Al-Jaz­ze­ra terror!!!

7

Nun­ca antes los pue­blos ára­bes y el mun­do ente­ro habían expe­ri­men­ta­do tan­to bom­bar­deo mediá­ti­co. Las bom­bas que hoy son más emplea­das por el impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano y el sio­nis­mo inter­na­cio­nal con­tra los pue­blos ára­bes, no son pre­ci­sa­men­te las que están des­tro­zan­do y muti­lan­do los cuer­pos de sus prin­ci­pa­les vic­ti­mas: las muje­res, jóve­nes y niños pales­ti­nos en Gaza y Cis­jor­da­nia, o en toda Libia; no son pre­ci­sa­men­te las cen­te­na­res de bom­bas de raci­mo, fós­fo­ro blan­co o los misi­les “inte­li­gen­tes” com­pues­tos con ura­nio empo­bre­ci­do lan­za­dos sobre obje­ti­vos civi­les en esos pue­blos.

No. Las bom­bas y misi­les que más daño oca­sio­nan a todos los pue­blos en el mun­do son pre­ci­sa­men­te las bom­bas mediá­ti­cas que son dise­ña­das en los más oscu­ros labo­ra­to­rios del impe­rio, y cuyo pro­pó­si­to está diri­gi­do a des­truir la ver­dad sobre lo que hoy acon­te­ce en esos paí­ses, para no sólo ganar­se la opi­nión publi­ca mun­dial, sino tam­bién para mani­pu­lar a los pue­blos ára­bes.

Las bom­bas mediá­ti­cas impe­ria­les son silen­cio­sas, pero muy efec­ti­vas, y no paran de lan­zar­se a tra­vés del espec­tro radio­eléc­tri­co y la Inter­net cuyas tec­no­lo­gías y espa­cio mono­po­li­zan. Esas bom­bas no des­tro­zan cuer­pos huma­nos, pero si las men­tes de todos los pue­blos. Es la mani­pu­la­ción de los pue­blos a tra­vés de fal­sas y repe­ti­das infor­ma­cio­nes mani­pu­la­das para des­truir la con­cien­cia de los pue­blos, sus ver­da­de­ras luchas y exi­gen­cias, en pro de los intere­ses del gran capi­tal.

No exis­ten dudas de que el canal de noti­cias Al-Jaz­ze­ra, tele­vi­so­ra de capi­tal esta­tal qata­rí –y de otros capi­ta­les pri­va­dos extranjeros‑, se ha con­ver­ti­do en un for­mi­da­ble ins­tru­men­to de mani­pu­la­ción al ser­vi­cio del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano y del sio­nis­mo inter­na­cio­nal. Su señal, que posee el Ran­kin más alto en todos los paí­ses ára­be, ha logra­do lo que nin­gún otro medio ha podi­do hacer con­tra los gobier­nos sobe­ra­nos.

Es impor­tan­te recor­dar que el Emi­ra­to de Qatar se ha ase­gu­ra­do un impor­tan­te nego­cio con la comer­cia­li­za­ción del petró­leo libio extraí­do de los puer­tos hoy con­tro­la­dos por los mer­ce­na­rios libios mal lla­ma­dos “rebel­des”. Por otro lado, la mani­pu­la­ción de Al-Jaz­ze­ra no se limi­ta sólo a Libia, sino con­tra otros pue­blos ára­bes que hoy sufren de seme­jan­te cons­pi­ra­ción tam­bién de ori­gen forá­neo. Es el caso del gran com­plot orques­ta­do por los Esta­do Uni­dos e Israel, a tra­vés de mer­ce­na­rios arma­dos por ellos mis­mos, con­tra el gobierno y el pue­blo sirio.

La tele­vi­so­ra Al-Jaz­ze­ra ha dedi­ca­do días ente­ros de pro­gra­ma­ción con opi­nio­nes par­cia­li­za­das con­tra el gobierno de ese país, y a favor de los gru­pos mer­ce­na­rios, trans­mi­tien­do imá­ge­nes de ori­gen des­co­no­ci­do de per­so­nas heri­das y muer­tas en los enfren­ta­mien­tos regis­tra­dos entre los gru­pos mer­ce­na­rios y las fuer­zas del Esta­do sirio. Tam­bién AL-Jaz­ze­ra hace lo mis­mo con los pue­blos de Egip­to y Túnez, cuan­do tra­ta de des­viar la aten­ción de eso pue­blos sobre la revo­lu­ción recien­te­men­te pro­du­ci­da en esos paí­ses, en pro­ble­mas sec­ta­rios y ori­gen reli­gio­so que pare­cen indu­ci­dos por los ser­vi­cios secre­tos extran­je­ros (CIA y el MOSSAD) para ese pro­pó­si­to.

La acción de Al-Jaz­ze­ra recuer­da al infa­me canal pri­va­do “vene­zo­lano” Glo­bo­vi­sión, mejor cono­ci­do como Glo­bo-terror. Fal­sas infor­ma­cio­nes, entre­vis­tas y aná­li­sis par­cia­li­za­dos, men­ti­ras repe­ti­das has­ta la sacie­dad, etc., emplean el mis­mo for­ma­to y tác­ti­ca goe­be­lia­na de repe­tir una men­ti­ra mil veces para hacer creer que es “ver­dad”.

Apo­rrea

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *