Demo­cra­cia Real YA ¿De movi­mien­to de resis­ten­cia a movi­mien­to de cons­truc­ción?- Ani­bal Gar­zon

El sába­do 15 las calles de dife­ren­tes ciu­da­des del esta­do espa­ñol se han lle­na­do de mani­fes­tan­tes con el lema “Demo­cra­cia Real YA”. Inclu­so las movi­li­za­cio­nes han ido más allá de un even­to dia­rio y efí­me­ro, como una sim­ple mani­fes­ta­ción y todos para casa, for­man­do cam­pa­men­tos en ubi­ca­cio­nes cen­tra­les como la Pla­za Del Sol de Madrid bus­can­do durar has­ta la jor­na­da de las elec­cio­nes muni­ci­pa­les –y en algu­nas regio­nes acom­pa­ña­das de las elec­cio­nes auto­nó­mi­cas – del pró­xi­mo domin­go 22 de mayo. Aún así la repre­sión poli­cial des­alo­jó con una vein­te­na de dete­ni­dos a los mani­fes­tan­tes acam­pa­dos en resis­ten­cia pací­fi­ca. La con­vo­ca­to­ria “anó­ni­ma” efec­tua­da median­te ins­tru­men­tos vir­tua­les como face­book o Twit­ter ha sido todo un éxi­to para la pro­tes­ta pero un dolor de cabe­za para las auto­ri­da­des. Mien­tras la cos­mo­vi­sión fran­quis­ta con­ti­núa en el esta­do espa­ñol repre­si­vo, las movi­li­za­cio­nes han cam­bia­do su estruc­tu­ra de ser. En los años 70 en la dic­ta­du­ra fran­quis­ta los movi­mien­tos de pro­tes­ta eran lide­ra­dos por la van­guar­dia polí­ti­ca del Par­ti­do Comu­nis­ta Espa­ñol y el sin­di­ca­to Comi­sio­nes Obre­ras, pero en el siglo XXI tras la deca­den­cia de esa fuer­za por su com­pli­ci­dad con la “Tran­si­ción Espa­ño­la” y su tesis euro­co­mu­nis­ta de alian­za de cla­ses – buro­cra­ti­zán­do­se esas dos for­ma­cio­nes al entrar en la teo­ría de jue­gos del capi­ta­lis­mo – estruc­tu­ras hori­zon­ta­les de movi­mien­tos socia­les enca­be­zan las luchas socia­les. Hay una dife­ren­cia gran­de entre los dos mode­los de van­guar­dias, un par­ti­do comu­nis­ta si es van­guar­dia revo­lu­cio­na­ria lide­ra el pro­yec­to polí­ti­co de las masas, mien­tras si las masas sin van­guar­dia lide­ran la lucha no hay cons­truc­ción polí­ti­ca. Pode­mos enten­der la estruc­tu­ra débil de “Demo­cra­cia Ya” como un movi­mien­to de repul­sa, pero como todos los movi­mien­tos socia­les sino exis­te un cam­bio dia­léc­ti­co cua­li­ta­ti­vo con un pro­gra­ma de prin­ci­pios de cam­bio es fácil que a cor­to pla­zo el movi­mien­to se dilu­ya. Aún así, si el movi­mien­to tie­ne un cam­bio de pare­cer y estruc­tu­ra su razón de ser más allá de una repul­sa y con una cons­truc­ción polí­ti­ca la pro­tes­ta pue­de calar con dura­ción en la socie­dad espa­ño­la.

Todo y ser de vario­pin­tas reali­da­des, pode­mos ana­li­zar meto­do­ló­gi­ca­men­te como en Boli­via se ini­cia­ron las luchas socia­les y se lle­gó a alcan­zar el poder en diciem­bre de 2005 con la vic­to­ria elec­to­ral de Evo Mora­les, pasos tem­po­ra­les que si los com­pa­ra­mos con la reali­dad del esta­do espa­ñol que­da mucho por hacer.

Según uno de los ideó­lo­gos del lla­ma­do Pro­ce­so de Cam­bio en Boli­via y Vice­pre­si­den­te del esta­do des­de el triun­fo elec­to­ral, Álva­ro Gar­cía Line­ra, la cons­truc­ción y desa­rro­llo polí­ti­co de los movi­mien­tos socia­les en Boli­via tuvo 2 fases[1]:

- La pri­me­ra la lla­ma “el momen­to de deve­la­mien­to de la cri­sis de esta­do”. Es cuan­do el sis­te­ma polí­ti­co y sim­bó­li­co pier­de legi­ti­mi­dad en una par­te de la pobla­ción civil que empie­za a obte­ner fuer­za de pro­tes­ta con­jun­ta. En Boli­via suce­dió en la Gue­rra del Agua y es repre­sen­ta­da en la pelí­cu­la espa­ño­la “Tam­bién la Llu­via”. Un movi­mien­to de pro­tes­ta nació en la ciu­dad de Cocha­bam­ba con­tra la pri­va­ti­za­ción del agua que se dio en el 2000 tras el con­tra­to entre el pre­si­den­te Hugo Ban­zer – anti­guo dic­ta­dor entre 1972 – 1978 – y la mul­ti­na­cio­nal Bech­tel. Las pro­tes­tas masi­vas, tomas de carre­te­ras, huel­gas,… tuvie­ron la repues­ta de las fuer­zas repre­si­vas del esta­do dete­nien­do a 300 per­so­nas, hirien­do a dece­nas de per­so­nas y ase­si­nan­do a 5 mani­fes­tan­tes. Final­men­te se con­si­guió la reti­ra­da de la ley 2029 sobre la pri­va­ti­za­ción del agua. El movi­mien­to de pro­tes­ta fun­dó una pri­me­ra orga­ni­za­ción, todo y ser muy debi­li­ta­da estruc­tu­ral­men­te, la Coor­di­na­do­ra del Agua. Mien­tras lucha­ban los cam­pe­si­nos, indí­ge­nas, veci­nos,… no exis­tía nin­gu­na van­guar­dia polí­ti­ca o sin­di­cal como la Cen­tral Obre­ra de Boli­via (COB) que enca­be­za­se o diri­gie­se este movi­mien­to.

- La segun­da fase es titu­la­da por Line­ra como “empa­te catas­tró­fi­co”. Se refie­re a la expan­sión del movi­mien­to de pro­tes­ta orga­ni­za­do a nivel esta­tal, pero no sola­men­te ese es el pun­to tras­cen­den­tal, sino pasar de la pro­tes­ta a la cons­truc­ción. Es decir, una orga­ni­za­ción de masas, no par­ti­do de cua­dros, que pre­sen­ta una pro­pues­ta de alcan­zar el poder con un pro­gra­ma pro­pio y pone en jaque al sis­te­ma polí­ti­co. No dejar las pro­tes­tas pero tam­bién saber que pro­po­ner. En Boli­via las pro­tes­tas polí­ti­cas lide­ra­das por el MAS (Movi­mien­to al Socia­lis­mo) en el muni­ci­pio de El Alto para no ven­der Gas a Chi­le a pre­cio bajo para expor­tar­lo a los Esta­dos Uni­dos, fue el pun­to cla­ve de con­so­li­da­ción del MAS. El gobierno de Sán­chez Losa­da repri­mió dura­men­te las pro­tes­tas ase­si­nan­do más de 70 mani­fes­tan­tes y cen­te­na­res de heri­dos y dete­ni­dos. Final­men­te Sán­chez Losa­da salió del país para exi­liar­se en los Esta­dos Uni­dos y cogió el car­go tem­po­ral el Vice­pre­si­den­te Car­los Mesa. Tras con­se­guir la reti­ra­da de la ven­ta de gas a Chi­le, el movi­mien­to pasó a su nivel de cons­truc­ción y pro­pu­so a Mesa la lla­ma­da Agen­da de Octu­bre con 3 pun­tos; la nacio­na­li­za­ción de los hidro­car­bu­ros, con­vo­ca­to­ria de una Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te, y el jui­cio a Sán­chez Losa­da y sus cola­bo­ra­do­res. Final­men­te el MAS, recor­de­mos movi­mien­to social estruc­tu­ra­do con pro­gra­ma no par­ti­do polí­ti­co de cua­dros, ganó las elec­cio­nes en diciem­bre de 2005, lle­van­do a cabo sus pro­pues­tas con el lide­raz­go de Evo Mora­les.

A dife­ren­cia de la pri­me­ra fase, ya no sola­men­te no era pro­tes­tar para no pri­va­ti­zar y dejar todo tal y como está, sino pro­tes­tar para echar atrás una medi­da pero pro­po­ner cier­tos cam­bios de futu­ro en la estruc­tu­ra del esta­do; nacio­na­li­za­ción y Cons­ti­tu­ción.

Movi­mien­to social estruc­tu­ra­do

La gran dife­ren­cia entre la reali­dad boli­via­na y espa­ño­la, es que en Boli­via mien­tras se ace­le­ra­ban los movi­mien­tos socia­les de resis­ten­cia nació para­le­la­men­te una orga­ni­za­ción polí­ti­ca de bases, el Movi­mien­to al Socia­lis­mo, en 1997, que aglu­ti­na­ba a un suje­to social mayo­ri­ta­rio, el cam­pe­si­na­do indígena.El MAS en las elec­cio­nes gene­ra­les de 1997 obtu­vo un 3% de votos con las siglas de Izquier­da Uni­da, y en las elec­cio­nes de 2005, el 53,74%. Las pro­tes­tas socia­les eran para­le­las a la cons­truc­ción elec­to­ral revo­lu­cio­na­ria.

En Espa­ña ha naci­do un movi­mien­to de rebel­día pací­fi­ca y de pro­tes­ta pero no hay para­le­la­men­te una fuer­za polí­ti­ca, has­ta hoy en día, que pue­da inte­grar y lide­rar ese movi­mien­to con unos prin­ci­pios bases para usar la lucha elec­to­ral con­tra el sis­te­ma actual de partidos.Además no está defi­ni­do el suje­to polí­ti­co de la lucha, hay jóve­nes de cla­se media, obre­ros, des­em­plea­dos, fun­cio­na­rios,… una varie­dad de acto­res que a la hora de la pro­tes­ta pun­tual pue­de unir­se pero a la hora de la cons­truc­ción polí­ti­ca sal­drían las con­tra­dic­cio­nes inter­nas y desunio­nes, don­de unos bus­can un capi­ta­lis­mo reno­va­do, otros un sis­te­ma socia­lis­ta, otros el mode­lo key­ne­siano de los años 70, u otros las resis­ten­cias anar­quis­tas,…

Como decía Lenin no pode­mos ir ni más ade­lan­te ni mas atrás de las masas, hace fal­ta ana­li­zar el con­tex­to polí­ti­co de pro­tes­ta que se esta crean­do en el esta­do espa­ñol e ir defien­do el pro­yec­to de cons­truc­ción sino que­re­mos dejar este even­to social y polí­ti­co como una anéc­do­ta his­tó­ri­ca bre­ve que se disol­vió. ¡No nos que­de­mos en resis­ten­cias es hora de cons­truir la van­guar­dia de un movi­mien­to social defi­ni­do!


[1]VV.AA El esta­do: Cam­po de Lucha. Edi­to­ral CLACSO

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *