Las men­ti­ras y las incóg­ni­tas en la muer­te de Bin Laden – Fidel Castro

Los hom­bres que eje­cu­ta­ron a Bin Laden no actua­ron por su cuen­ta: cum­plían órde­nes del Gobierno de Esta­dos Uni­dos. Habían sido rigu­ro­sa­men­te selec­cio­na­dos y entre­na­dos para misio­nes espe­cia­les. Se cono­ce que el Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos pue­de, inclu­so, comu­ni­car­se con un sol­da­do en combate.

Horas des­pués de rea­li­zar la acción en la ciu­dad paquis­ta­ní de Abbot­ta­bad, sede de la más pres­ti­gio­sa aca­de­mia mili­tar de ese país e impor­tan­tes uni­da­des de com­ba­te, la Casa Blan­ca ofre­ció a la opi­nión mun­dial una ver­sión cui­da­do­sa­men­te ela­bo­ra­da sobre la muer­te del jefe de Al Qae­da, Osa­ma Bin Laden.

Como es lógi­co, la aten­ción del mun­do y la pren­sa inter­na­cio­nal se cen­tra­ron en el tema, des­pla­zan­do las demás noti­cias de la esfe­ra pública.

Las cade­nas de tele­vi­sión nor­te­ame­ri­ca­nas divul­ga­ron el dis­cur­so esme­ra­da­men­te ela­bo­ra­do del Pre­si­den­te, y mos­tra­ron imá­ge­nes de la reac­ción pública.

Era obvio que el mun­do se per­ca­ta­ba de la deli­ca­de­za del asun­to, ya que Pakis­tán es un país de 171 millo­nes 841 mil habi­tan­tes -[don­de Esta­dos Uni­dos y la OTAN lle­van a cabo una devas­ta­do­ra gue­rra que dura ya diez años]- posee­dor de arma­men­to nuclear y tra­di­cio­nal alia­do de Esta­dos Unidos.

Sin duda que el país musul­mán no pue­de estar de acuer­do con la san­grien­ta gue­rra que Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos lle­van a cabo con­tra Afga­nis­tán, otro país musul­mán con el que com­par­te la com­pli­ca­da y mon­ta­ño­sa fron­te­ra tra­za­da por el impe­rio colo­nial inglés, don­de tri­bus comu­nes viven a ambos lados de la línea divisoria.

La pro­pia pren­sa de Esta­dos Uni­dos com­pren­dió que el Pre­si­den­te ocul­ta­ba casi todo.

Las agen­cias de noti­cias occi­den­ta­les: ANSA, AFP, AP, Reuters y EFE, la pren­sa escri­ta e impor­tan­tes sitios Web expre­san intere­san­tes infor­ma­cio­nes sobre el hecho.

The New York Times ase­gu­ra “que los hechos difie­ren sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te de la ver­sión ofi­cial pre­sen­ta­da el mar­tes por la Casa Blan­ca y altos fun­cio­na­rios de inte­li­gen­cia, según los cua­les la muer­te de Bin Laden ‑que final­men­te reco­no­cie­ron no iba arma­do aun­que ase­gu­ra­ron que se ‘resis­tió’- se había pro­du­ci­do en medio de un inten­so tiroteo.

“Más según el rota­ti­vo neo­yor­quino, la ope­ra­ción, ‘aun­que caó­ti­ca y san­grien­ta, fue extre­ma­da­men­te uni­la­te­ral con una fuer­za de más de 20 miem­bros de los SEAL rápi­da­men­te des­pa­chan­do el puña­do de hom­bres que pro­te­gía a Bin Laden’.”

“…el ‘Times’ ase­gu­ra aho­ra que ‘los úni­cos dis­pa­ros efec­tua­dos por los que se encon­tra­ban en el com­ple­jo resi­den­cial se pro­du­je­ron al prin­ci­pio de la operación’.

“Exac­ta­men­te, tuvie­ron lugar ‘cuan­do el men­sa­je­ro de con­fian­za de Bin Laden, Abu Ahmed al Kuwai­ti, abrió fue­go des­de detrás de la puer­ta de la casa de hués­pe­des adya­cen­te a la casa don­de Bin Laden se escondía’.

“‘Des­pués de que los SEALs mata­ron a Kuwai­ti y a una mujer en la casa de hués­pe­des, los esta­dou­ni­den­ses no fue­ron ata­ca­dos con dis­pa­ros ni una sola vez más’, sos­tie­ne el rota­ti­vo en base a dichas fuen­tes, cuya iden­ti­dad no revela…”

“El mar­tes, el por­ta­voz de la Casa Blan­ca, Jay Car­ney, había ase­gu­ra­do en una ‘narra­ti­va’ de los acon­te­ci­mien­tos de la madru­ga­da del domin­go al lunes que el coman­do esta­dou­ni­den­se sufrió un tiro­teo ‘a lo lar­go de la operación’.

“Tam­bién el direc­tor de la CIA, Leon Panet­ta, había habla­do de ‘algu­nos tiro­teos’ mien­tras los mili­ta­res de éli­te esta­dou­ni­den­ses iban des­pe­jan­do las plan­tas de la resi­den­cia don­de se escon­día Bin Laden.”

“De otro lado sin embar­go, el dia­rio ase­gu­ra que aun­que Bin Laden no había alza­do un arma cuan­do fue aba­ti­do, los coman­dos que lo loca­li­za­ron en una de las habi­ta­cio­nes vie­ron que el líder de Al Qai­da tenía una ‘AK-47 y una pis­to­la Maka­rov al alcan­ce de la mano’.”

Hoy 6 de mayo con­ti­núan las noticias.

Des­de Washing­ton una de las agen­cias infor­ma que solo un hom­bre dis­pa­ró con­tra las fuer­zas esta­dou­ni­den­ses. A con­ti­nua­ción narra que “En ple­na noche del domin­go, varios heli­cóp­te­ros con 79 miem­bros de un coman­do esta­dou­ni­den­se a bor­do se acer­can a la resi­den­cia de Osa­ma Bin Laden en Abbot­ta­bad, al nor­te de Isla­ma­bad. Habían par­ti­do des­de un lugar no espe­ci­fi­ca­do y vola­ban bajo para evi­tar ser detec­ta­dos por radar, ya que Pakis­tán no había sido infor­ma­do de la redada.

“- Dos heli­cóp­te­ros libe­ran a más de 20 efec­ti­vos Seals de la Mari­na en el recin­to de la resi­den­cia, que tie­ne pare­des de cua­tro a seis metros de alto cubier­tas con alam­bres de púa. Uno de los heli­cóp­te­ros, un MH-60 Blackhawk, apa­ren­te­men­te modi­fi­ca­do para evi­tar rada­res, ate­rri­za brus­ca­men­te a cau­sa de una “falla mecá­ni­ca” y que­da fue­ra de uso, según un pri­mer infor­me de fun­cio­na­rios estadounidenses.

“- Un gru­po de efec­ti­vos se diri­ge hacia un edi­fi­cio ane­xo a la resi­den­cia prin­ci­pal. El men­sa­je­ro de Bin Laden lo ve, abre fue­go con­tra los miem­bros del coman­do y es aba­ti­do jun­to a su mujer. Este hom­bre es el úni­co ocu­pan­te de la resi­den­cia que dis­pa­ra con­tra los esta­dou­ni­den­ses. Esta afir­ma­ción con­tras­ta con un pri­mer infor­me de Washing­ton en el que se des­cri­bía un inter­cam­bio de dis­pa­ros en los 40 minu­tos que duró la operación.”

“…otro equi­po entra a la casa prin­ci­pal de tres plantas.”

“…se topa con el her­mano del men­sa­je­ro, quien tam­bién es aba­ti­do, según un fun­cio­na­rio esta­dou­ni­den­se que no dio más pre­ci­sio­nes. Según la cade­na de tele­vi­sión NBC, el hom­bre tenía una mano en su espal­da cuan­do el coman­do entró a la habi­ta­ción don­de se encon­tra­ba. Por eso los efec­ti­vos cre­ye­ron que tenía un arma, aun­que no era el caso.

“- Las fuer­zas esta­dou­ni­den­ses suben las esca­le­ras, y en una de las habi­ta­cio­nes encuen­tran a un hijo adul­to de Bin Laden, Kha­lid, quien tam­bién es abatido…”

“- En el últi­mo piso, los efec­ti­vos encuen­tran a Osa­ma Bin Laden y a su espo­sa en el dor­mi­to­rio. Su espo­sa inten­ta inter­po­ner­se y es heri­da en una pier­na. Bin Laden no da seña­les de ren­dir­se y reci­be un dis­pa­ro en la cabe­za y, según algu­nos medios esta­dou­ni­den­ses, tam­bién en el pecho. Las pri­me­ras ver­sio­nes de la reda­da indi­ca­ron que Bin Laden ’se resis­tió’ y que había usa­do a su mujer como escu­do humano, pero esta infor­ma­ción fue des­men­ti­da más tar­de por la Casa Blanca.

“- El pre­si­den­te Barack Oba­ma, que sigue los acon­te­ci­mien­tos des­de la Casa Blan­ca, es infor­ma­do de que el coman­do iden­ti­fi­có a Bin Laden. Un repor­te de la revis­ta Time, basa­do en una entre­vis­ta con el direc­tor de la CIA, Leon Panet­ta, sugie­re que Bin Laden fue ase­si­na­do menos de 25 minu­tos des­pués de ini­cia­da la operación.

“- En la habi­ta­ción de Bin Laden, los Navy Seals encuen­tran un fusil de asal­to sovié­ti­co AK-47 y una pis­to­la rusa de 9 mm. Tam­bién hallan otras armas en la resi­den­cia, pero no tras­cien­den detalles.

“- Las fuer­zas espe­cia­les tam­bién encuen­tran dine­ro y núme­ros de telé­fono cosi­dos en la ropa del jefe de Al Qaida…”

“- El coman­do reco­ge todo lo que pue­de ser­vir como fuen­te de infor­ma­ción: bloc de notas, cin­co orde­na­do­res, 10 dis­cos duros y un cen­te­nar de dis­po­si­ti­vos de alma­ce­na­mien­to (CD’s, DVD’s, USB).”

“…tras­la­dan a un lugar segu­ro a una vein­te­na de muje­res y niños pre­sen­tes en la resi­den­cia y des­tru­yen lue­go el heli­cóp­te­ro accidentado.

“…38 minu­tos des­pués del ini­cio de la ope­ra­ción, los heli­cóp­te­ros par­ten con el cadá­ver de Bin Laden.

La AP publi­ca datos de inte­rés polí­ti­co y tam­bién humanos:

“Una de las tres espo­sas que vivían con Osa­ma Bin Laden dijo a sus inte­rro­ga­do­res paquis­ta­níes que per­ma­ne­ció duran­te cin­co años en la vivien­da don­de se escon­día el pró­fu­go, y podría ser una impor­tan­te fuen­te de infor­ma­ción sobre cómo evi­tó la cap­tu­ra duran­te tan­to tiem­po, dijo el vier­nes un fun­cio­na­rio del espio­na­je paquistaní.”

“La espo­sa de Bin Laden, Amal Ahmed Abdull­fat­tah, naci­da en Yemen, dijo que nun­ca aban­do­nó los pisos altos de la casa en los 5 años que resi­dió en ella.

“Ella y las otras dos espo­sas de Bin Laden están sien­do inte­rro­ga­das en Pakis­tán tras ser dete­ni­das en el asal­to del lunes per­pe­tra­do por coman­dos nava­les esta­dou­ni­den­ses con­tra la resi­den­cia de Bin Laden en la aldea de Abo­ta­bad. Las auto­ri­da­des paquis­ta­níes tie­nen dete­ni­dos ade­más a ocho o nue­ve niños encon­tra­dos en la vivien­da cuan­do se reti­ra­ron los comandos.

“Debi­do a los rela­tos cam­bian­tes e incom­ple­tos de los fun­cio­na­rios esta­dou­ni­den­ses sobre lo suce­di­do en el asal­to, las decla­ra­cio­nes de las espo­sas de Bin Laden qui­zá apor­ten deta­lles de la operación.

“Ade­más, sus rela­tos podrían ayu­dar a ilus­trar cómo pasa­ba el tiem­po Bin Laden y logra­ba per­ma­ne­cer ocul­to en una vivien­da gran­de cer­ca­na a una aca­de­mia mili­tar en una ciu­dad acuar­te­la­da, a dos horas y media de coche de la capi­tal, Islamabad.

“El fun­cio­na­rio paquis­ta­ní dijo que agen­tes de la CIA no tuvie­ron acce­so a las muje­res detenidas.”

“La pro­xi­mi­dad del escon­di­te de Bin Laden a la guar­ni­ción mili­tar y la capi­tal paquis­ta­ní levan­tó sos­pe­chas en Washing­ton que el fugi­ti­vo fue pro­te­gi­do qui­zá por las fuer­zas de segu­ri­dad de Pakistán.”

La agen­cia EFE inda­ga sobre lo que pien­san los habi­tan­tes de Pakistán:

“Un 66 por cien­to de los paquis­ta­níes no creen que las fuer­zas espe­cia­les de EEUU mata­ran al líder de Al Qae­da, Osa­ma Bin Laden, sino a otra per­so­na, según un son­deo con­jun­to del ins­ti­tu­to demos­có­pi­co bri­tá­ni­co You­Gov y de Polis, de la Uni­ver­si­dad de Cambridge.

“El son­deo se lle­vó a cabo entre usua­rios de inter­net, que sue­len tener mayor cul­tu­ra, de tres gran­des ciu­da­des, Kara­chi, Isla­ma­bad y Laho­re, con exclu­sión de gru­pos demo­grá­fi­cos rura­les, lo que hace que los resul­ta­dos sean más sor­pren­den­tes, según los investigadores.

“Un 75 por cien­to dice des­apro­bar ade­más la vio­la­ción de la sobe­ra­nía paquis­ta­ní por EEUU en la ope­ra­ción para cap­tu­rar y dar muer­te a Bin Laden.

“Menos de tres cuar­tas par­tes de los encues­ta­dos no cree que Bin Laden auto­ri­za­se los ata­ques del 9 11 con­tra Esta­dos Uni­dos, que jus­ti­fi­ca­ron la inva­sión nor­te­ame­ri­ca­na de Afga­nis­tán y la lucha con­tra el terro­ris­mo islamista.

“El 74 por cien­to opi­na que el Gobierno de Washing­ton no res­pe­ta el Islam y se con­si­de­ra en gue­rra con el mun­do islá­mi­co y un 70 por cien­to des­aprue­ba la polí­ti­ca paquis­ta­ní de acep­tar ayu­da eco­nó­mi­ca de EEUU.

“El 86 por cien­to se opo­ne ade­más a que el Gobierno paquis­ta­ní per­mi­ta en el futu­ro o cri­ti­ca que haya auto­ri­za­do antes ata­ques con avio­nes no pilo­ta­dos con­tra gru­pos militantes.

“Un 61 por cien­to de los paquis­ta­níes inte­rro­ga­dos dice sim­pa­ti­zar con los tali­ba­nes o creer que éstos repre­sen­tan pun­tos de vis­ta res­pe­ta­bles fren­te a sólo un 21 por cien­to que se mues­tra radi­cal­men­te en contra.”

La agen­cia Reuters apor­ta igual­men­te intere­san­tes datos:

“Una de las espo­sas de Osa­ma Bin Laden dijo a sus inte­rro­ga­do­res pakis­ta­níes que el líder de Al Qae­da y su fami­lia vivie­ron duran­te cin­co años en la villa don­de fue aba­ti­do por coman­dos esta­dou­ni­den­ses esta sema­na, dijo el vier­nes un fun­cio­na­rio de seguridad.

“La fuen­te, que iden­ti­fi­có a la mujer como Amal Ahmed Abdul­fat­tah, dijo a Reuters que la más joven de las tres espo­sas de Bin Laden resul­tó heri­da en el operativo.

“Según el fun­cio­na­rio, Abdul­fat­tah dijo a los inves­ti­ga­do­res pakis­ta­níes que ‘Vivía­mos allí des­de hacía cin­co años’.”

“Las fuer­zas de segu­ri­dad pakis­ta­níes detu­vie­ron a entre 15 y 16 per­so­nas que vivían en el com­ple­jo, des­pués que los coman­dos esta­dou­ni­den­ses se lle­va­ron el cuer­po de Bin Laden, dijo el fun­cio­na­rio. Entre los dete­ni­dos se encuen­tran las tres espo­sas de Bin Laden y varios niños.”

Un avión yan­ki sin pilo­to mató hoy no menos de 15 per­so­nas en Wazi­ris­tán, al nor­te de Pakis­tán, según la agen­cia ANSA. Otras sufrie­ron heri­das gra­ves. Pero, ¿quién se va a ocu­par de esos ase­si­na­tos dia­rios en aquel país?

Me hago sin embar­go una pre­gun­ta. ¿Por qué tan­ta coin­ci­den­cia entre el ase­si­na­to rea­li­za­do en Abbot­ta­bad y el inten­to de ase­si­nar simul­tá­nea­men­te a Gaddafi?

Uno de sus hijos más jóve­nes, que no se mez­cla­ba en los asun­tos polí­ti­cos, Saif al Arab, esta­ba reu­ni­do en la casa don­de resi­día con un hijo peque­ño y dos pri­mos meno­res; Gad­da­fi y su espo­sa lo habían visi­ta­do has­ta poco antes del ata­que de los bom­bar­de­ros de la OTAN. La casa fue des­trui­da; murie­ron Saif al Arab y los tres niños; Gad­da­fi y la espo­sa se habían reti­ra­do poco antes. Era un hecho sin pre­ce­den­tes. Pero el mun­do ape­nas se ha enterado.

¿Fue aca­so una sim­ple casua­li­dad la coin­ci­den­cia de ese hecho y el ata­que con­tra el refu­gio de Osa­ma Bin Laden, que el Gobierno de Esta­dos Uni­dos cono­cía per­fec­ta­men­te y lo vigi­la­ba con todos los detalles?

Un des­pa­cho de hoy, pro­ce­den­te de Ciu­dad del Vati­cano informaba:

“Mayo 6 (ANSA)- Gio­van­ni Inno­cen­zo Mar­ti­ne­lli, el vica­rio apos­tó­li­co de Tri­po­li, dijo hoy a la agen­cia vati­ca­na Fides que no tie­ne inten­ción de ‘inter­fe­rir con la acti­vi­dad polí­ti­ca de nadie’, pero afron­ta el deber de adver­tir que los bom­bar­deos a Libia ’son inmorales’.

“‘Me sor­pren­de que se hayan hecho decla­ra­cio­nes sobre el hecho de que debe­ría ocu­par­me solo de cues­tio­nes espi­ri­tua­les, y que los bom­bar­deos fue­ron auto­ri­za­dos por la ONU. Pero esto no sig­ni­fi­ca que la ONU, la OTAN o la Unión Euro­pea ten­gan la auto­ri­dad moral para deci­dir bom­bar­deos’, agregó.

“‘Qui­sie­ra sub­ra­yar ‑agre­gó- que bom­bar­dear no es un acto dic­ta­do por la con­cien­cia civil y moral de Occi­den­te, o más en gene­ral de la huma­ni­dad. Bom­bar­dear es siem­pre un acto inmoral’.”

Otro cable de la agen­cia ANSA infor­ma sobre la posi­ción de Chi­na y Rusia.

“Mos­cú, Mayo 6 ‑Los gobier­nos de Chi­na y Rusia se decla­ra­ron hoy ‘extre­ma­da­men­te preo­cu­pa­dos’ por la gue­rra en Libia y dije­ron que actua­rán en con­jun­to para recla­mar un cese del fuego.”

“‘Nues­tra con­vic­ción es que el obje­ti­vo más impor­tan­te es obte­ner el cese del fue­go inme­dia­to’, decla­ró Jechi Yang, can­ci­ller chino”.

Están ocu­rrien­do hechos ver­da­de­ra­men­te preocupantes.

Fidel Cas­tro Ruz

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.