­pa­ción masi­va, sobre­pa­sa, supera y rom­pe los lími­tes que habían cons­tre­ñi­do a todos estos movi­mien­tos duran­te déca­das, y a los de los pro­pios con­vo­can­tes, dan­do lugar a una masa polié­dri­ca cuya carac­te­rís­ti­ca fun­da­men­tal es la hete­ro­ge­nei­dad.
Esta hete­ro­ge­nei­dad, esta trans­ver­sa­li­dad socio­ló­gi­ca y polí­ti­ca de las y los par­ti­ci­pan­tes, no impi­den que se pro­duz­can algu­nos acon­te­ci­mien­tos que supo­nen obje­ti­va­men­te un sal­to cua­li­ta­ti­vo en las luchas socia­les y polí­ti­cas de las últi­mas déca­das.
Me estoy refi­rien­do a:
La decla­ra­ción de insu­mi­sión a las orde­nan­zas, muni­ci­pa­les, a la jun­ta elec­to­ral cen­tral, al lla­ma­do del gobierno regio­nal del PP y del gobierno esta­tal del PSOE, impo­nien­do la ocu­pa­ción de un espa­cio públi­co duran­te, al menos una sema­na y con voca­ción de estar al menos otra.
En este espa­cio de tiem­po, varias dece­nas de miles de per­so­nas se con­gre­gan de for­ma inin­te­rrum­pi­da con con­sig­nas y comu­ni­ca­dos que apun­tan a dos pila­res bási­cos del sis­te­ma: El bipar­ti­dis­mo pro­pio de la demo­cra­cia bur­gue­sa actual, y el capi­ta­lis­mo.
Recuer­do algu­nos de los lemas más corea­dos “Lo lla­man demo­cra­cia y no lo es” “que no, que no, que no nos repre­sen­tan” “No es una cri­sis, es el sis­te­ma”, “Rajoy y zapa­te­ro, laca­yos del ban­que­ro”, “PSOE – PP la mis­ma mier­da es” “ a‑an­ti-anti­ca­pi­ta­lis­tas”. Jun­to a ello cen­te­na­res de pan­car­tas que cues­tio­nan el libre mer­ca­do, el patriar­ca­do, el poder finan­cie­ro, los medios de comu­ni­ca­ción.….
Se mul­ti­pli­can ini­cia­ti­vas de todo tipo para sos­te­ner la con­cen­tra­ción y ampli­fi­car­la a ciu­da­des de todo el esta­do espa­ñol, Euro­pa e inclu­so de Amé­ri­ca.
En la puer­ta del sol con­cu­rren cen­te­na­res de asam­bleas don­de se dis­cu­te has­ta altas horas de la noche de polí­ti­ca, eco­no­mía, femi­nis­mo, Eco­lo­gía y medio ambien­te, dere­chos socia­les y polí­ti­cos, con una asis­ten­cia vario­pin­ta de gen­tes de todas las eda­des (otro lími­te roto con res­pec­to a luchas ante­rio­res que por lo gene­ral tenían un carác­ter más juve­nil) y de todos los regis­tros polí­ti­cos, des­de tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res cabrea­dos sin expe­rien­cia de par­ti­ci­pa­ción polí­ti­ca a per­so­nas vete­ra­nas en las luchas des­de hace déca­das. Pese a la monu­men­tal difi­cul­tad de la tarea, se resis­te e inclu­so se avan­za en la orga­ni­za­ción de esa masa des­co­mu­nal para vol­car sus preo­cu­pa­cio­nes, refle­xio­nes, pro­pues­tas, etc.…
Un deta­lle que me pare­ce digno de men­ción, es la emo­ción pal­pa­ble de muchas per­so­nas al poder por vez pri­me­ra par­ti­ci­par con su voz en la toma de deci­sión polí­ti­ca, el sen­tir que aho­ra si, eran escu­cha­das y su pala­bra valía lo mis­mo que la de cual­quie­ra. Aquí, nadie es más que nadie.
Lógi­ca­men­te el sis­te­ma se posi­cio­na ante este esce­na­rio. Come­ten el pri­mer error al des­alo­jar a los acam­pa­dos con noc­tur­ni­dad y ale­vo­sía la madru­ga­da del 17 de Mayo, al día siguien­te en un ejer­ci­cio de res­pon­sa­bi­li­dad y soli­da­ri­dad de qui­tar­se el som­bre­ro, miles de per­so­nas toman la pla­za.
Come­ten el segun­do error a tra­vés de la jun­ta elec­to­ral cen­tral al prohi­bir las con­cen­tra­cio­nes. El PSOE está a puer­tas de unas elec­cio­nes com­pli­ca­dí­si­mas y no quie­re pagar el cos­te polí­ti­co que hubie­ra supues­to un regue­ro de heri­dos de todas las eda­des y con­di­cio­nes de mane­ra que tie­ne que comer­se el des­aca­to a la jun­ta elec­to­ral.
A par­tir de aquí cabe obser­var el des­con­cier­to gene­ral del sta­blish­ment, del con­jun­to de per­so­nas y gru­pos que osten­tan el poder. Decla­ra­cio­nes con­tra­dic­to­rias de polí­ti­cos que si ayer insul­ta­ban a los par­ti­ci­pan­tes, hoy les com­pren­den, ter­tu­lia­nos que inter­pre­tan a su mane­ra las cosas, etc.…
A gran­des ras­gos se gene­ran dos lineas de pen­sa­mien­to a tra­vés de los gru­pos mediá­ti­cos que se corres­pon­den con las dos fran­qui­cias del par­ti­do uni­co, PPSOE.
Los medios afi­nes al PSOE, que reme­dio, hablan de com­pren­sión ante los indig­na­dos, la cater­va mediá­ti­ca pepe­ra vie­ne a decir que Rubal­ca­ba debe­ría des­alo­jar­los y le mete pre­sión aspi­ran­do a que el PSOE se sui­ci­de elec­to­ral­men­te. Cuan­do ven que el PSOE no tie­ne en sus pla­nes hacer tal estu­pi­dez, reorien­tan el dis­cur­so e inten­tan con­ver­tir la movi­li­za­ción en un cla­mor con­tra zapa­te­ro y adu­lan tam­bién a los mani­fes­tan­tes.
Tam­bién des­ta­can la par­te menos rei­vin­di­ca­ti­va, la cara más «absor­vi­ble» de la movi­li­za­ción, sacan a fri­kis de todo tipo obvian­do por com­ple­to, sal­vo excep­cio­nes, a otras expre­sio­nes polí­ti­ca­men­te más estruc­tu­ra­das y madu­ras.
Has­ta aquí, lo habi­tual. Más lla­ma­ti­vo es sin embar­go, que par­te de quie­nes lle­va­mos años pro­pug­nan­do que los medios mani­pu­lan y mien­ten, vean aho­ra en la bene­vo­len­cia final con la que tra­tan los medios a este movi­mien­to, la prue­ba de que es algo sin carác­ter trans­for­ma­dor.
No seño­res, la prue­ba del nivel de com­ba­ti­vi­dad de este movi­mien­to, serán los pasos que vaya dan­do, sus accio­nes con​cre​tas​.No lo que pue­da decir Ana Rosa Quin­ta­na.
Si me daba igual lo que dije­ra el tele­dia­rio hace un mes, me sigue dan­do igual lo que diga aho­ra. Los medios tam­bién están suje­tos a con­tra­dic­ción y lo mis­mo que aho­ra hablan de com­pren­sión, maña­na nos divi­den entre mani­fes­tan­tes bue­nos y malos e inten­tan que nos seña­le­mos los unos a los otros con el dedo acu­sa­dor.
Otra “idea-fuer­za” que se impul­sa des­de algu­nos sec­to­res es la de que la movi­li­za­ción ha abier­to las puer­tas a la dere­cha. Dejan­do al mar­gen el deba­te de “Que es la dere­cha” gru­po en el que muchos inclui­mos las polí­ti­cas del PSOE por su baja­da de pan­ta­lo­nes ante la Igle­sia, la refor­ma labo­ral y el pen­sio­na­zo, los recor­tes socia­les, la ley de par­ti­dos, y un lar­go etcétera.…¿Alguien en serio pue­de plan­tear que la lucha social ten­ga la más míni­ma res­pon­sa­bi­li­dad en un sis­te­ma elec­to­ral que te obli­ga a votar a quien te da asco para que no sal­ga quien te da mie­do?
El PP ha gana­do las elec­cio­nes de calle por el tre­men­do frau­de al que ha vuel­to a some­ter el PSOE a sus votan­tes y por­que no hay repre­sen­ta­ción polí­ti­ca de las capas popu­la­res a nivel elec­to­ral (La inca­pa­ci­dad de IU por trans­for­mar­se en una opción váli­da, igual es tam­bién cul­pa de los que pro­tes­ta­mos con­tra el capi­ta­lis­mo pero nos nega­mos a votar a una fuer­za que si bien denun­cia algu­nas prác­ti­cas del sis­te­ma, no tie­ne la más míni­ma volun­tad de impe­dir­las.)
Entra­mos en una sema­na de vital impor­tan­cia, no pare­ce que el gobierno esté en con­di­cio­nes de des­alo­jar a trom­pa­zos la pla­za expo­nién­do­se a que todo el mun­do entien­da que en una manio­bra de pre­po­ten­cia, paga la pata­le­ta elec­to­ral con miles de ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos libres que ejer­cen su dere­cho a la crí­ti­ca (Aun­que vaya usted a saber, cosas peo­res se han vis­to).
Pare­ce pues, que en prin­ci­pio, tene­mos una sema­na para con­tri­buir al carác­ter trans­for­ma­dor del movi­mien­to deba­tien­do con otras corrien­tes más volun­ta­ris­tas y refor­mis­tas, que tam­bién están pre­sen­tes, la esen­cia del mis­mo, su pro­fun­di­dad, su con­ti­nui­dad en el tiem­po y sus rei­vin­di­ca­cio­nes.
Arre­man­gué­mo­nos y pon­ga­mos manos a la obra, pues el pue­blo va a detec­tar de for­ma cla­ra a quie­nes quie­ren patri­mo­nia­li­zar esta lucha, a quie­nes la des­pre­cian des­de posi­cio­nes idea­lis­tas de van­guar­dia y a quie­nes sen­ci­lla­men­te se nie­gan a acep­tar todo lo que no pro­ven­ga de si mis­mos.
En la tarea con­cre­ta vere­mos si esta­mos en un momen­to de revo­lu­ción, en una lucha estra­té­gi­ca por con­se­guir polí­ti­cas social­de­mó­cra­tas o en una sim­ple explo­sión de des­con­ten­to. En caso de que esta últi­ma opción final­men­te sea la que se mate­ria­li­ce, ya esta­re­mos infi­ni­ta­men­te mejor que cuan­do mar­chá­ba­mos los mil de siem­pre y la gen­te nos mira­ba como a mar­cia­nos.
Ya hemos dado un paso más, por vez pri­me­ra en déca­das miles y miles de per­so­nas han lle­va­do a cabo una pro­tes­ta for­tí­si­ma sin el patro­ci­nio de la izquier­da capi­ta­lis­ta. Sin CCOO ni UGT, sin el apo­yo de medio de comu­ni­ca­ción ofi­cia­les, muy al con­tra­rio han sali­do a seña­lar­les con el dedo como corres­pon­sa­bles de su explo­ta­ción.
No es ni el pri­mer paso, ni des­de lue­go el últi­mo, la lucha es como un círcu­lo. Empie­ces por don­de empie­ces, nun­ca ter­mi­na. Pero es un momen­to para dejar los ico­nos en casa y, des­de la humil­dad, el res­pe­to y toda la gene­ro­si­dad que ten­ga­mos, apor­tar nues­tra inte­li­gen­cia, fuer­za y expe­rien­cia a la tarea común para hacer “Que vuel­va al pue­blo, lo que del pue­blo salie­ra”. Hay que parar­les los pies.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *