El TAN da un vara­pa­lo al Aym­to de Iru­ñea cuan­do prohi­bió fir­mas con­tra el TAV

AHT GELDITU ELKARLANA, Coor­di­na­do­ra de opo­si­ción al TAV, quie­re dar a cono­cer la reso­lu­ción del TAN, en torno a la polé­mi­ca pro­du­ci­da al dene­gar en su día el Aym­to. de Pam­plo­na la colo­ca­ción de una mesa de reco­gi­da de fir­mas con­tra el TAV y a favor de un deba­te social en la calle Mer­ca­de­res duran­te sie­te vier­nes con­se­cu­ti­vos de febre­ro y mar­zo. Al soli­ci­tar AHT Gel­di­tu dicha mesa de fir­mas en dichas fechas, el Aym­to. dene­gó la mesa de fir­mas 6 de esos días y auto­ri­zó uno de ellos, en nin­gún caso , en dicha reso­lu­ción hay una moti­va­ción del por­qué de dicha reso­lu­ción. El Aym­to. en su reso­lu­ción adu­ce que dicha mesa impi­de el nor­mal tran­si­to de la ciu­da­da­nía por dicha calle. Por tan­to, ante seme­jan­te atro­pe­llo AHT Gel­di­tu deci­dió acu­dir al TAN y pre­sen­tó un recur­so de alza­da hace unos meses al obje­to de recu­rrir dicha prohi­bi­ción municipal.
De la lec­tu­ra de la reso­lu­ción del TAN se des­pren­de lo siguiente:
1. La reso­lu­ción del Aym­to care­ce de cual­quier tipo de fun­da­men­to jurí­di­co y argu­men­to jurí­di­co como para dene­gar la soli­ci­tud de colo­ca­ción de la cita­da mesa de fir­mas. Ade­más, en dicho caso, el TAN con­clu­ye que exis­te inde­fen­sión y arbi­tra­rie­dad pues­to que la reso­lu­ción del ayun­ta­mien­to no está moti­va­da y por tan­to impi­de al soli­ci­tan­te saber por­qué se le denie­ga la solicitud.
2. El TAN indi­ca que a día de hoy no exis­te nor­ma­ti­va legal que regu­le la ins­ta­la­ción de mesas peti­to­rias, por tan­to la reso­lu­ción del Aym­to. es total­men­te arbitraria.
3.Los argu­men­tos uti­li­za­dos en el infor­me muni­ci­pal (que pre­sen­tó el Aymto.cuando supo de la exis­ten­cia de este recur­so de alza­da) para impug­nar dicho recur­so de alza­da no tie­nen nin­gún fun­da­men­to jurí­di­co dado que la calle Mer­ca­de­res, don­de se había soli­ci­ta­do la mesa. es lo sufi­cien­te­men­te amplia como para que no impi­da el nor­mal tran­si­to de la ciu­da­da­nía. Asi mis­mo indi­ca el TAN que duran­te el 2010 sólo se pidió dicha calle para acti­vi­da­des duran­te 27 días de 365 días del año. El Aym­to. en su infor­me dice que no pue­de auto­ri­zar la colo­ca­ción de dicha mesa duran­te 8 días pues­to que dicha calle es fre­cuen­te­men­te uti­li­za­da por los colec­ti­vos al año. A la vis­ta está que no es así.
4. El TAN no entien­de y así lo indi­ca en su reso­lu­ción que mien­tras a una orga­ni­za­ción de dere­chos huma­nos en el 2011 se le auto­ri­za una mesa de reco­gi­da de fir­mas duran­te 8 días, a otras per­so­nas, como a la opo­si­ción al TAV en este caso, se le denie­gue sin nin­gún fun­da­men­to jurídico.
5. No es la pri­me­ra vez que el TAN nos da la razón. En su día recu­rri­mos a él cuan­do la Poli­cía Foral reti­ró de la calle un pues­to de mate­rial infor­ma­ti­vo en las inme­dia­cio­nes de la pla­za de Toros duran­te la Feria de Navi­dad de hace dos años. El TAN nos dió la razón y falló a nues­tro favor en dicha oca­sión, indi­cán­do­le a la Poli­cía Foral que debía devol­ver­nos el mate­rial inter­ve­ni­do. Asi mis­mo tam­bién que­re­mos apun­tar que el Aym­to de Pam­plo­na ha hecho lo impo­si­ble para aca­llar la voz de la opo­si­ción al TAV. Prohi­bió en su día un camión infor­ma­ti­vo de los impac­tos del TAV en la Pla­za del Cas­ti­llo ale­gan­do que el sue­lo de dicha pla­za se iba a hun­dir, sin embar­go todos los san­fer­mi­nes vemos camio­nes y trai­lers allá ins­ta­la­dos, y en su día nos prohi­bió una char­la en la casa de la juven­tud de Pam­plo­na ale­gan­do que la alta velo­ci­dad era algo que no preo­cu­pa a los jóve­nes. Ape­la­mos a que el nue­vo Aym­to. que se cons­ti­tu­ya ten­ga un sen­ti­do demo­crá­ti­co real y garan­ti­ce las liber­ta­des y dere­chos públi­cos de todos los ciu­da­da­nos de Pam­plo­na, algo que UPN y Yolan­da Bar­ci­na han impe­di­do por todos los medios al movi­mien­to popu­lar. En este sen­ti­do apos­ta­mos por que la opo­si­ción al TAV pue­da defen­der sus argu­men­tos y expo­ner sus ideas en igual­dad de con­di­cio­nes que el res­to de ciudadanos.
AHT GELDITU ELKARLANA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.