Neme­sio Barre­to Mon­zón: «…muchos de los que hablan a favor de Báez Mos­quei­ra lo hacen sin mirar la par­ti­tu­ra, están can­tan­do en el coro pero no han vis­to la par­ti­tu­ra» – Stolp​kin​.net

En un nue­vo ani­ver­sa­rio del gol­pe de esta­do de Alfre­do Stroess­ner en Para­guay, entre­vis­ta­mos en direc­to des­de Asun­ción, al perio­dis­ta Dr. Neme­sio Barre­to Mon­zón. Miér­co­les 4 de mayo de 2011 “Yo ten­go un falle­ci­do en el año 76 en el perío­do de la dic­ta­du­ra, un her­mano; y lue­go per­dí a mi padre pos dic­ta­du­ra. Y ten­go a todos los her­ma­nos, pri­mos, parien­tes que se con­ta­rían por lo menos una vein­te­na de ellos, pero fami­liar­men­te todos hemos pasa­do por las cár­ce­les de Stroess­ner. Y mis padres fue­ron per­se­gui­dos en el perío­do ante­rior a Stroess­ner y des­pués en la dic­ta­du­ra de Stroess­ner tam­bién. Noso­tros hemos pasa­do real­men­te mal Efraín. No mucho peor que otros, pero no hemos pasa­do bien. No hemos pasa­do bien, hemos pasa­do difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas, labo­ra­les, per­se­cu­ción polí­ti­ca, cár­ce­les, etc. Y no para mag­ni­fi­car lo nues­tro sino sim­ple­men­te para cons­ta­tar un hecho”.

Chury:Oyen­tes, el entre­vis­ta­do de hoy va a ser Neme­sio Barre­to Mon­zón, por­que en un día como el de hoy, 4 de mayo pero de 1954, el gene­ral Alfre­do Stroess­ner daba un gol­pe de Esta­do en Para­guay inau­gu­ran­do así la dic­ta­du­ra más lar­ga de Amé­ri­ca del Sur que dura­ría 35 años.

Esta dic­ta­du­ra tam­bién está mar­ca­da por las deten­cio­nes arbi­tra­rias, secues­tros, ase­si­na­tos y vio­la­cio­nes de los dere­chos huma­nos, todo en nom­bre de la lucha con­tra el comu­nis­mo. Y otra his­to­ria de la cual ha habla­do estos días la radio: de las dela­cio­nes.

Pero para refle­xio­nar sobre esta fecha es que tene­mos la satis­fac­ción hoy de estar conec­ta­dos con Para­guay para hablar con el abo­ga­do y perio­dis­ta Neme­sio Barre­to Mon­zón, que fue per­se­gui­do por la dic­ta­du­ra de Stroess­ner, por lo que fue obli­ga­do a vivir en el exi­lio en Sue­cia en la déca­da de 1980.

El perio­dis­ta inde­pen­dien­te tam­bién escri­bió Las rela­cio­nes, con tra­duc­ción del año 1989, de Para­guay y sus víncu­los con Sue­cia. Una can­ti­dad de tra­ba­jos de los que segu­ra­men­te a lo lar­go de la entre­vis­ta ire­mos hablan­do con Barre­to.

Aho­ra lo que corres­pon­de es decir­le a Neme­sio Barre­to Mon­zón bue­nos días y bien­ve­ni­do a radio Cen­te­na­rio. ¿Cómo le va Barre­to?

Dr. Barre­to: Hola, buen día Efraín, ¿cómo anda todo por ahí?

Chury:Todo bien, un poco fres­co pero bien. Lo demás con las cosas más o menos cono­ci­das o por lo menos las que se dicen en algu­na par­te y no natu­ral­men­te la his­to­ria ofi­cial.

Pero bueno Neme­sio, real­men­te muchí­si­mas cosas tene­mos para hablar de Para­guay. Hoy es una fecha seña­la­da en el Para­guay y yo creo que no sólo en Para­guay sino en Amé­ri­ca Lati­na, remon­tán­do­nos en el tiem­po a 1954.

Barre­to, usted ha sido un hom­bre que ha teni­do una vida muy inten­sa pre­ci­sa­men­te en Para­guay, no sólo en el perio­dis­mo sino tam­bién en libros, mono­gra­fías y en lucha.

Vamos a comen­zar por una pre­gun­ta que tal vez mucha gen­te se hace: la dic­ta­du­ra ins­ta­la­da en el Para­guay para Amé­ri­ca del Sur fue sor­pren­den­te por dos cosas. Por­que se dio con un gran anti­ci­po de las dic­ta­du­ras que ven­drían y por­que ade­más tuvo una dura­ción real­men­te extre­ma. ¿Cuál fue la cau­sa de eso y cuál fue el pre­cio que pagó el pue­blo para­gua­yo por ese tiem­po?

Dr. Barre­to: Bueno, un poqui­to de his­to­ria y bre­ve.

En los años 40 asu­me la pre­si­den­cia el Maris­cal Esti­ga­rri­bia, un héroe de gue­rra, de la gue­rra del Cha­co. Hace una Cons­ti­tu­ción sin cons­ti­tu­yen­tes y deja el camino abier­to, la vía legal por la que des­pués se ins­tau­ra­ría, o al menos Stroess­ner uti­li­za­ría esa vía para per­pe­tuar­se en el poder has­ta vol­ver a cam­biar esa Cons­ti­tu­ción en 1987.

Era una Cons­ti­tu­ción, una arte­sa­nía jurí­di­ca por­que no nece­si­tó de cons­ti­tu­yen­tes.

Cuan­do mue­re Esti­ga­rri­bia el 7 de setiem­bre de 1940, asu­me su minis­tro de Gue­rra y Mari­na Higi­nio Mori­ñi­go, gene­ral, e ins­tau­ra una dic­ta­du­ra bas­tan­te fuer­te. En ese perío­do se dio un exi­lio masi­vo con excep­ción de un bre­ví­si­mo perío­do de seis meses que se lla­mó la pri­ma­ve­ra demo­crá­ti­ca, que en reali­dad per­mi­tió iden­ti­fi­car a todos los enemi­gos por­que salió el Par­ti­do Comu­nis­ta, salie­ron los otros par­ti­dos tra­di­cio­na­les y otros no tan­to como el par­ti­do Febre­ris­ta de ten­den­cia social­de­mó­cra­ta, salie­ron todos a par­ti­ci­par en ese perío­do de seis meses, has­ta que vuel­ve a rom­per­se eso en enero del año 47 y de allí en más, en mar­zo empie­za una gue­rra civil y bueno, eso expul­sa a un mon­tón de para­gua­yos, deja un mon­tón de muer­tos y se afian­za el par­ti­do de Stroess­ner que era el par­ti­do Colo­ra­do. Des­pués se suce­den 3 o 4 pre­si­den­tes y el últi­mo o el penúl­ti­mo pre­si­den­te antes de Stroess­ner, Fede­ri­co Chá­vez, asu­me en el 49 y Stroess­ner con un gol­pe lo des­po­ja del poder con un gui­ño ya a Esta­dos Uni­dos.

El 4 de mayo hace 57 años. Lo del gui­ño lo digo por­que ya en octu­bre del año 55 poco más de un año des­pués, se pro­mul­ga la pri­me­ra ley anti­co­mu­nis­ta que deja afue­ra a un mon­tón de comu­nis­tas reales e ima­gi­na­rios que que­dan todos fue­ra de la ley, no podían ocu­par car­gos públi­cos, etc. etc.. Con­se­cuen­te­men­te se ini­cia una cace­ría infer­nal de comu­nis­tas, que hay que cir­cuns­cri­bir­lo en la gue­rra fría y Stroess­ner se pres­tó a jugar esta gue­rra aje­na que no era pro­pia­men­te la nues­tra. Y enton­ces empe­zó la cace­ría de comu­nis­tas, ins­tau­ró un régi­men durí­si­mo que ya en el pri­mer año exi­lió al prin­ci­pal líder de su pro­pio par­ti­do, ‑colo­ra­do- Epi­fa­nio Mén­dez Flei­tas que vivió muchos años en Mon­te­vi­deo y con el correr del tiem­po tuvo que ir mudán­do­se a la Argen­ti­na, a Esta­dos Uni­dos; es decir, fue des­te­rra­do varias veces y nun­ca más vol­vió al país.

La dic­ta­du­ra de Stroess­ner empe­zó con unas durí­si­mas repre­sio­nes y sal­vo el últi­mo perío­do de él, hacia el año 84, 85 cuan­do asu­me Alfon­sín que se vuel­ve una dic­ta­blan­da, no se cono­cen des­apa­ri­cio­nes en ese perío­do aun­que cla­ro sí apre­sa­mien­tos.

Fue un ali­nea­mien­to total a los desig­nios de Esta­dos Uni­dos a tal pun­to que noso­tros depen­día­mos prác­ti­ca­men­te de la ayu­da mili­tar y eco­nó­mi­ca de los Esta­dos Uni­dos.

Chury:¿Eso es lo que en su momen­to te lle­vó a escri­bir un libro o mono­gra­fía que habla de la CIA en Para­guay que está fecha­do en 2006?

Dr. Barre­to:Sí, sí, efec­ti­va­men­te. Ese libro nadie que­ría publi­car­lo aquí. Com­pro­me­tía a mucha gen­te y yo me limi­té a escri­bir una mono­gra­fía, algo mucho más sim­ple que lo que iba a ser un libro. Ya en el año 56 noso­tros tene­mos aquí ase­so­res mili­ta­res. No sé si antes de los otros paí­ses, no he podi­do ave­ri­guar. Lo cier­to es que en Para­guay se dio des­de el año 56 la ayu­da mili­tar, entre­na­mien­to mili­tar para mili­ta­res para­gua­yos; mili­ta­res para­gua­yos que iban a la escue­la de las Amé­ri­cas, pero con una base en Asun­ción, que tam­bién se exten­dió des­pués con los años a paí­ses veci­nos y con­cre­ta­men­te al Uru­guay.

Noso­tros tuvi­mos acá al coro­nel Robert Thierry que venía al pare­cer de la gue­rra de Corea, un exper­to en tor­tu­ras y en pade­ci­mien­tos físi­cos que tenía como un escua­drón de la muer­te. Des­pués tam­bién en ese mis­mo año asu­mía el minis­tro Edgar Ifrán que duró diez años más o menos y des­pués fue mucho más sutil, es decir se mul­ti­pli­ca­ron los ase­so­res mili­ta­res pero mucho más abier­ta­men­te y fue­ron infil­tran­do toda la región y supon­go que la pri­me­ra en ser infil­tra­da fue la Repú­bli­ca del Uru­guay. Esto algu­na escri­to­ra, si mal no recuer­do Aldrid­ge, había comen­ta­do en un libro que no recuer­do el títu­lo pero sí haber leí­do. Ese libro tie­ne algu­nas defi­cien­cias por razo­nes docu­men­ta­les segu­ra­men­te, que no men­cio­na que de aquí sale un con­tin­gen­te que fue a for­mar el pri­mer escua­drón de la muer­te en Uru­guay con sede en Mon­te­vi­deo.

En los años 69 – 70 eso fun­cio­nó en la emba­ja­da para­gua­ya en Mon­te­vi­deo que enton­ces tenía su sede en el edi­fi­cio Pan­ame­ri­cano, uste­des lo ubi­ca­rán. Noso­tros envia­mos de aquí para mal de uste­des a Pedro Ángel Clo­sas Cue­vas que en algu­nos artícu­los apa­re­ce como Cro­sa pero en reali­dad es Clo­sas Cue­vas, que diri­gió el escua­drón de la muer­te con otros para­gua­yos y uru­gua­yos y eso está en el infor­me de Val­di­via, está en varios infor­mes y tam­bién en las refe­ren­cias a Nel­son Bar­de­sio. Pero siem­pre incom­ple­to. Yo hice una inves­ti­ga­ción y lo publi­qué como pude en algu­nas redes. Sería intere­san­te con­ti­nuar con eso por­que muchos de los pro­ta­go­nis­tas de aquel enton­ces toda­vía están vivos y bueno, que yo sepa nun­ca se recla­mó, sal­vo el caso más noto­rio que es el caso de Clo­sas Cue­vas.

Vol­vien­do a este asun­to noso­tros tam­bién lo tuvi­mos al cama­ra­da de Amo­dio Pérez y a un señor que se lla­ma­ba Píriz Gudes aquí en Asun­ción tran­qui­la­men­te. Mario Píriz Gudes se lla­ma­ba ese señor, que al pare­cer ven­dió una bue­na par­te de la orga­ni­za­ción opo­si­to­ra en Uru­guay. Es lo que se des­pren­de de los docu­men­tos obran­tes en el archi­vo del terror. Des­de lue­go que Stroess­ner man­tu­vo muy bue­nas rela­cio­nes con todos los pre­si­den­tes uru­gua­yos de aquel enton­ces y una cola­bo­ra­ción que es un poco ante­rior a la Ope­ra­ción Cón­dor. Esto es lo nota­ble. Si alguien se dedi­ca a inves­ti­gar más pro­fun­da­men­te los docu­men­tos se dará cuen­ta que es así.

Yo he che­quea­do algu­nos de esos infor­mes, que son más bien infor­mes de la emba­ja­da nor­te­ame­ri­ca­na inter­cam­bia­dos entre la emba­ja­da nor­te­ame­ri­ca­na en Asun­ción y la emba­ja­da nor­te­ame­ri­ca­na en Mon­te­vi­deo. Una bue­na docu­men­ta­ción de la que ya se cono­ce diga­mos.

Por otra par­te,

Chury: ¿Eso está edi­ta­do como libro?

Dr. Barre­to:Eso está edi­ta­do más bien como una serie de artícu­los, entre ellos en una mono­gra­fía sobre la Cía en el Para­guay y tam­bién en el segui­mien­to que yo le he hecho a las acti­vi­da­des de Clo­sas Cue­vas qe lamen­ta­ble­men­te falle­ció en el año 97, pero otros toda­vía viven aquí, otros toda­vía están vivi­tos y nun­ca se recla­mó en nin­gu­na par­te ni ellos se sin­tie­ron alu­di­dos por artícu­lo. Acá todo sigue igual, supon­go que allí tam­bién, pero de ese capí­tu­lo de la his­to­ria tan­to para­gua­ya como uru­gua­ya es muy poco lo que se recuer­da y pare­ce más bien un capí­tu­lo cerra­do, por decir lo menos

Chury:Barre­to, hablan­do un poco del perio­dis­ta, del lucha­dor, tú vivis­te en Sue­cia un tiem­po lar­go. La acti­vi­dad que tú desa­rro­lla­bas que te obli­gó a que tuvie­ras que par­tir al exi­lio era perio­dís­ti­ca, era el escri­tor y las ideas polí­ti­cas ¿ver­dad?

Dr. Barre­to:Sí. Yo mucho antes del exi­lio había esta­do un par de veces en pri­sión y lue­go tuve que salir a la Argen­ti­na. La cues­tión es que lue­go la Argen­ti­na tam­bién se vol­vió invi­si­ble y enton­ces vol­ver a Para­guay clan­des­ti­na­men­te, vivir en Bra­sil. Más o menos entre el 76 y el año 80 ocu­rre una masa­cre de cam­pe­si­nos a quie­nes noso­tros cono­cía­mos y ayu­dá­ba­mos como podía­mos, que se lla­mó la masa­cre de Caa­gua­zú que ocu­rrió el 8 de mar­zo de 1980, mata­ron a 10 cam­pe­si­nos de las Ligas agra­rias cris­tia­nas y esos cadá­ve­res están has­ta hoy des­apa­re­ci­dos. Nun­ca más se supo de ellos.

A raíz de eso y por la pro­xi­mi­dad del lugar ‑yo soy cam­pe­sino de un lugar que se lla­ma Coro­nel Ovie­do jus­ta­men­te en el depar­ta­men­to de Caaguazú‑, tuve que optar por el exi­lio o por la cár­cel. Con los años, supon­go que fue la opción correc­ta por­que pro­ba­ble­men­te no hubie­ra sobre­vi­vi­do como muchos a esa tre­men­da repre­sión que se dio en esa zona don­de en la pri­me­ra sema­na ya había 400 dete­ni­dos. No que­da­ban tan­tas opcio­nes.

Cuan­do lle­gó la cita­ción yo ya esta­ba afue­ra, vivien­do en clan­des­ti­ni­dad en la fron­te­ra y lue­go pude cru­zar al Bra­sil has­ta que final­men­te me depor­tan del bra­sil y me man­dan a Sue­cia.

Una anéc­do­ta diría joco­sa, yo hacía de mozo y repar­tía el dia­rio Ora de povo de un par­ti­do nacien­te que era el par­ti­do de Lula enton­ces vino la DOPI y con la ley de extran­je­ría que se había pro­mul­ga­do final­men­te sal­go para Sue­cia. No es que yo ele­gí Sue­cia sino que sim­ple­men­te me pusie­ron en un avión y me man­da­ron a Sue­cia. Y digo joco­sa por­que yo me fui con una ber­mu­da por­que del lugar de mi tra­ba­jo don­de esta­ba tra­ba­jan­do me saca­ron y me subie­ron al avión. Era diciem­bre y cuan­do lle­gué a Sue­cia hacía como 17, 18 gra­dos, un frío que yo no cono­cía.

Chury:¿Quién se movió en la caí­da de Stroess­ner? ¿Fue Rodrí­guez, fue Ovie­do o fue un movi­mien­to de table­ro lo que ocu­rrió?

Dr. Barre­to:Lo que hay de veri­fi­ca­ble en todo esto es que el gol­pe en reali­dad no fue pla­ni­fi­ca­do aquí, el gol­pe esta­ba arre­gla­do en otra par­te. En los cen­tros de poder, con­cre­ta­men­te en los Esta­dos Uni­dos habían inva­di­do con dine­ro de la CIA com­pran­do cuan­to había en los años pre­vios y pos­te­rior a la asun­ción de Alfon­sín en Argen­ti­na. Com­pra­ron todo cuan­to había para que no hubie­ra una tran­si­ción radi­cal, que no se le fue­ra de las manos el cam­bio, un even­tual gol­pe. Y en reali­dad aun­que esto tra­jo algún res­pi­ro demo­crá­ti­co que de hecho sí lo tra­jo, aque­llo del 89 no fue más que un rele­vo de mafio­sos, de eso no cabe nin­gu­na duda. Las for­tu­nas que se ama­sa­ron en tiem­pos de la dic­ta­du­ra siguen intac­tas, los medios de comu­ni­ca­ción que nacie­ron pos­te­rior al gol­pe o un poco antes se hicie­ron con esa pla­ta mal adqui­ri­da, favo­res guber­na­men­ta­les, etc., etc.

Pero quie­ro seña­lar tam­bién una carac­te­rís­ti­ca ante­rior al gol­pe, cosa que no se ha logra­do en nin­gu­na de las dic­ta­du­ras lati­no­ame­ri­ca­nas que yo conoz­co y que he obser­va­do más de cer­ca, que Stroess­ner tenía legis­la­do­res de la opo­si­ción com­ple­ta­men­te alqui­la­dos o com­pra­dos, duran­te casi todo el perío­do de su man­da­to, que empie­za en el año 62 con la par­ti­ci­pa­ción de una frac­ción de los libe­ra­les y lue­go con la par­ti­ci­pa­ción de casi todos que vuel­ve a reti­rar­se en el año 78 y hace una opo­si­ción así que aquí hay un cri­te­rio dis­per­so sobre cuán­to exac­ta­men­te duró la dic­ta­du­ra, si duró 35 o si duró 25 años por­que algu­nos de los que par­ti­ci­pa­ron de esa dic­ta­du­ra tie­nen o deben tener mucha difi­cul­tad en expli­car y jus­ti­fi­car por qué han par­ti­ci­pa­do de esas far­sas elec­to­ra­les y con­va­li­dan­do la dic­ta­du­ra de Stroess­ner cuan­do que Stroess­ner no había hecho nin­gu­na con­ce­sión en mate­ria de dere­chos huma­nos y había cen­te­na­res de pre­sos que ya lle­va­ban más de 20 años en pri­sión. Cito el caso de Anto­nio Mai­da­na que es un caso muy nota­ble, muy cono­ci­do, que lue­go des­apa­re­ció en el año 80 en Argen­ti­na. O Ana­nías Mai­da­na o Julio Rojas, un mon­tón de colo­ra­dos, libe­ra­les, el caso de Napo­león Orti­go­sa que estu­vo 27 años pre­so. En fin. Stroess­ner no había hecho nin­gu­na con­ce­sión como para decir esta vez vamos a par­ti­ci­par Y en ese con­tex­to debo citar que el Par­ti­do Comu­nis­ta en todas las leyes que se pro­mul­ga­ron entre el 55 y el 81 esta­ba com­ple­ta­men­te fue­ra de la ley, no podían ocu­par car­gos públi­cos, no les que­da­ba más que el exi­lio o la cár­cel por­que ser comu­nis­ta esta­ba pena­li­za­do. Es más, inclu­so des­pués del gol­pe el Par­ti­do Comu­nis­ta toda­vía no ha con­se­gui­do su per­so­ne­ría jurí­di­ca y del gol­pe ya pasa­ron 22 años o sea que esta es una cues­tión tam­bién a tener en cuen­ta. Y en el caso con­cre­to de los gene­ra­les Ovie­do, Rodrí­guez y otros que enca­be­za­ron el gol­pe pero sobre todo Ovie­do y Rodrí­guez, esta­ban sin­di­ca­dos como nar­co­tra­fi­can­tes. Curio­sa­men­te unos años des­pués el emba­ja­dor Timothy Towel había sido con­tra­ta­do como ase­sor por el yerno de Rodrí­guez para ase­so­rar­lo a Andrés Rodrí­guez por­que sobre él pesa­ba un pedi­do de des­afue­ro y por las múl­ti­ples publi­ca­cio­nes que se hicie­ron en esos años y en ese inter­mez­zo mi padre per­dió tam­bién la vida en un aten­ta­do que es bas­tan­te oscu­ro y cuyas cau­sas se des­co­no­cen, pero fue en ese con­tex­to que se publi­có en un pro­gra­ma lla­ma­do El Ojo don­de se ven­ti­ló casi todo y creo que inclu­so tuvo reper­cu­sio­nes en Uru­guay en artícu­los de Samuel Bli­xen, he leí­do algu­na que otra cosa como El enjua­gue uru­gua­yo etc. etc. y Rodrí­guez tenía muchos bie­nes en el Uru­guay por tan­to acá hubo un repar­to increí­ble de bie­nes de los ante­rio­res par­ti­da­rios de Stroess­ner como medios de comu­ni­ca­ción, pro­pie­da­des, que no fue­ron devuel­tos al esta­do sino que se los apro­pia­ron aque­llos que hicie­ron el gol­pe y se que­da­ron con miles de millo­nes de dóla­res y jamás fue­ron moles­ta­dos. Por esa razón al menos, no fue­ron moles­ta­dos o sea que siguió la fies­ta. Y aho­ra casi 20 años des­pués algu­nas de esas cau­sas civi­les ya pres­cri­bie­ron, como el caso del falle­ci­do hijo de Stroess­ner, el coro­nel Gus­ta­vo Stroess­ner que murió hace poco. Y segui­mos en la mis­ma y la gen­te que ante­rior­men­te había hecho mucho dine­ro con el gene­ral Stroess­ner son quie­nes dic­tan las pau­tas de quie­nes deben ir a la hogue­ra y quie­nes pue­den sal­var­se. Es una cosa sor­pren­den­te y son los dia­rios de la ultra dere­cha para­gua­ya que están en la ultra de la ultra como el dia­rio ABC color, stroess­ne­ris­tas, par­ti­da­rios de Stroess­ner has­ta que a Stroess­ner se le iba yen­do el poder enton­ces se pasa­ron a la vere­da de enfren­te y se subie­ron al carro gana­dor. Esa es la his­to­ria real, el res­to es puro cuen­to. De que eran demó­cra­tas no que­dan ras­tros: sim­ple­men­te se subie­ron al carro gana­dor y esa es una cues­tión veri­fi­ca­ble en hechos, docu­men­tos., etc. Y no hemos mejo­ra­do tan­to en la recu­pe­ra­ción de aque­llas for­tu­nas que fue­ron mal adqui­ri­das pro­duc­to de con­tra­ban­do, trá­fi­co de dro­gas, etc. etc.. No hemos recu­pe­ra­do abso­lu­ta­men­te nada y esto fue un paraí­so del lava­do y en menor medi­da sigue sien­do. Yo creo que has­ta los años dos mil por lo menos, el nego­cio ile­gal supe­ra­ba por lo menos en diez veces al nego­cio legal. Uno ve en Para­guay autos nue­vos todos los días y no se sabe de dón­de sale la pla­ta. Uno pre­su­me pero…

Chury:Sabe­mos de tiem­pos en que tú te jugas­te mucho en el mar­co de la soli­da­ri­dad. Por algún dato que tene­mos sabe­mos que estan­do en Argen­ti­na cru­zas­te la fron­te­ra con Boli­via en misio­nes como ésta. ¿Hay mar­cas tam­bién de per­se­cu­ción en tu fami­lia?

Dr. Barre­to:Si, des­de lue­go. Yo ten­go un falle­ci­do en el año 76 en el perío­do de la dic­ta­du­ra, un her­mano; y lue­go per­dí a mi padre pos dic­ta­du­ra. Y ten­go a todos los her­ma­nos, pri­mos, parien­tes que se con­ta­rían por lo menos una vein­te­na de ellos, pero fami­liar­men­te todos hemos pasa­do por las cár­ce­les de Stroess­ner. Y mis padres fue­ron per­se­gui­dos en el perío­do ante­rior a Stroess­ner y des­pués en la dic­ta­du­ra de Stroess­ner tam­bién.

Noso­tros hemos pasa­do real­men­te mal Efraín. No mucho peor que otros, pero no hemos pasa­do bien. No hemos pasa­do bien, hemos pasa­do difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas, labo­ra­les, per­se­cu­ción polí­ti­ca, cár­ce­les, etc.Y no para mag­ni­fi­car lo nues­tro sino sim­ple­men­te para cons­ta­tar un hecho.

Esta es un poco la his­to­ria de los para­gua­yos en gene­ral que estu­vie­ron en la opo­si­ción, sal­vo algu­nos que se han aco­mo­da­do. Y en este gru­po se encuen­tran polí­ti­cos, el cle­ro, sin­di­ca­lis­tas, etc., que se han aco­mo­da­do y han vivi­do rela­ti­va­men­te bien. Al menos mejor que noso­tros vivie­ron segu­ro.

Chury:Sí. Barre­to, leyen­do aquí los tra­ba­jos que rea­li­zas­te, par­ti­cu­lar­men­te Para­guay dic­ta­du­ra y dela­ción sobre Víc­tor Báez Mos­quei­ra y los archi­vos del terror. Otro hito impor­tan­te

Dr. Barre­to:Esos docu­men­tos apa­re­cie­ron en diciem­bre del 92 con el des­cu­bri­mien­to del archi­vo del terror. Han sido copia­dos por otros perio­dis­tas y publi­ca­dos; dos o tres docu­men­tos publi­ca­dos en el año 93 por un perió­di­co lla­ma­do La opi­nión don­de el direc­tor perio­dís­ti­co era un her­mano mío. Des­pués se difun­dió tam­bién a nivel de ami­gos pero no hubo tan­ta difu­sión has­ta mucho des­pués: en el año 99 se publi­ca­ron otras notas de esa exten­sa docu­men­ta­ción que sobre Báez Mos­quei­ra exis­te en los archi­vos del terror. Pero este señor tenía una carac­te­rís­ti­ca par­ti­cu­lar: mane­ja­ba al movi­mien­to obre­ro con los recur­sos que lle­ga­ban des­de afue­ra y ese dine­ro sir­vió tam­bién para com­prar nume­ro­sas «com­pli­ci­da­des» para que esto no se difun­da, has­ta que final­men­te lle­ga un perio­dis­ta sue­co que pen­sá­ba­mos noso­tros que su opi­nión impar­cial miran­do los docu­men­tos etc., y de hecho sus pri­me­ras publi­ca­cio­nes y las notas que inter­cam­bia­mos con él daban cuen­ta de que había una sos­pe­cha razo­na­ble de que este señor había sido como fuen­te de infor­ma­ción de la poli­cía. Eso es lo que apa­re­ce en los docu­men­tos indu­da­ble­men­te, apa­re­ce como­fuen­te de infor­ma­ción. Y los docu­men­tos a los que uste­des han teni­do acce­so efec­ti­va­met­ne com­prue­ba eso. Ade­más hay com­pro­ban­tes de una can­ti­dad inmen­sa de recur­sos que lle­ga­ban de paí­ses como Ale­ma­nia, Sue­cia, Norue­ga, Esta­dos Uni­dos, etc. Ese dine­ro daba para com­prar amis­ta­des a mon­to­nes.

Noso­tros que no está­ba­mos en ese repar­to y no por­que no nos tocó la opor­tu­ni­dad pero yo jamás reci­bí un cen­ta­vo de nin­gún lado ni de nin­gu­na orga­ni­za­ción ni guber­na­men­tal ni de otra natu­ra­le­za. No he acep­ta­do nun­ca nada. Hubie­ra sido mucho más cómo­do decir bueno, fulano es un héroe del sin­di­ca­lis­mo libre, pero yo no me sumé a ese coro por­que bási­ca­men­te muchos de los que hablan a favor de Báez Mos­quei­ra lo hacen sin mirar la par­ti­tu­ra, están can­tan­do en el coro pero no han vis­to la par­ti­tu­ra. Muchos de los que lo apo­yan debe­rían mirar esos docu­men­tos dete­ni­da­men­te para ver que efec­ti­va­men­te hay acu­sa­cio­nes de la pro­pia poli­cía sobre él, tal como se lee en los docu­men­tos, que este señor en los 22 años que han pasa­do o por lo menos des­de que se des­cu­brió el archi­vo del terror y el tiem­po que ha trans­cu­rri­do des­de enton­ces, este señor nun­ca enjui­ció a nin­gún poli­cía para decir esto es fal­so, abso­lu­ta­men­te fal­so, y acu­sar­lo de calum­nias o lo que sea.

Yo para salir tam­bién de cier­tas dudas lo he lle­va­do a la Fis­ca­lía. Inclu­so esa acción mía juga­ba en par­te a favor de Báez Mos­quei­ra por­que podría haber demos­tra­do o por lo menos debi­li­ta­do las sos­pe­chas que pesa­ban sobre él, pero nun­ca se pre­sen­tó. Lo úni­co que ha hecho es a tra­vés de sus ami­gos por­que per­so­nal­men­te él no ha dicho nun­ca nada, y le ha hecho decir a ter­ce­ros como el caso de Dick Ema­nuels­son por lo que leí en las publi­ca­cio­nes que dijo un tipo des­ca­ra­do, uti­li­zó mis artícu­los… Y esto es una ton­te­ría por­que a mí me que­da el archi­vo a 8 cua­dras, yo pue­do ir a mirar y conoz­co los archi­vos mucho más que él. Eso es una ton­te­ría. Yo ten­go cier­tas dudas diga­mos de este cam­bio apa­ren­te­men­te brus­co de la sos­pe­cha ini­cial a la amis­tad que apa­ren­te­men­te los une de acuer­do a la entre­vis­ta que le ha hecho en Hon­du­ras y gra­cias a uste­des pude ente­rar­me. Y él rati­fi­ca a pos­te­rio­ri que Víc­tor Báez fue un gran tipo y que yo le ten­go un odio vis­ce­ral, cosa que no es cier­to.

Chury:Lo sabe­mos Neme­sio. Esta­mos prác­ti­ca­men­te en el final del tiem­po nota. No sabes cuán­to te agra­de­ce­mos que hayas esta­do con noso­tros. Y no sólo esta nota sino todo el mate­rial que nos has envia­do para que se conoz­ca toda la ver­dad de lo que ha pasa­do y de lo que pasa hoy cuan­do los dela­to­res se pasean por Amé­ri­ca Lati­na deve­ni­dos en diri­gen­tes sin­di­ca­les y espe­cial­men­te agra­de­cer­te el envío de las copias de los 250 folios de los archi­vos del terror.

Neme­sio Barre­to Mon­zón, segu­ra­men­te vamos a tener opor­tu­ni­dad de dia­lo­gar mucho más en otras opor­tu­ni­da­des pero que­da­mos expre­sa­men­te agra­de­ci­dos en el día de hoy y te abar­ca­mos en un gran abra­zo a tí, a los que pien­san y pro­ce­den como tú y a tu fami­lia.

Dr. Barre­to:Muchí­si­mas gra­cias Efraín. Espe­ro vol­ver a tener la opor­tu­ni­dad de con­ver­sar con uste­des. Y por últi­mo, la idea de entre­gar­les copia de los docu­men­tos ori­gi­na­les ha sido que uste­des que pue­den juz­gar con menos apa­sio­na­mien­to, juz­guen lo que hay en esos pape­les. Y eso me con­sue­la, cual­quie­ra sea el resul­ta­do y la opi­nión de uste­des sobre esos docu­men­tos.

Chury: De ines­ti­ma­ble valor para noso­tros. Ines­ti­ma­ble valor.

Dr. Barre­to: Te man­do un fuer­te abra­zo y salu­dos a San­dra y a tus cola­bo­ra­do­ras y cola­bo­ra­do­res

Chury:Te están escu­chan­do en este momen­to. En nom­bre del colec­ti­vo de la radio y del dia­rio te man­da­mos un gran abra­zo

Dr. Barre­to: Muchí­si­mas gra­cias Efraín. Otro abra­zo

Títu­lo ori­gi­nal: NEMESIO BARRETO, ABOGADO PARAGUAYO PERSEGUIDO POR LA DICTADURA DE STROESSNER, EXILIADO EN SUECIA, VICTIMA DEL TERRORISMO DE ESTADO QUE ASESINÓ A SU HERMANO Y A SU PADRE Y PERSIGUIÓ A TODA SU FAMILIA, DENUNCIA Y ACUSA AL SINDICALISTA VICTOR BAEZ MOSQUEIRA, MENCIONADO EN 250 FOLIOS DE LOS TÉTRICOS ARCHIVOS DEL TERROR DEL PLAN CÓNDOR Y ACTUAL SECRETARIO GENERAL DE LA RECIENTEMENTE CREADA CSA, SÍNTESIS DE LA FUSIÓN DE LAS TRISTEMENTE CELEBRES CENTRALES SINDICALES NORTEAMERICANA AFL-CIO Y ORIT

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *