Izquier­da y revo­lu­ción atas­ca­das- Edgar Per­do­mo

“Se dice que el tiem­po es un gran maes­tro; lo malo es que va matan­do a sus dis­cí­pu­los

Héc­tor Ber­lioz…

Apar­tar­se del acti­vis­mo polí­ti­co acti­vo en la actua­li­dad, es para muchos cama­ra­das un des­pre­cio a la revo­lu­ción boli­va­ria­na, y noso­tros los socia­lis­tas no pode­mos des­pre­ciar el pro­ce­so de cam­bios en mar­cha, pues eso es lo que quie­re la dere­cha opo­si­to­ra, aquí real­men­te: lo que se tra­ta es de des­le­gi­ti­mar y des­acre­di­tar a la mafia polí­ti­ca buro­crá­ti­ca en el gobierno boli­va­riano, que vie­ne esta­fan­do cada día las espe­ran­zas del pue­blo vene­zo­lano.

Es la úni­ca opción vali­da ante la ausen­cia de una ver­da­de­ra corrien­te de izquier­da orga­ni­za­da, creí­ble, que demues­tre que está del lado de los tra­ba­ja­do­res, y de el pue­blo con hechos, y no actuan­do de mane­ra ras­tre­ra y sec­ta­ria, como algu­nos gru­púscu­los (Gru­po Frio de Lara) anár­qui­cos, que se dedi­can a hacer inva­sio­nes noc­tur­nas, para seguir des­mo­ti­van­do y ridi­cu­li­zan­do a la revo­lu­ción boli­va­ria­na.

Exis­ten gru­pos de izquier­da don­de el bochorno, y la mise­ria polí­ti­ca la lle­van en la pal­ma de la mano, en una pelea a muer­te por car­gos de par­ti­do, eco­nó­mi­cos y de gobierno, por el con­trol de espa­cios en la supues­ta revo­lu­ción que lle­van en sus topias, don­de pre­do­mi­na el yo, y el caos; se sien­ten feli­ces sien­do unos cabe­zas de ratón, mien­tras la opo­si­ción reac­cio­na­ria se sigue comien­do el lomi­to. La cegue­ra no les per­mi­te ver ni enten­der que la orien­ta­ción, y el desa­rro­llo de la izquier­da demo­crá­ti­ca no pue­de tran­si­tar sola­men­te por la vía del des­or­den ins­ti­tu­cio­nal, y tam­po­co ence­rrán­do­se en un radi­ca­lis­mo absur­do, sin ten­der puen­tes ni pla­ni­fi­car nin­gu­na acti­vi­dad polí­ti­ca abier­ta con otras orga­ni­za­cio­nes o per­so­nas que en muchas oca­sio­nes actúan libre­men­te, y otros mili­tan­tes se que­dan en sus casas, asquea­dos por las zan­ca­di­llas y las peleas de baja cala­ña.

Los vene­zo­la­nos actual­men­te se mere­cen un mayor res­pe­to, ( ya que no son borre­gos), para que unos ban­dos comer­cia­li­cen con el pueblo(Lo que se dice de los mane­jos de los recur­sos en los CC es des­alen­ta­dor), esa es una de las razo­nes que ha lle­va­do a muchos mili­tan­tes a la des­mo­vi­li­za­ción y a des­en­ten­der­se, al sen­tir­se des­pro­te­gi­dos por temor a las repre­sa­lias, pues la izquier­da boli­va­ria­na ha deja­do de ins­pi­rar con­fian­za, lo que le deja el camino libre a la dere­cha opo­si­to­ra para ven­der su char­cu­te­ría putre­fac­ta…

Vivi­mos unos momen­tos crí­ti­cos don­de los gru­pos eco­nó­mi­cos des­car­gan sobre la pobla­ción todo el peso del alto cos­to de la vida, y el abu­so de poder de muchos buró­cra­tas, y el cos­to de la cri­sis eco­nó­mi­ca que ellos han crea­do. Todo esto no es aje­na la actua­ción que han teni­do, a medias tin­tas, los dipu­tados de la AN, que no han actua­do con ener­gía y deci­sión con­tra el mal mane­jo de las empre­sas públi­cas pri­va­ti­za­das, y en la des­truc­ción del teji­do agro pro­duc­ti­vo y social.

EL sis­te­ma boli­va­riano polí­ti­ca­men­te hie­de a corrup­to, es lo que se per­ci­be en la pobla­ción, empe­zan­do por los “repre­sen­tan­tes” legis­la­ti­vos, que no quie­ren denun­ciar el abu­so de poder de cier­tos capos into­ca­bles, no quie­ren denun­ciar a las mafias polí­ti­cas, el ori­gen de las pro­tes­tas masi­vas y los recor­tes socia­les… Pues es en las movi­li­za­cio­nes, y en las luchas socia­les don­de se inclu­ye a la juven­tud, y al pue­blo cas­ti­ga­do por la cri­sis.

¿Has­ta cuán­do aguan­ta­re­mos: apa­go­nes, des­abas­te­ci­mien­to, deplo­ra­ble via­li­dad, inse­gu­ri­dad etc. En casa sin salir a decir bas­ta de tan­ta desidia?

Nos encon­tra­mos, con un Gobierno que en su momen­to pudo haber cogi­do el toro eco­nó­mi­co por los cachos, y no solo no lo hizo, sino que aho­ra arre­me­te con medi­das eco­nó­mi­cas libe­ra­les, en con­tra de la ciu­da­da­nía.

No es el sis­te­ma capi­ta­lis­ta el que está en cri­sis, pues hoy están ganan­do más dine­ro que nun­ca, vea­mos: LA BANCA, POLAR, EL SECTOR DE LA MANUFACTURA Y LOS SERVICIOS etc. Son las orga­ni­za­cio­nes de la izquier­da polí­ti­ca boli­va­ria­na las que están en cri­sis, por­que no quie­ren rom­per con ese esta­do de corrup­ción, tele-hoji­lla, y jala­de­ra de bolas des­me­di­da al coman­dan­te… solo cacarean como las aves pone­do­ras plu­mí­fe­ras, para que los dejen con­vi­vir den­tro del fes­tín.

¿Enton­ces para qué seguir apo­yan­do una revo­lu­ción de pési­mos buró­cra­tas, que no le impor­ta un pepino la situa­ción eco­nó­mi­ca y social? Lo mejor es que­dar­se en casa, tirán­do­le peos a la luna.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *