Bara­kal­do, 2358… casas vacías- Herri­ko­lo­re

etxe huts

Por fin se ha des­pe­ja­do la incóg­ni­ta. Hace varias sema­nas que los barrios bara­kal­de­ses ama­ne­cie­ron pla­ga­dos con el núme­ro de marrás, a pesar del empe­ño demos­tra­do de la «bri­ga­da de cen­su­ra» muni­ci­pal. La sema­na pasa­da ya supi­mos que 2358 era la cifra emplea­da por la Gaz­te Asan­bla­da de Bara­kal­do con el fin de sen­si­bi­li­zar a la pobla­ción con el dere­cho de toda la juven­tud a poder acce­der a una vivien­da dig­na. Con­cre­ta­men­te, la cifra hace refe­ren­cia al núme­ro de vivien­das vacias que se encuen­tran en Bara­kal­do.

Se tra­ta como es evi­den­te de una ele­va­dí­si­ma can­ti­dad, más aún tenien­do en cuen­ta que la lis­ta de per­so­nas para­das ascien­de sin parar y que los con­tra­tos a los que acce­de la juven­tud están mar­ca­dos por la pre­ca­rie­dad.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *