Repre­sión poli­cial en Ate­nas duran­te la huel­ga gene­ral – La Hai­ne

La Poli­cía grie­ga ha lan­za­do gases lacri­mó­ge­nos para dis­per­sar a las dece­nas de miles de mani­fes­tan­tes de izquier­da que se habían con­gre­ga­do en el cen­tro de Ate­nas este miér­co­les. La gen­te ha mar­cha­do por el cen­tro de la ciu­dad para pro­tes­tar con­tra las medi­das anti­po­pu­la­res que ha adop­ta­do el Gobierno de la bur­gue­sía hele­na para reci­bir el res­ca­te finan­cie­ro por par­te de la UE y el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI).

Según varios tes­ti­gos pre­sen­cia­les, los poli­cías gol­pea­ron al menos a cin­co per­so­nas que fue­ron tras­la­da­das en ambu­lan­cia a hos­pi­ta­les cer­ca­nos. Al menos 14 per­so­nas fue­ron heri­das y otras 24 fue­ron dete­ni­das para ser inte­rro­ga­das, ase­gu­ró la poli­cía.

Un hom­bre, de unos trein­ta años, fue hos­pi­ta­li­za­do en esta­do crí­ti­co debi­do a los gol­pes que reci­bió en la cabe­za, infor­ma­ron fuen­tes médi­cas. Varias fuen­tes infor­ma­ron de que en las dis­tin­tas mani­fes­ta­cio­nes cele­bra­das hoy en Ate­nas par­ti­ci­pa­ron unas 50.000 per­so­nas.

Gre­cia se enfren­ta a una nue­va huel­ga gene­ral de 24 horas que afec­ta al trans­por­te urbano, a las cone­xio­nes marí­ti­mas y ferro­via­rias, a los vue­los y a los ser­vi­cios sani­ta­rios y edu­ca­ti­vos, en pro­tes­ta con­tra las polí­ti­cas de anti­po­pu­la­res y los pla­nes de pri­va­ti­za­ción.

La huel­ga afec­ta no sólo a las empre­sas esta­ta­les que el Gobierno quie­re pri­va­ti­zar den­tro de la estra­te­gia para seguir entre­gan­do la eco­no­mía a los ban­que­ros. Ade­más, los Ayun­ta­mien­tos, las guar­de­rías, los cole­gios públi­cos y los ban­cos per­ma­ne­cen cerra­dos.

El trá­fi­co aéreo ha sudo inte­rrum­pi­do varias horas por la par­ti­ci­pa­ción en la huel­ga de los con­tro­la­do­res aéreos, lo que ha lle­va­do a can­ce­lar o modi­fi­car cien­tos de vue­los. Los bar­cos y los tre­nes no se han movi­do hoy, lo que afec­tó a las cone­xio­nes con las islas y los iti­ne­ra­rios inter­na­cio­na­les. Los hos­pi­ta­les públi­cos atien­den sólo casos de emer­gen­cia y las ope­ra­cio­nes y con­sul­tas pro­gra­ma­dos han sido pos­pues­tas. Tam­bién el ser­vi­cio de ambu­lan­cias fun­cio­na con ser­vi­cios míni­mos.

Ade­más Gre­cia vive un apa­gón infor­ma­ti­vo por la par­ti­ci­pa­ción en el paro de los perio­dis­tas de todos los medios, que pro­tes­tan con­tra la ola de des­pi­dos y las malas con­di­cio­nes de tra­ba­jo en los gran­des medios.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *