Trí­po­li: Oba­ma no será quien deci­da si Gada­fi deja o no el gobierno

En un dis­cur­so sobre Orien­te Medio, el pre­si­den­te esta­du­ni­den­se Barack Oba­ma legi­ti­mó la inter­ven­ción de la OTAN en Libia, con man­da­to de la ONU, sin la que “miles de per­so­nas hubie­ran muerto”.

“La opo­si­ción ha orga­ni­za­do un con­se­jo pro­vi­sio­nal legí­ti­mo y creí­ble. Y cuan­do Gada­fi aban­do­ne inevi­ta­ble­men­te el poder o sea obli­ga­do a hacer­lo, aca­ba­rán déca­das de pro­vo­ca­cio­nes y podrá comen­zar una tran­si­ción hacia una Libia demo­crá­ti­ca”, ase­gu­ró Obama.

Inme­dia­ta­men­te des­pués, el gobierno libio cali­fi­có el dis­cur­so del pre­si­den­te esta­du­ni­den­se de “deli­ran­te”.

Oba­ma “se cree las men­ti­ras que su gobierno y sus medios de comu­ni­ca­ción difun­den por todo el mun­do. No demues­tran ni un solo car­go con­tra noso­tros, y se nie­gan a inves­ti­gar­nos”, decla­ró el por­ta­voz del gobierno, Musa Ibrahim, en una rue­da de prensa.

“No es Oba­ma quien deci­de si Mua­mar el Gada­fi aban­do­na o no Libia. Es el pue­blo libio quien debe deci­dir su futu­ro”, insistió.

El jue­ves por la noche, la tele­vi­sión libia mos­tró imá­ge­nes de Gada­fi, en buen esta­do físico.

La OTAN ata­có en varias oca­sio­nes la resi­den­cia del líder libio en Trí­po­li en las últi­mas sema­nas y se habían difun­di­do rumo­res de que Gada­fi habría sido heri­do en uno de estos ataques.

La actua­ción de la OTAN ha per­mi­ti­do esta­bi­li­zar la situa­ción en el este del país, entre Bre­ga y Ajda­bi­ya, a 160 kiló­me­tros al sur­oes­te de la “capi­tal” opo­si­to­ra de Ben­ga­si y ha per­mi­ti­do a las fuer­zas anti­gu­ber­na­men­ta­les aca­bar con el ase­dio de la ciu­dad de Mis­ra­ta (oes­te), cuyo aero­puer­to pasó de nue­vo a manos rebel­des el 12 de mayo.

No obs­tan­te, la “situa­ción en Mis­ra­ta sigue sien­do la mis­ma”, indi­có este vier­nes no obs­tan­te Jalal al Gallal, uno de los por­ta­vo­ces del Con­se­jo Nacio­nal de Tran­si­ción (CNT, órgano de direc­ción de la rebe­lión), pre­ci­san­do que se pro­du­cen com­ba­tes esporádicos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.