Chá­vez no es el enemi­go, el enemi­go es el impe­ria­lis­mo – JM Alva­rez

Bre­ve párra­fo, reco­gi­do de ANNCOL, diri­gi­do al pre­si­den­te Hugo Chá­vez. 

El dia­rio de la fami­lia de su «nue­vo mejor ami­go» le acu­sa de tener rela­cio­nes con las FARC-EP, con la mani­da excu­sa de los compu­tado­res de Raúl Reyes. Pero, cla­ro, no lo hace de mane­ra direc­ta sino que “cita” cobar­de e irres­pon­sa­ble­men­te ver­sio­nes de un tal Ins­ti­tu­to de Estu­dios Estra­té­gi­cos Inter­na­cio­na­les (¡de Lon­dres!).
A Usted y a un gru­po de nota­bles ciu­da­da­nos vene­zo­la­nos.
¿Va a ceder nue­va­men­te ante el chan­ta­je y ante las fal­sas acu­sa­cio­nes de coope­rar con la gue­rri­lla?
¿Va a “expul­sar” a todos los men­cio­na­dos por “El Tiem­po”?
¿Y, qué vamos a hacer?
En lo que a noso­tros res­pec­ta, cri­ti­ca­re­mos cual­quier con­ce­sión polí­ti­ca al enemi­go, pero pro­cu­ran­do que aquel saque la menor taja­da posi­ble. Por cier­to, en casi todas los repro­ches exis­te, a mi enten­der, una para­do­ja peli­gro­sa: Nadie, o pocos, dicen‑, en el con­tex­to de la crí­ti­ca a Chá­vez- que las FARC son un movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio, tal pare­ce que fue­ran un gru­po de apes­ta­dos.
No com­par­ti­mos las cues­tio­nes de alta polí­ti­ca, pero sabe­mos que for­man par­te de la situa­ción geo­es­tra­té­gi­ca mun­dial. Es fácil hablar cuan­do no se tie­nen res­pon­sa­bi­li­da­des de gobierno que impli­quen pro­te­ger a un pue­blo y desa­rro­llar, bajo ame­na­zas cons­tan­tes, un pro­yec­to polí­ti­co-social sin tute­las exter­nas del que dis­cre­pa­mos en par­te, por­que enten­de­mos que es impo­si­ble la con­ci­lia­ción de cla­ses. De seguir esta diná­mi­ca, cual­quie­ra podría cri­ti­car al gobierno cubano por excar­ce­lar a dece­nas de agen­tes impe­ria­lis­tas, mien­tras el fas­cis­mo nos mira rién­do­se.
Ya está bien de echar­le leña al fue­go. Chá­vez no es el enemi­go, el enemi­go es el impe­ria­lis­mo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *