¡Joa­quín Pérez Bece­rra no es una papa! Es un ser humano al que se le vio­la­ron sus dere­chos y el DIH. Sí Había otra opción

El perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra se encuen­tra pre­so en las cár­ce­les colom­bia­nas, con acu­sa­cio­nes fal­sas, y pese a ser refu­gia­do polí­ti­co y sue­co. Esta injus­ta deten­ción hace par­te de una prác­ti­ca de cri­mi­na­li­za­ción de la lucha social y de cual­quier tipo de disi­den­cia que denun­cie la vio­la­ción a los DDHH en Colom­bia. Esta estra­te­gia de cri­mi­na­li­za­ción impli­ca «sem­brar» prue­bas fal­sas y múl­ti­ples for­mas de mani­pu­la­ción judi­cial y mediá­ti­ca.
Hay que saber que solo en 2011 han sido ase­si­na­dos por tor­tu­ra y dene­ga­ción médi­ca 5 pre­sos polí­ti­cos en las cár­ce­les colom­bia­nas.

El gobierno de San­tos afir­ma que las prue­bas que com­pro­me­ten a Pérez Bece­rra fue­ron encon­tra­das en las compu­tado­ras del líder gue­rri­lle­ro Raúl Reyes, tras el ata­que que vio­ló la sobe­ra­nía de Ecua­dor y tuvo como sal­do la muer­te de Reyes y de unas 20 per­so­nas más, entre las cua­les un civil ecua­to­riano y 4 estu­dian­tes mexi­ca­nos inter­na­cio­na­lis­tas. Por otro lado se rom­pió la cade­na de cus­to­dia de dichas «prue­bas», y la mis­ma Inter­pol ha teni­do que reco­no­cer que hay miles de archi­vos crea­dos en fechas pos­te­rio­res al bom­bar­deo. Con lo cual, o los creó el fan­tas­ma de Raúl Reyes, o algún agen­te de la poli­cía colom­bia­na. Pese a la inva­li­dez legal de tales «prue­bas», el sis­te­ma judi­cial las usa para enjau­lar al pen­sa­mien­to crí­ti­co.
Lamen­ta­ble­men­te, habien­do podi­do evi­tar la entre­ga del comu­ni­ca­dor; las auto­ri­da­des vene­zo­la­nos, eli­gie­ron sal­tar­se las leyes vene­zo­la­nas y el DIH, y entre­gar al perio­dis­ta al régi­men colom­biano, habien­do sido pre­via­men­te inco­mu­ni­ca­do, pri­va­do de abo­ga­dos y de acce­der a la repre­sen­ta­ción con­su­lar sue­ca. El perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra pasa a engro­sar la peno­sa lis­ta de más de 7.500 pre­sos polí­ti­cos en Colom­bia.
Nos soli­da­ri­za­mos con los 7.500 pre­sos polí­ti­cos encar­ce­la­dos bajo mon­ta­jes judi­cia­les y repu­dia­mos los acuer­dos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos fir­ma­dos entre San­tos y Chá­vez. Le pedi­mos al gobierno vene­zo­lano que, en vir­tud de todo el apo­yo que ha reci­bi­do de millo­nes de revo­lu­cio­na­rios del mun­do, sea con­se­cuen­te con su dis­cur­so anti-impe­ria­lis­ta, y can­ce­le urgen­te­men­te los acuer­dos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, para no invo­lu­crar más a Vene­zue­la en la com­pli­ci­dad del geno­ci­dio con­tra el pue­blo colom­biano, y no reedi­tar una ver­sión peno­sa del maca­bro Plan Cón­dor.

Bas­ta ya con las men­ti­ras: sí que la había, otra Opción

Había muchas opcio­nes para evi­tar esta entre­ga de un per­se­gui­do polí­ti­co. Res­pe­tar las leyes, por ejem­plo. Entre­ga­ron al perio­dis­ta vio­lan­do todas las leyes: el DIH, los DDHH, la cons­ti­tu­ción vene­zo­la­na, la Con­ven­ción Con­tra la Tor­tu­ra, el Con­ve­nio de Vie­na, el Esta­tu­to del Refu­gia­do, etc… Había un ampa­ro legal inmen­so bajo el cual se hubie­ra podi­do aco­ger el gobierno vene­zo­lano para evi­tar el cola­bo­ra­cio­nis­mo con el régi­men más atroz de Amé­ri­ca Lati­na.
Eso de que «no había otra opción, era una papa calien­te» es un cuen­to, y un insul­to a la inte­li­gen­cia de los pue­blos: cuan­do ya está más que demos­tra­do que había una opción muy deco­ro­sa; NO vio­lar las leyes.
¿Quién hubie­ra podi­do repro­char algo al gobierno vene­zo­lano si se hubie­ra ate­ni­do a las leyes? ¡Nadie!
En cam­bio el gobierno vene­zo­lano eli­gió sal­tar­se todas las leyes, y vul­ne­rar el DIH, sen­ta­do así un pre­ce­den­te gra­ví­si­mo para la vida de millo­nes de refu­gia­dos.
No más men­ti­ras. La cen­su­ra no ayu­da al pro­ce­so vene­zo­lano, sólo for­ta­le­ce a la dere­cha incrus­ta­da en el PSUV. La crí­ti­ca es vital. No se pue­den apo­yar pac­tos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, con secues­tro inclui­do y todo, al esti­lo Plan Cón­dor. Y menos de la mano de un gobierno que hemos apo­ya­do. Se debe dar el deba­te.

El perio­dis­ta es un ser humano, no un tubércu­lo: seguir des­hu­ma­ni­zán­do­lo es una estra­te­gia para qui­tar­se res­pon­sa­bi­li­dad. Esta entre­ga for­ma par­te de acuer­dos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, cuyo con­te­ni­do debe­ría­mos pedir sea saca­do a la luz: este es el tema cen­tral que está en jue­go, y por lo cual es impor­tan­te que se de el deba­te.
En tono iró­ni­co:
Tal vez para algu­nos ahí radi­ca el fon­do de la cues­tión: como para ellos se tra­ta­ba de un tubércu­lo y no de un ser humano, ¿enton­ces por qué iban a res­pe­tar su dere­chos huma­nos, o el DIH, o el esta­tu­to del refu­gia­do, o la con­ven­ción con­tra la tor­tu­ra? .…¡si esas leyes no se apli­can a una papa!
En tono DIH
Le corres­pon­de a Vene­zue­la pedir la retro­ac­ción de esa medi­da, ya que ha vio­la­do el DIH: la figu­ra de la retro­ac­ción está con­tem­pla­da para resar­cir este tipo de vio­la­cio­nes al DIH.
No le hace­mos un bien al pro­ce­so en Vene­zue­la, que tan­to hemos apo­ya­do, ni a noso­tros mis­mos, per­mi­tien­do que se que­bran­te así el DIH.
Esto es un aten­ta­do con­tra la liber­tad de expre­sión, per­pe­tra­do por el gobierno colom­biano y sus cóm­pli­ces: coar­ta la liber­tad no sólo de Joa­quín Pérez, sino de todos los perio­dis­tas crí­ti­cos, y el que­bran­ta­mien­to del DIH es par­te del men­sa­je de terror, no es for­tui­to. Por lo tan­to es impres­cin­di­ble que se abra el deba­te.
Para la apli­ca­ción de la cir­cu­lar de Inter­pol se requie­re un debi­do pro­ce­so. Y en el caso de Pérez Bece­rra se hubie­ra anu­la­do la cir­cu­lar con rela­ción a la entre­ga a Colom­bia, por lo pre­vis­to en la mis­ma inter­pol: que impi­de la entre­ga si hay moti­vos polí­ti­cos. Joa­quín esta­ba ampa­ra­do por el Esta­tu­to del Refu­gia­do, y ampa­ra­do por el DIH y la Con­ven­ción con­tra la Tor­tu­ra. Pero le vio­la­ron todos sus dere­chos.
Hay varios casos que pode­mos nom­brar en que, inclu­so con cir­cu­lar de Inter­pol, no se pro­ce­dió a extra­di­ción; cla­ro en esos casos sí hubo el debi­do pro­ce­so, y se pudie­ron defen­der con abo­ga­dos (lo que le fue nega­do al perio­dis­ta Pérez Bece­rra); inclu­so son casos tan jala­dos de los pelos para el argu­men­to «polí­ti­co» que resul­tan indig­nan­tes, y hacen el caso de Joa­quín Pérez aún más tris­te y terri­ble: el mer­ce­na­rio israe­lí Yair Klein no fue entre­ga­do por Rusia por adu­cir «moti­vos polí­ti­cos», los ban­que­ros vene­zo­la­nos tam­po­co, por el mis­mo moti­vo adu­ci­do… Pero al perio­dis­ta lo piso­tea­ron total­men­te.
En tono éti­co: ¿Es aca­so “revo­lu­cio­na­rio” entre­gar a un per­se­gui­do polí­ti­co a sus ver­du­gos, a manos de quié­nes ase­si­na­ron a su espo­sa? ¿Es aca­so humano entre­gar a un hom­bre a la pri­sión trai­cio­nan­do su con­fian­za y la de miles ? ¿ Es éti­co pagar­le de esta mane­ra a un hom­bre que siem­pre defen­dió el pro­ce­so vene­zo­lano? ¿Es éti­co adu­cir “razón de Esta­do” cuna­do es obvio que había otra sali­da que era la sali­da legal?
En tono cohe­ren­cia:
El 10 de mayo el ins­ti­tu­to bri­tá­ni­co de estu­dios IISS hizo públi­co su infor­me acer­ca de los orde­na­do­res que el esta­do colom­biano atri­bu­ye a Raúl reyes, los apo­da­dos popu­lar­men­te “compu­tado­res mági­cos”.
Los “estu­dios” del IISS son par­te de la dere­cha mun­dial, y es obvio que van a invo­lu­crar a Vene­zue­la en esos «compu­tado­res mági­cos». Por eso tam­bién es tan gra­ve haber entre­ga­do al perio­dis­ta, por­que al hacer­lo, Vene­zue­la legi­ti­mó que esos compu­tado­res podían fun­gir de «prue­bas». O sea que lo que hizo Vene­zue­la con el perio­dis­ta, legi­ti­ma la cuer­da que bus­ca ahor­car­la.
Aho­ra Vene­zue­la con qué cara va a poder decir que esos orde­na­do­res no son váli­dos como «prue­bas», si aca­ba de entre­gar a un refu­gia­do, per­se­gui­do polí­ti­co, perio­dis­ta, en vio­la­ción del DIH y de todos los con­ve­nios inter­na­cio­na­les, sola­men­te por­que San­tos le dijo que había «sóli­das prue­bas con­tra el perio­dis­ta» en los orde­na­do­res mági­cos ¿!!!?
Lo mejor hubie­ra sido que Vene­zue­la res­pe­ta­ra el DIH y el debi­do pro­ce­so: por­que una cir­cu­lar de Inter­pol (en caso de que real­men­te exis­tie­ra), no da dere­cho a secues­trar!
Aho­ra, lo que más le con­vie­ne a Vene­zue­la es pedir la retro­ac­ción de la entre­ga: es lo que le com­pe­te según el DIH, por haber vio­la­do el debi­do pro­ce­so; y ade­más es lo que le com­pe­te si quie­re inva­li­dar y no vali­dar las «prue­bas» de los compu­tado­res mági­cos.

La cen­su­ra sólo ayu­da a la dere­cha
La cen­su­ra no ayu­da al pro­ce­so vene­zo­lano, sólo for­ta­le­ce a la dere­cha incrus­ta­da en el PSUV. La crí­ti­ca es vital. No se pue­den apo­yar pac­tos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, con secues­tro inclui­do y todo; menos de la mano de un gobierno que hemos apo­ya­do. Se debe dar el deba­te.
Que­re­mos seguir apo­yan­do el pro­ce­so vene­zo­lano, si acce­de al deba­te sano y cesa de cri­mi­na­li­zar la crí­ti­ca. Por­que tris­te­men­te la res­pues­ta del gobierno vene­zo­lano a los pedi­dos de expli­ca­ción han sido cri­mi­na­li­zar la crí­ti­ca: cómo lo hicie­ron con­tra el Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la (PCV) y otras orga­ni­za­cio­nes popu­la­res. No acep­ta­mos el silen­cio y la cen­su­ra. Y la des­ti­tu­ción, ayer, de la direc­to­ra de la Radio del Sur por orden de la dere­cha del PSUV es inad­mi­si­ble. Hay que saber que la Radio del Sur es uno de los pocos medios vene­zo­la­nos que se atre­vió a infor­mar sobre el atro­pe­llo come­ti­do con­tra el perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra, y que se atre­vió a pre­gun­tar sobre los acuer­dos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, fir­ma­dos entre Chá­vez y San­tos.
Y des­ti­tu­yen­do a la direc­to­ra pre­ten­den lograr la trans­for­ma­ción de la Radio, así como des­de hace un tiem­po lo vie­nen logran­do, tris­te­men­te, con otros medios. La dere­cha del PSUV corroe la éti­ca y los fun­da­men­tos del poder popu­lar fun­da­men­ta­les para el pro­ce­so. Esta des­ti­tu­ción es orden direc­ta del dere­chis­ta minis­tro de comu­ni­ca­ción que ela­bo­ró el comu­ni­ca­do con­tra Joa­quín, ocul­tan­do su nacio­na­li­dad sue­ca y tra­tán­do­lo de «terro­ris­ta».
Es el mis­mo Iza­rra que lla­mó para cen­su­rar a varios perio­dis­tas que qui­sie­ron, en Tele­sur y otros medios, anun­ciar la nacio­na­li­dad Sue­ca del perio­dis­ta: fue gra­cias a la cen­su­ra que ocul­ta­ron la nacio­na­li­dad del perio­dis­ta el tiem­po jus­to para entre­gar­lo a los ver­du­gos colom­bia­nos.
Que­re­mos seguir apo­yan­do ese pro­ce­so; pero de nin­gu­na mane­ra vamos a apo­yar que se fir­men pac­tos de cace­ría huma­na, de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos. No sere­mos cóm­pli­ces de eso.


_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​


P.p1 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 14px Ver­da­na } P.p2 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; MIN-HEIGHT: 17px; FONT: 14px Ver­da­na; COLOR: #500050 } P.p3 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 14px Arial; COLOR: #500050 } P.p4 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 14px Arial; COLOR: #0065cc } P.p5 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 11px Ver­da­na; COLOR: #5c5c5c } P.p6 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 12px Ver­da­na; COLOR: #0354ee } P.p7 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 11px Ver­da­na } P.p8 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; MIN-HEIGHT: 13px; FONT: 11px Ver­da­na; COLOR: #555555 } P.p9 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 11px Ver­da­na; COLOR: #555555 } P.p10 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 12px Ver­da­na; COLOR: #028810 } SPAN.s1 { TEXT-DECORATION: under­li­ne } SPAN.s2 { COLOR: #555555 } SPAN.s3 { COLOR: #000000 } SPAN.s4 { FONT: 12px Ver­da­na; COLOR: #028810; TEXT-DECORATION: under­li­ne }
Reco­men­da­mos estos artícu­los y Videos para ahon­dar en el tema:

VIDEO, prue­ba de soli­da­ri­dad: http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​W​n​C​L​W​l​_​3​i​g​c​&​f​e​a​t​u​r​e​=​p​l​a​y​e​r​_​e​m​b​e​d​ded
Entre­vis­ta a Enri­que San­tia­go sobre el caso Joa­quín Pérez Bece­rra “Joa­quín Pérez no fue extra­di­ta­do, sino entre­ga­do irre­gu­lar­men­te. El Gobierno vene­zo­lano aún pue­de rec­ti­fi­car” Patri­cia Rivas (06−05−2011) Joa­quín Pérez Bece­rra, ¿error inex­cu­sa­ble o polí­ti­ca de Esta­do? Hugo Gómez (09−05−2011) Tras la depor­ta­ción de Pérez Bece­rra Orga­ni­za­cio­nes popu­la­res, el par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la, inte­lec­tua­les y artis­tas repu­dian la entre­ga del perio­dis­ta al régi­men colom­biano (01−05−2011) El Pre­si­den­te Chá­vez y el ‘Asun­to Joa­quín Pérez’ Lucía Ruíz (07−05−2011) Extra­di­ción Luis Brit­to Gar­cía (09−05−2011) Jurí­di­ca­men­te ile­gal y polí­ti­ca­men­te inco­rrec­to Caso Pérez Bece­rra: El PCV dio a cono­cer la Decla­ra­ción de su Buró Polí­ti­co Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la (04−05−2011) De Jair Klein a Joa­quín Pérez Jai­me Cedano Rol­dán (06−05−2011) (VIDEO) Colom­bia: 7.500 pre­sos polí­ti­cos + 1 Liber­tad para Joa­quín Pérez Bece­rra (10−05−2011)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *