En Libia hay un terre­me­to dia­rio y se lla­ma OTAN – A. Marazuela

El gobierno de Zapa­te­ro ha decre­ta­do dos días de luto nacio­nal ante la catás­tro­fe natu­ral suce­di­da en Lor­ca. Como todo el mun­do sabe, dos terre­mo­tos han pro­vo­ca­do el falle­ci­mien­to de al menos 8 per­so­nas, cen­te­na­res de heri­dos y la pér­di­da mate­rial de dece­nas de hoga­res de fami­lias obre­ras. Los capi­ta­lis­tas ya se están fro­tan­do las manos pen­san­do en la recons­truc­ción, los con­tra­tos y la deses­pe­ra­ción de los tra­ba­ja­do­res loca­les dis­pues­tos a aguan­tar mayo­res con­di­cio­nes de mise­ria y explo­ta­ción, mien­tras ensa­yan ante las cáma­ras sus ros­tros ape­na­dos en cató­li­co apos­tó­li­co y romano fune­ral de estado.

Para­le­la­men­te, Espa­ña man­tie­ne su par­ti­ci­pa­ción en la inva­sión mili­tar a Libia. Es decir, par­ti­ci­pa a dia­rio en un terre­mo­to arti­fi­cial que sacu­de a las cla­ses popu­la­res libias, arra­san­do infra­es­truc­tu­ras, vivien­das y milla­res de vidas en lo que lle­va­mos de inva­sión. Es decir, lo que aquí vivi­mos como una tra­ge­dia que afor­tu­na­da­men­te sólo ha dura­do un día, defen­de­mos que suce­da en el exte­rior de mane­ra con­ti­nua­da y reiterada.

Para más inri, la inva­sión mili­tar de la OTAN se enmar­ca en un pro­ce­so impe­ria­lis­ta por la sub­yu­ga­ción del petró­leo y del gas libio para los capi­ta­les mono­po­lis­tas de esta­do domi­nan­tes y Espa­ña ejer­ce un papel de país impe­ria­lis­ta laca­yo y lamecu­los que se con­for­ma con miga­jas. El mis­mo PSOE que ingre­só a Espa­ña trai­cio­ne­ra­men­te en la OTAN, que lle­gó al poder gra­cias a los deseos anti­bé­li­cos de los tra­ba­ja­do­res y que tan­to se que­ja­ba del beli­cis­mo nor­te­ame­ri­cano, vuel­ve a la car­ga ofre­cien­do todo su poten­cial al chas­qui­do de dedos del pre­mio nobel de la gue­rra Obama.

Es por ello que hoy más que nun­ca debe­mos recu­pe­rar el gri­to de «OTAN NO, BASES FUERA». Denun­ciar cada agre­sión impe­ria­lis­ta y ren­dir cuen­tas a sus res­pon­sa­bles. Pro­mo­ver un inter­na­cio­na­lis­mo pro­le­ta­rio soli­da­rio y fra­ter­nal entre los tra­ba­ja­do­res de dis­tin­tos pue­blos fren­te a las cri­mi­na­les inter­ven­cio­nes imperialistas.

¡Ni gue­rra entre pue­blos, ni paz entre cla­ses! ¡OTAN NO! ¡Bases Fuera!

. * A. Mara­zue­la, mili­tan­te de Ini­cia­ti­va Comunista.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.