A sie­te días de las urnas, a ganar has­ta el últi­mo voto jóven, femi­nis­ta y [email protected] para Bildu

Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­ria­la

La cam­pa­ña de Bil­du está sien­do tan atí­pi­ca como era de espe­rar. En los barrios y pue­blos obre­ros hay un cla­mor de peti­cio­nes de pape­le­tas aber­tza­les, de izquier­da e inde­pen­den­tis­tas. La coa­li­ción lle­nó el BEC, sal­vó algu­nos cien­tos de hue­cos en una de las zonas pro­duc­to de la acu­mu­la­ción de per­so­nas en el cen­tro del espa­cio dedi­ca­do a la can­cha. ¿Cuan­tos fuí­mos?. Muchos miles, sin duda algu­na. Con muchí­si­ma gen­te jóven y con unas exce­len­tes inter­ven­cio­nes por par­te de todas las per­so­nas que intervinieron.

El ambien­te fue com­ba­ti­vo, el pun­to común entorno a la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo se com­ple­men­tó jus­ta­men­te por par­te de las refe­ren­cias a una Eus­kal Herria ver­de, mora­da y roja. Esa es nues­tra seña. Es cier­to que se han de hacer los equi­li­brios nece­sa­rios para que la uni­dad estra­té­gi­ca sea el valor abso­lu­to de esta apues­ta inde­pen­den­tis­ta pero quie­nes apo­ya­mos a Bil­du des­de los barrios obre­ros, el movi­mien­to juve­nil, sin­di­cal o veci­nal sabe­mos de las dra­má­ti­cas con­se­cuen­cias pro­pi­cia­das por el casino del capital.

Des­em­pleo, pér­di­da de vivien­das debi­do a la inca­pa­ci­dad de hacer fren­te a los pagos, juven­tud sin futu­ro. Des­de la pro­pia UE impe­ria­lis­ta y cri­mi­nal se habla de una gene­ra­ción per­di­da en el esta­do espa­ñol y por ende, en Hego Eus­kal Herria.

Los votos no resuel­ven los pro­ble­mas pero las mayo­rías de la izquier­da vas­ca sí sir­ven para empe­zar a res­pon­der a la espe­cu­la­ción y a las obras espe­cu­la­ti­vas y faraó­ni­cas del gran capi­tal con unas res­pues­tas que pro­pon­gan el obje­ti­vo de que las vidas y el futu­ro del pue­blo tra­ba­ja­dor están por enci­ma de los bene­fi­cios del capi­tal fra­ca­sa­do, inmi­se­ri­cor­de y especulativo.

En estos sie­te días no se pue­de bajar la guar­dia y hay que lograr todos los apo­yos popu­la­res posi­bles. Des­pués a com­pro­me­ter­se con las asam­bleas loca­les de Bil­du para que aho­ra sí, la voz del pue­blo se escu­che de aba­jo a arri­ba, des­de la asam­blea públi­ca has­ta el gobierno muni­ci­pal y en las JJ​.GG. Esta­mos ante la tarea de gober­nar de otra for­ma, demo­cra­ti­ca­men­te y esto suce­de cuan­do el PP se des­in­fla y sus lamen­tos y los de la caver­na por la ile­ga­li­za­ción de Bil­du con­vo­can a mil ridícu­los fas­cis­tas lle­ga­dos a Madrid des­de todo el esta­do para pedir que el PP y el PSOE gobier­nen las ins­ti­tu­cio­nes vas­con­ga­das con­tra la opi­nión y el deseo de la pobla­ción vas­ca, como lo hacen aho­ra lle­van­do las admi­nis­tra­cio­nes que gobier­nan a un des­ca­la­bro eco­nó­mi­co sin precedentes.

El 22 de mayo debe­mos lle­nar las urnas de pape­le­tas inde­pen­den­tis­tas, aber­tza­les y socia­lis­tas, debe ser la gran fies­ta vas­ca y pro­gre­sis­ta don­de quie­ra que las ami­gas y ami­gos de nues­tro pue­blo lo celebren.

Va a ser la noche de la resis­ten­cia y ha de comen­zar a abrir la puer­ta de la liber­tad en el día que nos acer­ca­re­mos a las urnas con la pape­le­ta de Bil­du y el apo­yo abier­to a la solu­ción del enfren­ta­mien­to comen­zan­do por la exi­gen­cia de que las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos estén en Eus­kal Herria como paso pre­vio a un pro­ce­so de libe­ra­ción de todos ellos y de vuel­ta a casa.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.