¿Trai­ción de Chá­vez a la izquier­da inter­na­cio­nal?- Ani­bal Garzon

“Una plu­ma hace mas daño que un fusil”, y lo sabe bien el gobierno colom­biano. El 23 de Abril el perio­dis­ta Joa­quín Pérez Bece­rra ini­cia­ba su via­je de Sue­cia a Cara­cas, pasan­do por el aero­puer­to de Frank­furt (Ale­ma­nia). Pérez es de ori­gen colom­biano, resi­den­te con asi­lo polí­ti­co en Sue­cia des­de 1994 tras sobre­vi­vir el geno­ci­dio que sufrió la Unión Patrió­ti­ca, sien­do excon­ce­jal de la for­ma­ción en el muni­ci­pio de Corin­to (Depar­ta­men­to de Valle del Cau­ca). No tuvie­ron la mis­ma suer­te más 4000 mili­tan­tes ase­si­na­dos por el esta­do colom­biano, entre ellos su mujer. Con duras expe­rien­cias vivi­das el perio­dis­ta no dejó de tra­ba­jar en Sue­cia por los Dere­chos Huma­nos fun­dan­do jun­to a exi­lia­dos y soli­da­rios sue­cos la Agen­cia de Noti­cias Nue­va Colom­bia (Ann­col) en 1996. El tra­ba­jo de Ann­col era infor­mar sobre lo des­in­for­ma­do por las cor­po­ra­cio­nes; el terro­ris­mo de esta­do colom­biano, para­mi­li­ta­ris­mo y para­po­lí­ti­ca, fosas comu­nes, los fal­sos posi­ti­vos, des­pla­za­mien­tos,… pero tenía un alto pre­cio, Pérez por segu­ri­dad tuvo que renun­ciar a su nacio­na­li­dad colom­bia­na. Ann­col no ha deja­do de sufrir ame­na­za­das. En 2003 el emba­ja­dor colom­biano en Sue­cia, Fran­cis­co San­cle­men­te, acu­só sin prue­bas a la Agen­cia de apo­lo­gía al “terro­ris­mo” como órgano de la gue­rri­lla de las FARC.

Pérez via­jó a Vene­zue­la varias veces duran­te 2009 y 2010 para dife­ren­tes even­tos como comu­ni­ca­dor social. ¿Como iba a pen­sar que esta sería posi­ble­men­te su ulti­ma vez? Un día antes de su vue­lo, San­tos, según decla­ra­cio­nes pro­pias, lla­mó a Hugo Chá­vez por telé­fono y le infor­mó de la peti­ción de cap­tu­rar a Pérez en el aero­puer­to de Cara­cas para extra­di­tar­lo a Colom­bia, acu­sa­do de pro­pa­gan­dis­ta de las FARC en Euro­pa. Según San­tos, Chá­vez “no titu­beó” y cum­plió con la peti­ción, detu­vo y depor­tó a Pérez, perio­dis­ta de izquier­das que sufri­rá las infra­hu­ma­nas con­di­cio­nes car­ce­la­rias colom­bia­nas como 7500 pre­sos polí­ti­cos más.

Des­de la inves­ti­du­ra de San­tos como Pre­si­den­te el pasa­do mes de agos­to y el rees­ta­ble­ci­mien­to de rela­cio­nes entre Colom­bia y Vene­zue­la, rotas tras acu­sar Uri­be a Chá­vez de dar cobi­jo a “terro­ris­tas” de las FARC, el Pre­si­den­te vene­zo­lano ha sido hip­no­ti­za­do por la nue­va estra­te­gia del gobierno colom­biano, pasan­do del beli­cis­mo uri­bis­ta —Hard Power— a la diplo­ma­cia de San­tos —Soft Power—. En los últi­mos meses Vene­zue­la ha depor­ta­do sie­te “terro­ris­tas” colom­bia­nos de las gue­rri­llas mar­xis­tas del ELN y las FARC. Pero algo más hay detrás. En mar­zo de 2010, tam­po­co las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas deja­ron entrar al país a Wal­ter Wen­de­lin, res­pon­sa­ble de la aso­cia­ción inter­na­cio­na­lis­ta vas­ca de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta (ASKAPENA) —legal en aquel momen­to— que ya estu­vo en Vene­zue­la en un foro rea­li­za­do por el gobierno en diciem­bre de 2009. Fue expul­sa­do a Espa­ña sin exis­tir recla­ma­ción judi­cial. Chá­vez tam­bién que­ría con­ten­tar a las auto­ri­da­des monár­qui­cas espa­ño­las des­pués del famo­so con­flic­to “Por que No te callas”.

Pode­mos enten­der que las rela­cio­nes inter­na­cio­na­les es un jue­go de intere­ses, pero todo tie­ne un lími­te si es sucio, se vio­lan prin­ci­pios inter­na­cio­na­les y se des­tro­za la vida de mili­tan­tes de izquierda.

Jue­go sucio

Para el gobierno vene­zo­lano un día pue­des ser eti­que­ta­do como lucha­dor social, y al otro pue­des ser un terro­ris­ta, según sus intere­ses prag­má­ti­cos. Duran­te el gobierno de Uri­be, Pérez era con­si­de­ra­do por Vene­zue­la como fun­da­dor de la Aso­cia­ción Boli­va­ria­na de Comu­ni­ca­do­res crea­da en Cara­cas en diciem­bre de 2008, pero aho­ra en la épo­ca de San­tos es eti­que­ta­do de pró­fu­go. El esta­do vene­zo­lano uti­li­zó dos cam­pos de jue­go sucio sobre la deten­ción y depor­ta­ción de Pérez a Colombia.

El pri­mer cam­po ha sido la comu­ni­ca­ción. Mien­tras el gobierno de Chá­vez denun­cia cons­tan­te­men­te la des­in­for­ma­ción que sufre por gran­des cor­po­ra­cio­nes —sobre todo a par­tir del gol­pe de esta­do mediá­ti­co en abril de 2002— for­man­do a estu­dian­tes con la gue­rri­lla comu­ni­ca­cio­nal con­tra la mani­pu­la­ción o fun­dan­do medios de comu­ni­ca­ción comu­ni­ta­rios o alter­na­ti­vos como la cade­na Tele­sur, aca­ba uti­li­zan­do la mis­ma estra­te­gia ter­gi­ver­san­do el caso de Pérez. El Minis­tro de Comu­ni­ca­ción e Infor­ma­ción Andrés Iza­rra escri­bió en Twit­ter 1, “cap­tu­ra­do en Vene­zue­la colom­biano soli­ci­ta­do con códi­go rojo de la Inter­pol por terro­ris­mo”. Mas tar­de el Minis­te­rio del Poder Popu­lar para Rela­cio­nes Inte­rio­res emi­tió un comu­ni­ca­do afir­man­do que “fue dete­ni­do en el Aero­puer­to Inter­na­cio­nal Simón Bolí­var de Mai­que­tía, el ciu­da­dano de nacio­na­li­dad colom­bia­na Joa­quín Pérez Bece­rra, con cédu­la de ciu­da­da­nía núme­ro 16.610.245, cuan­do inten­ta­ba ingre­sar al país en un vue­lo comer­cial pro­ce­den­te de la ciu­dad de Frank­furt, Ale­ma­nia”. La men­ti­ra es visi­ble, el perio­dis­ta no es ciu­da­dano colom­biano sino que renun­ció a su nacio­na­li­dad como refu­gia­do polí­ti­co y pasó a ser ciu­da­dano sueco.

Y por segun­do cam­po está el dere­cho inter­na­cio­nal. Todo y “jus­ti­fi­car” que la INTERPOL per­se­guía a Pérez con “códi­go rojo”, ¿por qué las auto­ri­da­des sue­cas o ale­ma­nas no detu­vie­ron al perio­dis­ta y si lo hizo Vene­zue­la para enviar­lo a Colom­bia? Las auto­ri­da­des sue­cas con­fir­ma­ron que el gobierno vene­zo­lano nun­ca infor­mó de la deten­ción del ciu­da­dano y jamás per­mi­tie­ron que su cón­sul en Cara­cas, Tommy Ström­berg, se reu­nie­ra con Pérez antes de ser extra­di­ta­do. Así, la can­ci­lle­ría sue­ca ha ini­cia­do una inves­ti­ga­ción para com­pro­bar si Vene­zue­la vio­ló con­ve­nios inter­na­cio­na­les, depor­tan­do a Colom­bia a un ciu­da­dano sue­co. Según el juris­ta y pro­fe­sor Juan Car­los Valle­jo, de ori­gen colom­biano que tam­bién se vio obli­ga­do a huir del país, afir­mó que “esta­mos fren­te a un atro­pe­llo a los con­ve­nios inter­na­cio­na­les sobre Dere­chos Huma­nos y Diplo­má­ti­cos, a la Con­ven­ción de Gine­bra, al Pac­to de San José de Cos­ta Rica y a la Con­ven­ción de Vie­na sobre diplo­ma­cia”. Vene­zue­la vio­ló prin­ci­pios del Dere­cho Inter­na­cio­nal por­que si se detie­ne a Pérez por supues­ta deman­da de la INTERPOL, que no está con­fir­ma­da, debe ser envia­do don­de está refu­gia­do y nacio­na­li­za­do, Sue­cia y no Colom­bia, don­de salió y anu­ló su ori­gen legal para sal­var su vida.

Una izquier­da desilusionada

Orga­ni­za­cio­nes pro­gre­sis­tas, tan­to en Vene­zue­la como a nivel mun­dial, no se han deja­do mani­pu­lar por los medios vene­zo­la­nos y con­si­de­ran una trai­ción de Chá­vez la entre­ga ile­gal de Pérez al esta­do terro­ris­ta colom­biano. Mas de trein­ta aso­cia­cio­nes jun­to al Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la —socio del par­ti­do de Chá­vez, el PSUV— en una reu­nión de emer­gen­cia soli­ci­ta­ron al Pre­si­den­te una expli­ca­ción por no res­pe­tar el Esta­do Demo­crá­ti­co Social de Dere­cho y de Jus­ti­cia, con­sa­gra­do en la Cons­ti­tu­ción vene­zo­la­na, inclu­so afir­man­do miem­bros de las Juven­tu­des Comu­nis­tas que esto empie­za a pare­cer­se al Plan Cón­dor de los años 70. El jue­ves 28, cen­te­na­res de votan­tes cha­vis­tas se mani­fes­ta­ron fren­te a la Can­ci­lle­ría en “repu­dio a la entre­ga del cama­ra­da Pérez”.

Pare­ce que el dere­chis­mo inter­na­cio­nal de Chá­vez ini­cia rup­tu­ras inter­nas en el Pro­ce­so Boli­va­riano. ¿O estás con socios del impe­rio o estas con los pue­blos? Le que­da mucho al coman­dan­te vene­zo­lano que apren­der de Fidel Cas­tro para ser un revo­lu­cio­na­rio. En la X Cum­bre Ibe­ro­ame­ri­ca­na de 2000 en Pana­má, Fidel se opu­so a fir­mar una decla­ra­ción con­jun­ta que pre­sen­tó el Pre­si­den­te espa­ñol Aznar para con­de­nar el “terro­ris­mo” vas­co de ETA. La jus­ti­fi­ca­ción fue sen­ci­lla y sal­va­ble. Fir­ma­ba la con­de­na si todos con­de­na­ban el terro­ris­mo de los Esta­dos Uni­dos que ha pade­ci­do la Revo­lu­ción duran­te 41 años. Fidel expre­só así su soli­da­ri­dad con la lucha de los pue­blos repri­mi­dos y opri­mi­dos inclu­so con un cos­to de per­der rela­cio­nes con el gobierno ultra­de­re­chis­ta espa­ñol. ¿Por qué Chá­vez no deman­dó al gol­pis­ta Pedro Car­mo­na exi­lia­do en Colom­bia con­tra la peti­ción de San­tos sobre Pérez? Pre­fie­re estar más cer­ca del gobierno que del pue­blo colom­biano. ¡Pro­le­ta­rios del mun­do, Pien­sen dos veces via­jar a Venezuela!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.