Caso Pérez Bece­rra: Pro­nun­cia­mien­to de la ABC con­tra la cen­su­ra…- Mar­que­ta­lia

Todos los hechos que han rodea­do el pro­ce­so de cap­tu­ra y entre­ga del comu­ni­ca­dor boli­va­riano Joa­quín Pérez Bece­rra se encuen­tran enmar­ca­dos en la cen­su­ra a la liber­tad de pren­sa:

PRIMERO: la mis­ma deten­ción de Pérez que repre­sen­ta la voz disi­den­te del gobierno colom­biano más reco­no­ci­da y leí­da no sólo en ese país; ANNCOL como nin­gún otro medio alter­na­ti­vo en Colom­bia tenía 800 mil visi­tan­tes en momen­tos de coyun­tu­ra polí­ti­ca, que en Colom­bia es per­ma­nen­te.

Pos­te­rior­men­te, a una hora de la deten­ción de Joa­quín la expe­di­ción de un comu­ni­ca­do ofi­cial que con un len­gua­je pro­pio de la dere­cha seña­la­ba las razo­nes de la cap­tu­ra, dic­ta­das no pro­pia­men­te por la INTERPOL sino por el ex ase­sor de Álva­ro Uri­be Vélez, José Obdu­lio Gavi­ria, un per­so­na­je oscu­ro reco­no­ci­do por sus víncu­los con el nar­co­trá­fi­co y el para­mi­li­ta­ris­mo en Colom­bia.

Lue­go, EL DÍA LUNES 25 DE ABRIL, la con­vo­ca­to­ria del MINCI a diver­sos medios a una rue­da de pren­sa en el aero­puer­to de Mai­que­tía con moti­vo de la posi­ble entre­ga del com­pa­ñe­ro y la casi inme­dia­ta can­ce­la­ción de la invi­ta­ción bajo el argu­men­to de que el pro­ce­so en cues­tión se encon­tra­ba con­ge­la­do.

Al ins­tan­te, una cade­na nacio­nal del Eje­cu­ti­vo, a la mis­ma hora en que esta­ban tras­la­dan­do al direc­tor de ANNCOL a Colom­bia.

Aho­ra, el Minis­te­rio de Infor­ma­ción y Comu­ni­ca­ción de Vene­zue­la (MINCI), en la per­so­na del minis­tro Andrés Iza­rra, orien­ta a todos los Medios de Comu­ni­ca­ción que diri­ge, a no cubrir nin­gún even­to rela­cio­na­do con las expre­sio­nes de soli­da­ri­dad con Joa­quín Pérez Bece­rra y más aún, con el recla­mo de un amplio sec­tor del pue­blo revo­lu­cio­na­rio de Vene­zue­la por la entre­ga y las con­di­cio­nes de la rela­ción Colom­bia-Vene­zue­la y los nue­vos acuer­dos de ambos gobier­nos en mate­ria de “inte­li­gen­cia” y coope­ra­ción mili­tar.

ES LAMENTABLE EL PAPEL que han juga­do los medios infor­ma­ti­vos que como, VTV y Tele­sur, han bri­lla­do por su ausen­cia en los luga­res cru­cia­les don­de se ha desa­rro­lla­do la noti­cia sobre la res­pues­ta de la izquier­da fren­te al caso de Joa­quín Pérez. Sus repor­tes se han limi­ta­do a los comu­ni­ca­dos del gobierno y las acu­sa­cio­nes del gobierno colom­biano sobre los pre­sun­tos crí­me­nes come­ti­dos por el direc­tor de ANNCOL.

Han fal­ta­do a la ver­dad y sobre todo al com­pro­mi­so de con­ver­tir a Vene­zue­la en el espa­cio de cons­truc­ción de una pren­sa com­pro­me­ti­da con los intere­ses de las mayo­rías popu­la­res, con la rup­tu­ra del pen­sa­mien­to úni­co y con la hege­mo­nía comu­ni­ca­cio­nal capi­ta­lis­ta que ha con­so­li­da­do ese feroz sis­te­ma. Tele­sur y otros medios han fal­ta­do al prin­ci­pio socia­lis­ta de cons­truir una comu­ni­ca­ción para la libe­ra­ción.

EN ESTA VÍA LE RESPONDEMOS A Iván Mai­za en el úni­co artícu­lo de opi­nión publi­ca­do por Tele­sur que en pala­bras más, pala­bras menos ase­gu­ra que el comu­ni­ca­dor boli­va­riano se bus­có la cap­tu­ra (como las muje­res que usan mini­fal­da son cul­pa­bles de su vio­la­ción-obser­va­ción nues­tra-). Dice Mai­za que el movi­mien­to de izquier­da posi­ble­men­te infil­tra­do por “algu­nos cama­ra­das” o algu­nos “par­ti­dos revo­lu­cio­na­rios” han aven­tu­ra­do pla­nes para sabo­tear las estra­te­gias plan­tea­das por el Coman­dan­te. ¿Inclu­so mon­tan­do tram­pas a com­pa­ñe­ros de lucha?, cama­ra­das que no acep­tan que el Coman­dan­te haya toma­do la deci­sión de acer­car­se a San­tos y están dis­pues­tos a hacer cual­quier cosa que “quie­bre la con­fian­za” entre Chá­vez y su pue­blo, entre Chá­vez y los pue­blos del con­ti­nen­te”.

NO SEÑOR MAIZA Y SEÑORES DE TELESUR, los direc­ti­vos de medios alter­na­ti­vos que hemos invi­ta­do en algu­nas oca­sio­nes a Joa­quín Pérez Bece­rra para con­so­li­dar un pro­yec­to de Comu­ni­ca­ción Boli­va­ria­na, ni tra­ba­ja­mos ni hace­mos acuer­dos diplo­má­ti­cos con el DAS. Noso­tros hemos invi­ta­do a Vene­zue­la en dife­ren­tes oca­sio­nes a Joa­quín por­que está­ba­mos abso­lu­ta­men­te segu­ros que nues­tro gobierno jamás entre­ga­ría al gobierno fas­cis­ta de Colom­bia, a un mili­tan­te com­pro­me­ti­do con la ver­dad, el idea­rio boli­va­riano, un mili­tan­te que siem­pre ha defen­di­do en dife­ren­tes esce­na­rios de Euro­pa este pro­ce­so que es espe­ran­za de Lati­noa­mé­ri­ca.

Quién iba pen­sar que una entre­ga tan vil y ale­ja­da de todo dere­cho (has­ta bur­gués) iba a ser posi­ble en el país con el mayor núme­ro de emi­so­ras comu­ni­ta­rias de Lati­noa­mé­ri­ca, el país que ha hecho tan­tos encuen­tros, con­gre­sos y colo­quios sobre el papel de los medios de comu­ni­ca­ción en la cons­truc­ción de Nues­tra Amé­ri­ca; el úni­co país de Sur Amé­ri­ca en don­de hay un pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio que dice ser socia­lis­ta; el país del pre­mio Rodol­fo Walsh a la comu­ni­ca­ción popu­lar.

JUSTAMENTE EN EL ENCUENTRO DE fun­da­ción de la Aso­cia­ción Boli­va­ria­na de Comu­ni­ca­do­res que rea­li­za­mos en diciem­bre de 2008 y en la que par­ti­ci­pó Joa­quín Pérez deci­di­mos en ple­na­ria que la sede de la ABC sería en Cara­cas por ser la cuna de nues­tro liber­ta­dor Simón Bolí­var y el lugar más segu­ro con­tra la cen­su­ra, las per­se­cu­cio­nes y la difa­ma­ción de la dere­cha. La esco­gi­mos por­que con­si­de­ra­mos que Vene­zue­la nece­si­ta­ba una Aso­cia­ción que hicie­ra mella a las calum­nias de la pren­sa bur­gue­sa y su Cole­gio Nacio­nal de perio­dis­tas. Ade­más se con­si­de­ró que Cara­cas debía ser la capi­tal de la uni­dad lati­no­ame­ri­ca­na del sec­tor comu­ni­ca­cio­nal alter­na­ti­vo.

Así pues que le diji­mos aho­ra, como en más de una oca­sión, a nues­tro que­ri­do com­pa­ñe­ro, “cama­ra­da Joa­co, ven­ga que ésta es tie­rra libe­ra­da”.

!Nos equi­vo­ca­mos!

Agen­cia Boli­va­ria­na de Pren­sa ABP Noti­cias

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *