Trí­po­li: Oba­ma no será quien deci­da si Gada­fi deja o no el gobierno

En un dis­cur­so sobre Orien­te Medio, el pre­si­den­te esta­du­ni­den­se Barack Oba­ma legi­ti­mó la inter­ven­ción de la OTAN en Libia, con man­da­to de la ONU, sin la que “miles de per­so­nas hubie­ran muer­to”.

“La opo­si­ción ha orga­ni­za­do un con­se­jo pro­vi­sio­nal legí­ti­mo y creí­ble. Y cuan­do Gada­fi aban­do­ne inevi­ta­ble­men­te el poder o sea obli­ga­do a hacer­lo, aca­ba­rán déca­das de pro­vo­ca­cio­nes y podrá comen­zar una tran­si­ción hacia una Libia demo­crá­ti­ca”, ase­gu­ró Oba­ma.

Inme­dia­ta­men­te des­pués, el gobierno libio cali­fi­có el dis­cur­so del pre­si­den­te esta­du­ni­den­se de “deli­ran­te”.

Oba­ma “se cree las men­ti­ras que su gobierno y sus medios de comu­ni­ca­ción difun­den por todo el mun­do. No demues­tran ni un solo car­go con­tra noso­tros, y se nie­gan a inves­ti­gar­nos”, decla­ró el por­ta­voz del gobierno, Musa Ibrahim, en una rue­da de pren­sa.

“No es Oba­ma quien deci­de si Mua­mar el Gada­fi aban­do­na o no Libia. Es el pue­blo libio quien debe deci­dir su futu­ro”, insis­tió.

El jue­ves por la noche, la tele­vi­sión libia mos­tró imá­ge­nes de Gada­fi, en buen esta­do físi­co.

La OTAN ata­có en varias oca­sio­nes la resi­den­cia del líder libio en Trí­po­li en las últi­mas sema­nas y se habían difun­di­do rumo­res de que Gada­fi habría sido heri­do en uno de estos ata­ques.

La actua­ción de la OTAN ha per­mi­ti­do esta­bi­li­zar la situa­ción en el este del país, entre Bre­ga y Ajda­bi­ya, a 160 kiló­me­tros al sur­oes­te de la “capi­tal” opo­si­to­ra de Ben­ga­si y ha per­mi­ti­do a las fuer­zas anti­gu­ber­na­men­ta­les aca­bar con el ase­dio de la ciu­dad de Mis­ra­ta (oes­te), cuyo aero­puer­to pasó de nue­vo a manos rebel­des el 12 de mayo.

No obs­tan­te, la “situa­ción en Mis­ra­ta sigue sien­do la mis­ma”, indi­có este vier­nes no obs­tan­te Jalal al Gallal, uno de los por­ta­vo­ces del Con­se­jo Nacio­nal de Tran­si­ción (CNT, órgano de direc­ción de la rebe­lión), pre­ci­san­do que se pro­du­cen com­ba­tes espo­rá­di­cos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *