El Movi­mien­to Pro Amnis­tia y fami­lia­res y alle­ga­dos de Troi­ti­ño denun­cian la polí­ti­ca de ven­gan­za con­tra Antton

Lla­man a una mani­fes­ta­ción para el pró­xi­mo vier­nes en Donos­tia, que par­ti­rá a las 19.00 de la tar­de des­de el Bulebard.

Lec­tu­ra de la rue­da de prensa:

Antes de comen­zar que­re­mos agra­de­cer a todos y todas las que os habéis acer­ca­do a esta rue­da de prensa.

Des­de el Movi­mien­to Pro Amnis­tía que­re­mos mos­trar nues­tro apo­yo y soli­da­ri­dad a Ant­ton Troi­ti­ño y sus fami­lia­res, ante la gra­ve per­se­cu­ción mediá­ti­ca, poli­cial y judi­cial que están sufrien­do duran­te estos últi­mos días.

La orden de deten­ción con­tra Ant­ton a deja­do a las cla­ras una vez más la polí­ti­ca de ven­gan­za que se lle­va a cabo en con­tra de los y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas. Ant­ton ha sali­do en liber­tad des­pués de la apli­ca­ción de sus pro­pias leyes, pero cuan­do la apli­ca­ción de la ley no coin­ci­día con su volun­tad polí­ti­ca han for­za­do la orden de deten­ción de Ant­ton, dis­fra­zan­do una deci­sión polí­ti­ca de reso­lu­ción jurídica.

Los mis­mos jue­ces que han deja­do en liber­tad a Ant­ton son los que al cabo de una sema­na han cam­bia­do de opi­nión y han orde­na­do su deten­ción, dan­do una idea de la inexis­ten­te divi­sión de pode­res en Espa­ña, y sacan­do a la luz la depen­den­cia polí­ti­ca del poder judicial.

Lo suce­di­do con Ant­ton es una mues­tra más de la per­se­cu­ción que lle­va a cabo el Gobierno espa­ñol en Eus­kal herria. En el esta­do espa­ñol hay leyes exclu­si­vas para los y las vas­cas, al igual que hay una polí­ti­ca peni­ten­cia­ria exclu­si­va: La doc­tri­na crea­da exclu­si­va­men­te para los y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas. La doc­tri­na que posi­bi­li­ta la cade­na per­pe­tua. En el esta­do espa­ñol han lega­li­za­do la cade­na per­pe­tua expre­sa­men­te para los y las pre­sas polí­ti­cas vascas.

El poder que en el Esta­do espa­ñol tie­nen los medios de comu­ni­ca­ción y los intere­ses polí­ti­cos es tal, que es capaz de con­di­cio­nar las reso­lu­cio­nes judi­cia­les; el caso de Ant­ton Troi­ti­ño lo ha demos­tra­do. Las medi­das que se uti­li­zan en con­tra de los y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas son uti­li­za­das para con­se­guir sus obje­ti­vos políticos.

Mien­tras tan­to, hemos vis­to que polí­ti­cos y poli­cías que han impul­sa­do el terro­ris­mo de Esta­do per­ma­ne­cen en liber­tad, están en la calle. Para estos no hay cade­na per­pe­tua, no hay polí­ti­ca de dis­per­sión. Para estos hay una impu­ni­dad total, en los casos en los que han sido con­de­na­dos, ense­gui­da lle­gan los bene­fi­cios peni­ten­cia­rios, que con­vier­ten en muy cor­tas sus condenas.

En Eus­kal herria se ha abier­to un nue­vo ciclo polí­ti­co y agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les han suma­do esfuer­zos para lle­var a este pue­blo a una situa­ción ver­da­de­ra de paz y de jus­ti­cia. Pero el Gobierno espa­ñol sigue empe­ña­do en su cerra­zón, dan­do pasos en la direc­ción con­tra­ria a la que apues­ta el Acuer­do de Ger­ni­ka. Eso es lo que mues­tran los últi­mos casos de tor­tu­ras, ile­ga­li­za­cio­nes y prohi­bi­cio­nes. Pre­ten­den eter­ni­zar la situa­ción de repre­sión y con­flic­to en Eus­kal herria, y para ello, entre otras man­tie­nen la per­se­cu­ción con­tra los 720 pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas que man­tie­nen pre­sas, en lugar de situar la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria en cla­ves de solu­ción. En este pro­ce­so de solu­ción será nece­sa­rio aca­bar con la cade­na per­pe­tua, libe­rar a los y las pre­sas con enfer­me­da­des gra­ves, fina­li­zar con la polí­ti­ca de dis­per­sión, y al fin y al cabo que vuel­van a casa todos y todas las pre­sas y exi­lia­das políticas.

Hoy mis­mo, aho­ra mis­mo, deben cesar todas las ini­cia­ti­vas de odio y ven­gan­za con­tra los y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas. En esta direc­ción, invi­ta­mos al Gobierno espa­ñol a que se acer­que a las bases que reco­ge el Acuer­do de Gernika.

En el pro­ce­so de paz que se lle­vó a cabo en el Nor­te de Irlan­da, al cabo de dos años, todos y todas las pre­sas polí­ti­cas fue­ron pues­tas en liber­tad, sin tener que mos­trar su arre­pen­ti­mien­to como con­di­ción para su excar­ce­la­ción. En Sudá­fri­ca la libe­ra­ción de pre­sos y pre­sas se lle­vo a cabo duran­te ocho años. La libe­ra­ción de los y las pre­sas polí­ti­cas debe ser una de las con­se­cuen­cias del pro­ce­so que se está lle­van­do a cabo en Eus­kal herria, y esto debe dar­se cuan­to antes. Para ello la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria debe dejar de ser una herra­mien­ta represiva.

Para aca­bar, que­re­mos decir que las pala­bras del diri­gen­te de Ara­lar, Patxi Zaba­le­ta, nos han sido hirien­tes. El hecho de pedir a Ant­ton Troi­ti­ño que vuel­va a pri­sión supo­ne negar la pro­pia cruel­dad de esta polí­ti­ca peni­ten­cia­ria. Si Ant­ton fue­ra encar­ce­la­do sería vuel­to a dis­per­sar a miles de kiló­me­tros, si enfer­ma­ra lo man­ten­drían en pri­sión, y si así lo deci­die­ran, atra­sa­rían una y otra vez su liber­tad. Mien­tras tan­to sus fami­lia­res ten­drían que seguir jugan­do su vida en la carre­te­ra, al igual que lo han hecho duran­te estos últi­mos 24 años. Las lar­gas estan­cias en pri­sión pro­vo­can gra­ves e irre­ver­si­bles con­se­cuen­cias psi­co­ló­gi­cas y físi­cas en las per­so­nas. Que una per­so­na que ha rei­vin­di­ca­do en tan­tas oca­sio­nes todos los dere­chos huma­nos, se expre­se con tan­ta fri­vo­li­dad ante este caso, nos pare­ce real­men­te gra­ve. Tenien­do en cuen­ta el dolor y el males­tar que han pro­vo­ca­do sus pala­bras, pedi­mos al señor Zaba­le­ta que reti­re sus declaraciones.

Para aca­bar que­re­mos rea­li­zar un lla­ma­mien­to a la ciu­da­da­nía a con­ti­nuar movi­li­zán­do­se en favor de los dere­chos de los y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas. En con­cre­to, que­re­mos invi­tar a los y las ciu­da­da­nas a par­ti­ci­par en la mani­fes­ta­ción que se cele­bra­rá en Donos­tia el vier­nes que vie­ne, a las 19:00 de la tar­de en Donos­tia, bajo el lema Biziar­te­ko espetxe zigo­rrik ez!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.