El tsu­na­mi de Bil­du anun­cia un futu­ro de lucha en Eus­kal Herria

Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­ria­la

Se ha des­ve­la­do la incóg­ni­ta, Roma locu­ta, cau­sa fini­ta, dice la fra­se y así es. Que­rían por todos los medios silen­ciar la voz de un sec­tor deter­mi­nan­te de la socie­dad vas­ca, carac­te­ri­za­do por su com­pro­mi­so social y por su capa­ci­dad de movi­li­za­ción constante.

Son las carac­te­rís­ti­cas de la izquier­da aber­tza­le, for­ja­da con la rece­ta del mito del com­pro­mi­so, la san­gre pro­pia, el sudor y las lágri­mas. Y la fide­li­dad a un pue­blo ha sido pre­mia­da sin duda algu­na por el electorado.

Diga­mos ade­más que este elec­to­ra­do es terri­ble­men­te amplio ya que no solo han pro­ce­di­do los votos de la base elec­to­ral fiel de la izquier­da ile­ga­li­za­da, en mane­ra algu­na. Tam­bién un sec­tor amplio de la mayo­ría sin­di­cal ha apun­ta­la­do la repre­sen­ta­ción local y foral de Bil­du en un acto que cons­ti­tu­ye el pri­mer movi­mien­to con­tra las pri­va­ti­za­cio­nes de los ser­vi­cios públi­cos y en defen­sa del patri­mo­nio social que todos los per­de­do­res de los comi­cios defien­den con entusiasmo.

Se han adhe­ri­do al voto aber­tza­le, socia­lis­ta e inde­pen­den­tis­ta dece­nas de miles de tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res, muchos de ellos votan­tes del PNV y del PSOE has­ta la fecha, gen­tes que comien­zan a ver al Blo­que Sobe­ra­nis­ta como la expre­sión natu­ral de sus intere­ses de cla­se más allá de las dudas que pudie­ran man­te­ner acer­ca del per­fil aber­tza­le de la mayo­ría de ese polo.

Las cla­ses popu­la­res vas­cas han sen­ti­do el lla­ma­mien­to a res­pon­der a los ata­ques anti socia­les y han vis­to en Bil­du el garan­te de sus intere­ses dra­ma­ti­ca­men­te piso­tea­dos por los de Urku­llu, Basa­goi­ti, López y Madrazo.

Hoy la lucha con­ti­núa y la nue­va repre­sen­ta­ción tie­ne ante sí la enor­me y gra­ti­fi­can­te tarea de repre­sen­tar y defen­der los inter­re­ses de las tra­ba­ja­do­ras y los tra­ba­ja­do­res, espe­cial­men­te de quie­nes están pre­sen­tes en las luchas, algu­nas de ellas con más de un mes de movi­li­za­ción y con cien­tos de muje­res infra con­tra­ta­das como suje­tos de la pelea.

Hemos com­ba­ti­do por la lega­li­za­ción de Bil­du en las calles y los cen­tros de tra­ba­jo, hemos dis­fru­ta­do de la ges­ta de su lega­li­za­ción, somo una peque­ña gota del mar de los 313.000 votos en los barrios en los que quie­nes hace­mos esta pági­na tene­mos pre­sen­cia y espe­ra­mos mucho de las 1137 muje­res y hom­bres que nos van a repre­sen­tar en los ayun­ta­mien­tos ade­más de los jun­te­ros y par­la­men­ta­rios de Nafarroa.

Bil­du sig­ni­fi­ca reu­nir, a la pri­me­ra con­vo­ca­to­ria hemos res­pon­di­do 313.000 per­so­nas aun­que des­gra­cia­da­men­te haya quie­nes hayan opta­do por la auto exclu­sión tan res­pe­ta­ble, como incomprensible.

Tene­mos urgen­cia por cam­biar­lo todo, cree­mos en el Auzo­lan colec­ti­vo como for­ma de socia­li­za­ción de nues­tros pro­ble­mas y de sus solu­cio­nes, hoy es el día des­pués y espe­ra­mos a nues­tras con­ce­ja­les y nues­tros jun­te­ros en las luchas, en la calle y tam­bién espe­ra­mos ver nues­tras nece­si­da­des repre­sen­ta­das en las ins­ti­tu­cio­nes, no solo las de la patro­nal y el capital.

Tal vez el PNV se esté pre­pa­ran­do para la doble puña­la­da a Bil­du en Donos­tia y en las Jun­tas Gene­ra­les gipuz­koa­nas, si Elor­za con­ti­núa en el pues­to de alcal­de a pesar de ser la segun­da fuer­za y la Dipu­tación es peneu­vis­ta por el voto del PSOE para sos­te­ner los nego­cios peneu­vis­tas en gran­des infra­es­truc­tu­ras del herrial­de no nos pon­ga­mos ner­vio­sos, a denun­ciar los chan­chu­llos y a espe­rar al par­ti­do del nego­cio vas­co en las cada vez más pró­xi­mas elec­cio­nes auto­nó­mi­cas, sepa el PNV que tra­tar de revi­vir con el áli­to de un par­ti­do noquea­do como el PSE – PSOE es sim­ple­men­te morir un poqui­to más tarde.

Señor Urku­llu, el elec­to­ra­do vas­co tie­ne una exce­len­te memo­ria, no le que­pa duda alguna.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.