Lla­man­do a la ter­nu­ra, entre trai­cio­nes, cen­su­ras y per­se­cu­ción – Aza­lea Robles

Asus­ta a la ter­nu­ra que la cegue­ra y la adu­la­ción tam­bién for­men hoy barro­tes, en una alea­ción más dura que el pla­tino y el hie­rro. Si nos que­da­mos calla­dos, habrá más entre­gas de per­se­gui­dos polí­ti­cos: y la cace­ría huma­na con­ti­nua­rá inten­si­fi­cán­do­se, amor­da­zan­do el pen­sa­mien­to crí­ti­co y ale­jan­do las espe­ran­zas de paz mien­tras se acre­cien­ta el geno­ci­dio con­tra el pue­blo colombiano.

Nos haces fal­ta, ter­nu­ra, ami­ga, vuel­ve a aca­ri­ciar­nos; no te vayas. Sé que te quie­res ir… ya sé que esto no lo sopor­tas ter­nu­ra, ami­ga de los cami­nos más duros, ya sé que este camino reba­sa tu ser. Tus pasos siem­pre han anda­do en las sen­das más duras, han sido el ali­cien­te para con­ti­nuar; pero las esquir­las que des­ga­rran la éti­ca esta vez cor­tan tus pies, y a cada men­ti­ra, a cada calum­nia, se agrie­ta tu ser.
Ter­nu­ra ami­ga, con­sue­lo de niños pales­ti­nos que bus­can a su fami­lia tras un bom­bar­deo israe­lí; Ter­nu­ra ami­ga en los abra­zos de las madres colom­bia­nas que bus­can a sus hijos en las fosas del horror mien­tras los gene­ra­les cele­bran el ase­si­na­to de civi­les; Ter­nu­ra ami­ga de los maes­tros hon­du­re­ños gasea­dos por defen­der la vida; Ter­nu­ra ami­ga de las ado­les­cen­tes mexi­ca­nas que tran­si­tan de la maqui­la a la casa y de la casa al mie­do; Ter­nu­ra ami­ga del pue­blo Libio impac­ta­do por las cíni­cas bom­bas de la codi­cia; Ter­nu­ra de una mano que aca­ri­cia en los corre­do­res de los hos­pi­ta­les de Irak, devas­ta­dos de mal­for­ma­cio­nes y ampu­tados; Ter­nu­ra ami­ga que aún pue­de recon­for­tar la par­te no ase­si­na­da del niño con­go­le­ño que mira cómo el cadá­ver de su madre yace jun­to con otros millo­nes en el altar de la codi­cia por el Col­tán. Ter­nu­ra: la ami­ga de los peo­res momen­tos, la que nos abra­za y nos cui­da, la que nos empu­ja hacia ade­lan­te… Hoy dices que esta vez ya no pue­des seguir con noso­tros los huma­nos… te vas por­que lo que no sopor­tas es esta indi­fe­ren­cia, esta cruel­dad trai­cio­ne­ra de los que eran her­ma­nos: no sopor­tas más que se unan los cobar­des en el sacri­fi­cio de un ser humano y de un pue­blo. Dices que si los her­ma­nos ocul­tan la éti­ca en cue­vas de calum­nias y men­ti­ras, ya nada vale, que tu depo­nes el color de la espe­ran­za. No te vayas Ter­nu­ra, yo tam­bién me sien­to ári­da y recor­ta­da por la hipo­cre­sía, por los eufe­mis­mos y por la cruel­dad de los que for­man aho­ra una fran­ja impe­ne­tra­ble para impe­dir la ver­dad y la justicia.
No te vayas Ter­nu­ra, ven y ele­ve­mos un deseo, una espe­cie de gri­to de paja­ri­to que asfi­xian pero que impul­sa su cora­zón a la vida levan­tan­do con su bom­beo las manos de quie­nes lo quie­ren hacer callar:
Deseo
Oja­la cami­ne­mos por la vida echan­do aba­jo jau­las y cárceles
Por­que en estos momen­tos, me pesan las celdas,

me pesan como tapias al cari­ño, como gui­llo­ti­nas a la verdad,

Me pesa la cár­cel que enjau­la a los justos,

Me pesa la boca cosi­da de un pre­so, y de miles,

Me pesa la cár­cel de la censura,
Me pesa la cár­cel del chan­ta­je emocional,

Me pesa que la cegue­ra y la adu­la­ción tam­bién for­men hoy barro­tes, en una alea­ción más dura que el pla­tino y el hierro

Me pesan los estig­mas como cha­pas de plo­mo en el alma

Me duer­mo en la cune­ta de la pala­bra «Ultras» lan­za­da para amordazarnos,

Me des­pier­to en la tris­te­za de la insolidaridad,

Y bus­co esca­par, a cada ins­tan­te, de las pala­bras cel­das, aque­llas que desig­nan al pen­sa­mien­to como enemigo

Y sé que el pen­sa­mien­to siem­pre ha sido enemi­go de los opresores,

Y lo que hoy me arde es que algu­nos her­ma­nos crean que el pen­sa­mien­to pue­de lle­gar a ser su enemigo

Me pesa el mie­do que avan­za a pasos agigantados,

el mie­do que nos arrin­co­na y tran­si­ta aho­ra tam­bién los corre­do­res de la traición.

Escu­cho en medio del silen­cio la car­ca­ja­da de aque­llos que tor­tu­ra­ron a mi hermano,

Tien­do la ore­ja y me dicen los hom­bres sinies­tros: «aho­ra esta­mos más cer­ca, por­que ni tus ami­gos han sabi­do serlo»

Y me pre­gun­to: ¿has­ta dón­de pode­mos dis­fra­zar las verdades?

A lo lejos vie­ne la músi­ca del poe­ta, subo el volu­men, lo escu­cho, lloro,

me acu­rru­co sobre el sue­lo frío, y se acer­ca a mí la ternura,

ella se acu­rru­ca a mi lado y le veo las llagas:

ha sufri­do la ternura…

ha sufri­do la muerte

la tor­tu­ra

el des­tie­rro
el miedo
la persecución

la cace­ría humana

la trai­ción

y ade­más, la censura

Y… no lo sé has­ta dón­de me va esti­rar el pecho para con­te­ner la indig­na­ción y la jus­ti­cia silenciada.
Has­ta dón­de me va a esti­rar el pecho sin que explo­te por saber y ver que esto es sólo el prin­ci­pio de muchos más tro­feos huma­nos, si no alza­mos la voz para decir que noso­tros apo­ya­mos un pro­ce­so, que noso­tros apo­ya­mos las medi­das jus­tas; pero que no apo­ya­mos pac­tos con los geno­ci­das; que no pode­mos apo­yar cie­ga­men­te que se entre­gue a la tor­tu­ra a quie­nes han entre­ga­do su vida por la huma­ni­dad, por nosotros,
yo no puedo,

yo, no puedo,
pre­fie­ro morir aho­ra mismo

que apo­yar la cace­ría huma­na fir­ma­da ade­más tras fra­ses fal­sas y engaños,
por­que nos ven­den, una vez más, la muer­te, la repre­sión y la gue­rra dis­fra­za­das por palabras

que ama­mos: asis­ti­mos al secues­tro de la pala­bra «paz»; al secues­tro de las pala­bras «uni­dad latinoamericana»;
Y mi dig­ni­dad de ser humano grita:
¡No! la paz no es acuer­dos para enjau­lar periodistas,
la uni­dad lati­no­ame­ri­ca­na no es la uni­dad en pac­tos de Bui­tres o de Cón­do­res, no es la uni­dad de cir­cu­la­res rojas en vir­tud de las cua­les eli­gen sal­tar­se todas las leyes; no es la uni­dad de cazar a los más gol­pea­dos; no es la uni­dad para empu­jar a las fau­ces del impe­rio a los per­se­gui­dos polí­ti­cos… secues­tra­dos, ofer­ta­dos, ama­rra­dos, y muti­la­dos por jui­cios mon­ta­dos en el país de las compu­tado­ras mágicas.

La uni­dad debe ser otra, en jus­ti­cia: sin pisar, sin moler, sin enjau­lar, sin cen­su­rar, sin chan­ta­jear, sin neo-macartismos
La uni­dad es la de los pue­blos, la que logren cons­truir des­de la soli­da­ri­dad, la éti­ca, la ver­dad, la jus­ti­cia; y nun­ca, nun­ca, des­de la traición.
Nota:
Aquí estoy yo, una de los que come­ten el peca­do de soli­da­ri­dad, que se nie­gan a apo­yar pac­tos espu­rios de cace­ría huma­na: eso no lo haré jamás. Por­que esos pac­tos deben ser denun­cia­dos, esa es tarea de quie­nes dicen amar la vida y la revo­lu­ción: me lo dice mi cora­zón, me lo gri­ta el sen­ti­do común, me lo ase­gu­ra la inte­li­gen­cia: esa tan per­se­gui­da y seña­la­da, por unos, y aho­ra… has­ta por algu­nos hermanos.
· Con­tex­to y Análisis
Este tex­to poé­ti­co fue escri­to en rela­ción a la deten­ción, secues­tro y entre­ga en vio­la­ción al DIH y a las leyes vene­zo­la­nas del perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra (1). Y en rela­ción a la cen­su­ra des­ata­da sobre este hecho en Vene­zue­la, por par­te de la dere­cha del PSUV; cen­su­ra repli­ca­da por faná­ti­cos y tam­bién por per­so­nas hones­tas coop­ta­das por los cen­so­res que ven en la crí­ti­ca un peli­gro, cuan­do en reali­dad la crí­ti­ca y la ver­dad for­ta­le­cen los pro­ce­sos de emancipación.
Joa­quín Pérez Bece­rra es un perio­dis­ta de 55 años, sobre­vi­vien­te al exter­mi­nio del par­ti­do polí­ti­co Unión Patrió­ti­ca en Colom­bia: el exter­mi­nio cons­ta ante la CIDH. Más de 5000 per­so­nas ase­si­na­das por las herra­mien­tas del Esta­do colom­biano, para callar la rei­vin­di­ca­ción social e impe­dir toda posi­bi­li­dad de cam­bio social por la vía polí­ti­ca (2). La espo­sa de Joa­quín Pérez fue víc­ti­ma del exterminio.
Joa­quín Pérez Bece­rra se encuen­tra hoy pre­so en las cár­ce­les colom­bia­nas, acu­sa­do de «terro­ris­mo». Esta injus­ta deten­ción hace par­te de una prác­ti­ca de cri­mi­na­li­za­ción de la lucha social y de cual­quier tipo de disi­den­cia que denun­cie la vio­la­ción a los DDHH en Colom­bia. Esta estra­te­gia de cri­mi­na­li­za­ción y judi­cia­li­za­ción impli­ca «sem­brar» prue­bas fal­sas y múl­ti­ples for­mas de mani­pu­la­ción judi­cial y mediática.
Hay que saber que solo en el 2011 han sido ase­si­na­dos por tor­tu­ra y dene­ga­ción médi­ca 5 pre­sos polí­ti­cos en las cár­ce­les colom­bia­nas (3).
El gobierno de San­tos afir­ma que las “prue­bas” que com­pro­me­ten a Pérez Bece­rra fue­ron encon­tra­das en las supues­tas compu­tado­ras del líder gue­rri­lle­ro Raúl Reyes, tras el ata­que que vio­ló la sobe­ra­nía del Ecua­dor y tuvo como sal­do la muer­te de Raúl Reyes y de unas 20 per­so­nas más, entre las cua­les un civil ecua­to­riano y 4 estu­dian­tes mexi­ca­nos inter­na­cio­na­lis­tas. Las tres muje­res sobre­vi­vien­tes denun­cia­ron que tras el terri­ble bom­bar­deo des­em­bar­ca­ron sol­da­dos colom­bia­nos y rema­ta­ron a los heri­dos a que­ma­rro­pa, las autop­sias lo han con­fir­ma­do. En rela­ción a los supues­tos correos, encon­tra­dos en los supues­tos compu­tado­res adu­ci­dos como “prue­bas” para encar­ce­lar a pen­sa­do­res crí­ti­cos, perio­dis­tas y defen­so­res de DDHH, hay que pre­ci­sar que se rom­pió la cade­na de cus­to­dia de dichas «prue­bas», y la mis­ma Inter­pol ha teni­do que reco­no­cer que hay miles de archi­vos crea­dos o mani­pu­la­dos en fechas pos­te­rio­res al bom­bar­deo. Con lo cual, o los creó el fan­tas­ma de Raúl Reyes, o algún agen­te de la poli­cía colom­bia­na. Pese a la inva­li­dez legal de tales «prue­bas», el sis­te­ma judi­cial las usa para enjau­lar al pen­sa­mien­to crítico.
· La entre­ga del perio­dis­ta se hubie­ra podi­do evi­tar: res­pe­tan­do las leyes
Lamen­ta­ble­men­te, habien­do podi­do evi­tar la entre­ga del comu­ni­ca­dor ampa­rán­do­se en la leyes; las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas eli­gie­ron sal­tar­se las leyes vene­zo­la­nas y el DIH (4), y entre­gar al perio­dis­ta al régi­men colom­biano, habien­do sido pre­via­men­te inco­mu­ni­ca­do, pri­va­do de abo­ga­dos y de acce­der a la repre­sen­ta­ción con­su­lar sue­ca. Los abo­ga­dos en Vene­zue­la, ante el secues­tro de fac­to por el SEBIN, tuvie­ron inclu­so que inter­po­ner un Habeas Cor­pus. El cual tam­po­co fue res­pe­ta­do. Había otra opción que secues­trar y entre­gar así al perio­dis­ta: era la opción legal. El gobierno vene­zo­lano no esta­ba “entre la espa­da y la pared”, como adu­cen los medios ofi­cia­lis­tas vene­zo­la­nos y los que le temen al pen­sa­mien­to, mar­ti­llan­do esa inexac­ti­tud has­ta en can­san­cio para tapar la gra­ve­dad de lo come­ti­do, y para tapar lo que esto pone de relie­ve: los acuer­dos Chávez-Santos.
· Genocidio
El perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra pasa a engro­sar la lis­ta de más de 7.500 pre­sos polí­ti­cos en Colom­bia, que la con­vier­ten en un país record en pri­sio­ne­ros polí­ti­cos. Cabe recor­dar que Colom­bia osten­ta trá­gi­cos ‘récords’: “En Colom­bia se come­ten el 60% de los ase­si­na­tos de sin­di­ca­lis­tas que se pre­sen­tan en todo el mun­do (…) una vio­len­cia his­tó­ri­ca, estruc­tu­ral, sis­te­má­ti­ca y selec­ti­va que se con­vir­tió en pau­ta de com­por­ta­mien­to del Esta­do colom­biano: esta vio­len­cia deja por lo menos des­de 1986, 2.778 sin­di­ca­lis­tas ase­si­na­dos, 196 des­apa­ri­cio­nes for­za­das y más de 11.096 hechos de vio­len­cia, que cons­ti­tu­yen un geno­ci­dio con­tra el movi­mien­to sin­di­cal colom­biano.” (CUT) (5)
Asi­mis­mo el cri­men de Esta­do de des­apa­ri­ción for­za­da de la «demo­cra­cia» en Colom­bia ha reba­sa­do las dra­má­ti­cas cifras de las dic­ta­du­ras de Argen­ti­na y Chi­le reu­ni­das: sólo en 3 años el Terro­ris­mo de Esta­do ha des­apa­re­ci­do a 38.255 per­so­nas, según un infor­me de Medi­ci­na legal. Para una esti­ma­ción total en los últi­mos 20 años de 250mil per­so­nas des­apa­re­ci­das, según lo denun­ció Pie­dad Cór­do­ba ( 6). Las esti­ma­cio­nes de des­apa­ri­ción for­za­da son obvia­men­te mini­mi­za­das des­de el Esta­do, sin embar­go ha debi­do reco­no­cer la exis­ten­cia de al menos 51.000 des­apa­re­ci­dos: “Al mes de noviem­bre de 2010, las esta­dís­ti­cas ofi­cia­les del gobierno de Colom­bia regis­tran más de 51.000 Des­apa­ri­cio­nes” seña­la un repor­te de 2011 de la US offi­ce on Colom­bia (7). En enero 2011 la Fis­ca­lía publi­có un infor­me (8): tie­ne docu­men­ta­dos 173.183 ase­si­na­tos y 34.467 des­apa­ri­cio­nes for­za­das, entre otros crí­me­nes come­ti­dos entre junio de 2005 y el 31 de diciem­bre de 2010 por la herra­mien­ta para­mi­li­tar. El infor­me de enero 2011 con­fir­ma las esti­ma­cio­nes de Pie­dad Cór­do­ba de al menos 250mil per­so­nas des­apa­re­ci­das. Del infor­me de Medi­ci­na legal y del de la Fis­ca­lía se dedu­ce un pro­me­dio de 13.000 des­apa­re­ci­dos al año, per­pe­tra­dos entre fuer­za públi­ca y herra­mien­ta paramilitar.
Igual­men­te el ase­si­na­to de civi­les a manos de mili­ta­res ha reba­sa­do todo lími­te del horror en la figu­ra de los “fal­sos posi­ti­vos”: ase­si­na­tos de civi­les per­pe­tra­dos por mili­ta­res que lue­go dis­fra­zan sus cadá­ve­res de “gue­rri­lle­ros aba­ti­dos en com­ba­te”, ya hay 3.000 casos docu­men­ta­dos de estos ase­si­na­tos que son impul­sa­dos por las recom­pen­sas que reci­ben los mili­ta­res por cadá­ver pre­sen­ta­do como una for­ma de incen­ti­var el mane­jo de la bar­ba­rie y de aumen­tar las “vic­to­rias de gue­rra” por par­te del esta­do colom­biano (9). En mayo 2011 el CINEP publi­có un infor­me en el que evi­den­cia que los ase­si­na­tos de civi­les a manos de mili­ta­res, lejos de dis­mi­nuir, han aumen­ta­do bajo la pre­si­den­cia de San­tos (10). Igual­men­te en Colom­bia se encon­tró en diciem­bre 2009 la mayor fosa común del con­ti­nen­te ame­ri­cano, con 2000 cadá­ve­res de des­apa­re­ci­dos: la gigan­tes­ca fosa se encuen­tra detrás del bata­llón de la fuer­za Ome­ga del Plan Colom­bia, que goza de estre­cha ase­so­ría esta­dou­ni­den­se (11). Pos­te­rior­men­te, fina­li­zan­do el año 2010, se encon­tró otra fosa gigan­tes­ca con más 1500 cuer­pos de des­apa­re­ci­dos:“ Denun­cian el hallaz­go de al menos 1.505 cuer­pos más en fosas comu­nes en Colom­bia, en el Meta, en la mis­ma región que la mayor fosa común del con­ti­nen­te (…) cuyos cadá­ve­res son cuer­pos de des­apa­re­ci­dos y ase­si­na­dos por el ejér­ci­to, como que­dó evi­den­cia­do en las Audien­cias públi­cas a tes­ti­gos y fami­lia­res de des­apa­re­ci­dos” (12)
La bar­ba­rie se sigue inten­si­fi­can­do día a día, y la herra­mien­ta para­mi­li­tar con­ti­núa ase­si­na­do, des­apa­re­cien­do y masa­cran­do, como lo denun­cia el Movi­mien­to de Víc­ti­mas de Crí­me­nes de Esta­do: “ Accio­nes del gobierno de San­tos para encu­brir el para­mi­li­ta­ris­mo (…) En la Polí­ti­ca de Pros­pe­ri­dad Demo­crá­ti­ca la per­sis­ten­cia de los Crí­me­nes de Lesa Huma­ni­dad se encu­bre bajo la deno­mi­na­ción de Ban­das Cri­mi­na­les, que es par­te de la rein­ge­nie­ría para­mi­li­tar y la fal­se­dad del espec­tácu­lo de las des­mo­vi­li­za­cio­nes. Per­sis­tien­do el poder mafio­so, polí­ti­co y empre­sa­rial en las estruc­tu­ras para­mi­li­ta­res. (…) Con­ti­núa la cri­mi­na­li­za­ción de la pro­tes­ta social, la judi­cia­li­za­ción de cam­pe­si­nos, estu­dian­tes y defen­so­res de DDHH, con la pro­lon­ga­ción de la prác­ti­ca de la des­apa­ri­ción for­za­da, la vio­len­cia sexual, del con­trol mili­tar de la vida y del pen­sa­mien­to crí­ti­co” (13).
 
· Colom­bia: Callar a la pren­sa alter­na­ti­va, una cace­ría humana
Pese a estas evi­den­cias, el mun­do mira para otro lado. Es sola­men­te aho­ra que se empie­zan a hacer oír las voces a tra­vés del mun­do en soli­da­ri­dad con los 7.500 pre­sos polí­ti­cos encar­ce­la­dos bajo mon­ta­jes judiciales.
En este cua­dro de geno­ci­dio que sufre el pue­blo colom­biano a manos de un esta­do que uti­li­za la herra­mien­ta para­mi­li­tar para ate­rro­ri­zar, callar y des­pla­zar pobla­cio­nes en masa* pare­ce más que evi­den­te que las voces del perio­dis­mo alter­na­ti­vo, como la Joa­quín Pérez son vita­les. *(otro récord: Colom­bia es el país del mun­do con más des­pla­za­dos, jun­to con Sudán: 4,9 millo­nes de per­so­nas según el últi­mo infor­me de CODHES).
Por eso a Joa­quín Pérez Bece­rra el esta­do colom­biano le dio cace­ría: para callar el medio alter­na­ti­vo más con­sul­ta­do por la pobla­ción colom­bia­na, con una cifra impre­sio­nan­te de visi­tas dia­rias. Es evi­den­te que el obje­ti­vo del apre­sa­mien­to de Joa­quín Pérez Bece­rra era silen­ciar su voz, y no como pre­ten­den algu­nos “poner en aprie­tos a Vene­zue­la”; por­que Vene­zue­la hubie­ra podi­do zafar­se muy fácil­men­te de esos adu­ci­dos “aprie­tos”: sim­ple­men­te res­pe­tan­do las leyes vene­zo­la­nas y el DIH, y pro­ce­dien­do a la devo­lu­ción del perio­dis­ta a Sue­cia. Pero el hecho de que las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas esco­gie­ran vio­lar todas las leyes debe sus­ci­tar serias pre­gun­tas acer­ca de su cola­bo­ra­ción, usan­do méto­dos ile­ga­les, en los pla­nes impe­ria­les de cace­ría huma­na, mal lla­ma­dos “lucha con­tra el terro­ris­mo”. No todo cons­ti­tu­ye un inmen­so com­plot con­tra Vene­zue­la, el medio ANNCOL era un obje­ti­vo de pri­me­ra cate­go­ría para los caza­do­res del pen­sa­mien­to crí­ti­co: lamen­ta­ble­men­te para encu­brir la entre­ga del perio­dis­ta, las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas han pro­ce­di­do a dis­fra­zar la realidad.
La voz de un perio­dis­ta como Joa­quín Pérez Bece­rra era muy impor­tan­te para la paz de Colom­bia: por­que la paz en Colom­bia pasa por el diá­lo­go, el cono­ci­mien­to, la infor­ma­ción. Se tra­ta enton­ces para la oli­gar­quía de pro­lon­gar la gue­rra: por­que no quie­re la paz con cons­cien­cia, con jus­ti­cia; por­que pre­fie­re man­te­ner el empo­bre­ci­mien­to y el exter­mi­nio de los que rei­vin­di­can, inclui­dos perio­dis­tas, aca­dé­mi­cos, soció­lo­gos, ambien­ta­lis­tas, sin­di­ca­lis­tas, estu­dian­tes, cam­pe­si­nos, artis­tas, abo­ga­dos, etc…
· Repu­dio a la entre­ga del perio­dis­ta y aler­ta sobre pro­ce­de­res de tipo Plan Cóndor
Se alza el repu­dio inter­na­cio­nal y des­de el pue­blo revo­lu­cio­na­rio de Vene­zue­la con­tra la entre­ga del perio­dis­ta al esta­do colom­biano a sabien­das de que lo cobi­ja­ba el Esta­tu­to del Refu­gia­do, la nacio­na­li­dad sue­ca, la Con­ven­ción con­tra la Tor­tu­ra: una entre­ga en cla­ra vio­la­ción al DIH y a las leyes de Vene­zue­la. Por el cua­dro de geno­ci­dio que pre­sen­ta Colom­bia, y por evi­den­te éti­ca huma­nis­ta, se alza el repu­dio con­tra los acuer­dos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos fir­ma­dos entre San­tos y Chá­vez. Se ele­va el pedi­do al gobierno vene­zo­lano, que en vir­tud de todo el apo­yo que ha reci­bi­do de millo­nes de revo­lu­cio­na­rios del mun­do, sea con­se­cuen­te con su dis­cur­so anti-impe­ria­lis­ta, y can­ce­le urgen­te­men­te los acuer­dos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, para no invo­lu­crar más a Vene­zue­la en la com­pli­ci­dad del geno­ci­dio con­tra el pue­blo colom­biano, y no reedi­tar una ver­sión peno­sa del maca­bro Plan Cón­dor (14). Esos acuer­dos invo­lu­cran a Vene­zue­la en la gue­rra con­tra el pue­blo colom­biano, le hacen el favor al impe­ria­lis­mo, y con­tra­vie­nen los prin­ci­pios anti-impe­ria­lis­tas que pro­na el pro­ce­so vene­zo­lano: esos acuer­dos no son dig­nos de la esen­cia boli­va­ria­na y si los per­mi­ti­mos sin alzar nues­tras voces, sig­ni­fi­ca­rán muchas más entre­gas de per­se­gui­dos polí­ti­cos, y sig­na­rán la putre­fac­ción de la fibra éti­ca del pro­ce­so venezolano.
El pre­si­den­te de Colom­bia, Juan Manuel San­tos, en decla­ra­cio­nes al dia­rio El Tiem­po de Bogo­tá el 25 de abril, expre­só acer­ca de la entre­ga del perio­dis­ta: “el sába­do lla­mé al pre­si­den­te Chá­vez y le dije que un tipo muy impor­tan­te para noso­tros de las Farc lle­ga­ba en un vue­lo de Lufthan­sa esa tar­de a Cara­cas y que si lo podía dete­ner. No titu­beó. Lo man­dó cap­tu­rar y nos lo va a entre­gar.” (15)
Mien­tras Chá­vez entre­ga­ba al perio­dis­ta, reci­bía miles de car­tas y pedi­dos de los cua­tro rin­co­nes del mun­do, que pue­den sin­te­ti­zar­se en esta fra­se de la car­ta envia­da por inte­lec­tua­les y artis­tas del mun­do (Ibíd. ):
«Espe­ra­mos que su gobierno rec­ti­fi­que ese rum­bo nada deco­ro­so para el pro­ce­so boli­va­riano que tan­to defen­de­mos, y que con orgu­llo que­re­mos seguir mostrando»

Cri­mi­na­li­zar al perio­dis­ta y a la crítica:
· Men­ti­ras en com­pli­ci­dad con el geno­ci­dio, que asfi­xian al pro­ce­so venezolano

Un amplio sec­tor mun­dial y vene­zo­lano ha repu­dia­do la entre­ga del perio­dis­ta; lamen­ta­ble­men­te des­de el gobierno vene­zo­lano se ha res­pon­di­do con poca humil­dad, y cri­mi­na­li­zan­do al par­ti­do comu­nis­ta de Vene­zue­la y a las demás orga­ni­za­cio­nes crí­ti­cas de la medi­da (16). Ha habi­do una cen­su­ra mediá­ti­ca impul­sa­da des­de la alta cúpu­la minis­te­rial a los medios ofi­cia­lis­tas. La dere­cha infil­tra­da en pues­tos cla­ves del pro­pio PSUV ha mar­ca­do la con­sig­na de into­le­ran­cia al pen­sa­mien­to. Des­de la cap­tu­ra se ha pre­sen­ta­do al perio­dis­ta como un “terro­ris­ta” en los medios ofi­cia­lis­tas de Vene­zue­la, copian­do y pegan­do el comu­ni­ca­do de Bogo­tá, y con­de­nán­do­lo sin pre­vio jui­cio. Asi­mis­mo se ocul­tó la nacio­na­li­dad sue­ca del perio­dis­ta mien­tras se dio tiem­po a entre­gar­lo a manos de sus cap­to­res colombianos.
Lue­go, tras la entre­ga, la cen­su­ra sigue en los medios ofi­cia­lis­tas: los cua­les recu­rren a crear una matriz de opi­nión que cri­mi­na­li­za al perio­dis­ta y que cri­mi­na­li­za la soli­da­ri­dad y el pen­sa­mien­to, y cuya cús­pi­de de lo absur­do podría sin­te­ti­zar­se así: “si cri­ti­cas la medi­da toma­da por Chá­vez eres de la CIA”. Evi­den­te­men­te este accio­nar no encuen­tra una acep­ta­ción uná­ni­me en el pue­blo vene­zo­lano, y varios medios alter­na­ti­vos, orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias de base, el PCV, artis­tas e inte­lec­tua­les no entien­den la into­le­ran­cia y la estig­ma­ti­za­ción del deba­te como algo revo­lu­cio­na­rio. La cen­su­ra ha lle­ga­do tan lejos que la direc­to­ra de la Radio del Sur ha sido des­ti­tui­da: Radio del Sur es uno de los pocos medios vene­zo­la­nos que se han atre­vi­do a infor­mar sobre la entre­ga del perio­dis­ta, y a cues­tio­nar acer­ca de los acuer­dos Chá­vez-San­tos en mate­ria de entre­ga de per­se­gui­dos políticos.
Está cla­ro que el secues­tro y la entre­ga del perio­dis­ta al régi­men colom­biano han des­per­ta­do cues­tio­na­mien­tos esen­cia­les que según como se de el deba­te, y sobre­to­do si se logra dar pese a la into­le­ran­cia, mar­ca­rán ya sea el for­ta­le­ci­mien­to del pro­ce­so vene­zo­lano en un camino hacia algo más jus­to que el capi­ta­lis­mo, o bien mar­ca­rán el ini­cio tan­gi­ble de su dete­rio­ro en medio de la cri­mi­na­li­za­ción de la soli­da­ri­dad y la crítica.
Lamen­ta­ble­men­te la dere­cha del PSUV ha mane­ja­do la cues­tión mediá­ti­ca­men­te de tal mane­ra que ha coop­ta­do a muchas per­so­nas hones­tas, adhi­rién­do­las a la cau­sa de la cen­su­ra median­te el con­ven­ci­mien­to de que la crí­ti­ca ‘le hace mucho daño al pro­ce­so’, cuan­do no es la crí­ti­ca la que le hace daño, sino la fal­ta de crí­ti­ca y el encu­bri­mien­to de estos hechos. Esto se expre­sa en un comu­ni­ca­do que lla­ma a (17): “Cui­den a esta Revo­lu­ción que es de todos.” Cómo si no la cui­dá­ra­mos los que cri­ti­ca­mos jus­ta­men­te una medi­da que la vul­ne­ra y que des­tru­ye su fibra éti­ca. “(…) No la uti­li­cen de mane­ra poco soli­da­ria. No la some­tan a ries­gos inne­ce­sa­rios.” Esto es un eco de la pro­pa­gan­da que cri­mi­na­li­za al perio­dis­ta adu­cien­do que fue él el que “some­tió a la revo­lu­ción a ries­gos inne­ce­sa­rios”, y de nin­gu­na mane­ra pode­mos acep­tar que se cri­mi­na­li­ce a la víc­ti­ma y se nos chan­ta­jee para que nos que­de­mos calla­dos ante la evi­den­te injus­ti­cia. En lo per­so­nal, y es una opi­nión com­par­ti­da por muchos, segui­ré apo­yan­do lo bueno del pro­ce­so vene­zo­lano, pero no voy a apo­yar la vio­la­ción del DIH, ni la entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, ni los pac­tos gri­ses Chá­vez-San­tos, ni los mane­jos ile­ga­les ejer­ci­dos con­tra per­so­nas como fue el caso con­tra el perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra. Y por lo tan­to se debe dar el deba­te y los pue­blos tie­nen dere­cho a cono­cer el tenor y alcan­ce de los acuer­dos Chá­vez-San­tos en mate­ria de “coope­ra­ción e inte­li­gen­cia militar”.
La defen­sa de lo inde­fen­di­ble ha incu­rri­do en las argu­men­ta­cio­nes más bajas, publi­ca­das sin repa­ro en medios vene­zo­la­nos que habían sabi­do ganar­se por su tra­ba­jo el res­pe­to y cari­ño de los pue­blos. Espe­re­mos que esta línea de calum­nias y cri­mi­na­li­za­ción se rec­ti­fi­que y no empa­ñe más la tra­yec­to­ria de estos medios. Estas baje­zas van des­de lla­mar al perio­dis­ta “terro­ris­ta”, repli­can­do el paté­ti­co comu­ni­ca­do del minis­tro Andrés Iza­rra, pasan­do por artícu­los de opi­nión que arti­cu­lan su “defen­sa” de la entre­ga del perio­dis­ta entorno a baje­zas como: “¿Qué colom­biano no se hace el sue­co?” o bien en la estra­te­gia de cri­mi­na­li­zar a la crí­ti­ca, como lo hace Iván Mai­za en el artícu­lo estre­lla de Tele­sur, que lle­ga a decir que los colom­bia­nos de izquier­da «tra­ba­jan para el DAS», y uno enton­ces pue­de pre­gun­tar­se si no es él el que tra­ba­ja para el DAS, dado su pro­ce­der de men­ti­ra, calum­nias y seña­la­mien­tos para gene­rar odio con­tra los críticos.
Tam­bién hemos teni­do que leer toda suer­te de expre­sio­nes racis­tas de tipo: «Por­qué tie­nen que venir a Vene­zue­la?», y vemos morir la inte­li­gen­cia en fra­ses como: «¿Si ese señor esta­ba tan bien en Sui­za (sic.) por qué no se que­dó allá y tuvo que venir a Venezuela?»

Pulu­lan cosas tan insi­dio­sas con­tra los sobre­vi­vien­tes de un geno­ci­dio como: “¿Cómo sabe­mos, a estas altu­ras, que Joa­quín Pérez Bece­rra es AUTÉNTICAMENTE un com­pa­ñe­ro? ¿Cómo sobre­vi­vió y pudo salir de Colom­bia, cuan­do todos los demás murie­ron, en ata­ques furi­bun­dos?” (18)
Hay cen­su­ra, calum­nias con­tra la víc­ti­ma y los crí­ti­cos, y a la par hay un pode­ro­so chan­ta­je emo­cio­nal para man­dar a callar a los crí­ti­cos, en que se los cul­pa­bi­li­za de todos los males del mun­do por atre­ver­se a expre­sar la crí­ti­ca: se ape­la a la idea absur­da según la cual si los crí­ti­cos de la abe­rran­te medi­da lla­man al deba­te abier­to, ense­gui­da apa­re­cen en el hori­zon­te las tro­pas de mari­nes esta­dou­ni­den­ses, pres­tas a ata­car lo logra­do. Y todo sería por cul­pa de los crí­ti­cos a la vio­la­ción al DIH y al secues­tro de un perio­dis­ta. Se olvi­dan esos chan­ta­jis­tas que es la cen­su­ra la que aca­ba con el pro­ce­so, pues for­ta­le­ce a la dere­cha del PSUV. Y se olvi­dan de que Washing­ton salió a dar sus feli­ci­ta­cio­nes a Chá­vez por la cola­bo­ra­ción en la impe­rial “lucha con­tra el terro­ris­mo” que no es otra cosa que la cace­ría huma­na moder­na con­tra todo aquel o aque­lla que ade­lan­te un pen­sa­mien­to crí­ti­co y ver­da­de­ra­men­te revolucionario.
Esta lógi­ca retor­ci­da de cul­par al perio­dis­ta de la vio­la­ción al DIH de la que fue víc­ti­ma por par­te de las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas hace escue­la en cen­so­res de todo tipo: la línea la tra­zan los medios amor­da­za­dos y direc­cio­na­dos por Iza­rra, y lue­go a esta línea inde­co­ro­sa se unen per­so­nas de la dere­cha del PSUV y tam­bién per­so­nas hones­tas pero tre­men­da­men­te cega­das por el chan­ta­je emo­cio­nal impe­ran­te. La expre­sión de esta línea cen­so­ra se reco­ge en fra­ses popu­la­res como: “Cual­quier ciu­da­dano que sos­pe­che que pue­da estar en las lis­tas del gobierno colom­biano, cuya fuen­te son la compu­tado­ras de Raul Fuen­tes … lo que tie­ne que hacer es no ir a Vene­zue­la, por­que con esta acción per­ju­di­ca, y com­pro­me­ta la revo­lu­ción boli­va­ria­na, con­vir­tién­do­se, en un arma arro­ja­di­za con­tra esta” (sic) (19)
Es el mun­do al revés. La con­clu­sión lógi­ca que habría que sacar es que hay que exi­gir a Vene­zue­la que res­pe­te el esta­tu­to del Refu­gia­do, el DIH, y la pro­pia cons­ti­tu­ción vene­zo­la­na; en vez de pedir­les a los colom­bia­nos que evi­ten ir a Vene­zue­la. Pero los ada­li­des de la lógi­ca retor­ci­da pre­ten­den vetar Vene­zue­la a los colom­bia­nos, en esa ‘lógi­ca’ alie­nan­te de cul­par al perio­dis­ta de lo que fue víc­ti­ma por par­te de las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas. Qué nivel de alie­na­ción. Es como decir: «si las muje­res saben que se expo­nen a ser vio­la­das, que no sal­gan solas a la calle, y que no vis­tan de tal o cual mane­ra, por­que están pro­vo­can­do a los hom­bres» o como lo que dicen las men­tes más enfer­mi­zas acer­ca de las víc­ti­mas de vio­len­cia de géne­ro: “si ese hom­bre le pegó es por­que ella se lo buscó”
Uno de esos arti­cu­lis­tas del ejér­ci­to de alie­nan­tes, se pre­gun­ta­ba indig­na­do: “Por qué si Bece­rra esta­ba tan bien en Sui­za (sic.), no se que­dó allá con todas las como­di­da­des, y tenía que venir a moles­tar­nos a Vene­zue­la! ¿qué bus­ca­ba ese inconciente?”
La mis­ma cosa es dicha de mane­ra menos bur­da, pero no menos absur­da y cri­mi­na­li­zan­te de la víc­ti­ma y los crí­ti­cos, por Luis Bil­bao, quien adu­ce que no se pue­de “gemir” por “hechos con­su­ma­dos” (vio­la­ción al debi­do pro­ce­so y DIH): “Quien obre por deci­sión o inad­ver­ten­cia con­tra la con­cre­ción de la Celac, está hacien­do algo muy gra­ve(…) Y quien ape­le a la polí­ti­ca de los hechos con­su­ma­dos, no pue­de gemir lue­go por­que encuen­tra fren­te a sí, tam­bién, hechos con­su­ma­dos.” (20)
Des­de la tri­bu­na pre­si­den­cial se ha arre­me­ti­do con­tra los mili­tan­tes de izquier­da vene­zo­la­nos y lati­no­ame­ri­ca­nos que han pro­tes­ta­do, tra­tán­do­los de “Ultras” de mane­ra peyo­ra­ti­va. Varios voce­ros de la corrien­te cen­so­ra, afir­man que la deten­ción se debió a que Pérez lle­ga­ba a Cara­cas a “sabo­tear” la reu­nión inte­gra­cio­nis­ta de la lla­ma­da Comu­ni­dad de Esta­dos Lati­no­ame­ri­ca­nos y Cari­be­ños. Lo cual es repe­ti­do con más o menos inten­si­dad por mul­ti­tud de artícu­los de opi­nión, que obvian olím­pi­ca­men­te que­la mar­ti­lla­da tesis de la “trampa”se des­va­ne­ce ante la evi­den­cia de que había mul­ti­tud de leyes bajo cuyo ampa­ro el gobierno vene­zo­lano hubie­ra podi­do pro­ce­der de otra manera.
· El geno­ci­da Yair Klein tuvo acce­so al debi­do pro­ce­so que las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas le nega­ron al perio­dis­ta: evi­tó la cir­cu­lar de Interpol

La tri­lla­da men­ti­ra de que la cir­cu­lar de Inter­pol exi­gía ese pro­ce­der ile­gal es una de las fala­cias más enor­mes con que se pre­ten­de tapar lo come­ti­do con­tra el periodista.
Por más cir­cu­lar roja de INTERPOL (que toda­vía no se sabe si exis­tió): una cir­cu­lar de inter­pol no da dere­cho a secues­trar a un ser humano. Se debe pro­ce­der legal­men­te. Y las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas se sal­ta­ron el debi­do pro­ce­so: si no se lo hubie­ran sal­ta­do, Joa­quín Pérez Bece­rra esta­ría en Sue­cia, con su hija de 10 años y su segun­da espo­sa; y no esta­ría en una cel­da en manos de sus ver­du­gos, entre­ga­do por Vene­zue­la a manos de quie­nes tor­tu­ra­ron y ase­si­na­ron a su pri­me­ra espo­sa. Es un per­se­gui­do polí­ti­co, ampa­ra­do por la Con­ven­ción con­tra la Tor­tu­ra y el Esta­tu­to del Refu­gia­do: no pro­ce­día el entre­gar­lo al país del cual huyó.
Has­ta el mer­ce­na­rio Israe­lí Yair Klein, entre­na­dor de para­mi­li­ta­res en des­mem­brar per­so­nas vivas con moto­sie­rra, anda libre pese a que tuvo una cir­cu­lar de Inter­pol, y está libre por­que los tri­bu­na­les se nega­ron a entre­gar­lo, tras el debi­do pro­ce­so, adu­cien­do que era «vic­ti­ma de per­se­cu­ción polí­ti­ca»: razón por la cual se can­ce­la la extra­di­ción y cir­cu­lar de Inter­pol. Obvia­men­te que en el caso de Yair Klein pro­te­gie­ron cíni­ca­men­te a un geno­ci­da; y si la lega­li­dad ampa­ra has­ta a un geno­ci­da para que se pue­da evi­tar una cir­cu­lar de INTERPOL, con más razón lo pue­de hacer un sobre­vi­vien­te y refu­gia­do polí­ti­co como el perio­dis­ta Pérez Bece­rra. (21)
Igual pasó con los ban­que­ros vene­zo­la­nos pró­fu­gos de la jus­ti­cia vene­zo­la­na: tam­bién adu­je­ron «per­se­cu­ción polí­ti­ca» y andan libres. Pero tuvie­ron acce­so al debi­do proceso.
En cam­bio Vene­zue­la secues­tró al perio­dis­ta Pérez Bece­rra (inclu­so se sal­tó el Habeas Cor­pus inter­pues­to), lo pri­vó del pro­ce­so legal, en el cual hubie­ra apa­re­ci­do como obvio que la extra­di­ción No pro­ce­día y se hubie­ra evi­ta­do fácil­men­te. El perio­dis­ta es sobre­vi­vien­te de un geno­ci­dio polí­ti­co de todo un par­ti­do (la Unión Patrió­ti­ca, UP): el geno­ci­dio polí­ti­co cons­ta ante la CIDH, no es un secre­to, es un hecho his­tó­ri­co reconocido.
El perio­dis­ta Pérez Bece­rra fue uno de los pocos con­ce­ja­les de la UP que que­dó vivo, en total 5000 ase­si­na­dos por el Esta­do colom­biano. La entre­ga del perio­dis­ta fue un cri­men en cla­ra com­pli­ci­dad con el geno­ci­da régi­men colom­biano, en su tarea se silen­ciar la infor­ma­ción y el perio­dis­mo alter­na­ti­vo. Resul­ta indigno a ultran­za que hoy en algu­nos de los mis­mos medios alter­na­ti­vos que debe­rían ser los pri­me­ros en soli­da­ri­zar­se con el perio­dis­ta Pérez Bece­rra, se inten­te tapar la infa­mia de su entre­ga con más infa­mias: calum­nián­do­lo y man­ci­llan­do la memo­ria de las víc­ti­mas de un geno­ci­dio que hoy por hoy, al momen­to de escri­bir estas líneas, se intensifica.
Serían incon­ta­bles los ejem­plos de ese inten­to de escon­der la reali­dad con calum­nias, men­ti­ras, racis­mo, cri­mi­na­li­za­ción del perio­dis­ta, teo­rías del com­plot, chan­ta­je emo­cio­nal, etc.

· Ha habi­do igual­men­te un sec­tor ape­ga­do a la éti­ca, que cabe destacar

Cabe resal­tar que tam­bién ha habi­do un sec­tor crí­ti­co y revo­lu­cio­na­rio en Vene­zue­la que ha ade­lan­ta­do la éti­ca y el res­pe­to del DIH como pun­tos irre­vo­ca­bles, y que ha arti­cu­la­do los aná­li­sis entorno a la ver­dad y la argu­men­ta­ción, y no entorno a la des­ca­li­fi­ca­ción del que pien­sa dife­ren­te; ha habi­do un sec­tor impor­tan­te del pue­blo vene­zo­lano cons­cien­te de que si este deba­te no se da abier­ta­men­te, eso sí que es hacer­le el favor al impe­ria­lis­mo y a la dere­cha del PSUV; y este sec­tor ha sido víc­ti­ma de insul­tos e impro­pe­rios de todo tipo, des­de la tri­lla­da seña­li­za­ción de ser “con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios”, has­ta insul­tos más per­so­na­les. En este sec­tor soli­da­rio y digno des­ta­ca la labor del par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la, y en la inte­lec­tua­li­dad crí­ti­ca des­ta­can nom­bres como Luis Brit­to que dejó muy cla­ro en un artícu­lo que la entre­ga del perio­dis­ta era no sólo infrac­to­ra del DIH, sino total­men­te incons­ti­tu­cio­nal, y emi­tió su crí­ti­ca des­de la preo­cu­pa­ción por el mis­mo pro­ce­so vene­zo­lano que muchos hemos defen­di­do, y que no pode­mos tole­rar ver­se sumi­do en prác­ti­cas ile­ga­les y en pac­tos repre­si­vos: “(…) lo dicen las leyes y los tra­ta­dos (…) El que en otros paí­ses no exis­ta Esta­do de Dere­cho no es razón para que éste deje de exis­tir en Vene­zue­la. (…) Secues­trar a un comu­ni­ca­dor social y entre­gar­lo por la fuer­za a un país del cual no es nacio­nal; a un país don­de fue­ron ase­si­na­das su espo­sa y cin­co mil copar­ti­da­rios; don­de en tres años se cuen­tan más de 38 mil des­apa­re­ci­dos (…)cier­ta­men­te repre­sen­ta un peli­gro para él, y para quie­nes con­fia­mos en que cons­ti­tu­cio­nes, leyes y dere­chos huma­nos eran más que últi­mas palabras.(22).

Tam­bién des­ta­ca Gon­za­lo Gómez, fun­da­dor de Apo​rrea​.org, en su artícu­lo “En el caso Pérez Bece­rra había otras opcio­nes ¿Por qué se esco­gió la peor?”, expre­sa: “Las razo­nes dadas por el gobierno y por nues­tro pre­si­den­te han sido muy poco con­vin­cen­tes. Pero ade­más fal­ta un toque de humil­dad y de res­pe­to hacia la opi­nión y los sen­ti­mien­tos de los demás, en fun­ción del diá­lo­go y de la uni­dad de todos los que damos la vida por el pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio boli­va­riano (…) Los méto­dos extra­via­dos nos que­man a todos al mis­mo tiem­po, que­man a la revo­lu­ción que esta­mos impul­san­do. El gobierno se está inmo­lan­do. Le está infi­rien­do una inmen­sa heri­da a fran­jas impor­tan­tes del movi­mien­to popu­lar vene­zo­lano, al sen­ti­mien­to de con­fian­za (…) No es sólo cosa del PCV (…) ni de la des­pre­cia­da “ultra­iz­quier­da” que sólo es bue­na para morir por Chá­vez en Puen­te Lla­guno. Los movi­mien­tos socia­les y pro­gre­sis­tas, las orga­ni­za­cio­nes de izquier­da que nos han defen­di­do en todas par­tes han tem­bla­do de indig­na­ción(…) O hay diá­lo­go con el pue­blo o este pro­ce­so entra­rá en una fase de gra­ví­si­mas difi­cul­ta­des.” (23)
Lucía Ruíz ano­ta con mucha per­ti­nen­cia que: “Acon­te­ci­mien­tos impor­tan­tes per­mi­ten que aflo­ren nobles y éti­cos prin­ci­pios, o en su defec­to, per­ver­sas pasio­nes y falen­cias ideo­ló­gi­cas. El secues­tro y entre­ga expres de Joa­quín Pérez Bece­rra al Esta­do terro­ris­ta de Colom­bia es uno de estos casos que nos per­mi­te valo­rar en su jus­ta dimen­sión el derro­te­ro demo-libe­ral a que vie­ne sien­do some­ti­do el pro­ce­so boli­va­riano de Vene­zue­la, por la dere­cha endó­ge­na en la direc­ción del PSUV y el gobierno cen­tral. El ‘asun­to Pérez’ de sope­tón tum­bó la más­ca­ra dejan­do al des­cu­bier­to todas las ver­güen­zas y quie­bras ideo­ló­gi­cas.(…) Por un lado está la deplo­ra­ble y arbi­tra­ria posi­ción asu­mi­da por Chá­vez y su gobierno, que piso­teó la Cons­ti­tu­ción de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la, que reza así el “Capí­tu­lo III, De los Dere­chos Civi­les , Artícu­lo 44 (…) Toda per­so­na dete­ni­da tie­ne dere­cho a comu­ni­car­se de inme­dia­to con sus fami­lia­res, abo­ga­do o abo­ga­da o per­so­na de su con­fian­za (…) Res­pec­to a la deten­ción de extran­je­ros o extran­je­ras se obser­va­rá , ade­más, la noti­fi­ca­ción con­su­lar pre­vis­ta en los tra­ta­dos inter­na­cio­na­les sobre la mate­ria .” (24)
Y seña­la: “No sola­men­te se asu­me orgu­llo­sa­men­te la polí­ti­ca anti­te­rro­ris­ta impe­rial sino que se enri­que­ce con cre­ces los pos­tu­la­dos de ésta. En la pre­ten­di­da defen­sa de la “papa calien­te” que hicie­ra el pre­si­den­te Chá­vez que­da cla­ra­men­te demos­tra­do has­ta don­de se ha lle­ga­do a abra­zar esta polí­ti­ca anti­te­rro­ris­ta grin­ga, en la que alumno supera al pro­fe­sor: “[…]Se bajó en Mai­que­tía y lo cap­tu­ra­mos. Así como entre­ga­mos a Chá­vez Abar­ca a Cuba, entre­ga­mos a este señor a Colom­bia” . Si, así no más, sin un ápi­ce de ver­güen­za —a gri­to en cue­llo — , bur­lan­do el prin­ci­pio uni­ver­sal de la pre­sun­ción de ino­cen­cia y sin jui­cio alguno se con­de­na y se equi­pa­ra al perio­dis­ta de Ann­col y lucha­dor popu­lar Joa­quín Pérez con un terro­ris­ta.” (Ibíd. )
Ile­nia Medi­na recuer­da que: “En diver­sas opor­tu­ni­da­des hemos plan­tea­do la impe­rio­sa nece­si­dad de que Vene­zue­la debe aca­bar con el irres­pon­sa­ble pro­ce­di­mien­to de depor­tar a los ciu­da­da­nos colom­bia­nos. Toda soli­ci­tud que efec­túe Colom­bia debe ampa­rar­se bajo los pro­ce­di­mien­tos jurí­di­cos más ape­ga­dos al esta­do de dere­cho. (…) Sin embar­go, son las auto­ri­da­des colom­bia­nas, sin moral para ello, que le exi­gen a Vene­zue­la “garan­tías” para extra­di­tar a Makled.” (25)
· Polí­ti­ca de per­se­cu­ción con­tra el pen­sa­mien­to crí­ti­co ade­lan­ta­da por el impe­rio a nivel mundial
El cen­tro de este asun­to es la polí­ti­ca con­tra­in­sur­gen­te y repre­si­va con­tra el pen­sa­mien­to crí­ti­co ade­lan­ta­da por el impe­rio a nivel mun­dial, y con espe­cí­fi­co énfa­sis en luga­res como Colom­bia, en los que el gobierno ade­lan­ta una ver­da­de­ra cace­ría huma­na. La som­bría reedi­ción del Plan Cón­dor no pue­de ser ava­la­da por los revo­lu­cio­na­rios del mun­do: es una lla­ga abier­ta en el con­ti­nen­te ame­ri­cano. Y menos pode­mos acep­tar que el gobierno vene­zo­lano man­ci­lle su éti­ca cola­bo­ran­do con el geno­ci­dio con­tra el pue­blo colom­biano, en la sucia labor de entre­gar per­se­gui­dos políticos.
Roo­se­velt Bar­bo­sa seña­la: “Joa­quín Pérez Bece­rra solo fue la gota que derra­mó el vaso. (…) Inclu­so se han entre­ga­do com­ba­tien­tes heri­dos, lo que está indi­can­do que no son erro­res cir­cuns­tan­cia­les las entre­gas, sino polí­ti­cas de Esta­do acor­da­das entre ambas nacio­nes. Es a esto, que sí es muy gra­ve, que debe res­pon­der el pre­si­den­te, expli­car con cla­ri­dad si segui­rá o no entre­gan­do a los colom­bia­nos recla­ma­dos por el gobierno de las inmen­sas tum­bas clan­des­ti­nas.” (26)

Como lo expre­sa el tex­to de aná­li­sis jurí­di­co que publi­có el Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la: «el gobierno boli­va­riano, por cum­plir un acuer­do no cono­ci­do con el gobierno de Colom­bia y su pre­si­den­te San­tos, dejó de apli­car las leyes de nues­tro país para entre­gar al periodista.»
Hugó Gómez, expre­sa: “Ambos gobier­nos han pre­si­di­do este epi­so­dio detes­ta­ble de atro­pe­llo inau­di­to a la liber­tad y segu­ri­dad del revo­lu­cio­na­rio depor­ta­do. La depor­ta­ción de Pérez Bece­rra se ins­cri­be en un com­pro­mi­so polí­ti­co cla­ro-oscu­ro de dos man­da­ta­rios que osten­tan sig­nos polí­ti­cos con­tra­rios. Es esa una con­tra­dic­ción que debe resol­ver­se. El tsu­na­mi polí­ti­co que este epi­so­dio ha des­en­ca­de­na­do, con­tri­bui­rá a des­ve­lar al menos algu­nas de las raí­ces de este tipo de com­pro­mi­sos de entre­ga cons­tan­te de revo­lu­cio­na­rios colom­bia­nos por el gobierno vene­zo­lano, y medir sus noci­vas con­se­cuen­cias en la cons­truc­ción por ambos pue­blos, de la Patria Gran­de Boli­va­ria­na (…) En este pro­ce­di­mien­to demo­le­dor de toda con­duc­ta civi­li­za­da, fue­ron piso­tea­dos impu­ne­men­te los con­ve­nios inter­na­cio­na­les sobre Dere­chos Huma­nos y Diplo­má­ti­cos, la Con­ven­ción de Gine­bra, el Pac­to de San José de Cos­ta Rica y tan­tos más”(27).
“La depor­ta­ción de Pérez Bece­rra no es un epi­so­dio ais­la­do(…) Dicha con­duc­ta, ale­ja­da de la soli­da­ri­dad revo­lu­cio­na­ria (…) com­pro­me­te prin­ci­pios del idea­rio boli­va­riano, sin dis­tin­guir entre quie­nes son los ami­gos y quie­nes los enemi­gos reales del pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio boli­va­riano en Vene­zue­la y en Colom­bia. El secues­tro y la depor­ta­ción de Joa­quín Pérez Bece­rra, rea­li­za­da en una ope­ra­ción mix­ta por los cuer­pos de inte­li­gen­cia y fuer­zas de la segu­ri­dad de las Repú­bli­cas de Colom­bia y Vene­zue­la, ha de aler­tar­nos sobre los efec­tos per­ver­sos de des­via­cio­nes ideo­ló­gi­cas y polí­ti­cas. (…) El comu­ni­ca­do del Minis­te­rio de la Comu­ni­ca­ción e Infor­ma­ción de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la, (fue) ela­bo­ra­do con el len­gua­je inqui­si­to­rial toma­do pres­ta­do de la oli­gar­quía colom­bia­na cuan­do apun­ta a la resis­ten­cia popu­lar con­tra la injus­ti­cia social (…)” Esto expre­só el comu­ni­ca­do ofi­cial: “El Gobierno Boli­va­riano rati­fi­ca así su com­pro­mi­so inque­bran­ta­ble en la lucha con­tra el terro­ris­mo, la delin­cuen­cia y el cri­men orga­ni­za­do, en estric­to cum­pli­mien­to de los com­pro­mi­sos y de la coope­ra­ción inter­na­cio­nal, bajo los prin­ci­pios de paz, soli­da­ri­dad y res­pe­to a los dere­chos huma­nos”. (Ibíd. )
El ana­lis­ta J.A Gutié­rrez D., refi­rién­do­se al comu­ni­ca­do: “No sola­men­te con­de­na a Pérez Bece­rra antes del jui­cio, sino que ade­más deno­mi­na “terro­ris­mo” a la insur­gen­cia mien­tras que el Esta­do colom­biano sería la encar­na­ción de la “paz, la soli­da­ri­dad y el res­pe­to a los dere­chos huma­nos” (el mis­mo Esta­do colom­biano de los fal­sos posi­ti­vos, de las tor­tu­ras a más de 7.000 pre­sos sin debi­do pro­ce­so, el mis­mo de las dece­nas de miles de des­apa­re­ci­dos (…) el mis­mo del para­mi­li­ta­ris­mo, la para­po­lí­ti­ca y la lim­pie­za social)” (28)

Gutié­rrez expre­sa: “estas extra­di­cio­nes son par­te de un pro­ce­so de gue­rra sucia total (…) por par­te del Esta­do colom­biano, que des­de el 2002 ha deci­di­do cerrar toda puer­ta al diá­lo­go polí­ti­co y jugár­se­las por el exter­mi­nio (…) El com­po­nen­te jurí­di­co de esta gue­rra tie­ne diver­sos aspec­tos, inclui­do el con­cep­to de Gue­rra Jurí­di­ca en con­tra de toda for­ma de opo­si­ción, defen­so­res de dere­chos huma­nos, perio­dis­tas, jue­ces, etc. (…) El con­cep­to de uti­li­zar las extra­di­cio­nes como estra­te­gia de gue­rra y la abier­ta intro­mi­sión del Eje­cu­ti­vo en el queha­cer judi­cial han sido tam­bién deta­lla­dos en el ter­cer pun­to del lla­ma­do “Sal­to Estra­té­gi­co”, la polí­ti­ca que defi­ne la estra­te­gia mili­tar con­tra­in­sur­gen­te del Esta­do colom­biano des­de el 2009, con el cual se busca:
 “arti­cu­lar el sis­te­ma judi­cial para que éste pro­duz­ca resul­ta­dos ejem­pla­ri­zan­tes, (…) La extra­di­ción, en par­ti­cu­lar, ha sido usa­da como herra­mien­ta en este com­po­nen­te; otro meca­nis­mo muy soco­rri­do fue evi­tar la judi­cia­li­za­ción por rebe­lión y pro­mo­ver con­de­nas por terro­ris­mo (…) Al mis­mo tiem­po, se inten­tó crear un sis­te­ma de pro­tec­ción jurí­di­ca a los efec­ti­vos de las Fuer­zas Mili­ta­res, con el obje­to de pre­ve­nir la des­mo­ra­li­za­ción de la tro­pa ante even­tua­les con­de­nas por vio­la­cio­nes de los dere­chos humanos”[7]”

El mis­mo San­tos, enton­ces Minis­tro de Defen­sa, había dicho en Mar­zo del 2009 que “segui­re­mos con el tema de la judicialización”[8]
En este esce­na­rio, el aco­so judi­cial a los inter­na­cio­na­lis­tas asu­me un rol cen­tral, y aún cuan­do no se con­si­gan todas las extra­di­cio­nes soli­ci­ta­das, se con­si­gue que los defen­so­res de dere­chos huma­nos (…) deban entrar al jue­go de defen­der­se en lugar de denun­ciar al régimen.”
Evi­den­te­men­te, es momen­to de abrir el deba­te: el deve­nir de nues­tros pue­blos no pue­de ser sacri­fi­ca­do a las adu­la­cio­nes y las cen­su­ras. Y a los que lla­man a la cen­su­ra con su “car­ta de des­agra­vio a Chá­vez”: decir­les que oja­lá pudie­ran enten­der que la ver­dad no es un “agra­vio”; la ver­dad es una nece­si­dad revolucionaria.
Lo peor de todo este asun­to, es que Vene­zue­la aún pue­de pedir la retro­ac­ción de la entre­ga (figu­ra pre­vis­ta en el DIH en caso de vio­la­ción del debi­do pro­ce­so), pero los cen­so­res han tapa­do la posi­bi­li­dad de que esto se de, con­tri­bu­yen­do a man­te­ner enjau­la­do a un sobre­vi­vien­te del geno­ci­dio, y a un perio­dis­ta encar­ce­la­do para callar su voz, que enfren­ta un des­co­mu­nal mon­ta­je judi­cial por par­te del régi­men colombiano.
Si nos que­da­mos calla­dos, habrá más entre­gas de per­se­gui­dos polí­ti­cos: y la cace­ría huma­na con­ti­nua­rá inten­si­fi­cán­do­se, amor­da­zan­do el pen­sa­mien­to crí­ti­co y ale­jan­do las espe­ran­zas de paz mien­tras se acre­cien­ta el geno­ci­dio con­tra el pue­blo colom­biano. Esta­mos en un momen­to capi­tal para el deve­nir de la región, y para el deve­nir de la éti­ca: com­po­nen­te impres­cin­di­ble a cual­quier pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio. Pode­mos acep­tar el silen­cio y poner­le una sor­di­na a los tor­tu­ra­dos del geno­ci­dio colom­biano; o pode­mos decir que no acep­ta­mos ser cóm­pli­ces con un geno­ci­dio, y abrir el deba­te para res­ca­tar la ver­dad, la soli­da­ri­dad, la cohe­ren­cia y la éti­ca como fun­da­men­tos imprescindibles.
NOTAS:
(1) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=127703&titular=%93joaqu%EDn‑p%E9rez-no-fue-extraditado-sino-entregado-irregularmente.-el-gobierno-venezolano‑a%FAn-puede-rectificar%94-
Entre­vis­ta a Enri­que San­tia­go sobre el caso Joa­quín Pérez Becerra
“Joa­quín Pérez no fue extra­di­ta­do, sino entre­ga­do irre­gu­lar­men­te. El Gobierno vene­zo­lano aún pue­de rectificar”
Ver tam­bién el com­ple­tí­si­mo docu­men­tos de la Aso­cia­ción Ame­ri­ca­na de Juris­tas, capí­tu­lo Venezuela.
(2) 5000 mili­tan­tes de la UP exterminados
El ros­tro de la “demo­cra­cia” elec­to­re­ra: Geno­ci­dio polí­ti­co per­pe­tra­do por el Esta­do Colombiano
http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​1​0​3​227
Exter­mi­nio de la UP: plan “Bai­le Rojo”. Docu­men­tal de Yesid Cam­pos acer­ca del geno­ci­dio polí­ti­co de la Unión Patrió­ti­ca: http://​video​.goo​gle​.com/​v​i​d​e​o​p​l​a​y​?​d​o​c​i​d​=​8​9​8​1​3​0​4​8​6​8​0​9​8​1​5​9​2​2​3​&​e​i​=​P​p​i​K​S​7​C​I​N​M​a​g​-​A​b​6​t​K​D​0​B​A​&​q​=​e​l​+​b​a​i​l​e​+​r​ojo
(3) www​.tras​pa​sa​los​mu​ros​.net
(4)Venezuela Vio­ló el DIH y las leyes vene­zo­la­nas: “Joa­quín Pérez no fue extra­di­ta­do, sino entre­ga­do irre­gu­lar­men­te. El Gobierno vene­zo­lano aún pue­de rectificar”
PCV: Lo ejer­ci­do con­tra el perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra fue un acto total­men­te ilegal:
http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​Y​e​R​j​B​6​C​d​0​s​E​&​f​e​a​t​u​r​e​=​p​l​a​y​e​r​_​e​m​b​e​d​ded
http://www. pcv ‑vene​zue​la​.org/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​/​p​a​r​t​i​d​o​-​c​o​m​u​n​i​s​t​a​/​c​o​m​i​t​e​-​c​e​n​t​r​a​l​/​8​3​3​7​-​v​i​d​eo- pcv ‑lo-ejer­ci­do-con­tra-el-perio­dis­ta-joa­quin-perez-bece­rra-de-ann­col-fue-un-acto-total­men­te-ile­gal
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=127685&titular=caso‑p%E9rez-becerra:-el-pcv-dio-a-conocer-la-declaraci%F3n-de-su-bur%F3-pol%EDtico-
Luis Brit­to: entre­ga incons­ti­tu­cio­nal, no extradición.
http://​www​.apo​rrea​.org/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​a​1​2​2​9​2​3​.​h​tml
(5) El 60% de los sin­di­ca­lis­tas ase­si­na­dos en el mun­do, son ase­si­na­dos en Colom­bia: http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​1​2​0​921
(6) En Colom­bia el cri­men de esta­do de la des­apa­ri­ción for­za­da reba­sa ya las terri­bles cifras de la dic­ta­du­ra argen­ti­na y chi­le­na reunidas:
TRIBUNAL INTERNACIONAL DE OPINION; “LA DESAPARICION FORZADA UN CRIMEN DE ESTADO” Vere­dic­to. Sena­do del Con­gre­so de la Repú­bli­ca. Bogo­tá 24, 25 y 26 de Abril de 2008:http://www.dhcolombia.info/spip.php?article568
El cri­men de Esta­do de des­apa­ri­ción for­za­da de la «demo­cra­cia» en Colom­bia ha reba­sa­do las dra­má­ti­cas cifras de la dic­ta­du­ra argen­ti­na: sólo en 3 años el Terro­ris­mo de Esta­do ha des­apa­re­ci­do a 38.255 per­so­nas. Para una esti­ma­ción total en los últi­mos 20 años de 250.000 per­so­nas des­apa­re­ci­das… http://​www​.tele​surtv​.net/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​s​e​c​c​i​o​n​e​s​/​n​o​t​a​/​7​1​7​6​5​-​N​N​/​c​o​l​o​m​b​i​a​-​r​e​g​i​s​t​r​a​-​m​a​s​-​d​e​-​3​8​-​m​i​l​-​p​e​r​s​o​n​a​s​-​d​e​s​a​p​a​r​e​c​i​d​a​s​-​e​n​-​t​r​e​s​-​a​n​os/
Pie­dad Cór­do­ba, Madrid, mayo 2010 «Hay 250.000 des­apa­re­ci­dos en Colom­bia en los últi­mos años» : http://www.rebelion.org/noticia.php?id=106344&titular=%22hay-250.000-desaparecidos-en-colombia-en-los-%FAltimos‑a%F1os%22-
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=104558&titular=piedad‑c%F3rdoba-denuncia-la-pasividad-internacional-y-pide-que-se-condicione-el-tlc-con-europa-
(7) “ Al mes de noviem­bre de 2010, las esta­dís­ti­cas ofi­cia­les del gobierno de Colom­bia regis­tran más de 51.000 Des­apa­ri­cio­nes” seña­la un repor­te de 2011 de la US offi­ceen Colombia:http://lawg.org/storage/documents/Colombia/RompiendoElSilencio.pdf
Des­apa­ri­ción, cri­men del Terro­ris­mo de Esta­do en Colom­bia: http://​jus​ti​ciay​paz​co​lom​bia​.com/50 – 000-personas-desaparecidas-en
(8)Informe Fis­ca­lía, enero 2011 : 173.183 ase­si­na­tos; 1.597 masa­cres; 34.467 des­apa­ri­cio­nes for­za­das, y al menos 74.990 des­pla­za­mien­tos for­za­dos, come­ti­dos entre 2005 y el 31 de diciem­bre 2010 por el para­mi­li­ta­ris­mo: http://​www​.fis​ca​lia​.gov​.co/​j​u​s​t​i​c​i​a​p​a​z​/​I​n​d​e​x​.​htm
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=120461&titular=cifras-alarmantes-de-cr%EDmenes-cometidos-por-la-herramienta-paramilitar-de-estado-y-multinacionales-
(9) Miles de ase­si­na­tos de civi­les per­pe­tra­dos por mili­ta­res, lla­ma­dos “fal­sos posi­ti­vos” : niños y jóve­nes ase­si­na­dos por el ejér­ci­to colom­biano para des­pués dis­fra­zar sus cadá­ve­res de “gue­rri­lle­ros aba­ti­dos en com­ba­te” ; ase­si­na­tos impul­sa­dos por una direc­ti­va guber­na­men­tal de recom­pen­sas por cadá­ver (direc­ti­va 029), y enmar­ca­dos en la gue­rra sucia con­tra el pue­blo colom­biano aus­pi­cia­da por Esta­dos Unidos.
Wili­keaks con­fir­ma: Mili­ta­res admi­ten polí­ti­ca esta­tal de ase­si­na­tos de civi­les por par­te del ejér­ci­to colom­biano: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=119540&titular=militares-admiten-pol%EDtica-estatal-de-asesinatos-de-civiles-por-parte-del-ej%E9rcito-colombiano-
http://​www​.fal​sos​-posi​ti​vos​.blogs​pot​.com/
Repor­ta­je Tele­sur “Fal­sos posi­ti­vos crí­me­nes ver­da­de­ros”: http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​Y​J​v​L​V​m​4​l​8fc
http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​2​w​a​h​v​X​N​I​M​O​8​&​f​e​a​t​u​r​e​=​r​e​l​a​ted
http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​n​N​-​2​H​X​Q​H​7​H​M​&​f​e​a​t​u​r​e​=​r​e​l​a​ted
Evi­den­cias foto­grá­fi­cas “fal­sos posi­ti­vos”, estre­me­ce­dor Video, varias veces cen­su­ra­do con la argu­cia de “noti­fi­ca­cio­nes de ter­ce­ros por infrac­ción de dere­chos de copyright”http://www.youtube.com/watch?v=VuSBNcNsdMU&feature=player_embedded
http://​terratv​.terra​.com​.ec/​v​i​d​e​o​s​/​N​o​t​i​c​i​a​s​/​N​o​t​i​c​i​a​s​-​U​n​o​/​5​499 – 225817/Revelan-evidencias-fotograficas-de-falsos-positivos.htm
2 cam­pe­si­nos ase­si­na­dos en el Meta y tele­vi­sa­dos como “aba­ti­dos en com­ba­te” http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​f​e​a​t​u​r​e​=​p​l​a​y​e​r​_​e​m​b​e​d​d​e​d​&​v​=​d​m​p​W​F​9​J​n​OGo
Y el repor­ta­je foto­grá­fi­co de la Revis­ta Sema­na evi­den­cias foto­grá­fi­cas “fal­sos posi­ti­vos”: http://​www​.sema​na​.com/​n​o​t​i​c​i​a​s​-​n​a​c​i​o​n​/​c​a​s​o​s​-​o​l​v​i​d​a​d​o​s​-​f​a​l​s​o​s​-​p​o​s​i​t​i​v​o​s​/​1​4​1​8​6​3​.​a​spx
http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​1​0​9​939
Infor­me espe­cial – Los niños y las niñas: otras víc­ti­mas de ase­si­na­tos por par­te del Ejér­ci­to colom­biano”: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=118133&titular=los-ni%F1os-y-las-ni%F1as:-otras‑v%EDctimas-de-asesinatos-por-parte-del-ej%E9rcitocolombiano-
http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​k​m​-​u​_​v​h​6​-Io
La ONU tie­ne pleno cono­ci­mien­to de estos ase­si­na­tos de civi­les, de al menos 3.000 casos docu­men­ta­dos, lo que per­mi­te amplia­men­te esta­ble­cer sis­te­ma­tis­mo en el ase­si­na­to de civi­les por par­te de un Esta­do. ONU sabe de fal­sos posi­ti­vos y no hace nada con­cre­to. Con­sul­ta­da Pie­dad Cór­do­ba res­pon­dió: “El Gobierno dice que fue­ron unos 2.000, pero noso­tros cree­mos que fue­ron, al menos, unos 5.000″.
ONU docu­men­ta­ba exis­ten­cia «fal­sos posi­ti­vos» antes de que salie­ran a la luz
http://​www​.eles​pec​ta​dor​.com/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​j​u​d​i​c​i​a​l​/​a​r​t​i​c​u​l​o​1​9​8​0​3​9​-​o​n​u​-​d​o​c​u​m​e​n​t​a​b​a​-​e​x​i​s​t​e​n​c​i​a​-​f​a​l​s​o​s​-​p​o​s​i​t​i​v​o​s​-​a​n​t​e​s​-​d​e​-​s​a​l​i​e​r​a​n​-​luz
ONU ele­va a 3000 las eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les en Colom­bia, 24 febre­ro 2011
http://​www​.cara​coltv​.com/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​p​o​l​i​t​i​c​a​/​a​r​t​i​c​u​l​o​-​2​0​8​6​2​1​-​o​n​u​-​e​l​e​v​a​-​a​-​3​0​0​0​-​e​j​e​c​u​c​i​o​n​e​s​-​e​x​t​r​a​j​u​d​i​c​i​a​l​e​s​-​c​o​l​o​m​bia
(10) En mayo 2011 el CINEP publi­có un infor­me en el que evi­den­cia que los ase­si­na­tos de civi­les a manos de mili­ta­res, lejos de dis­mi­nuir, han aumen­ta­do bajo la pre­si­den­cia de Santos
Infor­me espe­cial Fal­sos Posi­ti­vos 2010 El Cinep afir­ma que aumen­ta­ron las víc­ti­mas de ase­si­na­tos de civi­les a manos de militares
CINEP /​PPP (10−05−2011)
(11) La mayor fosa común de Lati­noa­mé­ri­ca, ubi­ca­da detrás del bata­llón mili­tar de la fuer­za estre­lla del Plan Colom­bia, la Fuer­za Ome­ga, en la Maca­re­na, depar­ta­men­to del Meta. (5) La http://​www​.publi​co​.es/​i​n​t​e​r​n​a​c​i​o​n​a​l​/​2​8​8​7​7​3​/​a​p​a​r​e​c​e​/​c​o​l​o​m​b​i​a​/​f​o​s​a​/​c​o​m​u​n​/​c​a​d​a​v​e​res
http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​9​9​507 Los Medios ocul­tan la mayor fosa común de Amé­ri­ca, mien­tras el Esta­do colom­biano bus­ca alte­rar­la: http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​1​0​0​898
(12)“ Denun­cian el hallaz­go de al menos 1.505 cuer­pos más en fosas comu­nes en Colom­bia, en el Meta, en la mis­ma región que la mayor fosa común del con­ti­nen­te, con 2.000 cadá­ve­res halla­da en diciem­bre 2009, y cuyos cadá­ve­res son cuer­pos de des­apa­re­ci­dos y ase­si­na­dos por el ejér­ci­to, como que­dó evi­den­cia­do en las Audien­cias públi­cas a tes­ti­gos y fami­lia­res de des­apa­re­ci­dos” http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​1​1​9​299
(13) El Movi­mien­to de Víc­ti­mas de Crí­me­nes de Esta­do (MOVICE) denun­cia en mar­zo 2011: “Las accio­nes del gobierno de San­tos para encu­brir el para­mi­li­ta­ris­mo en su nue­va eta­pa de rein­ge­nie­ría cono­ci­da con el eufe­mí­si­ti­co tér­mino de ban­das cri­mi­na­les (bacrim). (…) la per­sis­ten­cia de los Crí­me­nes de Lesa Huma­ni­dad se encu­bre bajo la deno­mi­na­ción de Ban­das Cri­mi­na­les, que es par­te de la rein­ge­nie­ría para­mi­li­tar y la fal­se­dad del espec­tácu­lo de las des­mo­vi­li­za­cio­nes. Per­sis­tien­do el poder mafio­so, polí­ti­co y empre­sa­rial en las estruc­tu­ras para­mi­li­ta­res. (…) con­ti­núa la cri­mi­na­li­za­ción de la pro­tes­ta social, la judi­cia­li­za­ción de cam­pe­si­nos, estu­dian­tes y defen­so­res de DDHH, con la pro­lon­ga­ción de la prác­ti­ca de la des­apa­ri­ción for­za­da, la vio­len­cia sexual” http://​www​.polo​de​mo​cra​ti​co​.net/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​?​o​p​t​i​o​n​=​c​o​m​_​c​o​n​t​e​n​t​&​v​i​e​w​=​a​r​t​i​c​l​e​&​i​d​=​4​8​7​:​m​o​v​i​c​e​-​a​n​u​n​c​i​a​-​a​c​c​i​o​n​e​s​-​c​o​n​t​r​a​-​e​n​c​u​b​r​i​m​i​e​n​t​o​-​a​-​r​e​i​n​g​e​n​i​e​r​i​a​-​p​a​r​a​m​i​l​i​t​a​r​-​&​c​a​t​i​d​=​6​4​:​n​a​c​i​o​n​a​l​e​s​&​I​t​e​m​i​d​=48
(14) Orga­ni­za­cio­nes popu­la­res vene­zo­la­nas, el PCV, inte­lec­tua­les y artis­tas repu­dian la entre­ga del perio­dis­ta, y repu­dian los acuer­dos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos con Santos:http://www.youtube.com/watch?v=WnCLWl_3igc&feature=player_embedded
(15) El pre­si­den­te de Colom­bia, Juan Manuel San­tos, en decla­ra­cio­nes al dia­rio El Tiem­po de Bogo­tá el 25 de abril, expre­só acer­ca de la entre­ga del perio­dis­ta: “el sába­do lla­mé al pre­si­den­te Chá­vez y le dije que un tipo muy impor­tan­te para noso­tros de las Farc lle­ga­ba en un vue­lo de Lufthan­sa esa tar­de a Cara­cas y que si lo podía dete­ner. No titu­beó. Lo man­dó cap­tu­rar y nos lo va a entre­gar.” http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​1​2​7​260
(16) Dis­cur­so Hugo Chá­vez, cri­mi­na­li­zan­do a la crí­ti­ca: http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​1​n​U​Q​N​s​F​r​F​u​U​&​f​e​a​t​u​r​e​=​p​l​a​y​e​r​_​e​m​b​e​d​ded
(17) Comu­ni­ca­do que con­tie­ne una cen­su­ra, vela­da por apa­ren­tes nobles pro­pó­si­tos: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=127542&titular=a‑los-revolucionarios-del-mundo-
(18) O bien cosas tan insi­dio­sas con­tra los sobre­vi­vien­tes de un geno­ci­dio como: “¿Cómo sabe­mos, a estas altu­ras, que Joa­quín Pérez Bece­rra es AUTÉNTICAMENTE un com­pa­ñe­ro? ¿Cómo sobre­vi­vió y pudo salir de Colom­bia, cuan­do todos los demás murie­ron, en ata­ques furi­bun­dos?” Cita­do en: www​.kao​sen​la​red​.net/​n​o​t​i​c​i​a​/​c​a​s​o​-​b​e​c​e​r​r​a​-​b​a​t​a​l​l​a​-​d​e​-​i​d​eas
(19)“Cualquier ciu­da­dano que sos­pe­che que pue­da estar en las lis­tas del gobierno colom­biano (cuya fuen­te son la compu­tado­ras de Raul Fuen­tes (sic.))(…) o que tie­ne que hacer cual­quier per­so­na que este en estas cir­cuns­tan­cias, es no ir a Vene­zue­la, por­que con esta acción per­ju­di­ca, y com­pro­me­ta la revo­lu­ción boli­va­ria­na, con­vir­tién­do­se, en un arma arro­ja­di­za con­tra esta” (sic) http://​www​.kao​sen​la​red​.net/​n​o​t​i​c​i​a​/​g​o​b​i​e​r​n​o​-​r​e​p​u​b​l​i​c​a​-​b​o​l​i​v​a​r​i​a​n​a​-​v​e​n​e​z​u​e​l​a​-​p​r​e​s​i​d​e​n​t​e​-​h​u​g​o​-​c​h​a​v​e​z​-​f​r​ias (núme­ro 3)
(20) “ Quien obre por deci­sión o inad­ver­ten­cia con­tra la con­cre­ción de la Celac, está hacien­do algo muy gra­ve(…) Y quien ape­le a la polí­ti­ca de los hechos con­su­ma­dos, no pue­de gemir lue­go por­que encuen­tra fren­te a sí, tam­bién, hechos con­su­ma­dos.” (20)
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=127974&titular=la-deportaci%F3n-de-un-militante- )
(21) De Jair Klein a Joa­quín Pérez
Jai­me Cedano Rol­dán (06−05−2011)
(22)Luis Brit­to. entre­ga incons­ti­tu­cio­nal, no extra­di­ción: http://​www​.apo​rrea​.org/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​a​1​2​2​9​2​3​.​h​tml
(23) Tam­bién des­ta­ca Gon­za­lo Gómez, fun­da­dor de Apo​rrea​.org, en su artícu­lo “En el caso Pérez Bece­rra había otras opcio­nes ¿Por qué se esco­gió la peor?”, http://​www​.apo​rrea​.org/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​a​1​2​2​6​1​0​.​h​tml
(24) Lucía Ruiz ano­ta con mucha per­ti­nen­cia que: “ Acon­te­ci­mien­tos impor­tan­tes per­mi­ten que aflo­ren nobles y éti­cos prin­ci­pios, o en su defec­to, per­ver­sas pasio­nes y falen­cias ideológicas
El Pre­si­den­te Chá­vez y el ‘Asun­to Joa­quín Pérez’
Lucía Ruíz (07−05−2011)
http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​1​2​7​913
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=127913&titular=el-presidente-ch%E1vez-y-el-%91asunto-joaqu%EDn‑p%E9rez%92-
(25) La vene­zo­la­na Ile­nia Medi­na recuer­da que: “ En diver­sas opor­tu­ni­da­des hemos plan­tea­do la impe­rio­sa nece­si­dad de que Vene­zue­la debe aca­bar con el irres­pon­sa­ble pro­ce­di­mien­to de depor­tar a los ciu­da­da­nos colom­bia­nos. Toda soli­ci­tud que efec­túe Colom­bia debe ampa­rar­se bajo los pro­ce­di­mien­tos jurí­di­cos más ape­ga­dos al esta­do de dere­cho. Eso es lo que le sale a un país cuya Cons­ti­tu­ción Nacio­nal decla­ra que Vene­zue­la es un Esta­do Social de Dere­cho y de Jus­ti­cia. Sin embar­go, son las auto­ri­da­des colom­bia­nas, sin moral para ello, que le exi­gen a Vene­zue­la “garan­tías” para extra­di­tar a Makled.”
http://​www​.kao​sen​la​red​.net/​n​o​t​i​c​i​a​/​t​i​e​n​e​-​p​r​e​c​i​o​-​d​i​g​n​i​d​a​d​-​v​e​n​e​z​u​e​l​a​-​r​e​v​o​l​u​c​i​o​n​a​r​i​o​s​-​v​e​n​e​z​o​l​a​n​o​s​-​i​n​d​i​g​n​a​dos
(26) Roo­se­velt Bar­bo­sa seña­la: “ Joa­quín Pérez Bece­rra solo fue la gota que derra­mó el vaso. Inclu­so se han entre­ga­do com­ba­tien­tes heri­dos, lo que está indi­can­do que no son erro­res cir­cuns­tan­cia­les las entre­gas, sino polí­ti­cas de Esta­do acor­da­das entre ambas nacio­nes. Es a esto que sí es muy gra­ve, que debe res­pon­der el pre­si­den­te, expli­car con cla­ri­dad si segui­rá o no entre­gan­do a los colom­bia­nos recla­ma­dos por el gobierno de las inmen­sas tum­bas clan­des­ti­nas.” (25)
http://​www​.kao​sen​la​red​.net/​n​o​t​i​c​i​a​/​r​e​v​o​l​u​c​i​o​n​-​p​a​r​a​-​s​e​r​l​o​-​d​e​b​e​-​s​e​r​-​t​r​a​n​s​p​a​r​e​nte

(27) Joa­quín Pérez Bece­rra, ¿error inex­cu­sa­ble o polí­ti­ca de Esta­do? Hugo Gómez (09−05−2011)
(28) Chá­vez cola­bo­ra con el lin­cha­mien­to judi­cial de lucha­do­res colom­bia­nos: http://​www​.kao​sen​la​red​.net/​n​o​t​i​c​i​a​/​c​h​a​v​e​z​-​c​o​l​a​b​o​r​a​-​l​i​n​c​h​a​m​i​e​n​t​o​-​j​u​d​i​c​i​a​l​-​l​u​c​h​a​d​o​r​e​s​-​c​o​l​o​m​b​i​a​nos

Rebe­lión ha publi­ca­do este artícu­lo con el per­mi­so de la auto­ra median­te una licen­cia de Crea­ti­ve Com­mons, res­pe­tan­do su liber­tad para publi­car­lo en otras fuentes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.