Día Inter­na­cio­nal del Tra­ba­ja­dor: Mar­chas en Caracas


Cara­cas, 1ero de mayo – Con moti­vo del Día Inter­na­cio­nal del Tra­ba­ja­dor la capi­tal vene­zo­la­na será esce­na­rio de movi­li­za­cio­nes para evo­car y rivin­di­car la efe­mé­ri­de de la cla­se obre­ra mun­dial, y espe­cial­men­te la venezolana.

La Unión Nacio­nal de Tra­ba­ja­do­res ‑UNETE- y dife­ren­tes fuer­zas revo­lu­cio­na­rias con­vo­can a con­cen­trar­se y mar­char des­de la esta­ción del Metro de La Ban­de­ra (Av. Nue­va Gra­na­da) has­ta la ave­ni­da Boli­var. Las accio­nes comen­za­rá a las 8:00 de esta maña­na y su con­sig­na prin­ci­pal es ¡Socia­lis­mo y más Revolución!

Por su par­te el Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la ‑PSUV- está con­vo­can­do a con­cen­trar­se, tam­bié a las 8:00 de la maña­na, en la Pla­za Sucre, (Av. Sucre) para avan­zar has­ta la Pla­za O’Leary, reco­rrer la ave­ni­da Lecu­na y Par­que Central.

Las dos mar­chas revo­lu­cio­na­rias cul­mi­na­rán en la ave­ni­da Bolívar

Decla­ra­ción de la UNETE

A los Tra­ba­ja­do­res y Tra­ba­ja­do­ras de Venezuela

(Decla­ra­ción de la UNETE‑1° de Mayo de 2011)

A los que Viven Úni­ca­men­te de su Trabajo

1° de Mayo de 2011

Hace 125 años (1886) se dio ini­cio en EE.UU. a lo que pos­te­rior­men­te se con­ver­ti­ría en EL DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES Y LAS TRABAJADORAS. El 1° de Mayo sur­ge de la Huel­ga Gene­ral por la con­quis­ta de la Jor­na­da Labo­ral de Ocho Horas y en honor a los cien­tos de miles de tra­ba­ja­do­res que pro­ta­go­ni­za­ron esta lucha con sus már­ti­res caí­dos en las calles de Chica­go, el día his­tó­ri­co de las luchas del Movi­mien­to Obre­ro Mun­dial. Vaya enton­ces, nues­tra Soli­da­ri­dad de Cla­se con todos los pue­blos que hoy luchan, resis­ten y hacen huel­gas con­tra la esta­fa finan­cie­ra, los paque­tes eco­nó­mi­cos con­tra con­quis­tas labo­ra­les his­tó­ri­cas y, par­ti­cu­lar­men­te, con­tra la inje­ren­cia gue­rre­ris­ta que des­ata la ofen­si­va del capi­ta­lis­mo con sus orga­nis­mos inter­na­cio­na­les de carác­ter eco­nó­mi­co, polí­ti­co y mili­tar. Fue­ra el impe­ria­lis­mo de Libia, de los paí­ses ára­bes y de todos los paí­ses aco­sa­dos por su inter­ven­ción arbi­tra­ria, movi­li­za­cio­nes per­ma­nen­tes con­tra su inje­ren­cia mili­tar y vio­la­cio­nes a la sobe­ra­nía de los pueblos.

De la mane­ra más hones­ta y en honor a la ges­ta his­tó­ri­ca de este día, tene­mos que afir­mar que en Vene­zue­la, a pesar de la dis­po­si­ción de cam­bio revo­lu­cio­na­rio de un sec­tor mayo­ri­ta­rio del pue­blo y de nues­tro gobierno, aun pre­do­mi­na las ata­du­ras que nos impo­ne la lógi­ca del capi­tal y que no nos per­mi­te libe­rar­nos de las medi­das coyun­tu­ra­les que nos mar­ca el Esta­do Capi­ta­lis­ta, un esta­do que sigue pre­va­le­cien­do con todo su entra­ma­do de ope­ra­do­res polí­ti­cos y eco­nó­mi­cos que corrom­pe todo lo nue­vo que irrum­pió en estos 12 años y que pue­de matar esa dis­po­si­ción de cam­bio sino deci­di­mos a Pla­ni­fi­car su Demo­li­ción. Una tarea de todos los com­pro­me­ti­dos con el pro­ce­so y que requie­re de mas cam­bios en la orien­ta­ción polí­ti­ca para revo­lu­cio­nar el cur­so de los acon­te­ci­mien­tos a favor del Tra­ba­jo, de los Tra­ba­ja­do­res y El Pue­blo, y que de paso a una nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­dad que cam­bie de mane­ra radi­cal las con­di­cio­nes de exis­ten­cia de nues­tro pue­blo y que sir­va de ejem­plo para for­ta­le­cer las luchas de los pue­blos del mun­do que, irre­me­dia­ble­men­te, no tie­nen sali­da con el capitalismo.

Si el Esta­do Capi­ta­lis­ta vene­zo­lano fue fun­da­do sobre la base de trai­cio­nes para impo­ner­nos la dic­ta­du­ra de una mino­ría bur­gue­sa pri­vi­le­gia­da, aho­ra nues­tro pro­ce­so debe crear Nue­vas Ins­ti­tu­cio­nes que tras­for­me y des­mon­te la vie­ja ins­ti­tu­cio­na­li­dad sobre la base de una gober­na­bi­li­dad revo­lu­cio­na­ria ejer­ci­da por las gran­des mayo­rías que defien­den esta expe­rien­cia de cambio.

Una nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­dad revo­lu­cio­na­ria que aca­be con la espe­cu­la­ción en los pre­cios, la mani­pu­la­ción de los cos­tos de pro­duc­ción, que huma­ni­ce el tra­ba­jo, que le impon­ga impues­tos pro­gre­si­vos a las ganan­cias exor­bi­tan­tes del Capi­tal para dig­ni­fi­car y pla­ni­fi­car la retri­bu­ción más jus­ta al Tra­ba­jo, a sus hace­do­res y hace­do­ras, sobre la máxi­ma de “igual sala­rio para igual tra­ba­jo” y cuya ges­tión se fun­da­men­te en la demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va como herra­mien­ta que garan­ti­ce la sobe­ra­nía popu­lar en su funcionamiento.

Esta­mos retra­sa­dos con rela­ción a la dis­po­si­ción de cam­bio del Pue­blo Boli­va­riano, los recien­tes anun­cios del Pre­si­den­te Chá­vez están atra­pa­dos den­tro de la lógi­ca del Esta­do Capi­ta­lis­ta Vene­zo­lano. No pode­mos defen­der un pri­mer aumen­to del Sala­rio Míni­mo de 6 Bs. dia­rios, lla­ma­mos a eli­mi­nar el frac­cio­na­mien­to del 26,5%, que se haga efec­ti­vo su tota­li­dad a par­tir del 1° de Mayo y que se revi­se su impac­to en el poder adqui­si­ti­vo para el mes de sep­tiem­bre. Quie­nes ganan sala­rio míni­mo son la fran­ja labo­ral menos pro­te­gi­da, por lo regu­lar la que más esfuer­zo rea­li­za y mayo­ri­ta­ria­men­te la que con­fron­ta más difi­cul­ta­des en sus con­di­cio­nes de vida.

Con res­pec­to a los ajus­tes sala­ria­les en el sec­tor públi­co, reco­no­ce­mos que supe­ran la pro­pues­ta que rea­li­za­mos como cen­tral, pero que­da incom­ple­ta si no hay una polí­ti­ca que con­so­li­de y pro­te­ja el Sala­rio Social Inte­gral y una ofen­si­va que favo­rez­ca el Tra­ba­jo, lo cual pasa por:

La dis­cu­sión inme­dia­ta de las con­tra­ta­cio­nes colec­ti­vas ven­ci­das, entre ellas, la Admi­nis­tra­ción Públi­ca Nacio­nal y el sec­tor Salud, don­de hay dos Peti­to­rios diri­gi­dos al Pre­si­den­te Chá­vez por par­te de los sin­di­ca­tos de base y res­pal­da­dos por esta cen­tral des­de hace más de un año.

Con­ge­lar por 1 año la lis­ta de bie­nes y ser­vi­cios de pri­me­ra necesidad.

Esta­ble­cer un seve­ro con­trol de cos­tos, pre­cios y ganan­cias, lue­go de estu­diar la reali­dad de los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y de comercialización.

Ins­tau­rar el Pre­cio Máxi­mo de Ven­ta al Públi­co (PMVP), en estric­to cum­pli­mien­to de la Ley para la Defen­sa de las per­so­nas en el Acce­so a los Bie­nes y Servicios.

Hacer cum­plir de mane­ra estric­ta la esta­bi­li­dad labo­ral y el res­pe­to al decre­to de inamo­vi­li­dad labo­ral, en el sec­tor públi­co y el pri­va­do. Espe­cial­men­te en todas aque­llas ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do, don­de se vie­nen pro­du­cien­do des­pi­dos indis­cri­mi­na­dos y don­de no se aca­tan las pro­vi­den­cias admi­nis­tra­ti­vas orde­nan­do reen­gan­che y pago de sala­rios caí­dos. En este mis­mo sen­ti­do, se hace nece­sa­rio ele­var el mon­to de sala­rios míni­mos que esta­ble­ce el Decre­to de Inamo­vi­li­dad con la fina­li­dad de ampliar la esta­bi­li­dad y aca­bar con ese meca­nis­mo per­ver­so de la ley bur­gue­sa de favo­re­cer a los patro­nos a tra­vés del despido.

Apli­car de mane­ra inme­dia­ta la Ley de Emo­lu­men­tos que esta­ble­ce un tope máxi­mo de sala­rios para los fun­cio­na­rios de alto nivel.

El reco­no­ci­mien­to al ingre­so a car­gos fijos a todos los tra­ba­ja­do­res con­tra­ta­dos de la Admi­nis­tra­ción Públi­ca Nacio­nal e igua­lar­los en los bene­fi­cios, tal como lo expre­sa­ra el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca el pasa­do 28 de Abril del 2006, y que has­ta la fecha no se ha dado cumplimiento.

La decla­ra­to­ria de Emer­gen­cia del Minis­te­rio de Tra­ba­jo y su inme­dia­ta y con­se­cuen­te Rees­truc­tu­ra­ción comen­zan­do por cam­biar su posi­ción de tipo pasi­va a la acti­va en cuan­to a garan­ti­zar el cum­pli­mien­to de los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res en las fábri­cas, empre­sas, comer­cios entre otros. Aca­bar con la intro­mi­sión de la estruc­tu­ra mili­tar en los asun­tos labo­ra­les. Por una trans­for­ma­ción pro­fun­da del INPSASEL que garan­ti­ce la segu­ri­dad, salud y vida de los tra­ba­ja­do­res y trabajadoras.

La Reor­ga­ni­za­ción del Poder Judi­cial en el ámbi­to laboral.

La crea­ción y nom­bra­mien­to de la Figu­ra de Fis­ca­les Laborales.

La erra­di­ca­ción pro­gre­si­va y ace­le­ra­da de la Tercerización.

Una dis­cu­sión demo­crá­ti­ca y apro­ba­ción de la Nue­va Ley Orgá­ni­ca del Tra­ba­jo, Ley Espe­cial de Con­se­jos Socia­lis­tas de Tra­ba­ja­do­res y Tra­ba­ja­do­ras y Ley de Pro­tec­ción al Salario.

La lucha con­tra el Sica­ria­to, la pena­li­za­ción de los con­flic­tos y el terro­ris­mo patronal.

Des­mer­can­ti­li­za­ción de la Salud, de la Vivien­da y el Hábi­tat en el mar­co de la acti­va­ción del Sis­te­ma de Segu­ri­dad Social.

Desa­rro­llar el apa­ra­to pro­duc­ti­vo nacio­nal para poder gene­rar rique­zas, tra­ba­jo e inde­pen­den­cia a nues­tro pueblo.

La pro­fun­di­za­ción del Con­trol Obre­ro y del mode­lo de ges­tión socia­lis­ta que tras­for­me el apa­ra­to pro­duc­ti­vo para garan­ti­zar la sobe­ra­nía en la dis­tri­bu­ción, uso y dis­fru­te opor­tuno, de cali­dad, fre­cuen­te y bajos pre­cios de los bie­nes y ser­vi­cios que pro­du­cen las empre­sas de pro­pie­dad social y de otras for­mas de propiedad.

Lo ante­rior es par­te de un con­jun­to de exi­gen­cias sen­ti­das en la base tra­ba­ja­do­ra del país y son ele­men­tos de un Plan de Lucha Cla­sis­ta que solo pode­mos lle­var­lo a la reali­dad a tra­vés de la Uni­dad y la Fuer­za de los pro­pios tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras. Son par­te de las exi­gen­cias que le hemos hecho al Pre­si­den­te Chá­vez y que han sido acom­pa­ña­das de dos movi­li­za­cio­nes nacio­na­les que hemos rea­li­za­do en menos de un año. En la pri­me­ra no nos reci­bie­ron en la Vice­pre­si­den­cia de la Repú­bli­ca, en la segun­da casi hubo un cona­to de repre­sión al no per­mi­tir­nos mar­char por las calles que nues­tro pue­blo libe­ró. Esta­mos con­ven­ci­dos que para avan­zar en este plan de lucha hay que pro­fun­di­zar el pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio y que la movi­li­za­ción es la cla­ve!!!. Ade­más tene­mos que decír­se­lo Pre­si­den­te Chá­vez, ha ava­la­do un hecho gra­ve al per­mi­tir la entre­ga del Direc­tor de la Agen­cia ANNCOL, Joa­quín Pérez Bece­rra. No se pue­de ape­lar a razo­nes de Esta­do, por­que no cree­mos en el Esta­do Capi­ta­lis­ta colom­biano, ni en su fal­sa jus­ti­cia bur­gue­sa que es sinó­ni­mo de corrup­ción e impu­ni­dad. Seria muy lamen­ta­ble que nues­tro Esta­do comen­za­ra a ser­vir igual­men­te a los intere­ses de los enemi­gos de las ver­da­de­ras luchas eman­ci­pa­do­ras de la his­to­ria de nues­tro continente.

Ni Buro­cra­cia ni Capi­tal: ¡Socia­lis­mo y más Revolución!

Viva la Cla­se Tra­ba­ja­do­ra del Mundo

¡Viva el Pue­blo Bolivariano!

Unión Nacio­nal de Tra­ba­ja­do­res y Tra­ba­ja­do­ras de Vene­zue­la – UNETE

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.