Nafa­rroa bizi­rik nahi dugu!! Mani­fies­to de colec­ti­vos nava­rros

NAFARROA BIZIRIK NAHI DUGU!

Los colec­ti­vos popu­la­res que sus­cri­bi­mos el pre­sen­te docu­men­to que­re­mos refle­jar a tra­vés de él las bases des­de las que debe pro­ce­der­se en mate­ria de orde­na­ción del terri­to­rio. Estas bases son pro­duc­to tan­to del aná­li­sis crí­ti­co de la situa­ción actual como de las nece­si­da­des de cam­bio hacia el futu­ro.

Nos encon­tra­mos ante la mayor cri­sis medioam­bien­tal de la his­to­ria de la Huma­ni­dad uni­da a una seve­ra cri­sis eco­nó­mi­ca y social . Nun­ca antes como aho­ra el pla­ne­ta había esta­do some­ti­do a pre­sio­nes nega­ti­vas como lo está en estos momen­tos. Y mas gra­ve aún, la ten­den­cia actual es que estas pre­sio­nes van a ir en aumen­to. Es cier­to que cre­ce de for­ma impor­tan­te la con­cien­cia eco­lo­gis­ta y que se están adop­tan­do algu­nas medi­das, pero la reali­dad es que esos esfuer­zos son cla­ra­men­te insu­fi­cien­tes para fre­nar el desas­tre eco­ló­gi­co que se está pro­du­cien­do. Cam­bio cli­má­ti­co, ago­ta­mien­to de recur­sos natu­ra­les y des­truc­ción a gran esca­la del medioam­bien­te son ele­men­tos del con­tex­to actual.

Nava­rra no vive al mar­gen de estas cir­cuns­tan­cias y su evo­lu­ción en estos últi­mos años es alta­men­te preo­cu­pan­te. Una situa­ción agra­va­da por la espe­cu­la­ción inmo­bi­lia­ria, el nego­cio de las gran­des infra­es­truc­tu­ras y un mode­lo eco­nó­mi­co y social que fomen­ta el con­su­mo de for­ma com­pul­si­va hacen que nues­tra hue­lla eco­ló­gi­ca sea nega­ti­va, por tan­to, que sea­mos uno de los terri­to­rios que impul­se­mos la degra­da­ción gene­ral del medioam­bien­te y el nues­tro pro­pio.

Fren­te a la racio­na­li­dad de los argu­men­tos eco­ló­gi­cos y socia­les de las per­so­nas, se impo­ne la lógi­ca del capi­tal, del desa­rro­llis­mo y el caci­quis­mo a su ser­vi­cio. El pan­tano de Itoitz, las tér­mi­cas de Cas­te­jon, los pro­yec­tos de auto­pis­tas eléc­tri­cas , el pro­yec­to urba­nís­ti­co-espe­cu­la­ti­vo de Aroz­te­gia en Baztan,el pro­yec­to del TAV, la inci­ne­ra­do­ra de Olaz­ti, el polí­gono de tiro en Bar­de­nas, la can­te­ra de Zil­be­ti y de Erdiz en Baz­tan, las pre­sas de Sarria y la situa­ción de los ríos, el pro­yec­to Larra-Bela­gua, la auto­vía Transpirenaíca,el nue­vo Plan de Resi­duos con el pro­yec­to de inci­ne­ra­do­ra, la ciu­dad de la car­ne, el recre­ci­mien­to de Yesa, el cir­cui­to de Los Arcos, el poli­gono indus­trial de Zan­gi­tu en Urdiain,la con­ta­mi­na­ción elec­tro­mag­né­ti­ca… se repi­te un mis­mo guión: pro­yec­tos irra­cio­na­les son impues­tos a estas pobla­cio­nes con el apo­yo de las dife­ren­tes ins­ti­tu­cio­nes de Nafa­rroa. Por todo ello exi­gi­mos la para­li­za­ción de estos pro­yec­tos y el res­pe­to a la volun­tad popu­lar.

Dadas estas cir­cuns­tan­cias, cree­mos que resul­ta impres­cin­di­ble abor­dar una for­ma dis­tin­ta de ges­tio­nar los recur­sos natu­ra­les y de dise­ñar una polí­ti­ca terri­to­rial racio­nal y res­pe­tuo­sa con el medioam­bien­te y en estos doce pun­tos des­ta­ca­mos los aspec­tos más rele­van­tes de esa otra for­ma alter­na­ti­va de hacer las cosas.

1. En todos los temas que afec­tan al medioam­bien­te debe exis­tir un nivel de infor­ma­ción rigu­ro­so, con acce­so a todos los pro­gra­mas de actua­ción (indus­trial, resi­den­cia, ener­gé­ti­ca…) y a los aná­li­sis de impac­to ambien­tal que pue­dan gene­rar.

2. Tam­bién deben cons­ti­tuir­se mar­cos de par­ti­ci­pa­ción median­te pro­ce­sos de deba­te social, a par­tir de la infor­ma­ción faci­li­ta­da, con posi­bi­li­dad de con­tras­te de opcio­nes alter­na­ti­vas. En pro­yec­tos de enver­ga­du­ra y con alta inci­den­cia ambien­tal será impres­cin­di­ble con­tar con el apo­yo mayo­ri­ta­rio de la socie­dad faci­li­tan­do para ello los cau­ces que hagan posi­ble la expre­sión popu­lar y sien­do vin­cu­lan­te la deci­sión toma­da por la socie­dad.

3. Cor­tar de raíz la espe­cu­la­ción inmo­bi­lia­ria median­te cuan­tas medi­das legis­la­ti­vas sean pre­ci­sas, fre­nan­do la ocu­pa­ción resi­den­cial exten­si­va de sue­lo, prio­ri­zan­do la reha­bi­li­ta­ción o poten­cian­do el alqui­ler.

4. Pro­gra­ma­ción cla­ra para la reduc­ción de los con­su­mos de ener­gia, apli­can­do un sis­te­ma demo­crá­ti­co en la pro­duc­ción y la ges­tión de la mis­ma ; com­pro­mi­so estric­to con las polí­ti­cas de aho­rro ener­gé­ti­co y de reduc­ción drás­ti­ca de la con­ta­mi­na­ción.

5. Para­li­za­ción de la cons­truc­ción de macro-infra­es­truc­tu­ras de nulo bene­fi­cio social y que, sin embar­go, supo­nen un altí­si­mo cos­te eco­nó­mi­co y medioam­bien­tal.

6. Ges­tión res­pon­sa­ble de los resi­duos, que empie­za por una reduc­ción de su gene­ra­ción y con­ti­núa con una impli­ca­ción con­jun­ta de socie­dad y admi­nis­tra­cio­nes públi­cas para un tra­ta­mien­to que garan­ti­ce una alta reuti­li­za­ción y un buen com­pos­ta­je, eli­mi­nan­do la alter­na­ti­va de la inci­ne­ra­ción.

7. Poner freno a un nivel de con­su­mo que se sitúa muchas veces fue­ra de las nece­si­da­des habi­tua­les y mucho más cer­ca de lo com­pul­si­vo, afec­tan­do al com­por­ta­mien­to social gene­ral o a los recur­sos natu­ra­les y su for­ma de explo­ta­ción y/​o pro­duc­ción. Ade­más, resul­ta impor­tan­te arti­cu­lar una red de defen­sa ciu­da­da­na ante los abu­sos publi­ci­ta­rios, la mani­pu­la­ción ali­men­ti­cia o los pre­cios abu­si­vos.

8. Asu­mir una nue­va cul­tu­ra del agua, basa­da fun­da­men­tal­men­te en prin­ci­pios como el de la ges­tión del agua como recur­so limi­ta­do y con­ser­var­la como patri­mo­nio o el de ges­tio­nar el agua con polí­ti­cas de con­trol de la deman­da y no de aumen­to de la ofer­ta.

9. El patri­mo­nio cul­tu­ral, mate­rial e inma­te­rial, es la expre­sión de la diver­si­dad cul­tu­ral y pro­por­cio­na sen­ti­do y con­ti­nui­dad en rela­ción con las gene­ra­cio­nes pre­ce­den­tes. Los últi­mos años han sido nefas­tos para su pro­tec­ción y man­te­ni­mien­to. Sien­do como es muy vul­ne­ra­ble, es nece­sa­rio velar por defen­der y con­ser­var nues­tro patri­mo­nio cul­tu­ral median­te su estu­dio, su pro­tec­ción y su difu­sión.

10. Impul­sar y defen­der una agri­cul­tu­ra cam­pe­si­na, uni­da a la tie­rra, eco­ló­gi­ca y racional,que per­mi­ta mar­cos direc­tos y cer­ca­nos de pro­duc­ción y con­su­mo de ali­men­tos, y que garan­ti­ce ren­tas dig­nas a los agri­cul­to­res. Una agri­cul­tu­ra que haga vivir los pue­blos, que sir­va de trans­mi­sor de la cul­tu­ra y los sabe­res popu­la­res. Un mode­lo agrí­co­la que entron­que con los prin­ci­pios de la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria y la agro­eco­lo­gía, que per­mi­ta luchar con­tra todos los efec­tos noci­vos y nega­ti­vos que gene­ra la agri­cul­tu­ra pro­duc­ti­vis­ta, indus­trial y trans­gé­ni­ca.

11. La defen­sa de los comu­na­les, no solo en su con­cep­ción físi­ca y terri­to­rial, sino como un modo de rela­ción y ges­tión del terri­to­rio basa­do en la par­ti­ci­pa­ción de la comu­ni­dad local de for­ma direc­ta, y en base al valor de uso.

12. Adop­ción de un com­pro­mi­so ine­quí­vo­co en la defen­sa de las espe­cies y espa­cios pro­te­gi­dos, ponien­do fin a la vul­ne­ra­ción sis­te­má­ti­ca de las leyes en defen­sa de las mis­mas.

En defi­ni­ti­va, una pla­ni­fi­ca­ción democrática,racional y huma­na que reco­ja todas estas pro­pues­tas y que pivo­te su actua­ción sobre la base del equi­li­brio terri­to­rial, bus­can­do entre otros una hue­lla eco­ló­gi­ca posi­ti­va, enten­di­da esta últi­ma con el obje­ti­vo de recu­pe­rar la des­truc­ción pro­vo­ca­da por años de una nefas­ta polí­ti­ca de orde­na­ción del terri­to­rio.

Los colec­ti­vos que sus­cri­bi­mos este docu­men­to tene­mos cla­ro que exis­te un doble común deno­mi­na­dor que ori­gi­na y posi­bi­li­ta todas estas agre­sio­nes: la supe­di­ta­ción de los dere­chos socia­les, ciu­da­da­nos y medioam­bien­ta­les, o sea, la vida mis­ma, a una socie­dad basa­da en el cre­ci­mien­to y el desa­rro­llo inin­te­rrum­pi­do y por otro lado, la subor­di­na­ción de las dife­ren­tes ins­ti­tu­cio­nes hacia los intere­ses del poder eco­nó­mi­co que impul­sa este mode­lo eco­nó­mi­co, social y medioam­bien­tal, por ello pedi­mos que los dis­tin­tos par­ti­dos poli­ti­cos que se pre­sen­tan a las elec­cio­nes muni­ci­pa­les y fora­les del pro­xi­mo 22 de mayo hagan suyas estas pro­pues­tas.

En Nafa­rroa, a 18 de mayo de 2011

COORDINADORA NAFARROA BIZIRIK NAHI DUGU

AROZTEGIA ETA GERO…ZER?

PLATAFORMA DE LA RIBERA + CENTRALES NO.

PLATAFORMA RIBERA POR EL TREN SOCIAL. NO AL TAV.

AHT GELDITU! ELKARLANA.

LARRA-BELAGUA ELKARTEA.

ARGA BIZIRIK.

ASOCIACION DE VECINOS/​AS AFECTADOS POR EL PANTANO DE ITOIZ/​ITOIZKO URTEGIAK KALTETURAKO AUZOKIDEEN ASANBLADA.

BARDENAS YA! ASAMBLEA ANTIMILITARISTA.

SAKANA BIZIRIK.

GOI TENTSIOKO LINEEN AURKAKO PLATAFORMA/​PLATAFORMA CONTRA LAS LINEAS DE ALTA TENSION.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *