Ver­guen­za del sis­te­ma capitalista.…Familia a pun­to de ser desahu­cia­da se con­cen­tra y enca­de­na a las puer­tas del Ayun­ta­mien­to de Barakaldo


Esta maña­na una mujer se ha enca­de­na­do a las puer­tas del Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do. Tie­ne cua­tro hijos y tan­to ella como su mari­do se están en paro; ade­más, el mari­do se encuen­tra en una situa­ción de inca­pa­ci­dad labo­ral. Con las ayu­das que reci­ben, y debi­do a su situa­ción de des­em­pleo, no pue­den afron­tar el pago de las men­sua­li­da­des del piso en alqui­ler en el que resi­den por lo que se ha enca­de­na­do fren­te al Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do para soli­ci­tar la cesión tem­po­ral de un piso muni­ci­pal o una vivien­da en alqui­ler social.

Tras 3 horas de con­cen­tra­ción ha anun­cia­do que segui­rá movi­li­zán­do­se todos los días para denun­ciar su fal­ta de recur­sos eco­nó­mi­cos para poder sub­sis­tir y la abso­lu­ta inde­fen­sión en que les ha deja­do el Alcal­de de Bara­kal­do, Tontxu Rodrí­guez, y el “Depar­ta­men­to de Acción Social” al no garan­ti­zar­le el acce­so a una vivien­da digna.

Ana Belén Arau­jo, de 31 años y madre de cua­tro hijos, a día de hoy se encuen­tra con la impo­si­bi­li­dad de hacer fren­te a los pagos del alqui­ler de su vivien­da al encon­trar­se en una situa­ción de des­em­pleo pro­duc­to de la actual cri­sis económica.Sin ingre­sos esta­bles por su situa­ción de des­em­pleo y pre­ca­rie­dad labo­ral, o abo­ca­da a empleos espo­rá­di­cos, no pue­de hacer fren­te a su alqui­ler de 800 euros mensuales.

Este es el ros­tro más dra­má­ti­co de las con­se­cuen­cias de la cri­sis en una loca­li­dad como Bara­kal­do: una mujer, con una fami­lia nume­ro­sa a su car­go, des­em­plea­da e impo­si­bi­li­ta­da para poder hacer fren­te a sus nece­si­da­des más bási­cas como la ali­men­ta­ción o el cui­da­do de sus hijos e hijas meno­res de edad. En la actua­li­dad sobre­vi­ve gra­cias a la ayu­da que le pres­ta de for­ma desin­te­re­sa­da los veci­nos de su barrio a la hora de pro­por­cio­nar­le ali­men­tos y ropa para ella y las per­so­nas a su cargo.

Estas situa­cio­nes no son pro­duc­to de la casualidad.

La fal­ta de una ver­da­de­ra polí­ti­ca social muni­ci­pal pro­vo­ca estas situa­cio­nes de vul­ne­ra­bi­li­dad, inde­fen­sión y mar­gi­na­ción social. El no garan­ti­zar unas pres­ta­cio­nes socia­les míni­mas para poder hacer fren­te a las situa­cio­nes de pobre­za deri­va­das de la actual cri­sis eco­nó­mi­ca, la fal­ta de un par­que muni­ci­pal de vivien­das para hacer fren­te a los desahu­cios o el recor­te pre­su­pues­ta­rio para el desa­rro­llo de una red de ser­vi­cios socia­les públi­cos abo­ca a cen­te­na­res de fami­lias bara­kal­de­sas a la pobre­za y la mise­ria. Así,

1. 8.339 per­so­nas están des­em­plea­das, lo que repre­sen­ta una tasa de paro del 18’4%, una de las más altas de Euskadi.

2. Cada sema­na son desahu­cia­das de sus vivien­das 3 fami­lias. 154 fami­lias de Bara­kal­do han per­di­do su vivien­da en el año 2010.

3.19.000 per­so­nas tie­nen un empleo en pre­ca­rio, con una tasa del 30% de pre­ca­rie­dad labo­ral; la media en la CAPV está en el 21%.

4. Cada mes 250 fami­lias se acer­can a los ser­vi­cios socia­les para soli­ci­tar algún tipo de ayu­da social. Se recor­tan las pres­ta­cio­nes socia­les des­ti­na­das a las fami­lias con difi­cul­ta­des para lle­gar a fin de mes y se tar­da varios meses en aten­der a las fami­lias bara­kal­de­sas por fal­ta de per­so­nal en los ser­vi­cios sociales.

5. Las peti­cio­nes al Ban­co de Ali­men­tos han aumen­ta­do en los últi­mos meses en un 20%. Cada sema­na se acer­can a esta ins­ti­tu­ción bené­fi­ca 151 fami­lias para reci­bir lotes de ali­men­tos que les per­mi­tan comer todos los días.

Ante la reali­dad de aumen­to alar­man­te del des­em­pleo, satu­ra­ción de los ser­vi­cios socia­les muni­ci­pa­les, incre­men­to de los desahu­cios y la pobre­za en nues­tra loca­li­dad pedi­mos la pues­ta en mar­cha de medi­das y com­pro­mi­sos reales para dar res­pues­tas con carác­ter urgen­te a la actual situa­ción de cri­sis eco­nó­mi­ca. Por eso exi­gi­mos la amplia­ción de la par­ti­da pre­su­pues­ta­ria muni­ci­pal para las pres­ta­cio­nes socia­les y el acce­so a una vivien­da dig­na a todas aque­llas fami­lias afec­ta­das por la cri­sis.


Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.