Cuan­do el cinis­mo se con­vier­te en pro­vo­ca­ción- Dick Emanuelsson

Aca­ba de leer un comen­ta­rio por un tex­to que colo­qué ayer en “Blo­gue­ros y Corres­pon­sa­les de la Revo­lu­ción” [1] y que no le cayó muy bien a la “Gre­ta Gar­bo de Mon­te­vi­deo” que con­clu­yó con las palabras;

“TAMBIÉN CABE LA PREGUNTA ¿SI PÉREZ BECERRA, es real­men­te, HOY, un com­pa­ñe­ro? Alguien que actúa, usan­do terri­to­rio ajeno, en for­ma per­so­na­lis­ta, sin medir con­se­cuen­cias para sí y los demás, ¿qué tan com­pa­ñe­ro, es?”

Pue­de ser que mi espa­ñol no es sufi­cien­te para enten­der algo más filo­só­fi­co y pro­fun­do de esa fra­se, por lo cual la envié a una ami­ga licen­cia­da en letras para que lo comen­ta­ra. Pero sí, la había inter­pre­ta­do com­ple­ta­men­te correc­to; esa fra­se es más una pro­vo­ca­ción que fra­se ino­cen­te o pre­gun­ta descabellada.

Si hay algo en este caso de Pérez Bece­rra que se ha acla­ra­do es que el com­pa­ñe­ro vie­ne a Sue­cia como vic­ti­ma del terro­ris­mo de esta­do colom­biano. Pero la Gar­bo, para evi­tar la lógi­ca cri­ti­ca por su pro­vo­ca­ción dice: “Aún me due­le opi­nar, tomar par­ti­do, en cosas tan impor­tan­tes pre­ci­sa­men­te por su enor­me trascendencia”.

¡No seas fres­ca! Estas insi­nuan­do un par de cosas terri­bles con­tra el com­pa­ñe­ro resu­mien­do que no lo conoces.

Pero vea­mos:

“Actúa, usan­do terri­to­rio ajeno”.

¿Qué quie­res decir con eso? ¿Qué no tie­ne dere­cho una per­so­na per­se­gui­da por el terro­ris­mo de esta­do colom­biano de entrar a la Vene­zue­la Boli­va­ria­na hacer perio­dis­mo por que pue­de con­ver­tir­se en una “papa caliente”?

Fíja­te, Gre­ta, que fui­mos dos que crea­mos ANNCOL el 1994, un medio humil­de, nada que ver con este blog de revo­lu­cio­na­rios don­de tu y yo inter­cam­bia­mos ideas y opi­nio­nes y colo­ca­mos uno u otro repor­ta­je con fotos, videos y audio. Comen­za­mos por que tenía­mos la posi­ción que el movi­mien­to popu­lar colom­biano no tenia voz por la con­cen­tra­ción de los medios en tres cla­nes oli­gar­cas, uno de ellos el Clan Santos.

Y me acuer­do una vez por ahí el 1995, cuan­do Aída Abe­lla, la pre­si­den­ta de la Unión Patrió­ti­ca que ente­rra­ba cua­dros de la UP casi todos los días, cama­ra­das que caían por las balas ase­si­nas, me decía por telé­fono estan­do yo en la redac­ción del perió­di­co en Sue­cia; “Dick, no pode­mos enviar comu­ni­ca­dos de pren­sa por el fax sobre los más recien­tes cama­ra­das masa­cra­dos por que no tene­mos ni siquie­ra pla­ta para pagar la últi­ma fac­tu­ra de Tele­com. ¡Tan­tos com­pa­ñe­ros ase­si­na­dos y Tele­com cobrán­do­nos por los comunicados”!

Hablé con el dia­rio en Esto­col­mo e hici­mos un lla­ma­do a los lec­to­res, con­tan­do la reali­dad del geno­ci­dio polí­ti­co de la Unión Patrió­ti­ca de la cual Joa­quín Pérez Bece­rra era par­te. Y la reac­ción de los lec­to­res fue inme­dia­ta y envia­mos 1500 dóla­res la siguien­te sema­na y Aída pudo enviar al mun­do los comu­ni­ca­dos de pren­sa, infor­mán­do­lo que en Colom­bia el esta­do terro­ris­ta esta­ba ase­si­nan­do sus com­pa­ñe­ros de lucha. Y como esta cró­ni­ca toda­vía no se ha escri­to has­ta su últi­ma pági­na, la mis­ma com­pa­ñe­ra Abe­lla tuvo que irse al exi­lio en mayo de 1996 por que fue obje­to de un roque­ta­zo en pleno cen­tro de Bogo­ta y logró sal­var­se de puro mila­gro y se asi­ló en Suiza.

¡ESTA ERA LA VIDA COTIDIANA DE JOAQUIN PÉREZ Y MILES DE SUS COMPAÑEROS DE LA UP, MI QUERIDA GARBO!

Ahí esta­ba tam­bién la impor­tan­cia y la nece­si­dad de una agen­cia de noti­cia al ser­vi­cio a los lucha­do­res popu­la­res en Colom­bia. Y la res­pues­ta de Colom­bia y de los exi­lia­dos fue impre­sio­nan­te por que la nece­si­dad era total ante el terro­ris­mo mediá­ti­co de Santos&Cia.

´Joa­co´ y este repor­te­ro éra­mos los dos fun­da­do­res de ANNCOL, odia­dos por la oli­gar­quía pero fíja­te una cosa; aun­que nos odia­ban, nos res­pe­ta­ban por lo que hacía­mos y lo hici­mos públi­ca­men­te. ¿Cómo fue lo que dijo Marx sobre el “Fan­tas­ma que recu­rría Euro­pa”? ANNCOL fue como un Fan­tas­ma para la oli­gar­quía colom­bia­na que recu­rría des­de 1995 Colom­bia y que había que silen­ciar como de lugar.

Me fui para Colom­bia y duran­te más de cin­co años cubría Lati­noa­mé­ri­ca con Bogo­ta como base. No fue fácil, sobre todo el ulti­mo año, 2005, a veces con lla­ma­das 2 – 3 veces por sema­na, lla­ma­das que entra­ba a las 2 – 3 de la madru­ga­da ame­na­zan­do al repor­te­ro a muerte.

Los agen­tes del DAS-G3 ya no tenían otra alter­na­ti­va que recu­rrir que esa moda­li­dad para silen­ciar al repor­te­ro sue­co. ¿Por qué? Por que no logra­ron armar nin­gún mon­ta­je o encon­trar nin­gún hilo o pis­ta que los lle­va­ría a la insur­gen­cia armada.

¿Por qué?

Por que ni Joa­co ni yo éra­mos o somos gue­rri­lle­ros sino “Comu­ni­ca­do­res Popu­la­res”, for­ma­do en la más bella de las facul­ta­des, la de la Vida y de la lucha.

¿Pero que dicen esos agen­tes del DAS-G3 que nos per­se­guían y que aho­ra logra­ron encar­ce­lar a ´Joa­co´ con la entre­ga de Vene­zue­la a Colom­bia? Pues en la pági­na 3 de la car­pe­ta de 450 folios que arma­ron sobre este repor­te­ro entre noviem­bre de 2004 a octu­bre de 2005, pue­des leer lo siguiente:

“Iden­ti­fi­car y ubi­car pre­sun­to mili­tan­te quien al pare­cer es ideó­lo­go de las FARC, una orga­ni­za­ción terro­ris­ta en el nor­te de la ciu­dad de Bogotá”.

Has­ta aho­ra no figu­ro en el lap­top masa­cra­do de Raúl Reyes el 1 de mar­zo de 2008. Tam­po­co lo hacia ´Joa­co´ has­ta hace un año. Fue cuan­do las auto­ri­da­des sue­cas recha­za­ban la soli­ci­tud de Uri­be de cerrar ANNCOL, la Radio Café Ste­reo y la aso­cia­ción Jai­me Par­do Leal en Suecia.

Al con­tra­rio. Por sor­pre­sa de Uri­be, la can­ci­lle­ria sue­ca publi­có una posi­ción de prin­ci­pio ante los suce­sos en Argen­ti­na en don­de el emba­ja­dor con­vo­ca­ba a la colo­nia colom­bia­na de con­ver­tir­se a ´sapos´ del esta­do terro­ris­ta colom­biano, ´sapean­do´ con­tra sus pro­pios com­pa­trio­tas o argen­ti­nos opo­si­to­res al régi­men colombiano.

Fue enton­ces cuan­do arma­ron en la fis­ca­lía colom­bia­na el expe­dien­te con­tra mi ami­go y cole­ga de ANNCOL, Joa­quín Pérez Bece­rra, y logró que la mis­ma Inter­pol que ava­la­ba “las prue­bas” de la masa­cra­da compu­tado­ra de Raúl Reyes, acti­vó la cir­cu­lar rojo en con­tra ´Joa­co´ entre Frank­furt y Caracas.

Enton­ces, Gre­ta, ¿Qué hago yo? Duran­te 34 años he cubier­to Lati­noa­mé­ri­ca como perio­dis­ta. ¿Come­to un error de irme aho­ra a Vene­zue­la? ¿Abu­so yo el “terri­to­rio ajeno, en for­ma per­so­na­lis­ta, sin medir con­se­cuen­cias para sí y los demás”?

¡Dime!

Por que la con­se­cuen­cia de tus pala­bras es que sí, por que des­pués la deten­ción y la depor­ta­ción de ´Joa­co´ a Colom­bia, soy una pre­sa fácil para San­tos, que ya cuen­ta con exce­len­tes rela­cio­nes con los veci­nos “en la lucha con­tra el terro­ris­mo”, como escri­bía el minis­tro Iza­rra en su “Twit­ter” solo una hora des­pués la deten­ción de Bece­rra en Mai­que­tía. E Iza­rra y las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas ni siquie­ra esta­ban intere­sa­das de ver el pasa­por­te sue­co de Joa­co y por ende agre­ga­ba que era de “nacio­na­li­dad colombiana”.

¡Que meti­da de pata y dice lla­mar­se “perio­dis­ta” el ministro!

Como decía, una entre­ga de mí a San­tos será una expe­di­ción de pre­sa fácil, no sola­men­te de terri­to­rio vene­zo­lano, don­de estu­ve en sep­tiem­bre 2010, cubrien­do las elec­cio­nes, entre­vis­tan­do y hacien­do repor­ta­jes en Villa del Cine, la Fun­da­ción Cine­ma­te­ca, en la UNES (Uni­ver­si­dad Nacio­nal Expe­ri­men­tal de Segu­ri­dad) y lo mejor, entre­vis­tar y hablar en una Mesa redon­da con los lide­res de la cen­tral obre­ra UNT, sobre el Poder y Con­trol obrero.

Pero no te preo­cu­pes. Por que con acuer­do entre Hon­du­ras y Colom­bia en “la lucha común con­tra el terro­ris­mo y nar­co­trá­fi­co”, no nece­si­to a ir a Cara­cas para poner­le al Coman­de en una situa­ción incó­mo­da, si es que así pien­sas. No impor­ta si nací en la tie­rra vikin­ga allá cer­ca el círcu­lo del polo del nor­te, como decía el minis­tro del inte­rior colom­biano acer­ca la nacio­na­li­dad de Bece­rra, estoy fri­to igual. Sin embar­go, esta vez no podrá decir Chá­vez que las auto­ri­da­des sue­cas eran cóm­pli­ces con la “papa calien­te” ya que estoy en terri­to­rio hondureño.

´Joa­co´ si es COMPAÑERO, fuer­te y capaz de resis­tir como un revo­lu­cio­na­rio, como los 5 anti­te­rro­ris­tas cuba­nos, esta nue­va eta­pa en su vida en don­de ha dado el tema de los pre­sos polí­ti­cos colom­bia­nos un nue­vo ros­tro. Solo en Colom­bia son 7500.

Ya sabes un poco más sobre este COMPAÑERO. A ver si eres tam­bién capaz de expre­sar tú res­pal­do a este ser humano sin mez­clar las car­tas como sue­les hacer los opor­tu­nis­tas o aque­llos que pri­me­ro pre­gun­ta al patrón que decir.

* Co fun­da­dor de ANNCOL, Agen­cia de Noti­cias Nue­va Colom­bia, fun­da­da el 1994. Repor­te­ro en el dia­rio FLAMMAN des­de el 1980.

[1] Caso Pérez Bece­rra: Del error al horror, hay un solo paso, por Ingrid Storgen

http://​blo​gue​ros​re​vo​lu​cion​.ning​.com/​p​r​o​f​i​l​e​s​/​b​l​o​g​s​/​c​a​s​o​-​p​e​r​e​z​-​b​e​c​e​r​r​a​-​d​e​l​-​e​r​ror

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.