Vamos a seguir luchan­do acom­pa­ña­dos por nues­tro her­mano mayor, el Che Gue­va­ra – Nes­tor Khoan

Entre la rebel­día inso­len­te de la Argen­ti­na del 2001 y el actual reflu­jo de la orga­ni­za­ción popu­lar media­do por la inne­ga­ble ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción de las pro­tes­tas hay una déca­da de por medio. En la his­to­ria de la huma­ni­dad ese lap­so equi­va­le a menos de un segun­do. En la lucha de cla­ses de un país deter­mi­na­do (y en la vida de las per­so­nas) es mucho tiempo.

Hoy, en la segun­da déca­da del siglo XXI, en la Argen­ti­na no cre­ce ni se mul­ti­pli­ca la orga­ni­za­ción popu­lar des­de aba­jo. Más bien esta­mos enfren­tan­do una ten­den­cia inver­sa. Lo poco que no fue coop­ta­do des­de el Esta­do, se divi­de y frag­men­ta has­ta el infi­ni­to. Sema­na a sema­na sur­gen nue­vas siglas, mayor­men­te incom­pren­di­das para nues­tro pue­blo. El grue­so de esas dispu­tas y divi­sio­nes per­ma­nen­tes no res­pon­den a Gran­des Deba­tes Estra­té­gi­cos (con mayús­cu­las) sino a mez­quin­da­des bien mun­da­nas y egoís­mos terre­na­les y micros­có­pi­cos. Las esca­sas “uni­da­des” que se vis­lum­bran en el hori­zon­te polí­ti­co inme­dia­to están impreg­na­das por el aro­ma elec­to­ral y la deses­pe­ra­ción opor­tu­nis­ta por no per­der la per­so­ne­ría elec­to­ral para seguir jugan­do res­pe­tuo­sa­men­te al “como si” den­tro del orden ins­ti­tu­cio­nal. Segu­ra­men­te exis­ti­rán excep­cio­nes, pero esas son las gran­des ten­den­cias que se observan.

En ese cli­ma adver­so para el cam­po popu­lar, para la orga­ni­za­ción des­de aba­jo, para la izquier­da que no se quie­re resig­nar a las son­ri­sas del mar­ke­ting elec­to­ral ni a los bue­nos moda­les ins­ti­tu­cio­na­les, sur­ge una ini­cia­ti­va a con­tra­mano. No es la úni­ca. No es la pri­me­ra. No pre­ten­de inven­tar otra vez los fideos con sal­sa ni la pól­vo­ra. Pero ahí está, a con­tra­co­rrien­te de la onda pre­do­mi­nan­te en la coyun­tu­ra argentina.

Se tra­ta de la Uni­ver­si­dad de los Tra­ba­ja­do­res. No nace en cual­quier sitio sino en el IMPA (1), una fábri­ca meta­lúr­gi­ca recu­pe­ra­da (¿pero no se había aca­ba­do el tra­ba­jo? ¿No habían des­apa­re­ci­do los tra­ba­ja­do­res?). A esta Uni­ver­si­dad de los Tra­ba­ja­do­res (2) la impul­sa y diri­ge Vicen­te Zito Lema, com­pa­ñe­ro que fun­dó varias ini­cia­ti­vas de este esti­lo y no se can­sa. Lo sigue inten­tan­do. Com­par­ti­mos con él (con coin­ci­den­cias, con deba­tes y dis­cu­sio­nes, siem­pre con pasión y ponien­do el cuer­po, en las aulas, en la calle, inclu­so en huel­gas de ham­bre por los pre­sos polí­ti­cos del asal­to al cuar­tel mili­tar de La Tabla­da) duran­te muchos años la expe­rien­cia entra­ña­ble de la Uni­ver­si­dad Popu­lar Madres de Pla­za de Mayo. Aho­ra nos vol­ve­mos a encon­trar en esta nue­va ini­cia­ti­va. Segu­ra­men­te no será la últi­ma. Vamos a seguir insis­tien­do has­ta que algu­na vez gane­mos y demos vuel­ta la tor­ti­lla. Y si no gana­mos noso­tros, habrá otra gene­ra­ción que va a triun­far, no tene­mos la menor duda. Pero algu­na vez las cosas se van a dar vuel­ta defi­ni­ti­va­men­te. Habrá que seguir insis­tien­do una y otra y una nue­va vez.

Jun­to a Vicen­te Zito Lema tra­ba­jan en la orga­ni­za­ción de la Uni­ver­si­dad de los tra­ba­ja­do­res un con­jun­to de com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras, algu­nos con vie­ja mili­tan­cia revo­lu­cio­na­ria y muy cono­ci­dos, otros que recién comienzan.

El pri­mer semi­na­rio de esta Uni­ver­si­dad de los Tra­ba­ja­do­res está cen­tra­do en la His­to­ria del movi­mien­to obre­ro. No es una casua­li­dad ni una deci­sión capri­cho­sa. En su cla­se inau­gu­ral par­ti­ci­pa­ron anti­guos y nue­vos lucha­do­res sin­di­ca­les con­tra las patro­na­les y la buro­cra­cia, inclu­so algu­nos vie­jos mili­tan­tes de la Resis­ten­cia de los años ‘50.

El segun­do semi­na­rio, la segun­da mate­ria, el segun­do espa­cio de deba­te en la nue­va Uni­ver­si­dad es la Cáte­dra Che Gue­va­ra. Sí, tra­ba­ja­do­res y Che Gue­va­ra. Por ahí comien­za la cosa. ¿Se entien­de? ¿Que­da cla­ro adon­de apuntamos?

La lucha del IMPA no nace hoy, en el año 2011 (este colec­ti­vo de tra­ba­ja­dorxs vie­ne cons­tru­yen­do este espa­cio de resis­ten­cia des­de que recu­pe­ra la fábri­ca en 1998; hoy allí tam­bién fun­cio­nan los bachi­lle­ra­tos popu­la­res, el canal de tele­vi­sión Barri­ca­da TV, el cen­tro cul­tu­ral y varias otras ini­cia­ti­vas). Tam­po­co la Cáte­dra del Che nace hoy.

En otro lugar inten­ta­mos sin­te­ti­zar míni­ma­men­te la his­to­ria de la Cáte­dra Che Gue­va­ra (3). Esta modes­ta y peque­ña ini­cia­ti­va, a pesar de sus limi­ta­cio­nes, ha acom­pa­ña­do y for­ma­do par­te de muchas otras movi­das de resis­ten­cia de la cla­se tra­ba­ja­do­ra argen­ti­na (des­de la toma de la fábri­ca Bruk­man, pasan­do por la soli­da­ri­dad con la fábri­ca Zanón en la Pata­go­nia, la escue­la de lxs tra­ba­ja­dorxs pique­te­ros que arma­mos en el barrio peri­fé­ri­co de Flo­ren­cio Vare­la, la lucha del hotel Bauen, etc.). La his­to­ria de la Cáte­dra Che Gue­va­ra tam­po­co ha esta­do al mar­gen de los vai­ve­nes de la lucha de cla­ses y de la con­fron­ta­ción polí­ti­co-ideo­ló­gi­ca en nues­tro país.

En la cla­se-acto de lan­za­mien­to, ade­más de la pre­sen­cia inter­na­cio­nal de ami­gos de Cuba y Vene­zue­la, y de los ami­gos de la revis­ta Sudes­ta­da, del colec­ti­vo cul­tu­ral Mas­ca­ró Cine Ame­ri­cano y de la agru­pa­ción HIJOS La Pla­ta [Hijos de des­apa­re­ci­dos], nos reen­con­tra­mos con vie­jos com­pa­ñe­ros que han segui­do leal y fiel­men­te a la cáte­dra en su via­je iti­ne­ran­te (por­que al ser una ini­cia­ti­va de for­ma­ción polí­ti­ca des­de aba­jo, que no cuen­ta con dine­ro ni finan­cia­mien­to de nadie ni tam­po­co las pre­ben­das de nin­gu­na ins­ti­tu­ción, no nos ha que­da­do más reme­dio que ser “iti­ne­ran­tes”). Y tam­bién cono­ci­mos gen­te nue­va que aho­ra se suma y se va a seguir sumando.

¿El obje­ti­vo? Recu­pe­rar el pen­sa­mien­to polí­ti­co del Che Gue­va­ra —elu­dien­do toda nos­tal­gia y todo “revi­val”— como par­te de las luchas actua­les de Amé­ri­ca Lati­na. No casual­men­te nues­tra Cáte­dra Che Gue­va­ra for­ma par­te de una corrien­te de cáte­dras gue­va­ris­tas y boli­va­ria­nas que con­flu­yen y par­ti­ci­pan en diver­sos espa­cios de coor­di­na­ción como el del Encuen­tro Cono Sur y prin­ci­pal­men­te el del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano (MCB).

En el acto de inau­gu­ra­ción habla­ron varios de los inte­gran­tes más jóve­nes del equi­po docen­te de la Cáte­dra, que res­ca­ta­ron la vigen­cia del Che para la juven­tud actual y tam­bién los com­pa­ñe­ros invi­ta­dos. Noso­tros recor­da­mos que la Cáte­dra Che Gue­va­ra y el Colec­ti­vo Amau­ta, ade­más de par­ti­ci­par en ini­cia­ti­vas calle­je­ras (como algu­nas tomas de fábri­ca, o cor­tes de ave­ni­das —Corrien­tes y Callao, en pleno cen­tro de Bue­nos Aires— en defen­sa de los pre­sos polí­ti­cos) ha ela­bo­ra­do varios libros para la for­ma­ción polí­ti­ca. Nues­tro colec­ti­vo es una cáte­dra de estu­dio en serio, inves­ti­ga y ela­bo­ra mate­ria­les pro­pios al ser­vi­cio del cam­po popu­lar, no se limi­ta a repe­tir tres con­sig­nas ni a salu­dar for­mal­men­te el pós­ter del Che (4).

El pri­me­ro de los invi­ta­dos fue Gui­ller­mo Cavias­ca, inte­gran­te de Barri­ca­da TV, quien hizo un balan­ce de la lucha actual en Argen­ti­na y bos­que­jó algu­nas líneas teó­ri­cas y prác­ti­cas de acción para dar la bata­lla por la hege­mo­nía en las con­di­cio­nes de reflu­jo popular.

Lue­go inter­vino Fer­nan­do Krich­mar, repre­sen­tan­te de Cine Insur­gen­te, quien inda­gó en la con­cep­ción polí­ti­ca de Gue­va­ra y la impor­tan­cia cen­tral que éste otor­ga­ba a la sub­je­ti­vi­dad y a la lucha por una nue­va cul­tu­ra, en par­ti­cu­lar, al nue­vo cine lati­no­ame­ri­cano que por enton­ces ini­cia­ban en Cuba San­tia­go Álva­rez, Tomás Gutié­rrez Alea y Julio Gar­cía Espi­no­sa, entre otros.

Más tar­de Eduar­do «Vas­co» Murúa, mili­tan­te impul­sor de la lucha de IMPA y de todo un movi­mien­to que agru­pa a otras fábri­cas recu­pe­ra­das, ape­ló al Che tra­yén­do­lo a la lucha de la cla­se obre­ra actual, recor­dan­do al mis­mo tiem­po que por una ini­cia­ti­va del colec­ti­vo de la fábri­ca IMPA se publi­ca­ron por pri­me­ra vez en Argen­ti­na y en el mun­do frag­men­tos de la crí­ti­ca del Che Gue­va­ra al Manual de eco­no­mía polí­ti­ca de la Unión Sovié­ti­ca, incor­po­ra­dos en el últi­mo capí­tu­lo de la obra de Orlan­do Borre­go Che Gue­va­ra, el camino del fue­go (5).

Final­men­te, cerró el acto Vicen­te Zito Lema, quien lue­go de recor­dar las tesis plan­tea­das en su libro La pala­bra en acción de Ernes­to Che Gue­va­ra   (6), recons­tru­yó el papel que des­de el ini­cio jugó nues­tra Cáte­dra Che Gue­va­ra en la Uni­ver­si­dad Popu­lar Madres de Pla­za de Mayo y en varias otras movi­das pos­te­rio­res . Al mis­mo tiem­po, diri­gién­do­se prin­ci­pal­men­te al públi­co joven, recor­dó que su gene­ra­ción y muchos de sus ami­gos y com­pa­ñe­ros —des­de Agus­tín Tos­co y Mario Rober­to San­tu­cho, has­ta Rodol­fo Orte­ga Peña, Rodol­fo Walsh y Ali­cia Egu­ren, entre muchí­si­mos otras y otros com­pa­ñe­ros entra­ña­bles, hoy des­apa­re­ci­dos o ase­si­na­dos— siem­pre toma­ron al Che como una guía éti­ca, polí­ti­ca y como ins­pi­ra­ción de vida.

Sin disi­mu­lar la emo­ción, Vicen­te cerró una her­mo­sa e inol­vi­da­ble jor­na­da dicien­do “Como hizo mi gene­ra­ción, la del ’60 y el ’70, hoy, en el año 2011, vamos a seguir luchan­do acom­pa­ña­dos y guia­dos por nues­tro her­mano mayor, el Che Gue­va­ra”.

La Cáte­dra Che Gue­va­ra se reúne los mar­tes, de 19 a 21 hs.

En la web: www​.amau​ta​.lahai​ne​.org

En face­book: http://​www​.face​book​.com/Che Gue­va­ra Amauta 

NOTAS:

(1) IMPA sig­ni­fi­ca Indus­trias Meta­lúr­gi­cas y Plás­ti­cas Argen­ti­nas, es una fábri­ca meta­lúr­gi­ca ubi­ca­da en las calles Que­ran­díes y Prin­gles, barrio de Alma­gro, Bue­nos Aires, Argentina.

(2) Uni­ver­si­dad de los Tra­ba­ja­do­res, ubi­ca­da en la calle Raw­son 106, en la mis­ma man­za­na de la fábri­ca, pero en la calle del cos­ta­do, a metros del ferro­ca­rril Sar­mien­to (mien­tras trans­cu­rren las cla­ses, se escu­cha pasar el tren), a dos cua­dras de la ave­ni­da Riva­da­via al 4.100.

(3) Véa­se “ El movi­mien­to de Cáte­dras Che Gue­va­ra y la dispu­ta por la hege­mo­nía en Amé­ri­ca Lati­na” en http://​www​.amau​ta​.lahai​ne​.org/​a​r​t​i​c​u​l​o​.​p​h​p​?​p​=​1​9​6​4​&​m​o​r​e​=​1​&​c=1

(4) Todos esos libros, pro­duc­to de años y años de inves­ti­ga­ción y tra­ba­jo volun­ta­rio y mili­tan­te en la Cáte­dra —Che Gue­va­ra: El suje­to y el poder; Apro­xi­ma­cio­nes al mar­xis­mo: Una intro­duc­ción posi­ble; En la sel­va: (Los estu­dios des­co­no­ci­dos del Che Gue­va­ra. A pro­pó­si­to de sus Cua­der­nos de lec­tu­ra de Boli­via ) —, pue­den con­sul­tar­se gra­tis en la pági­na www​.amau​ta​.lahai​ne​.org. Muchos de los mate­ria­les, cla­ses y con­vo­ca­to­rias de la cáte­dra, pue­den seguir­se en face­book: http://​www​.face​book​.com/Che Gue­va­ra Amau­ta . El libro En la sel­va pró­xi­ma­men­te será edi­ta­do en Argen­ti­na a pre­cios popu­la­res y des­ti­na­do a la mili­tan­cia joven por el sello «Amau­ta Insur­gen­te».

(5) Véa­se Orlan­do Borre­go: Che Gue­va­ra, el camino del fue­go. Bue­nos Aires, Hom­bre Nue­vo, 2001 (ini­cia­ti­va edi­to­rial sur­gi­da des­de el IMPA…). Esos mate­ria­les fue­ron publi­ca­dos más tar­de, ínte­gros, en el volu­men Apun­tes crí­ti­cos a la Eco­no­mía Polí­ti­ca . La Haba­na-Mel­bour­ne, Ocean Press, 2006 (tam­bién publi­ca­do en Cuba en La Haba­na, Cien­cias Socia­les, 2006).

(6) Véa­se Vicen­te Zito Lema: La pala­bra en acción de Ernes­to Che Gue­va­ra. Poe­mas, rela­tos, car­tas. Bue­nos Aires, Colec­ción Fin de Siglo, 1997.

.* Rebe­lión

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.