Requiem por la IV Inter­na­cio­nal y otros – Jose­ba Iza­ga «Kani­to»

No pue­do ser tacha­do de anti trotskys­ta, ya que nun­ca lo he sido. Pero esto es ya dema­sia­do. Los par­ti­dos y los gru­pos ads­cris­tos a esta posi­ción polí­ti­ca se han con­ver­ti­do en la quin­ta colum­na del impe­ria­lis­mo con sus deli­ran­tes aná­li­sis acer­ca de las movi­li­za­cio­nes que se vie­nen pro­du­cien­do en los paí­ses ára­bes. Sin tener la menor idea de lo que suce­de en aque­llas socie­da­des a la movi­li­za­ción anti Muba­rack y a la sali­da a la calle en Tunez le pasa­ron a lla­mar pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio.

Y esto es total­men­te fal­so. Debie­ra el trotskys­mo hacer balan­ce de su apues­ta por las revo­lu­cio­nes polí­ti­cas en los paí­ses del este, par­ti­cu­lar­men­te del apo­yo a Soli­dar­nosc y a Wale­sa. pues bien, derri­ba­dos los regí­me­nes pro sovié­ti­cos solo que­da el fas­cis­mo, sus qui­me­ras revo­lu­cio­na­rias se apa­ga­ron y sus ansias liber­ta­rias emi­gra­ron hacia otros pro­ce­sos que bri­lla­sen con luz pro­pia. Vene­zue­la, Boli­via son algu­nos de esos paí­ses pero la irrup­ción de la lla­ma­da pri­ma­ve­ra ára­be des­ató el deli­rio total entre todas sus fami­lias. LIT, FLT, SU, todos sin excep­ción afir­ma­ron que comen­za­ba la revo­lu­ción. ¿Qué revo­lu­ción?. Par­ti­cu­lar­men­te cri­mi­nal es la posi­ción trotskys­ta hacia el ata­que geno­ci­da al pue­blo libio lan­za­do por Fran­cia, Ingla­te­rra y EEUU con el apo­yo de la OTAN y los regí­me­nes «pro­gre­sis­tas» de Qatar, Ara­bia Sau­di y los Emi­ra­tos ára­bes.

Se inven­ta­ron los supues­tos comi­tés popu­la­res de Ben­ga­si que jamás han exis­ti­do y for­za­ron la máqui­na hacien­do creer que los ase­si­nos y mer­ce­na­rios que se para­pe­ta­ron tras la fuer­za aerea de la OTAN y cla­man por los bom­bar­deos son rebel­des que bus­can un gobierno popu­lar. Pedía la IV Inter­na­cio­nal armas y volun­ta­rios para Libia, pues bien, ahí tie­ne los refuer­zos que deman­dó: los ser­vi­cios secre­tos bri­tá­ni­cos y la CIA ya están en Ben­ga­si y su paté­ti­co gobierno mer­ce­na­rio tie­ne el reco­no­ci­mien­to inter­na­cio­nal occi­den­tal, res­pec­to a las armas has­ta les da para lucrar­se ven­dién­do­se­las a Al Qae­da.

Obje­ti­vo logra­do, los rebel­des anti buró­cra­ti­cos de Al Qae­da reci­ben armas que esta tra­ma oscu­ra des­vía a Mali para seguir des­es­ta­bi­li­zan­do el Magreb. Estos son los mili­cia­nos a los que el trotskys­mo tra­tó de ele­var a la cate­go­ría de revo­lu­cio­na­rios, de su pro­pues­ta social mejor ni hablar, que mal­di­ta tra­ge­dia.

Entre tan­to el pue­blo libio, el de ver­dad, no el de las fabu­la­cio­nes euro­cén­tri­cas infan­ti­les euro­peas se defien­de como pue­de de los bom­bar­deos dia­rios y los ase­si­na­tos selec­ti­vos, de los mag­ni­ci­dios de los nue­vos nazis a los que las izquier­das occi­den­ta­les cri­ti­can con la boca peque­ña pero ante los que no se movi­li­zan.

Pare­cie­ra que los hijo de puta de la OTAN fue­sen nues­tros hijos de puta. Tal vez por aque­llo de que es más con­ve­nien­te un gobieno anti buró­cra­ti­co revo­lu­cio­na­rio que haya aca­ba­do con Gadaf­fi aun­que este sea el gobierno impues­to manu mili­ta­ri por Sarc­kozy, Oba­ma y Brown que un gobierno autóc­tono tan poco chic como el del hom­bre que acos­tum­bra a dor­mir y vivir en una jai­ma bere­be­re.

Es terri­ble la obce­ca­ción y el fana­tis­mo del que hay que hacer gala para lle­gar a estas pere­gi­nas, iló­gi­cas y con­tra­re­vo­lu­cio­na­rias con­clu­sio­nes. Y lo peor es obce­car­se en tra­tar de con­ven­cer a nadie de que quien apo­ya a Gadaf­fi está por la dic­ta­du­ra. Este tipo de sofis­mas son fal­sos de raíz y como al rey des­nu­do el niño indi­có que des­nu­do esta­ba a pesar de sus adu­la­do­res cor­te­sa­nos cuan­do así era, al trotskys­mo hay que decir que cami­na des­nu­do de reali­dad cuan­do reta al res­to de la huma­ni­dad de izquier­da a res­pon­der a sus acu­sa­cio­nes de defen­so­res de dic­ta­du­ras a quie­nes enten­de­mos sin ambi­güe­dad algu­na que la defen­sa de Libia pivo­ta alre­de­dor de sus fuer­zas arma­das y de su jefe mili­tar y polí­ti­co.

En los tiem­pos del POUP pola­co Jaru­zelsky era un sta­li­nis­ta trai­dor y Wale­sa el lider de la revo­lu­ción demo­crá­ti­ca, hoy en Polo­nia, Hun­gria, Rusia, Alba­nia, Bul­ga­ria, ¡para que seguir! las fuer­zas de izquier­da comu­nis­ta son ile­ga­les. ¡Y”???. Y nada, son ile­ga­les. A sus mili­tan­tes se les con­de­na a muer­te y se les reti­ra la patria potes­tad para poner como en tiem­pos del fas­cio a sus hijas e hijos bajo la tute­la doc­tri­na­ria del esta­do impe­rial.

Defi­ni­ti­va­men­te, no hay que ser un obtu­so de men­te ultra sta­li­nis­ta para enten­der que el trotskys­mo es tan solo un movi­mien­to euro cén­tri­co de carác­ter sin­di­cal con una estra­te­gia occi­den­ta­lis­ta mar­ca­da­men­te des­pec­ti­va hacia los pue­blos opri­mi­dos. Por eso tam­bién cuan­do Cata­lun­ya avan­za hacia sus mul­ti­tu­di­na­rios refe­ren­dums se une al coro espa­ñol para bus­car la des­ca­li­fi­ca­ción a esos pro­ce­sos liber­ta­rios, que defien­de reto­ri­ca­men­te y ata­ca en los hechos.

La patria del trotskys­mo espa­ñol no son los pue­blos opri­mi­dos por el esta­do impe­ria­lis­ta y neo fran­quis­ta de Espa­ña, no. Su patria es el inter­na­cio­na­lis­mo con epi­cen­tro polí­ti­co en la Puer­ta de Alca­lá, en lo polí­ti­co y en lo sin­di­cal, tam­bíén, sal­vo hon­ra­das excep­cio­nes.

Esto mis­mo digá­mos­lo tam­bién de quie­nes con otros ismos supues­ta­men­te radi­ca­les des­de la villa y cor­te expi­den car­nets de revo­lu­cio­na­rios o de peque­ños bur­gue­ses, según toque. El pro­ble­ma es que la capa­ci­dad de socia­li­za­ción de sus posi­cio­nes en su pro­pia socie­dad es inexis­ten­te así que, en lugar de levan­tar pro­yec­tos pro­pios se hace más fácil pon­ti­fi­car sobre los supues­tos erro­res de las estra­te­gias aje­nas.

Las posi­cio­nes trotskys­tas sobre las movi­li­za­cio­nes ára­bes omi­ten todo el esce­na­rio real de ser­vi­cios secre­tos, finan­cia­cio­nes mul­ti millo­na­rias des­de Riad o Catar, obvian a Black­wa­ter, borran como Sta­lin hacia con Trotsky con pho­toshop los efec­tos de los bom­bar­deos de las fuer­zas impe­ria­lis­tas cuan­do ase­si­nan al pue­blo de Afga­nis­tán Pakis­tán, Libia, Irak.

Me due­le mucho escri­bir de esta for­ma a quie­nes duran­te mucho tiem­po he esti­ma­do en el terreno polí­ti­co pero el paso deci­di­do a tra­vés de las fábu­las de inexis­ten­tes revo­lu­cio­nes hacia el cam­po del impe­ria­lis­mo que el trotskys­mo está dan­do obli­ga a la mili­tan­cia de la izquier­da anti impe­ria­lis­ta a res­pon­der a los exabrup­tos fala­ces de sus­pues­tas revo­lu­cio­nes que como en Egip­to acer­can al poder al isla­mis­mo waha­bí y su polí­ti­ca de tie­rra que­ma­da y exter­mi­nio de quie­nes no se unen a su visión rigo­ris­ta y exclu­yen­te de la vida social a par­tir de una Sha­ria extre­ma y del exter­mi­nio de los cóp­tos, igual que están hacien­do con la mino­ría cris­tia­na en Irak o de las femi­nis­tas, o de las per­so­nas les­bia­nas o gays. Esta es la revo­lu­ción que comien­za a per­fi­lar­se en Egip­to y Siria, para quien pre­ten­den desa­rro­llar el mode­lo de agre­sión que lle­van en Libia, no por casua­li­dad el cri­mi­nal de gue­rra que pre­si­de la ONU pide jus­to aho­ra el desar­me de Hez­bo­llah, pie­za esen­cial alia­da de Iran y Siria cuan­do Israel levan­ta ban­de­ras de gue­rra con­tra Irán.

Hay que ser muy cerra­do y vivir en el inte­rior de una con­cha sec­ta­ria a prue­ba de fugas radio­ac­ti­vas para tra­tar toda­vía de empla­zar a nadie sobre un pre­ten­di­do deba­te en el que se empla­za a los que defien­den la legi­ti­mi­dad del gobierno de Libia a enca­be­zar la defen­sa de su terri­to­rio y la sal­va­gu­ra­da de sus recur­sos natu­ra­les a dejar de hacer­lo en favor de los Comi­tés popu­la­res de la OTAN (en Ben­ga­si los popu­la­res lo son del esti­lo de Aznar).

Igual crí­ti­ca ha de hacer­se a quie­nes han deci­di­do que ante los ata­ques de la OTAN y el Colo­nia­lis­mo del Siglo XXI su cau­sa anti impe­ria­lis­ta no es la de las ban­de­ras y los paí­ses, les­sons – fai­re a l´imperialisme!, dejé­mos hacer al impe­ria­lis­mo.

Hay una izquier­da y un anti capi­ta­lis­mo de ope­re­ta fren­te a la nue­va colo­ni­za­ción de Áfri­ca, Asia y en bre­ve de lati­noa­mé­ri­ca en cier­nes, de des­truc­ción de cual­quier atis­bo de esta­do social en Euro­pa y EEUU, de occi­den­te en gene­ral y al modo y mane­ra de los deba­tien­tes del sexo de los ánge­les en Cons­tan­ti­no­pla unos se inven­tan comi­tés popu­la­res don­de hay mer­ce­na­rios de la OTAN, Fran­cia e ingla­te­rra, otros pasan de los pro­ble­mas de los esta­dos lla­ma­dos como están a des­truir al capi­ta­lis­mo en una sola bata­lla glo­bal, así, a pelo, sin anes­te­sia y los otros quie­ren cons­truir alter­na­ti­vas esta­ta­lis­tas tra­tan­do a las izquier­das nacio­na­les y anti impe­ria­lis­tas de peque­ña bur­gue­sía entre una birra y otra.

¡Que abre­mos hecho mal para tener como con­tem­po­rá­neas a estas izquier­das! ¡Mal­di­ta sea, que abre­mos hecho!.

.* Jose­ba Iza­ga, miem­bro de Boltxe Kolek­ti­boa.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *