Se lla­ma cri­sis, y vino para que­dar­se- JM Alva­rez

Hoy me acuer­do de aque­llos que dicen cons­tan­te­men­te que la gen­te no hace nada, que la gen­te no se mue­ve ¿Qué esta­rán pen­san­do aho­ra, vien­do lo que suce­de en todo el Esta­do espa­ñol?

Es pro­ba­ble que acu­dan don­de se con­cen­tran los mani­fes­tan­tes, pon­ti­fi­ca­rán cua­tro cosas y se vol­ve­rán a casa a ver­las venir. Todo menos hacer tra­ba­jo de calle, todo menos hacer tra­ba­jo en los barrios. No toma­rán nota de que la gen­te sí que se mue­ve: ello sería con­tra­dic­to­rio con sus dis­cur­sos de café con leche, bata y pan­tu­flas.

Y cuan­do el 15‑M se dilu­ya (es lo que el régi­men está inten­tan­do hacer apro­ve­chan­do las con­tra­dic­cio­nes entre quie­nes piden revo­lu­ción y quie­nes sólo piden refor­mas), esos pon­tí­fi­ces vol­ve­rán a regar su derro­tis­ta can­ción. Todo menos hacer tra­ba­jo de calle, todo menos hacer tra­ba­jo en los barrios.

Para fina­li­zar, estoy segu­ro de que en unos momen­tos en los que las per­so­nas se sien­ten impor­tan­tes por­que han recu­pe­ra­do su dig­ni­dad, si los sin­di­ca­tos mayo­ri­ta­rios hicie­ran una pro­cla­ma (no se escan­da­li­cen, es un ejem­plo) invi­tán­do­los a tomar la Mon­cloa (metá­fo­ra), acu­di­rían cien­tos de miles de esos que “no se mue­ven”.

Pero si el 15‑M des­apa­re­ce, no les que­pa duda de que, antes o des­pués, vol­ve­rá a sur­gir otro movi­mien­to ciu­da­dano, por­que la cir­cuns­tan­cia que ha pro­vo­ca­do esta situa­ción no la pue­de con­tro­lar el régi­men. Se lla­ma cri­sis y vino para que­dar­se.

http://​jmal​va​rez​blog​.blogs​pot​.com/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *