Meca­nis­mo Nacio­nal de Ocul­ta­ción de la Tor­tu­ra – Xabier Makazaga

Tras la escan­da­lo­sa desig­na­ción, a fina­les de 2009, de la Ofi­ci­na del Defen­sor del Pue­blo espa­ñol como Meca­nis­mo Nacio­nal de Pre­ven­ción de la Tor­tu­ra (MNPT), la actual titu­lar María Lui­sa Cava de Llano, anti­gua dipu­tada del PP, resal­tó que «lo que vamos a hacer, lo veni­mos hacien­do des­de hace muchos años». Y efec­ti­va­men­te, la actua­ción pos­te­rior de dicha Ofi­ci­na con res­pec­to a la tor­tu­ra ha sido la mis­ma que ha man­te­ni­do des­de su crea­ción en 1981. La de ocul­tar la exis­ten­cia de esa lacra en lugar de combatirla.

Val­ga como ejem­plo de su inac­ción fren­te a la tor­tu­ra que en todos sus infor­mes anua­les de Reco­men­da­cio­nes y Suge­ren­cias (suman ya más de 10.000 pági­nas) la pala­bra «tor­tu­ra» se men­cio­na una sola vez; en con­cre­to, en la pági­na 323 del infor­me de 1996. Y enci­ma fue para afir­mar que la ali­men­ta­ción for­zo­sa de dete­ni­dos en huel­ga de ham­bre «en modo alguno pue­de cali­fi­car­se de tor­tu­ra o tra­tos inhu­ma­nos o degra­dan­tes», aun­que para ello se empleen medios coercitivos.

Otro ejem­plo de su indig­na acti­tud ante la tor­tu­ra es la res­pues­ta que dio el ante­rior Defen­sor del Pue­blo, Enri­que Múgi­ca Her­zog, a la siguien­te pre­gun­ta de la revis­ta «Auro­ra Israe­lí» en junio del 2007:

«- Días atrás Amnis­tía Inter­na­cio­nal (AI) publi­có un infor­me muy crí­ti­co con­tra Israel. ¿Cómo con­si­de­ra ese reporte?»

«Le doy una opi­nión que pue­de apli­car­se. AI denun­ció malos tra­tos y tor­tu­ra a dete­ni­dos por par­te de las fuer­zas de segu­ri­dad de Espa­ña. Yo le ase­gu­ro que es total­men­te fal­so. La orga­ni­za­ción terro­ris­ta ETA se que­ja de que el Esta­do ejer­ce vio­len­cia sobre ellos cuan­do son inte­rro­ga­dos y eso es men­ti­ra. Por lo tan­to, yo le digo lo que pasa en mi país, un Esta­do demo­crá­ti­co. Si alguien come­te malos tra­tos, es con­de­na­do con segu­ri­dad. Creo que en Israel pue­de pasar lo mis­mo que en España.»

Con esos ante­ce­den­tes, no ha sido nada de extra­ñar que, en su pri­mer año de actua­ción en tan­to que MNPT, la Defen­so­ría del Pue­blo afir­me no haber detec­ta­do un sólo caso de tor­tu­ra y se haya des­en­ten­di­do abso­lu­ta­men­te de los dete­ni­dos inco­mu­ni­ca­dos que son los más inde­fen­sos ante ella, como han denun­cia­do una y otra vez los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les que se ocu­pan de esa lacra.

El úni­co de ellos que no ha pedi­do aún la supre­sión de la inco­mu­ni­ca­ción es el Comi­té de Pre­ven­ción de la Tor­tu­ra del Con­se­jo de Euro­pa (CPT), pero inclu­so ese orga­nis­mo le da mil vuel­tas al MNPT, ya que en sus perió­di­cas visi­tas al Esta­do espa­ñol siem­pre ha reca­ba­do infor­ma­ción sobre casos de dete­ni­dos inco­mu­ni­ca­dos. Y tras entre­vis­tar­los, ha reco­gi­do en sus infor­mes nume­ro­sas denun­cias sobre dichos casos.

Así, tras su últi­ma visi­ta, rea­li­za­da en 2007, el CPT redac­tó un infor­me en el que se reco­ge amplia­men­te el caso de 11 dete­ni­dos en una ope­ra­ción anti­te­rro­ris­ta entre el 28 de mar­zo y el 1 de abril de 2007, ocho de los cua­les pudo entre­vis­tar. Dicho infor­me no ha podi­do ser cono­ci­do has­ta hace poco por­que las auto­ri­da­des espa­ño­las lo han rete­ni­do impi­dien­do su publi­ca­ción duran­te más de tres años.

En él, tras reco­ger y des­cri­bir las tor­tu­ras denun­cia­das, el CPT afir­ma que «No tie­ne duda algu­na de que la mayo­ría de dichos dete­ni­dos fue­ron inte­rro­ga­dos mien­tras esta­ban inco­mu­ni­ca­dos por la Guar­dia Civil, gene­ral­men­te en nume­ro­sas oca­sio­nes, con ante­rio­ri­dad a la decla­ra­ción for­mal rea­li­za­da en pre­sen­cia de un abo­ga­do». Inte­rro­ga­to­rios abso­lu­ta­men­te ile­ga­les que fue­ron «de muy lar­ga dura­ción y/​o en horas noc­tur­nas» y en los que se les obli­gó a memo­ri­zar lo que debían decla­rar ante el abo­ga­do de oficio.

Tam­bién afir­ma que «los infor­mes foren­ses con­tie­nen nume­ro­sos ele­men­tos que harían nece­sa­ria una pron­ta inves­ti­ga­ción, pero no pare­ce que se haya lle­va­do a cabo nin­gu­na». Y final­men­te con­clu­ye que «las auto­ri­da­des espa­ño­las no están en con­di­cio­nes de refu­tar las ale­ga­cio­nes de malos tra­tos o de lle­var a cabo unas inves­ti­ga­cio­nes ade­cua­das sobre dichas alegaciones».

En visi­tas ante­rio­res el CPT ha rea­li­za­do denun­cias aún más con­tun­den­tes sobre dete­ni­dos vas­cos inco­mu­ni­ca­dos y tor­tu­ra­dos, véa­se los casos de Joxe Domin­go Aiz­pu­rua y otra dece­na de dete­ni­dos en 1994 y el de Josu Arkauz en 1997, y es muy pro­ba­ble que las vuel­va a rea­li­zar tras su pró­xi­ma visi­ta este mis­mo año al Esta­do español.

Eso sí, segu­ro que de nue­vo ten­dre­mos que espe­rar nume­ro­sos años para cono­cer su infor­me, por­que las auto­ri­da­des espa­ño­las, como han hecho has­ta aho­ra habi­tual­men­te, lo vol­ve­rán a bloquear.

Como blo­quea­ron la crea­ción del MNPT has­ta que, hacien­do caso omi­so de la fir­me opo­si­ción de todas las orga­ni­za­cio­nes esta­ta­les de Dere­chos Huma­nos, impu­sie­ron para tal fun­ción al Defen­sor del Pue­blo, con­vir­tien­do lo que debía ser un Meca­nis­mo Nacio­nal de Pre­ven­ción en otro de Ocul­ta­ción de la Tor­tu­ra. Y así hay que denun­ciar­lo alto y fuer­te ante los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les que sí se ocu­pan real­men­te de la pre­ven­ción de la tor­tu­ra. Por­que la pre­sión inter­na­cio­nal va a ser deter­mi­nan­te a la hora de obli­gar­les a aca­bar de una vez por todas con esa terri­ble lacra.

En nues­tras manos está el conseguirlo.

.* Xabier Maka­za­ga | Autor del «Manual del tor­tu­ra­dor español»

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.