El GIC lla­ma a Zapa­te­ro a que apro­ve­che su opor­tu­ni­dad – Brian Currin

Nadie hubie­ra creí­do en la déca­da de los 80 que el País Vas­co, afec­ta­do en aquel enton­ces por una pro­fun­da cri­sis eco­nó­mi­ca y de des­em­pleo masi­vo, se con­ver­ti­ría en una de las regio­nes más ricas de Euro­pa. En la actua­li­dad, el País Vas­co está una vez más en un momen­to cru­cial de su his­to­ria. El con­flic­to con el gru­po vio­len­to inde­pen­den­tis­ta ETA que se ha cobra­do más de 800 vidas y ha cau­sa­do tan­to sufri­mien­to a la pobla­ción des­de hace cua­tro déca­das pue­de ser resuel­to permanentemente.

Des­de el comien­zo de este año, muchos acon­te­ci­mien­tos han crea­do una nue­va diná­mi­ca en el con­flic­to vas­co. El 10 de enero, ETA pro­cla­mó un alto el fue­go uni­la­te­ral. Al mes siguien­te, la ile­ga­li­za­da izquier­da aber­tza­le creó un nue­vo par­ti­do polí­ti­co, Sor­tu, cuyos esta­tu­tos recha­zan sin con­di­cio­nes la vio­len­cia polí­ti­ca. De este modo, se cum­plen, en nues­tra opi­nión, las con­di­cio­nes exi­gi­das por la legis­la­ción espa­ño­la para ser lega­li­za­da. Por des­gra­cia, esta lega­li­za­ción está a la espe­ra de una deci­sión del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, lo que retra­sa el obje­ti­vo de la nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca. Para noso­tros hay pocas dudas de que pron­to se logra­rá la lega­li­za­ción, espe­cial­men­te des­pués de que el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal deci­die­ra la pasa­da sema­na no ile­ga­li­zar a Bil­du. Esta deci­sión sin pre­ce­den­tes del más alto tri­bu­nal de Espa­ña es, en nues­tra opi­nión, una vic­to­ria para la demo­cra­cia y el Esta­do de Dere­cho y alla­na­rá el camino para la nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca en el País Vasco.

El 28 de abril, las dos prin­ci­pa­les aso­cia­cio­nes de empre­sa­rios del País Vas­co y Nava­rra hicie­ron públi­ca una car­ta de ETA, que indi­ca­ba el final del lla­ma­do «impues­to revo­lu­cio­na­rio». Tam­bién hicie­ron públi­co que ETA había deja­do su prác­ti­ca de inti­mi­da­ción y extor­sión des­de su decla­ra­ción de alto el fue­go, prác­ti­ca que pro­vo­có el ase­si­na­to de muchos empre­sa­rios. Lle­va­mos a cabo nues­tra pro­pia inves­ti­ga­ción y esta­mos en con­di­cio­nes de con­fir­mar que este aspec­to del alto el fue­go gene­ral de ETA se man­tie­ne y vamos a seguir super­vi­san­do el cum­pli­mien­to del mis­mo por par­te de ETA.

Las razo­nes para esta evo­lu­ción posi­ti­va son muchas. Ade­más del com­pro­mi­so de Sor­tu con medios exclu­si­va­men­te pací­fi­cos, la izquier­da aber­tza­le ile­ga­li­za­da se ha mani­fes­ta­do en con­tra de la vio­len­cia; repre­sen­tan­tes de todos los par­ti­dos polí­ti­cos vas­cos, excep­to el Par­ti­do Popu­lar, piden la lega­li­za­ción de Sor­tu; las fuer­zas de segu­ri­dad espa­ño­las y fran­ce­sas están tenien­do éxi­to en su lucha con­tra la estra­te­gia del terror; y el com­pro­mi­so inter­na­cio­nal en la trans­for­ma­ción del con­flic­to está cons­tru­yen­do la con­fian­za en que una reso­lu­ción dura­de­ra es ver­da­de­ra­men­te posible.

A fin de fomen­tar esta diná­mi­ca, el Gru­po Inter­na­cio­nal de Con­tac­to para el País Vas­co (GIC-PV) se esta­ble­ció en enero a peti­ción de dis­tin­tos par­ti­dos polí­ti­cos, sin­di­ca­tos y aso­cia­cio­nes del País Vas­co para faci­li­tar la nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca y el fin de la violencia.

Has­ta aho­ra, el Gobierno no ha res­pon­di­do posi­ti­va­men­te a esta evo­lu­ción. Tras una peti­ción suya, el Tri­bu­nal Supre­mo espa­ñol no sólo ha recha­za­do la lega­li­za­ción de Sor­tu, sino tam­bién la de Bil­du, una coa­li­ción de par­ti­dos inde­pen­den­tis­tas que se han opues­to siem­pre a la vio­len­cia de ETA. El Tri­bu­nal Supre­mo falló en con­tra de Bil­du por­que su lis­ta de can­di­da­tos inclu­ye a per­so­nas que han sido aso­cia­das pre­via­men­te con Bata­su­na, hecho que según el Tri­bu­nal es una prue­ba de aso­cia­ción con ETA. Afor­tu­na­da­men­te, el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal ha anu­la­do la deci­sión del Tri­bu­nal Supre­mo sobre Bildu.

Es com­pren­si­ble que el tema de la con­fian­za sea un pro­ble­ma. La deto­na­ción por par­te de ETA de una enor­me bom­ba en el aero­puer­to de Madrid en diciem­bre de 2006 no se ha olvi­da­do. El Gobierno pue­de creer que este alto el fue­go es un movi­mien­to tác­ti­co para dar tiem­po a ETA para rees­truc­tu­rar­se antes de ata­car de nue­vo. Aun­que apre­cia­mos el rece­lo del Gobierno, esta­mos de acuer­do con la mayo­ría de los par­ti­dos polí­ti­cos y colec­ti­vos socia­les vas­cos en que las con­di­cio­nes aho­ra, por pri­me­ra vez en muchos años, están madu­ras para una pro­fun­da trans­for­ma­ción polí­ti­ca y una paz dura­de­ra. Por esta razón nos ale­gra­mos de la res­pues­ta res­pon­sa­ble y madu­ra que el Gobierno espa­ñol ha dado sobre la no ile­ga­li­za­ción de Bildu.

Hoy, hace­mos un lla­ma­mien­to al Pre­si­den­te del Gobierno espa­ñol: «Sr. Zapa­te­ro, no pier­da esta opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca para ayu­dar a ter­mi­nar con el últi­mo con­flic­to vio­len­to polí­ti­co de Euro­pa. Haga lo que esté en sus manos para ase­gu­rar que se le da a Sor­tu la opor­tu­ni­dad de demos­trar su com­pro­mi­so con la paz y la demo­cra­cia, espe­cial­men­te a la luz de la deci­sión del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal de no ile­ga­li­zar a Bil­du; fle­xi­bi­li­ce las estric­tas leyes de segu­ri­dad para posi­bi­li­tar un entorno polí­ti­co inclu­si­vo en el País Vas­co; cola­bo­re con un orga­nis­mo inter­na­cio­nal para veri­fi­car el alto el fue­go de ETA y para faci­li­tar el des­man­te­la­mien­to de las armas».

En vis­ta de las pró­xi­mas Elec­cio­nes Gene­ra­les pre­vis­tas para el año que vie­ne, el Gobierno podría estar ten­ta­do a seguir opo­nién­do­se a los inten­tos de la izquier­da aber­tza­le ile­ga­li­za­da para entrar en las ins­ti­tu­cio­nes demo­crá­ti­cas, a pesar de las nue­vas opor­tu­ni­da­des, por temor a que la opo­si­ción le cri­ti­que por debi­li­dad. Pero cree­mos que éste es un momen­to para el lide­raz­go y para el arte de gober­nar y, pre­si­den­te Zapa­te­ro, «usted ha demos­tra­do en el pasa­do que tie­ne la capa­ci­dad para ambos».

(*) Ray­mond Ken­dall, baro­ne­sa Nua­la O“Loan, Alber­to Spek­to­rows­ki Gru­po Inter­na­cio­nal de Con­tac­to para el País Vas

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.