Repre­sión poli­cial en Ate­nas duran­te la huel­ga gene­ral – La Haine

La Poli­cía grie­ga ha lan­za­do gases lacri­mó­ge­nos para dis­per­sar a las dece­nas de miles de mani­fes­tan­tes de izquier­da que se habían con­gre­ga­do en el cen­tro de Ate­nas este miér­co­les. La gen­te ha mar­cha­do por el cen­tro de la ciu­dad para pro­tes­tar con­tra las medi­das anti­po­pu­la­res que ha adop­ta­do el Gobierno de la bur­gue­sía hele­na para reci­bir el res­ca­te finan­cie­ro por par­te de la UE y el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI).

Según varios tes­ti­gos pre­sen­cia­les, los poli­cías gol­pea­ron al menos a cin­co per­so­nas que fue­ron tras­la­da­das en ambu­lan­cia a hos­pi­ta­les cer­ca­nos. Al menos 14 per­so­nas fue­ron heri­das y otras 24 fue­ron dete­ni­das para ser inte­rro­ga­das, ase­gu­ró la policía.

Un hom­bre, de unos trein­ta años, fue hos­pi­ta­li­za­do en esta­do crí­ti­co debi­do a los gol­pes que reci­bió en la cabe­za, infor­ma­ron fuen­tes médi­cas. Varias fuen­tes infor­ma­ron de que en las dis­tin­tas mani­fes­ta­cio­nes cele­bra­das hoy en Ate­nas par­ti­ci­pa­ron unas 50.000 personas.

Gre­cia se enfren­ta a una nue­va huel­ga gene­ral de 24 horas que afec­ta al trans­por­te urbano, a las cone­xio­nes marí­ti­mas y ferro­via­rias, a los vue­los y a los ser­vi­cios sani­ta­rios y edu­ca­ti­vos, en pro­tes­ta con­tra las polí­ti­cas de anti­po­pu­la­res y los pla­nes de privatización.

La huel­ga afec­ta no sólo a las empre­sas esta­ta­les que el Gobierno quie­re pri­va­ti­zar den­tro de la estra­te­gia para seguir entre­gan­do la eco­no­mía a los ban­que­ros. Ade­más, los Ayun­ta­mien­tos, las guar­de­rías, los cole­gios públi­cos y los ban­cos per­ma­ne­cen cerrados.

El trá­fi­co aéreo ha sudo inte­rrum­pi­do varias horas por la par­ti­ci­pa­ción en la huel­ga de los con­tro­la­do­res aéreos, lo que ha lle­va­do a can­ce­lar o modi­fi­car cien­tos de vue­los. Los bar­cos y los tre­nes no se han movi­do hoy, lo que afec­tó a las cone­xio­nes con las islas y los iti­ne­ra­rios inter­na­cio­na­les. Los hos­pi­ta­les públi­cos atien­den sólo casos de emer­gen­cia y las ope­ra­cio­nes y con­sul­tas pro­gra­ma­dos han sido pos­pues­tas. Tam­bién el ser­vi­cio de ambu­lan­cias fun­cio­na con ser­vi­cios mínimos.

Ade­más Gre­cia vive un apa­gón infor­ma­ti­vo por la par­ti­ci­pa­ción en el paro de los perio­dis­tas de todos los medios, que pro­tes­tan con­tra la ola de des­pi­dos y las malas con­di­cio­nes de tra­ba­jo en los gran­des medios.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.