Vein­te mil zapa­tis­tas mar­chan en Méxi­co en apo­yo al poe­ta Javier Sicilia

San Cris­tó­bal de Las Casas (Méxi­co), 7 may (EFE).- El gue­rri­lle­ro Ejér­ci­to Zapa­tis­ta de Libe­ra­ción Nacio­nal (EZLN) con­cen­tró en San Cris­tó­bal de Las Casas (Chia­pas, sur del país) a unos vein­te mil indí­ge­nas con los ros­tros cubier­tos para soli­da­ri­zar­se con el poe­ta Javier Sici­lia y su mar­cha por la paz.

En la movi­li­za­ción, la mas gran­de pro­ta­go­ni­za­da en una déca­da por los zapa­tis­tas, estu­vo ausen­te su líder, el sub­co­man­dan­te Mar­cos. Los indí­ge­nas, de las etnias tsotsil, tsel­tal, chol y tojo­la­bal, mar­cha­ron con ropa­jes pro­pios de su cultura.

En silen­cio, con pan­car­tas y ban­de­ras de Méxi­co y del EZLN, los indí­ge­nas ‑que no por­ta­ban armas- pro­ta­go­ni­za­ron un mitin. Un coman­dan­te zapa­tis­ta que se iden­ti­fi­co como David expli­có que su soli­da­ri­dad con Sici­lia nace de una lucha común por la vida.

«Los gobier­nos dicen que la úni­ca estra­te­gia bue­na es la que ensan­gren­ta las calles y los cam­pos de Méxi­co y des­tru­ye fami­lias comu­ni­da­des y al país ente­ro», aña­dió en lo que fue un pro­nun­cia­mien­to crí­ti­co con­tra la gue­rra al nar­co­trá­fi­co empren­di­da en diciem­bre de 2006 por el pre­si­den­te Feli­pe Calderón.

«Por eso, hoy esta­mos aquí para decir­les sen­ci­lla­men­te a esas per­so­nas que en su silen­cio cami­nan que no están solos, que escu­cha­mos el dolor de su silen­cio (…), ¡no están solos!», concluyó.

Duran­te el tras­la­do de con­tin­gen­tes a San Cris­tó­bal, un hom­bre y una niña per­die­ron la vida, por acci­den­te de trá­fi­co y com­pli­ca­cio­nes de salud, respectivamente.

La mar­cha de Sici­lia lle­gó hoy a la capi­tal mexi­ca­na tras dos días y medio de mar­cha des­de la veci­na ciu­dad de Cuer­na­va­ca. A pri­me­ra hora del domin­go, las cer­ca de mil per­so­nas que la inte­gran se diri­gi­rán al Zóca­lo ‑mayor pla­za públi­ca de Méxi­co- para leer un mensaje.

Sici­lia, que per­dió a su hijo ase­si­na­do por el cri­men orga­ni­za­do, ha mani­fes­ta­do su rabia con­tra la vio­len­cia y la impu­ni­dad que reco­rren el país, y que han deja­do un sal­do de cer­ca de 40.000 muer­tos en los últi­mos cua­tro años y medio.

El poe­ta ha lla­ma­do a todos los sec­to­res del país a enta­blar un pac­to que refun­de Méxi­co y pue­da parar las muer­tes deri­va­das de la gue­rra abier­ta entre los cár­te­les de la droga.

Sici­lia cuen­ta con un amplio res­pal­do a su pos­tu­ra crí­ti­ca de la actua­ción del gobierno, que ha adop­ta­do una estra­te­gia de mili­ta­ri­za­ción del país para enfren­tar a la delin­cuen­cia organizada.

Miles de per­so­nas aplau­den el paso de la Mar­cha por la Paz y la Dig­ni­dad que enca­be­za el poe­ta Javier Sici­lia duran­te su arri­bo a Ciu­dad de Méxi­co. La mar­cha par­tió de la ciu­dad de Cuer­na­va­ca y cul­mi­na­rá maña­na en la capi­tal mexi­ca­na para exi­gir el cese de la vio­len­cia que ha deja­do unos 40.000 muer­tos des­de 2006

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.