Día Inter­na­cio­nal del Tra­ba­ja­dor: Mar­chas en Cara­cas


Cara­cas, 1ero de mayo – Con moti­vo del Día Inter­na­cio­nal del Tra­ba­ja­dor la capi­tal vene­zo­la­na será esce­na­rio de movi­li­za­cio­nes para evo­car y rivin­di­car la efe­mé­ri­de de la cla­se obre­ra mun­dial, y espe­cial­men­te la vene­zo­la­na.

La Unión Nacio­nal de Tra­ba­ja­do­res ‑UNETE- y dife­ren­tes fuer­zas revo­lu­cio­na­rias con­vo­can a con­cen­trar­se y mar­char des­de la esta­ción del Metro de La Ban­de­ra (Av. Nue­va Gra­na­da) has­ta la ave­ni­da Boli­var. Las accio­nes comen­za­rá a las 8:00 de esta maña­na y su con­sig­na prin­ci­pal es ¡Socia­lis­mo y más Revo­lu­ción!

Por su par­te el Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la ‑PSUV- está con­vo­can­do a con­cen­trar­se, tam­bié a las 8:00 de la maña­na, en la Pla­za Sucre, (Av. Sucre) para avan­zar has­ta la Pla­za O’Leary, reco­rrer la ave­ni­da Lecu­na y Par­que Cen­tral.

Las dos mar­chas revo­lu­cio­na­rias cul­mi­na­rán en la ave­ni­da Bolí­var

Decla­ra­ción de la UNETE

A los Tra­ba­ja­do­res y Tra­ba­ja­do­ras de Vene­zue­la

(Decla­ra­ción de la UNETE‑1° de Mayo de 2011)

A los que Viven Úni­ca­men­te de su Tra­ba­jo

1° de Mayo de 2011

Hace 125 años (1886) se dio ini­cio en EE.UU. a lo que pos­te­rior­men­te se con­ver­ti­ría en EL DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES Y LAS TRABAJADORAS. El 1° de Mayo sur­ge de la Huel­ga Gene­ral por la con­quis­ta de la Jor­na­da Labo­ral de Ocho Horas y en honor a los cien­tos de miles de tra­ba­ja­do­res que pro­ta­go­ni­za­ron esta lucha con sus már­ti­res caí­dos en las calles de Chica­go, el día his­tó­ri­co de las luchas del Movi­mien­to Obre­ro Mun­dial. Vaya enton­ces, nues­tra Soli­da­ri­dad de Cla­se con todos los pue­blos que hoy luchan, resis­ten y hacen huel­gas con­tra la esta­fa finan­cie­ra, los paque­tes eco­nó­mi­cos con­tra con­quis­tas labo­ra­les his­tó­ri­cas y, par­ti­cu­lar­men­te, con­tra la inje­ren­cia gue­rre­ris­ta que des­ata la ofen­si­va del capi­ta­lis­mo con sus orga­nis­mos inter­na­cio­na­les de carác­ter eco­nó­mi­co, polí­ti­co y mili­tar. Fue­ra el impe­ria­lis­mo de Libia, de los paí­ses ára­bes y de todos los paí­ses aco­sa­dos por su inter­ven­ción arbi­tra­ria, movi­li­za­cio­nes per­ma­nen­tes con­tra su inje­ren­cia mili­tar y vio­la­cio­nes a la sobe­ra­nía de los pue­blos.

De la mane­ra más hones­ta y en honor a la ges­ta his­tó­ri­ca de este día, tene­mos que afir­mar que en Vene­zue­la, a pesar de la dis­po­si­ción de cam­bio revo­lu­cio­na­rio de un sec­tor mayo­ri­ta­rio del pue­blo y de nues­tro gobierno, aun pre­do­mi­na las ata­du­ras que nos impo­ne la lógi­ca del capi­tal y que no nos per­mi­te libe­rar­nos de las medi­das coyun­tu­ra­les que nos mar­ca el Esta­do Capi­ta­lis­ta, un esta­do que sigue pre­va­le­cien­do con todo su entra­ma­do de ope­ra­do­res polí­ti­cos y eco­nó­mi­cos que corrom­pe todo lo nue­vo que irrum­pió en estos 12 años y que pue­de matar esa dis­po­si­ción de cam­bio sino deci­di­mos a Pla­ni­fi­car su Demo­li­ción. Una tarea de todos los com­pro­me­ti­dos con el pro­ce­so y que requie­re de mas cam­bios en la orien­ta­ción polí­ti­ca para revo­lu­cio­nar el cur­so de los acon­te­ci­mien­tos a favor del Tra­ba­jo, de los Tra­ba­ja­do­res y El Pue­blo, y que de paso a una nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­dad que cam­bie de mane­ra radi­cal las con­di­cio­nes de exis­ten­cia de nues­tro pue­blo y que sir­va de ejem­plo para for­ta­le­cer las luchas de los pue­blos del mun­do que, irre­me­dia­ble­men­te, no tie­nen sali­da con el capi­ta­lis­mo.

Si el Esta­do Capi­ta­lis­ta vene­zo­lano fue fun­da­do sobre la base de trai­cio­nes para impo­ner­nos la dic­ta­du­ra de una mino­ría bur­gue­sa pri­vi­le­gia­da, aho­ra nues­tro pro­ce­so debe crear Nue­vas Ins­ti­tu­cio­nes que tras­for­me y des­mon­te la vie­ja ins­ti­tu­cio­na­li­dad sobre la base de una gober­na­bi­li­dad revo­lu­cio­na­ria ejer­ci­da por las gran­des mayo­rías que defien­den esta expe­rien­cia de cam­bio.

Una nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­dad revo­lu­cio­na­ria que aca­be con la espe­cu­la­ción en los pre­cios, la mani­pu­la­ción de los cos­tos de pro­duc­ción, que huma­ni­ce el tra­ba­jo, que le impon­ga impues­tos pro­gre­si­vos a las ganan­cias exor­bi­tan­tes del Capi­tal para dig­ni­fi­car y pla­ni­fi­car la retri­bu­ción más jus­ta al Tra­ba­jo, a sus hace­do­res y hace­do­ras, sobre la máxi­ma de “igual sala­rio para igual tra­ba­jo” y cuya ges­tión se fun­da­men­te en la demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va como herra­mien­ta que garan­ti­ce la sobe­ra­nía popu­lar en su fun­cio­na­mien­to.

Esta­mos retra­sa­dos con rela­ción a la dis­po­si­ción de cam­bio del Pue­blo Boli­va­riano, los recien­tes anun­cios del Pre­si­den­te Chá­vez están atra­pa­dos den­tro de la lógi­ca del Esta­do Capi­ta­lis­ta Vene­zo­lano. No pode­mos defen­der un pri­mer aumen­to del Sala­rio Míni­mo de 6 Bs. dia­rios, lla­ma­mos a eli­mi­nar el frac­cio­na­mien­to del 26,5%, que se haga efec­ti­vo su tota­li­dad a par­tir del 1° de Mayo y que se revi­se su impac­to en el poder adqui­si­ti­vo para el mes de sep­tiem­bre. Quie­nes ganan sala­rio míni­mo son la fran­ja labo­ral menos pro­te­gi­da, por lo regu­lar la que más esfuer­zo rea­li­za y mayo­ri­ta­ria­men­te la que con­fron­ta más difi­cul­ta­des en sus con­di­cio­nes de vida.

Con res­pec­to a los ajus­tes sala­ria­les en el sec­tor públi­co, reco­no­ce­mos que supe­ran la pro­pues­ta que rea­li­za­mos como cen­tral, pero que­da incom­ple­ta si no hay una polí­ti­ca que con­so­li­de y pro­te­ja el Sala­rio Social Inte­gral y una ofen­si­va que favo­rez­ca el Tra­ba­jo, lo cual pasa por:

La dis­cu­sión inme­dia­ta de las con­tra­ta­cio­nes colec­ti­vas ven­ci­das, entre ellas, la Admi­nis­tra­ción Públi­ca Nacio­nal y el sec­tor Salud, don­de hay dos Peti­to­rios diri­gi­dos al Pre­si­den­te Chá­vez por par­te de los sin­di­ca­tos de base y res­pal­da­dos por esta cen­tral des­de hace más de un año.

Con­ge­lar por 1 año la lis­ta de bie­nes y ser­vi­cios de pri­me­ra nece­si­dad.

Esta­ble­cer un seve­ro con­trol de cos­tos, pre­cios y ganan­cias, lue­go de estu­diar la reali­dad de los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y de comer­cia­li­za­ción.

Ins­tau­rar el Pre­cio Máxi­mo de Ven­ta al Públi­co (PMVP), en estric­to cum­pli­mien­to de la Ley para la Defen­sa de las per­so­nas en el Acce­so a los Bie­nes y Ser­vi­cios.

Hacer cum­plir de mane­ra estric­ta la esta­bi­li­dad labo­ral y el res­pe­to al decre­to de inamo­vi­li­dad labo­ral, en el sec­tor públi­co y el pri­va­do. Espe­cial­men­te en todas aque­llas ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do, don­de se vie­nen pro­du­cien­do des­pi­dos indis­cri­mi­na­dos y don­de no se aca­tan las pro­vi­den­cias admi­nis­tra­ti­vas orde­nan­do reen­gan­che y pago de sala­rios caí­dos. En este mis­mo sen­ti­do, se hace nece­sa­rio ele­var el mon­to de sala­rios míni­mos que esta­ble­ce el Decre­to de Inamo­vi­li­dad con la fina­li­dad de ampliar la esta­bi­li­dad y aca­bar con ese meca­nis­mo per­ver­so de la ley bur­gue­sa de favo­re­cer a los patro­nos a tra­vés del des­pi­do.

Apli­car de mane­ra inme­dia­ta la Ley de Emo­lu­men­tos que esta­ble­ce un tope máxi­mo de sala­rios para los fun­cio­na­rios de alto nivel.

El reco­no­ci­mien­to al ingre­so a car­gos fijos a todos los tra­ba­ja­do­res con­tra­ta­dos de la Admi­nis­tra­ción Públi­ca Nacio­nal e igua­lar­los en los bene­fi­cios, tal como lo expre­sa­ra el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca el pasa­do 28 de Abril del 2006, y que has­ta la fecha no se ha dado cum­pli­mien­to.

La decla­ra­to­ria de Emer­gen­cia del Minis­te­rio de Tra­ba­jo y su inme­dia­ta y con­se­cuen­te Rees­truc­tu­ra­ción comen­zan­do por cam­biar su posi­ción de tipo pasi­va a la acti­va en cuan­to a garan­ti­zar el cum­pli­mien­to de los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res en las fábri­cas, empre­sas, comer­cios entre otros. Aca­bar con la intro­mi­sión de la estruc­tu­ra mili­tar en los asun­tos labo­ra­les. Por una trans­for­ma­ción pro­fun­da del INPSASEL que garan­ti­ce la segu­ri­dad, salud y vida de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras.

La Reor­ga­ni­za­ción del Poder Judi­cial en el ámbi­to labo­ral.

La crea­ción y nom­bra­mien­to de la Figu­ra de Fis­ca­les Labo­ra­les.

La erra­di­ca­ción pro­gre­si­va y ace­le­ra­da de la Ter­ce­ri­za­ción.

Una dis­cu­sión demo­crá­ti­ca y apro­ba­ción de la Nue­va Ley Orgá­ni­ca del Tra­ba­jo, Ley Espe­cial de Con­se­jos Socia­lis­tas de Tra­ba­ja­do­res y Tra­ba­ja­do­ras y Ley de Pro­tec­ción al Sala­rio.

La lucha con­tra el Sica­ria­to, la pena­li­za­ción de los con­flic­tos y el terro­ris­mo patro­nal.

Des­mer­can­ti­li­za­ción de la Salud, de la Vivien­da y el Hábi­tat en el mar­co de la acti­va­ción del Sis­te­ma de Segu­ri­dad Social.

Desa­rro­llar el apa­ra­to pro­duc­ti­vo nacio­nal para poder gene­rar rique­zas, tra­ba­jo e inde­pen­den­cia a nues­tro pue­blo.

La pro­fun­di­za­ción del Con­trol Obre­ro y del mode­lo de ges­tión socia­lis­ta que tras­for­me el apa­ra­to pro­duc­ti­vo para garan­ti­zar la sobe­ra­nía en la dis­tri­bu­ción, uso y dis­fru­te opor­tuno, de cali­dad, fre­cuen­te y bajos pre­cios de los bie­nes y ser­vi­cios que pro­du­cen las empre­sas de pro­pie­dad social y de otras for­mas de pro­pie­dad.

Lo ante­rior es par­te de un con­jun­to de exi­gen­cias sen­ti­das en la base tra­ba­ja­do­ra del país y son ele­men­tos de un Plan de Lucha Cla­sis­ta que solo pode­mos lle­var­lo a la reali­dad a tra­vés de la Uni­dad y la Fuer­za de los pro­pios tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras. Son par­te de las exi­gen­cias que le hemos hecho al Pre­si­den­te Chá­vez y que han sido acom­pa­ña­das de dos movi­li­za­cio­nes nacio­na­les que hemos rea­li­za­do en menos de un año. En la pri­me­ra no nos reci­bie­ron en la Vice­pre­si­den­cia de la Repú­bli­ca, en la segun­da casi hubo un cona­to de repre­sión al no per­mi­tir­nos mar­char por las calles que nues­tro pue­blo libe­ró. Esta­mos con­ven­ci­dos que para avan­zar en este plan de lucha hay que pro­fun­di­zar el pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio y que la movi­li­za­ción es la cla­ve!!!. Ade­más tene­mos que decír­se­lo Pre­si­den­te Chá­vez, ha ava­la­do un hecho gra­ve al per­mi­tir la entre­ga del Direc­tor de la Agen­cia ANNCOL, Joa­quín Pérez Bece­rra. No se pue­de ape­lar a razo­nes de Esta­do, por­que no cree­mos en el Esta­do Capi­ta­lis­ta colom­biano, ni en su fal­sa jus­ti­cia bur­gue­sa que es sinó­ni­mo de corrup­ción e impu­ni­dad. Seria muy lamen­ta­ble que nues­tro Esta­do comen­za­ra a ser­vir igual­men­te a los intere­ses de los enemi­gos de las ver­da­de­ras luchas eman­ci­pa­do­ras de la his­to­ria de nues­tro con­ti­nen­te.

Ni Buro­cra­cia ni Capi­tal: ¡Socia­lis­mo y más Revo­lu­ción!

Viva la Cla­se Tra­ba­ja­do­ra del Mun­do

¡Viva el Pue­blo Boli­va­riano!

Unión Nacio­nal de Tra­ba­ja­do­res y Tra­ba­ja­do­ras de Vene­zue­la – UNETE

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *