¿Trai­ción de Chá­vez a la izquier­da inter­na­cio­nal?- Ani­bal Gar­zon

“Una plu­ma hace mas daño que un fusil”, y lo sabe bien el gobierno colom­biano. El 23 de Abril el perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra ini­cia­ba su via­je de Sue­cia a Cara­cas, pasan­do por el aero­puer­to de Frank­furt (Ale­ma­nia). Pérez es de ori­gen colom­biano, resi­den­te con asi­lo polí­ti­co en Sue­cia des­de 1994 tras sobre­vi­vir el geno­ci­dio que sufrió la Unión Patrió­ti­ca, sien­do excon­ce­jal de la for­ma­ción en el muni­ci­pio de Corin­to (Depar­ta­men­to de Valle del Cau­ca). No tuvie­ron la mis­ma suer­te más 4000 mili­tan­tes ase­si­na­dos por el esta­do colom­biano, entre ellos su mujer. Con duras expe­rien­cias vivi­das el perio­dis­ta no dejó de tra­ba­jar en Sue­cia por los Dere­chos Huma­nos fun­dan­do jun­to a exi­lia­dos y soli­da­rios sue­cos la Agen­cia de Noti­cias Nue­va Colom­bia (Ann­col) en 1996. El tra­ba­jo de Ann­col era infor­mar sobre lo des­in­for­ma­do por las cor­po­ra­cio­nes; el terro­ris­mo de esta­do colom­biano, para­mi­li­ta­ris­mo y para­po­lí­ti­ca, fosas comu­nes, los fal­sos posi­ti­vos, des­pla­za­mien­tos,… pero tenía un alto pre­cio, Pérez por segu­ri­dad tuvo que renun­ciar a su nacio­na­li­dad colom­bia­na. Ann­col no ha deja­do de sufrir ame­na­za­das. En 2003 el emba­ja­dor colom­biano en Sue­cia, Fran­cis­co San­cle­men­te, acu­só sin prue­bas a la Agen­cia de apo­lo­gía al “terro­ris­mo” como órgano de la gue­rri­lla de las FARC.

Pérez via­jó a Vene­zue­la varias veces duran­te 2009 y 2010 para dife­ren­tes even­tos como comu­ni­ca­dor social. ¿Como iba a pen­sar que esta sería posi­ble­men­te su ulti­ma vez? Un día antes de su vue­lo, San­tos, según decla­ra­cio­nes pro­pias, lla­mó a Hugo Chá­vez por telé­fono y le infor­mó de la peti­ción de cap­tu­rar a Pérez en el aero­puer­to de Cara­cas para extra­di­tar­lo a Colom­bia, acu­sa­do de pro­pa­gan­dis­ta de las FARC en Euro­pa. Según San­tos, Chá­vez “no titu­beó” y cum­plió con la peti­ción, detu­vo y depor­tó a Pérez, perio­dis­ta de izquier­das que sufri­rá las infra­hu­ma­nas con­di­cio­nes car­ce­la­rias colom­bia­nas como 7500 pre­sos polí­ti­cos más.

Des­de la inves­ti­du­ra de San­tos como Pre­si­den­te el pasa­do mes de agos­to y el rees­ta­ble­ci­mien­to de rela­cio­nes entre Colom­bia y Vene­zue­la, rotas tras acu­sar Uri­be a Chá­vez de dar cobi­jo a “terro­ris­tas” de las FARC, el Pre­si­den­te vene­zo­lano ha sido hip­no­ti­za­do por la nue­va estra­te­gia del gobierno colom­biano, pasan­do del beli­cis­mo uri­bis­ta —Hard Power— a la diplo­ma­cia de San­tos —Soft Power—. En los últi­mos meses Vene­zue­la ha depor­ta­do sie­te “terro­ris­tas” colom­bia­nos de las gue­rri­llas mar­xis­tas del ELN y las FARC. Pero algo más hay detrás. En mar­zo de 2010, tam­po­co las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas deja­ron entrar al país a Wal­ter Wen­de­lin, res­pon­sa­ble de la aso­cia­ción inter­na­cio­na­lis­ta vas­ca de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta (ASKAPENA) —legal en aquel momen­to— que ya estu­vo en Vene­zue­la en un foro rea­li­za­do por el gobierno en diciem­bre de 2009. Fue expul­sa­do a Espa­ña sin exis­tir recla­ma­ción judi­cial. Chá­vez tam­bién que­ría con­ten­tar a las auto­ri­da­des monár­qui­cas espa­ño­las des­pués del famo­so con­flic­to “Por que No te callas”.

Pode­mos enten­der que las rela­cio­nes inter­na­cio­na­les es un jue­go de intere­ses, pero todo tie­ne un lími­te si es sucio, se vio­lan prin­ci­pios inter­na­cio­na­les y se des­tro­za la vida de mili­tan­tes de izquier­da.

Jue­go sucio

Para el gobierno vene­zo­lano un día pue­des ser eti­que­ta­do como lucha­dor social, y al otro pue­des ser un terro­ris­ta, según sus intere­ses prag­má­ti­cos. Duran­te el gobierno de Uri­be, Pérez era con­si­de­ra­do por Vene­zue­la como fun­da­dor de la Aso­cia­ción Boli­va­ria­na de Comu­ni­ca­do­res crea­da en Cara­cas en diciem­bre de 2008, pero aho­ra en la épo­ca de San­tos es eti­que­ta­do de pró­fu­go. El esta­do vene­zo­lano uti­li­zó dos cam­pos de jue­go sucio sobre la deten­ción y depor­ta­ción de Pérez a Colom­bia.

El pri­mer cam­po ha sido la comu­ni­ca­ción. Mien­tras el gobierno de Chá­vez denun­cia cons­tan­te­men­te la des­in­for­ma­ción que sufre por gran­des cor­po­ra­cio­nes —sobre todo a par­tir del gol­pe de esta­do mediá­ti­co en abril de 2002— for­man­do a estu­dian­tes con la gue­rri­lla comu­ni­ca­cio­nal con­tra la mani­pu­la­ción o fun­dan­do medios de comu­ni­ca­ción comu­ni­ta­rios o alter­na­ti­vos como la cade­na Tele­sur, aca­ba uti­li­zan­do la mis­ma estra­te­gia ter­gi­ver­san­do el caso de Pérez. El Minis­tro de Comu­ni­ca­ción e Infor­ma­ción Andrés Iza­rra escri­bió en Twit­ter 1, “cap­tu­ra­do en Vene­zue­la colom­biano soli­ci­ta­do con códi­go rojo de la Inter­pol por terro­ris­mo”. Mas tar­de el Minis­te­rio del Poder Popu­lar para Rela­cio­nes Inte­rio­res emi­tió un comu­ni­ca­do afir­man­do que “fue dete­ni­do en el Aero­puer­to Inter­na­cio­nal Simón Bolí­var de Mai­que­tía, el ciu­da­dano de nacio­na­li­dad colom­bia­na Joa­quín Pérez Bece­rra, con cédu­la de ciu­da­da­nía núme­ro 16.610.245, cuan­do inten­ta­ba ingre­sar al país en un vue­lo comer­cial pro­ce­den­te de la ciu­dad de Frank­furt, Ale­ma­nia”. La men­ti­ra es visi­ble, el perio­dis­ta no es ciu­da­dano colom­biano sino que renun­ció a su nacio­na­li­dad como refu­gia­do polí­ti­co y pasó a ser ciu­da­dano sue­co.

Y por segun­do cam­po está el dere­cho inter­na­cio­nal. Todo y “jus­ti­fi­car” que la INTERPOL per­se­guía a Pérez con “códi­go rojo”, ¿por qué las auto­ri­da­des sue­cas o ale­ma­nas no detu­vie­ron al perio­dis­ta y si lo hizo Vene­zue­la para enviar­lo a Colom­bia? Las auto­ri­da­des sue­cas con­fir­ma­ron que el gobierno vene­zo­lano nun­ca infor­mó de la deten­ción del ciu­da­dano y jamás per­mi­tie­ron que su cón­sul en Cara­cas, Tommy Ström­berg, se reu­nie­ra con Pérez antes de ser extra­di­ta­do. Así, la can­ci­lle­ría sue­ca ha ini­cia­do una inves­ti­ga­ción para com­pro­bar si Vene­zue­la vio­ló con­ve­nios inter­na­cio­na­les, depor­tan­do a Colom­bia a un ciu­da­dano sue­co. Según el juris­ta y pro­fe­sor Juan Car­los Valle­jo, de ori­gen colom­biano que tam­bién se vio obli­ga­do a huir del país, afir­mó que “esta­mos fren­te a un atro­pe­llo a los con­ve­nios inter­na­cio­na­les sobre Dere­chos Huma­nos y Diplo­má­ti­cos, a la Con­ven­ción de Gine­bra, al Pac­to de San José de Cos­ta Rica y a la Con­ven­ción de Vie­na sobre diplo­ma­cia”. Vene­zue­la vio­ló prin­ci­pios del Dere­cho Inter­na­cio­nal por­que si se detie­ne a Pérez por supues­ta deman­da de la INTERPOL, que no está con­fir­ma­da, debe ser envia­do don­de está refu­gia­do y nacio­na­li­za­do, Sue­cia y no Colom­bia, don­de salió y anu­ló su ori­gen legal para sal­var su vida.

Una izquier­da des­ilu­sio­na­da

Orga­ni­za­cio­nes pro­gre­sis­tas, tan­to en Vene­zue­la como a nivel mun­dial, no se han deja­do mani­pu­lar por los medios vene­zo­la­nos y con­si­de­ran una trai­ción de Chá­vez la entre­ga ile­gal de Pérez al esta­do terro­ris­ta colom­biano. Mas de trein­ta aso­cia­cio­nes jun­to al Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la —socio del par­ti­do de Chá­vez, el PSUV— en una reu­nión de emer­gen­cia soli­ci­ta­ron al Pre­si­den­te una expli­ca­ción por no res­pe­tar el Esta­do Demo­crá­ti­co Social de Dere­cho y de Jus­ti­cia, con­sa­gra­do en la Cons­ti­tu­ción vene­zo­la­na, inclu­so afir­man­do miem­bros de las Juven­tu­des Comu­nis­tas que esto empie­za a pare­cer­se al Plan Cón­dor de los años 70. El jue­ves 28, cen­te­na­res de votan­tes cha­vis­tas se mani­fes­ta­ron fren­te a la Can­ci­lle­ría en “repu­dio a la entre­ga del cama­ra­da Pérez”.

Pare­ce que el dere­chis­mo inter­na­cio­nal de Chá­vez ini­cia rup­tu­ras inter­nas en el Pro­ce­so Boli­va­riano. ¿O estás con socios del impe­rio o estas con los pue­blos? Le que­da mucho al coman­dan­te vene­zo­lano que apren­der de Fidel Cas­tro para ser un revo­lu­cio­na­rio. En la X Cum­bre Ibe­ro­ame­ri­ca­na de 2000 en Pana­má, Fidel se opu­so a fir­mar una decla­ra­ción con­jun­ta que pre­sen­tó el Pre­si­den­te espa­ñol Aznar para con­de­nar el “terro­ris­mo” vas­co de ETA. La jus­ti­fi­ca­ción fue sen­ci­lla y sal­va­ble. Fir­ma­ba la con­de­na si todos con­de­na­ban el terro­ris­mo de los Esta­dos Uni­dos que ha pade­ci­do la Revo­lu­ción duran­te 41 años. Fidel expre­só así su soli­da­ri­dad con la lucha de los pue­blos repri­mi­dos y opri­mi­dos inclu­so con un cos­to de per­der rela­cio­nes con el gobierno ultra­de­re­chis­ta espa­ñol. ¿Por qué Chá­vez no deman­dó al gol­pis­ta Pedro Car­mo­na exi­lia­do en Colom­bia con­tra la peti­ción de San­tos sobre Pérez? Pre­fie­re estar más cer­ca del gobierno que del pue­blo colom­biano. ¡Pro­le­ta­rios del mun­do, Pien­sen dos veces via­jar a Vene­zue­la!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *