[Vídeo] Valo­ra­ción de Bil­du de su ile­ga­li­za­ción


Que­re­mos comen­zar agra­de­cien­do todas las adhe­sio­nes y apo­yos que esta­mos reci­bien­do estos días; de hecho, la coa­li­ción Bil­du ha con­se­gui­do a día de hoy sus­ci­tar un gran apo­yo social, sabe­mos gra­cias a ese apo­yo que el camino ini­cia­do va en la bue­na direc­ción y que, por enci­ma de todas las agre­sio­nes que esta­mos pade­cien­do, va a ser impa­ra­ble. Muchas gra­cias, en defi­ni­ti­va, a todos los que os habéis acer­ca­do a Bil­du.

Nues­tra pri­me­ra refle­xión vie­ne a sub­ra­yar la abso­lu­ta gra­ve­dad de la deci­sión del Tri­bu­nal Supre­mo impi­dien­do la par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral de Bil­du, en cuan­to que dicho Tri­bu­nal ha segui­do a pies jun­ti­llas la orden polí­ti­ca pro­ve­nien­te del Gobierno del PSOE pre­sio­na­do por el PP, mos­tran­do una vez más la men­ti­ra que supo­ne la divi­sión de pode­res en Espa­ña.

De hecho, la reso­lu­ción del Tri­bu­nal Supre­mo espa­ñol no es más que el celo­fán judi­cial de la deci­sión polí­ti­ca pac­ta­da por el PSOE y por el PP, como anun­ció el ex minis­tro Tri­llo, insul­tan­te para nues­tra coa­li­ción y que mues­tra un des­pre­cio abso­lu­to a la nue­va fase polí­ti­ca abier­ta en Eus­kal Herria.

Sub­ra­ya­mos la res­pon­sa­bi­li­dad del PSOE en esta deci­sión, por­que ha deci­di­do reco­rrer de la mano del PP más ultra el camino para impe­dir afian­zar el pro­ce­so que va a traer la paz y la nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca al país, des­fi­gu­ran­do con este obje­ti­vo el mapa elec­to­ral que debía regir­se por cri­te­rios total­men­te demo­crá­ti­cos y siguien­do el úni­co dic­ta­do de la deci­sión popu­lar en las urnas, con el obje­ti­vo de seguir con­di­cio­nan­do el futu­ro de Eus­kal Herria en base a sus intere­ses.

Como con­se­cuen­cia de la deci­sión del Tri­bu­nal Supre­mo, jurí­di­ca­men­te impre­sen­ta­ble, que cono­ci­mos ayer se ha abier­to camino al frau­de elec­to­ral impul­sa­do por el PSOE y el PP, que pre­ten­de dejar sin dispu­ta demo­crá­ti­ca estas elec­cio­nes, sin nor­ma­li­dad, sin la libre elec­ción de ideas y can­di­da­tos.
El auto de reso­lu­ción es lo de menos. Lo sabe­mos, por­que es una deci­sión exclu­si­va­men­te polí­ti­ca. Pero tam­bién mere­ce una refle­xión, por­que esta­mos segu­ros de que no se sos­tie­ne. Acu­san a las miles de per­so­nas que con­for­ma­mos Bil­du, ade­más de a dos par­ti­dos polí­ti­cos, Eus­ko Alkar­ta­su­na y Alter­na­ti­ba, de estar a las órde­nes de ETA, sin que ello ten­ga nin­gu­na con­se­cuen­cia jurí­di­ca.

Tam­bién hay que recor­dar que han resuel­to con­tra Bil­du los mis­mos jue­ces que se que­ja­ban de que la deman­da de la Fis­ca­lía y la Abo­ga­cía del Esta­do no tenía a asi­de­ro judi­cial. Esto es un com­ple­to sin­sen­ti­do.

Pero la coa­li­ción Bil­du no está por la labor de per­mi­tir que esto sea así, y tam­po­co pen­sa­mos que lo esté la mayo­ría social, sin­di­cal y polí­ti­ca de este país. Esta­mos segu­ros de ello: los que a tra­vés de las agre­sio­nes a la coa­li­ción Bil­du pre­ten­den aho­gar el pro­ce­so, impe­dir que se mate­ria­li­ce el cam­bio y secues­trar las ins­ti­tu­cio­nes, se van a encon­trar con un pue­blo deci­di­do a avan­zar en el pro­ce­so y a cami­nar hacia la sobe­ra­nía.

Este pue­blo no está dis­pues­to a que­dar­se de manos cru­za­das ante la exclu­sión elec­to­ral y el inten­to per­ma­nen­te de blo­queo de Madrid de la nue­va situa­ción polí­ti­ca crea­da en Eus­kal Herria. Este pue­blo no quie­re una nue­va situa­ción de excep­cio­na­li­dad elec­to­ral y la coa­li­ción Bil­du tam­po­co, y debe ser res­pon­sa­bi­li­dad de todos noso­tros impe­dir­lo, esta­mos a tiem­po y debe­mos poner todos nues­tros medios para que no se mate­ria­li­ce.

La coa­li­ción Bil­du entien­de que deben ser dos las cla­ves con las que debe­mos hacer fren­te a esta nue­va situa­ción en la que está inmer­so el sobe­ra­nis­mo que apues­ta por cam­biar la situa­ción socio­po­lí­ti­ca: suman­do fuer­zas y redo­blan­do todos los esfuer­zos rea­li­za­dos has­ta aho­ra en este sen­ti­do y actuan­do en cla­ve de pue­blo.

Hemos sido capa­ces de abrir una nue­va opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca en Eus­kal Herria, de plan­tear un camino de ilu­sión y de espe­ran­za y estas elec­cio­nes deben inci­dir en la pro­fun­di­za­ción de este camino, res­pon­dien­do como pue­blo al man­da­to anti­de­mo­crá­ti­co de Madrid que impo­ne rece­tas del pasa­do dese­cha­das por este país.

Son momen­tos para actuar con más res­pon­sa­bi­li­dad que nun­ca, y así lo hará la coa­li­ción Bil­du. Todos los que con­for­ma­mos Bil­du esta­mos dis­pues­tos a dar pasos que hagan fren­te a la gra­ve­dad de la situa­ción crea­da y la urgen­cia que la mis­ma requie­re y mos­tra­mos nues­tra total dis­po­ni­bi­li­dad para res­pon­der con más ini­cia­ti­va polí­ti­ca demo­crá­ti­ca y popu­lar de la mano de las fuer­zas socia­les, sin­di­ca­les y polí­ti­cas a este inten­to de frau­de elec­to­ral.

El camino jurí­di­co que no que­rría­mos haber comen­za­do nun­ca no ha hecho más que comen­zar y evi­den­te­men­te el paso a dar en estos momen­tos es pre­sen­tar el recur­so de ampa­ro al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal.

La uni­dad de fuer­zas aber­tza­les ya ha cam­bia­do la situa­ción polí­ti­ca de Eus­kal Herria y los par­ti­dos polí­ti­cos y per­so­nas inde­pen­dien­tes que for­ma­mos Bil­du vamos a con­ti­nuar tra­ba­jan­do para deci­dir nues­tro futu­ro.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *