Se lla­ma cri­sis, y vino para que­dar­se- JM Alvarez

Hoy me acuer­do de aque­llos que dicen cons­tan­te­men­te que la gen­te no hace nada, que la gen­te no se mue­ve ¿Qué esta­rán pen­san­do aho­ra, vien­do lo que suce­de en todo el Esta­do español?

Es pro­ba­ble que acu­dan don­de se con­cen­tran los mani­fes­tan­tes, pon­ti­fi­ca­rán cua­tro cosas y se vol­ve­rán a casa a ver­las venir. Todo menos hacer tra­ba­jo de calle, todo menos hacer tra­ba­jo en los barrios. No toma­rán nota de que la gen­te sí que se mue­ve: ello sería con­tra­dic­to­rio con sus dis­cur­sos de café con leche, bata y pantuflas.

Y cuan­do el 15‑M se dilu­ya (es lo que el régi­men está inten­tan­do hacer apro­ve­chan­do las con­tra­dic­cio­nes entre quie­nes piden revo­lu­ción y quie­nes sólo piden refor­mas), esos pon­tí­fi­ces vol­ve­rán a regar su derro­tis­ta can­ción. Todo menos hacer tra­ba­jo de calle, todo menos hacer tra­ba­jo en los barrios.

Para fina­li­zar, estoy segu­ro de que en unos momen­tos en los que las per­so­nas se sien­ten impor­tan­tes por­que han recu­pe­ra­do su dig­ni­dad, si los sin­di­ca­tos mayo­ri­ta­rios hicie­ran una pro­cla­ma (no se escan­da­li­cen, es un ejem­plo) invi­tán­do­los a tomar la Mon­cloa (metá­fo­ra), acu­di­rían cien­tos de miles de esos que “no se mueven”.

Pero si el 15‑M des­apa­re­ce, no les que­pa duda de que, antes o des­pués, vol­ve­rá a sur­gir otro movi­mien­to ciu­da­dano, por­que la cir­cuns­tan­cia que ha pro­vo­ca­do esta situa­ción no la pue­de con­tro­lar el régi­men. Se lla­ma cri­sis y vino para quedarse.

http://​jmal​va​rez​blog​.blogs​pot​.com/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.