Entre­vis­ta a Jon Agui­rre “Elurtxu­ri” des­pués de haber per­ma­ne­ci­do 30 años en prisión

Por Mai­der Arregi.

Goie­na albistegia

A pesar de estar flo­jo en cuan­to a salud se refie­re, Elurtxu­ri no ha deja­do de mos­trar­nos su fuer­za y ener­gía. Jon se encuen­tra en la calle jun­to a sus fami­lia­res y ami­gos des­pués de pasar 30 años en pri­sión. A sus 69 años, el ex pre­so se encuen­tra son­rien­te y con la ilu­sión de tomar las rien­das de su vida.

¿Estás más tranquilo?

Antes de salir de la cár­cel me pre­gun­ta­ban si esta­ba ner­vio­so, sin embar­go no me he pues­to ner­vio­so ni los últi­mos días, de hecho estoy tran­qui­lo y feliz.

¿Cómo has encon­tra­do Ara­maio y los pue­blos limítrofes?

He encon­tra­do las cosas muy cam­bia­das, prin­ci­pal­men­te la gen­te y el pai­sa­je; es la evo­lu­ción de la vida. He vis­to el pai­sa­je de pasa­da en el coche y está muy cam­bia­do. Tenía oido que había unos pos­tes enor­mes y lo había vis­to en fotos, tam­bién he segui­do a tra­vés de Goie­na las obras del TAV, pero cuan­do mis ojos lo han vis­to direc­ta­men­te me ha impre­sio­na­do y sor­pren­di­do muchí­si­mo. Cuan­do estás ence­rra­do ayu­da mucho tener noti­cias de las cosas que van pasan­do en Eus­kal Herria.
El pue­blo te ha hecho un reci­bi­mien­to muy emotivo..

Por la maña­na ya me habían hecho un reci­bi­mien­to esplén­di­do en Basau­ri, hace trein­ta años no había ese tipo de reci­bi­mien­tos tan aco­ge­do­res. Los ami­gos que cono­cí en la cár­cel, los ara­maioa­rras, muchos ami­gos y tam­bién des­co­no­ci­dos esta­ban en el fron­tón. De diez, ocho era gen­te joven y ver eso según sales de la cár­cel es impre­sio­nan­te, te da aní­mos y fuer­za para seguir hacia delante.

Doc­tri­na Parot, cade­na perpétua.

La Doc­tri­na Parot está fue­ra de la Ley. La Cons­ti­tu­ción no con­tem­pla la retro­ac­ti­vi­dad de una con­de­na, esto es, no se le pue­de apli­car a una con­de­na de ante­mano. Y es pre­ci­sa­men­te lo que quie­ren apli­car­le a todos los pre­sos polí­ti­cos, y si no, mira el caso de Troitiño.

Jon, tú eres el refle­jo de la polí­ti­ca car­ce­la­ria apli­ca­da al Colec­ti­vo de Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos. “Para noso­tros tu dig­ni­dad es nues­tro ejem­plo. ¡Te que­re­mos!”. ¿Qué sien­tes cuan­do escu­chas este tipo de cosas?

Pues escu­char­lo es muy boni­to… pero creé­se­lo es otra cosa, jaja. He esta­do 30 años en pri­sión, y ¿en qué con­di­cio­nes? Nos qui­tan la liber­tad, pero otras muchas cosas tam­bién, o es lo que al menos han intentado.

Más de 700 pre­sos polí­ti­cos encar­ce­la­dos. ¿Cúal es su situa­ción hoy en día?

Cada per­so­na y cada cár­cel es dis­tin­ta. Las cár­ce­les anda­lu­zas me pare­cie­ron las más duras. Prin­ci­pal­men­te las dife­ren­cias se notan en la comi­da y en la aten­ción médi­ca. Esta­mos en manos de los fun­cio­na­rios y de los direc­to­res de las cár­ce­les. La situa­ción para los pre­sos varia mucho, hay muchos pre­sos enfer­mos, la gen­te va enve­je­cien­do. Yo por ejem­plo antes no toma­ba ni una pas­ti­lla y aho­ra tomo 12 dia­rias. Tu salud depen­de del médi­co de la pri­sión y en cada pri­sión es diferente.

¿Cómo es la situa­ción en la que viven los presos?

Hay mucha pre­sión por par­te de los fun­cio­na­rios y de los direc­to­res de pri­sio­nes, y la situa­ción en la calle tam­bién influ­ye. Cuan­do se ha hecho una acción, por ejem­plo cada pre­so reac­cio­na de una mane­ra. Tam­bién sien­tes mucha impo­ten­cia, recuer­do que llo­ré cuan­do murió Txo­min Itur­be. Que­rer y no poder.

Hace 30 años de la muer­te de Bobby Sands. Se ha logra­do algo de las rei­vin­di­ca­cio­nes de enton­ces? ¿Con­si­de­ras que tie­ne refle­jo en nues­tra situación?

Hemos hecho esfuer­zos, sin embar­go no hemos logra­do mucho a nivel polí­ti­co: qui­zás den­tro de pri­sión se ha podi­do lograr algu­na peque­ña mejo­ra, pero a nivel polí­ti­co ape­nas nada. Con el cas­ti­go y la dis­per­sión rom­pen aca­ban con los logros.

Huel­gas de ham­bre, txa­peos… las luchas de los pre­sos ¿sir­ven para man­te­ner vues­tra dignidad?

Sí y no. Esto tam­bién pue­de pro­vo­car divi­sio­nes entre noso­tros tam­bién, la gen­te aca­ba hecha pol­vo. Por ejem­plo en el txa­peo de Herrea de la Man­cha que duró diez meses, fue muy duro para noso­tros y para nues­tros fami­lia­res tam­bién. Vivir eso a dia­rio es impresionante.

Des­pués de 30 años en la cár­cel, ¿qué dirías que ha sido lo más duro?

No poder tomar un tra­go en Ira­ti, por ejem­plo, jaja. No, en serio, muchas cosas: la impo­ten­cia, la rabia… ves las con­se­cuen­cias de las cosas y te gene­ra mucha impo­ten­cia. Los diez pri­me­ros años te acuer­das de todas las fies­tas, pero des­pués vas olvi­dán­do­te de algu­nas cosas de tu pue­blo.. las Rome­rias de enton­ces y las fies­tas han des­apa­re­ci­do o han cambiado.

¿Cuán­do fue la últi­ma vez que vis­te la luna llena?

Aún recuer­do un eclip­se que vi estan­do en Sevi­lla en 1989. La luna lle­na la he vis­to en algún momen­to de pasa­da en el patio, des­de el txa­bo­lo no se ve nada.

Ima­gino que el apo­yo de tus fami­lia­res y ami­gos duran­te todos estos años habrá sido muy impor­tan­te, ¿no?

He teni­do una suer­te terri­ble, duran­te 30 años he teni­do una visi­ta cada fin de sema­na. Gen­te joven, más mayor… de todo; ¡ima­gi­na­te que has­ta he teni­do visi­ta de jóve­nes que no habian naci­do toda­vía cuan­do me detuivieron!Para la per­so­na que está den­tro la visi­ta es imprescindible.

Bil­du esta­rá en las elec­cio­nes y este echo cam­bia­rá por com­ple­to el mapa político.

He reci­bi­do la noti­cia con ale­gría. De vuel­ta de Bil­bo venía escu­chan­do en la radio de que exis­tia el rumor en la red social Twit­ter, poco des­pués se hizo ofi­cial. Bil­du ha abier­to una puer­ta pero el camino aun esta por hacer. Creo que reci­bi­rá muchos votos, en el pue­blo al menos es lo que se sos­pe­cha. Ante­rior­men­te ETA con­di­cio­na­ba al pue­blo, aho­ra ya no hay ETA. Ha comen­za­do el jue­go de los polí­ti­cos. No se pue­de avan­zar sin abrir antes la puer­ta, ¿entien­des? Toda­vía pue­de venir la vuel­ta, hacien­do un repa­so a la tra­yec­to­ria y a la his­to­ria del Esta­do Espa­ñol, no sería de sor­pren­der. Los fran­quis­tas tie­nen muchos votos y sus votan­tes aun per­ma­ne­cen subi­dos al caba­llo de Feli­pe II. Aho­ra está todo por hacer por que en los últi­mos años no nos han deja­do hacer nada. A nivel de pue­blo tene­mos mucho por hacer y la puer­ta hacia nues­tra demo­cra­cia está abierta. (…)

¿Cuán­do vas a cor­tar­te la barba?

¡Pro­me­to hacer­lo cuan­do cam­bie el régi­men jaja!

Tra­du­ci­do por Auto­de­fen­t­sa

http://​bole​tin​to​ka​ta​.word​press​.com/​2​0​1​1​/​0​5​/​1​4​/​e​n​t​r​e​v​i​s​t​a​-​a​-​j​o​n​-​a​g​u​i​r​r​e​-​e​l​u​r​t​x​u​r​i​-​d​e​s​p​u​e​s​-​d​e​-​h​a​b​e​r​-​p​e​r​m​a​n​e​c​i​d​o​-​3​0​-​a​n​o​s​-​e​n​-​p​r​i​s​i​on/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.