Se ha abier­to una nue­va fase polí­ti­ca en Eus­kal Herria- Ezker Aber­tza­lea

En pri­mer lugar, y tal como hici­mos ayer por la noche, la Izquier­da Aber­tza­le quie­re feli­ci­tar a la coa­li­ción Bil­du por los exce­len­tes resul­ta­dos cose­cha­dos. Asi­mis­mo, que­re­mos exten­der esta feli­ci­ta­ción a las dece­nas de miles de per­so­nas que a lo lar­go y ancho de Ara­ba, Biz­kaia, Gipuz­koa y Nafa­rroa se han movi­li­za­do y han tra­ba­ja­do por el pro­yec­to que Bil­du repre­sen­ta. Con­si­de­ra­mos que los resul­ta­dos que Bil­du ha obte­ni­do en estas elec­cio­nes son una vic­to­ria popu­lar; una vic­to­ria popu­lar que comen­zó a tomar for­ma la noche del 5 de mayo en el Are­nal de Bil­bo y en la pla­za del ayun­ta­mien­to de Iru­ñea y que ayer cubrió otra eta­pa con los cen­te­na­res de miles de votos obte­ni­dos por la coa­li­ción.

Los resul­ta­dos de las elec­cio­nes muni­ci­pa­les, fora­les y al Par­la­men­to de Nafa­rroa cons­ta­tan el ini­cio de una nue­va fase polí­ti­ca en Eus­kal Herria. La fase del blo­queo unio­nis­ta, del secues­tro del deba­te y volun­tad polí­ti­ca de la socie­dad vas­ca ha ter­mi­na­do.

Con los resul­ta­dos elec­to­ra­les de ayer, pese a que dece­nas de miles de per­so­nas segui­mos con la impo­si­bi­li­dad a optar a ser ele­gi­dos, pode­mos ver un mapa real del país sin tram­pa ni car­tón. Un mapa no tru­ca­do.

Ayer que­do demos­tra­do que el sobe­ra­nis­mo e inde­pen­den­tis­mo serán deter­mi­nan­tes para poner las bases de un cam­bio polí­ti­co, de una nue­va tran­si­ción. Unas bases que tie­nen que cons­ti­tuir­se en sue­lo demo­crá­ti­co común para el desa­rro­llo, sin lími­tes ni hipo­te­cas, de la volun­tad demo­crá­ti­ca vas­ca.

La Izquier­da Aber­tza­le inter­pre­ta los resul­ta­dos elec­to­ra­les obte­ni­dos por el sobe­ra­nis­mo e inde­pen­den­tis­mo como un res­pal­do o legi­ti­ma­ción a la apues­ta polí­ti­ca que vie­ne impul­san­do en los dos últi­mos años; apues­ta por un nue­vo esce­na­rio, por desa­rro­llar un pro­ce­so demo­crá­ti­co que per­mi­ta cons­truir en Eus­kal Herria un mar­co demo­crá­ti­co en el que todos los dere­chos de todas las per­so­nas sean reco­no­ci­dos y res­pe­ta­dos y en el que todos los pro­yec­tos polí­ti­cos pue­dan ser desa­rro­lla­dos con­tan­do como úni­co tope con la libre volun­tad de la ciu­da­da­nía, inclui­do por supues­to, el pro­yec­to inde­pen­den­tis­ta y socia­lis­ta que defen­de­mos.

La apues­ta polí­ti­ca de la Izquier­da Aber­tza­le ha per­mi­ti­do gene­rar un nue­vo cli­ma polí­ti­co en nues­tro país: ha posi­bi­li­ta­do que se gene­ren alian­zas estra­té­gi­cas y una acu­mu­la­ción de fuer­zas en diver­sos pla­nos; des­de la rei­vin­di­ca­ción de una tabla de míni­mos demo­crá­ti­cos a la acu­mu­la­ción de fuer­zas en pos de la inde­pen­den­cia.

Estas elec­cio­nes, sus resul­ta­dos y el con­tex­to en que sitúan los mis­mos tras los acon­te­ci­mien­tos polí­ti­cos de los últi­mos meses, nos lle­va a con­cluir que más allá del cam­bio ins­ti­tu­cio­nal en mar­cha, ayer hecho a andar un cam­bio mucho más pro­fun­do. Ayer se demos­tró que se pue­den arti­cu­lar mayo­rías socia­les por el cam­bio polí­ti­co y social. La fuer­za y ener­gía acu­mu­la­das ayer por la coa­li­ción Bil­du, en opi­nión de la izquier­da Aber­tza­le, son una fuer­za impa­ra­ble.

El 22‑M es, pues, una esta­ción con la mira­da en nues­tra refe­ren­cia estra­té­gi­ca de cons­ti­tuir un Esta­do Vas­co en Euro­pa. Un via­je con una pró­xi­ma e inevi­ta­ble esta­ción: un pro­ce­so demo­crá­ti­co que abor­de de for­ma pro­gre­si­va tan­to la con­so­li­da­ción de un esce­na­rio de no vio­len­cia y nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca, garan­ti­zán­do­se los dere­chos civi­les y polí­ti­cos de toda la ciu­da­da­nía, como los indis­pen­sa­bles espa­cios de dia­lo­go y nego­cia­ción que nos diri­jan a con­sen­sos demo­crá­ti­cos inclu­yen­tes.

En ese sen­ti­do, con­si­de­ra­mos que la nue­va fase polí­ti­ca que ini­cia­mos a par­tir de hoy nece­si­ta de la par­ti­ci­pa­ción en igual­dad de con­di­cio­nes de todos los sec­to­res polí­ti­cos y, en con­se­cuen­cia, la lega­li­za­ción de Sor­tu debe ser el siguien­te paso en la nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca de este país. Del mis­mo modo, debe de cesar toda repre­sión con­tra el movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta y ape­la­mos a los Esta­dos espa­ñol y fran­cés para que con carác­ter de urgen­cia des­ac­ti­ven la cri­mi­nal polí­ti­ca peni­ten­cia que desa­rro­llan con­tra el Colec­ti­vo de Pre­sos y Pre­sas Polí­ti­cas Vas­cas. Con­si­de­ra­mos que los resul­ta­dos del 22 de mayo exi­gen el fini­qui­to de la polí­ti­ca repre­si­va a todos los nive­les.

Por ello, la Izquier­da Aber­tza­le lla­ma a todos los agen­tes ha impli­car­se des­de ya en la con­so­li­da­ción y desa­rro­llo de la nue­va fase abier­ta en nues­tro país, para la con­se­cu­ción de un esce­na­rio demo­crá­ti­co pleno de dere­chos y liber­ta­des y de libre con­fron­ta­ción de ideas y pro­yec­tos. En ese sen­ti­do, ape­la­mos al Gobierno y con­jun­to de la cla­se polí­ti­ca a apro­ve­char la opor­tu­ni­dad abier­ta, a reco­rrer el camino hacia una solu­ción inte­gral al con­flic­to polí­ti­co, a cons­truir la PAZ y solu­cio­nes demo­crá­ti­cas.

Insis­ti­mos en ello:
· Sor­tu tie­ne que ser lega­li­za­do, para así poder ini­ciar la diná­mi­ca de nego­cia­cio­nes mul­ti­par­ti­ta que lle­ve al reco­no­ci­mien­to de Eus­kal Herria y de su dere­cho a deci­dir.
· Tie­ne que dar­se un cam­bio total de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria.
· La comi­sión de veri­fi­ca­ción tie­ne que poner­se en mar­cha, sin obs­truc­cio­nes del Esta­do espa­ñol ni del Esta­do fran­cés.
· ETA y el Esta­do espa­ñol tie­nen que poner en mar­cha el dia­lo­go en lo refe­ren­te a las con­se­cuen­cias del con­flic­to, con el obje­ti­vo de traer a casa cuan­to antes a los pre­sos y exi­lia­dos polí­ti­cos vas­cos.

Por su par­te, La Izquier­da Aber­tza­le renue­va su com­pro­mi­so e ilu­sión por pro­fun­di­zar en el camino abier­to y ani­ma­mos al con­jun­to de la socie­dad vas­ca a ser ver­da­de­ro motor cons­ti­tu­yen­te de una nue­va demo­cra­cia polí­ti­ca y social en Eus­kal Herria.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *