¡Joa­quín Pérez Bece­rra no es una papa! Es un ser humano al que se le vio­la­ron sus dere­chos y el DIH. Sí Había otra opción

El perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra se encuen­tra pre­so en las cár­ce­les colom­bia­nas, con acu­sa­cio­nes fal­sas, y pese a ser refu­gia­do polí­ti­co y sue­co. Esta injus­ta deten­ción hace par­te de una prác­ti­ca de cri­mi­na­li­za­ción de la lucha social y de cual­quier tipo de disi­den­cia que denun­cie la vio­la­ción a los DDHH en Colom­bia. Esta estra­te­gia de cri­mi­na­li­za­ción impli­ca «sem­brar» prue­bas fal­sas y múl­ti­ples for­mas de mani­pu­la­ción judi­cial y mediática.
Hay que saber que solo en 2011 han sido ase­si­na­dos por tor­tu­ra y dene­ga­ción médi­ca 5 pre­sos polí­ti­cos en las cár­ce­les colombianas.

El gobierno de San­tos afir­ma que las prue­bas que com­pro­me­ten a Pérez Bece­rra fue­ron encon­tra­das en las compu­tado­ras del líder gue­rri­lle­ro Raúl Reyes, tras el ata­que que vio­ló la sobe­ra­nía de Ecua­dor y tuvo como sal­do la muer­te de Reyes y de unas 20 per­so­nas más, entre las cua­les un civil ecua­to­riano y 4 estu­dian­tes mexi­ca­nos inter­na­cio­na­lis­tas. Por otro lado se rom­pió la cade­na de cus­to­dia de dichas «prue­bas», y la mis­ma Inter­pol ha teni­do que reco­no­cer que hay miles de archi­vos crea­dos en fechas pos­te­rio­res al bom­bar­deo. Con lo cual, o los creó el fan­tas­ma de Raúl Reyes, o algún agen­te de la poli­cía colom­bia­na. Pese a la inva­li­dez legal de tales «prue­bas», el sis­te­ma judi­cial las usa para enjau­lar al pen­sa­mien­to crítico.
Lamen­ta­ble­men­te, habien­do podi­do evi­tar la entre­ga del comu­ni­ca­dor; las auto­ri­da­des vene­zo­la­nos, eli­gie­ron sal­tar­se las leyes vene­zo­la­nas y el DIH, y entre­gar al perio­dis­ta al régi­men colom­biano, habien­do sido pre­via­men­te inco­mu­ni­ca­do, pri­va­do de abo­ga­dos y de acce­der a la repre­sen­ta­ción con­su­lar sue­ca. El perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra pasa a engro­sar la peno­sa lis­ta de más de 7.500 pre­sos polí­ti­cos en Colombia.
Nos soli­da­ri­za­mos con los 7.500 pre­sos polí­ti­cos encar­ce­la­dos bajo mon­ta­jes judi­cia­les y repu­dia­mos los acuer­dos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos fir­ma­dos entre San­tos y Chá­vez. Le pedi­mos al gobierno vene­zo­lano que, en vir­tud de todo el apo­yo que ha reci­bi­do de millo­nes de revo­lu­cio­na­rios del mun­do, sea con­se­cuen­te con su dis­cur­so anti-impe­ria­lis­ta, y can­ce­le urgen­te­men­te los acuer­dos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, para no invo­lu­crar más a Vene­zue­la en la com­pli­ci­dad del geno­ci­dio con­tra el pue­blo colom­biano, y no reedi­tar una ver­sión peno­sa del maca­bro Plan Cóndor.

Bas­ta ya con las men­ti­ras: sí que la había, otra Opción

Había muchas opcio­nes para evi­tar esta entre­ga de un per­se­gui­do polí­ti­co. Res­pe­tar las leyes, por ejem­plo. Entre­ga­ron al perio­dis­ta vio­lan­do todas las leyes: el DIH, los DDHH, la cons­ti­tu­ción vene­zo­la­na, la Con­ven­ción Con­tra la Tor­tu­ra, el Con­ve­nio de Vie­na, el Esta­tu­to del Refu­gia­do, etc… Había un ampa­ro legal inmen­so bajo el cual se hubie­ra podi­do aco­ger el gobierno vene­zo­lano para evi­tar el cola­bo­ra­cio­nis­mo con el régi­men más atroz de Amé­ri­ca Latina.
Eso de que «no había otra opción, era una papa calien­te» es un cuen­to, y un insul­to a la inte­li­gen­cia de los pue­blos: cuan­do ya está más que demos­tra­do que había una opción muy deco­ro­sa; NO vio­lar las leyes.
¿Quién hubie­ra podi­do repro­char algo al gobierno vene­zo­lano si se hubie­ra ate­ni­do a las leyes? ¡Nadie!
En cam­bio el gobierno vene­zo­lano eli­gió sal­tar­se todas las leyes, y vul­ne­rar el DIH, sen­ta­do así un pre­ce­den­te gra­ví­si­mo para la vida de millo­nes de refugiados.
No más men­ti­ras. La cen­su­ra no ayu­da al pro­ce­so vene­zo­lano, sólo for­ta­le­ce a la dere­cha incrus­ta­da en el PSUV. La crí­ti­ca es vital. No se pue­den apo­yar pac­tos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, con secues­tro inclui­do y todo, al esti­lo Plan Cón­dor. Y menos de la mano de un gobierno que hemos apo­ya­do. Se debe dar el deba­te.

El perio­dis­ta es un ser humano, no un tubércu­lo: seguir des­hu­ma­ni­zán­do­lo es una estra­te­gia para qui­tar­se res­pon­sa­bi­li­dad. Esta entre­ga for­ma par­te de acuer­dos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, cuyo con­te­ni­do debe­ría­mos pedir sea saca­do a la luz: este es el tema cen­tral que está en jue­go, y por lo cual es impor­tan­te que se de el debate.
En tono irónico:
Tal vez para algu­nos ahí radi­ca el fon­do de la cues­tión: como para ellos se tra­ta­ba de un tubércu­lo y no de un ser humano, ¿enton­ces por qué iban a res­pe­tar su dere­chos huma­nos, o el DIH, o el esta­tu­to del refu­gia­do, o la con­ven­ción con­tra la tor­tu­ra? .…¡si esas leyes no se apli­can a una papa!
En tono DIH
Le corres­pon­de a Vene­zue­la pedir la retro­ac­ción de esa medi­da, ya que ha vio­la­do el DIH: la figu­ra de la retro­ac­ción está con­tem­pla­da para resar­cir este tipo de vio­la­cio­nes al DIH.
No le hace­mos un bien al pro­ce­so en Vene­zue­la, que tan­to hemos apo­ya­do, ni a noso­tros mis­mos, per­mi­tien­do que se que­bran­te así el DIH.
Esto es un aten­ta­do con­tra la liber­tad de expre­sión, per­pe­tra­do por el gobierno colom­biano y sus cóm­pli­ces: coar­ta la liber­tad no sólo de Joa­quín Pérez, sino de todos los perio­dis­tas crí­ti­cos, y el que­bran­ta­mien­to del DIH es par­te del men­sa­je de terror, no es for­tui­to. Por lo tan­to es impres­cin­di­ble que se abra el debate.
Para la apli­ca­ción de la cir­cu­lar de Inter­pol se requie­re un debi­do pro­ce­so. Y en el caso de Pérez Bece­rra se hubie­ra anu­la­do la cir­cu­lar con rela­ción a la entre­ga a Colom­bia, por lo pre­vis­to en la mis­ma inter­pol: que impi­de la entre­ga si hay moti­vos polí­ti­cos. Joa­quín esta­ba ampa­ra­do por el Esta­tu­to del Refu­gia­do, y ampa­ra­do por el DIH y la Con­ven­ción con­tra la Tor­tu­ra. Pero le vio­la­ron todos sus derechos.
Hay varios casos que pode­mos nom­brar en que, inclu­so con cir­cu­lar de Inter­pol, no se pro­ce­dió a extra­di­ción; cla­ro en esos casos sí hubo el debi­do pro­ce­so, y se pudie­ron defen­der con abo­ga­dos (lo que le fue nega­do al perio­dis­ta Pérez Bece­rra); inclu­so son casos tan jala­dos de los pelos para el argu­men­to «polí­ti­co» que resul­tan indig­nan­tes, y hacen el caso de Joa­quín Pérez aún más tris­te y terri­ble: el mer­ce­na­rio israe­lí Yair Klein no fue entre­ga­do por Rusia por adu­cir «moti­vos polí­ti­cos», los ban­que­ros vene­zo­la­nos tam­po­co, por el mis­mo moti­vo adu­ci­do… Pero al perio­dis­ta lo piso­tea­ron totalmente.
En tono éti­co: ¿Es aca­so “revo­lu­cio­na­rio” entre­gar a un per­se­gui­do polí­ti­co a sus ver­du­gos, a manos de quié­nes ase­si­na­ron a su espo­sa? ¿Es aca­so humano entre­gar a un hom­bre a la pri­sión trai­cio­nan­do su con­fian­za y la de miles ? ¿ Es éti­co pagar­le de esta mane­ra a un hom­bre que siem­pre defen­dió el pro­ce­so vene­zo­lano? ¿Es éti­co adu­cir “razón de Esta­do” cuna­do es obvio que había otra sali­da que era la sali­da legal?
En tono coherencia:
El 10 de mayo el ins­ti­tu­to bri­tá­ni­co de estu­dios IISS hizo públi­co su infor­me acer­ca de los orde­na­do­res que el esta­do colom­biano atri­bu­ye a Raúl reyes, los apo­da­dos popu­lar­men­te “compu­tado­res mágicos”.
Los “estu­dios” del IISS son par­te de la dere­cha mun­dial, y es obvio que van a invo­lu­crar a Vene­zue­la en esos «compu­tado­res mági­cos». Por eso tam­bién es tan gra­ve haber entre­ga­do al perio­dis­ta, por­que al hacer­lo, Vene­zue­la legi­ti­mó que esos compu­tado­res podían fun­gir de «prue­bas». O sea que lo que hizo Vene­zue­la con el perio­dis­ta, legi­ti­ma la cuer­da que bus­ca ahor­car­la.
Aho­ra Vene­zue­la con qué cara va a poder decir que esos orde­na­do­res no son váli­dos como «prue­bas», si aca­ba de entre­gar a un refu­gia­do, per­se­gui­do polí­ti­co, perio­dis­ta, en vio­la­ción del DIH y de todos los con­ve­nios inter­na­cio­na­les, sola­men­te por­que San­tos le dijo que había «sóli­das prue­bas con­tra el perio­dis­ta» en los orde­na­do­res mágicos ¿!!!?
Lo mejor hubie­ra sido que Vene­zue­la res­pe­ta­ra el DIH y el debi­do pro­ce­so: por­que una cir­cu­lar de Inter­pol (en caso de que real­men­te exis­tie­ra), no da dere­cho a secuestrar!
Aho­ra, lo que más le con­vie­ne a Vene­zue­la es pedir la retro­ac­ción de la entre­ga: es lo que le com­pe­te según el DIH, por haber vio­la­do el debi­do pro­ce­so; y ade­más es lo que le com­pe­te si quie­re inva­li­dar y no vali­dar las «prue­bas» de los compu­tado­res mágicos.

La cen­su­ra sólo ayu­da a la derecha
La cen­su­ra no ayu­da al pro­ce­so vene­zo­lano, sólo for­ta­le­ce a la dere­cha incrus­ta­da en el PSUV. La crí­ti­ca es vital. No se pue­den apo­yar pac­tos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, con secues­tro inclui­do y todo; menos de la mano de un gobierno que hemos apo­ya­do. Se debe dar el debate.
Que­re­mos seguir apo­yan­do el pro­ce­so vene­zo­lano, si acce­de al deba­te sano y cesa de cri­mi­na­li­zar la crí­ti­ca. Por­que tris­te­men­te la res­pues­ta del gobierno vene­zo­lano a los pedi­dos de expli­ca­ción han sido cri­mi­na­li­zar la crí­ti­ca: cómo lo hicie­ron con­tra el Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la (PCV) y otras orga­ni­za­cio­nes popu­la­res. No acep­ta­mos el silen­cio y la cen­su­ra. Y la des­ti­tu­ción, ayer, de la direc­to­ra de la Radio del Sur por orden de la dere­cha del PSUV es inad­mi­si­ble. Hay que saber que la Radio del Sur es uno de los pocos medios vene­zo­la­nos que se atre­vió a infor­mar sobre el atro­pe­llo come­ti­do con­tra el perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra, y que se atre­vió a pre­gun­tar sobre los acuer­dos de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos, fir­ma­dos entre Chá­vez y Santos.
Y des­ti­tu­yen­do a la direc­to­ra pre­ten­den lograr la trans­for­ma­ción de la Radio, así como des­de hace un tiem­po lo vie­nen logran­do, tris­te­men­te, con otros medios. La dere­cha del PSUV corroe la éti­ca y los fun­da­men­tos del poder popu­lar fun­da­men­ta­les para el pro­ce­so. Esta des­ti­tu­ción es orden direc­ta del dere­chis­ta minis­tro de comu­ni­ca­ción que ela­bo­ró el comu­ni­ca­do con­tra Joa­quín, ocul­tan­do su nacio­na­li­dad sue­ca y tra­tán­do­lo de «terro­ris­ta».
Es el mis­mo Iza­rra que lla­mó para cen­su­rar a varios perio­dis­tas que qui­sie­ron, en Tele­sur y otros medios, anun­ciar la nacio­na­li­dad Sue­ca del perio­dis­ta: fue gra­cias a la cen­su­ra que ocul­ta­ron la nacio­na­li­dad del perio­dis­ta el tiem­po jus­to para entre­gar­lo a los ver­du­gos colombianos.
Que­re­mos seguir apo­yan­do ese pro­ce­so; pero de nin­gu­na mane­ra vamos a apo­yar que se fir­men pac­tos de cace­ría huma­na, de entre­ga de per­se­gui­dos polí­ti­cos. No sere­mos cóm­pli­ces de eso.


_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​


P.p1 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 14px Ver­da­na } P.p2 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; MIN-HEIGHT: 17px; FONT: 14px Ver­da­na; COLOR: #500050 } P.p3 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 14px Arial; COLOR: #500050 } P.p4 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 14px Arial; COLOR: #0065cc } P.p5 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 11px Ver­da­na; COLOR: #5c5c5c } P.p6 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 12px Ver­da­na; COLOR: #0354ee } P.p7 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 11px Ver­da­na } P.p8 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; MIN-HEIGHT: 13px; FONT: 11px Ver­da­na; COLOR: #555555 } P.p9 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 11px Ver­da­na; COLOR: #555555 } P.p10 { TEXT-ALIGN: jus­tify; MARGIN: 0px; FONT: 12px Ver­da­na; COLOR: #028810 } SPAN.s1 { TEXT-DECORATION: under­li­ne } SPAN.s2 { COLOR: #555555 } SPAN.s3 { COLOR: #000000 } SPAN.s4 { FONT: 12px Ver­da­na; COLOR: #028810; TEXT-DECORATION: underline } 
Reco­men­da­mos estos artícu­los y Videos para ahon­dar en el tema:

VIDEO, prue­ba de soli­da­ri­dad: http://​www​.you​tu​be​.com/​w​a​t​c​h​?​v​=​W​n​C​L​W​l​_​3​i​g​c​&​f​e​a​t​u​r​e​=​p​l​a​y​e​r​_​e​m​b​e​d​ded
Entre­vis­ta a Enri­que San­tia­go sobre el caso Joa­quín Pérez Bece­rra “Joa­quín Pérez no fue extra­di­ta­do, sino entre­ga­do irre­gu­lar­men­te. El Gobierno vene­zo­lano aún pue­de rec­ti­fi­car” Patri­cia Rivas (06−05−2011) Joa­quín Pérez Bece­rra, ¿error inex­cu­sa­ble o polí­ti­ca de Esta­do? Hugo Gómez (09−05−2011) Tras la depor­ta­ción de Pérez Bece­rra Orga­ni­za­cio­nes popu­la­res, el par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la, inte­lec­tua­les y artis­tas repu­dian la entre­ga del perio­dis­ta al régi­men colom­biano (01−05−2011) El Pre­si­den­te Chá­vez y el ‘Asun­to Joa­quín Pérez’ Lucía Ruíz (07−05−2011) Extra­di­ción Luis Brit­to Gar­cía (09−05−2011) Jurí­di­ca­men­te ile­gal y polí­ti­ca­men­te inco­rrec­to Caso Pérez Bece­rra: El PCV dio a cono­cer la Decla­ra­ción de su Buró Polí­ti­co Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la (04−05−2011) De Jair Klein a Joa­quín Pérez Jai­me Cedano Rol­dán (06−05−2011) (VIDEO) Colom­bia: 7.500 pre­sos polí­ti­cos + 1 Liber­tad para Joa­quín Pérez Bece­rra (10−05−2011)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.