Bien­ve­ni­do al club, Willy Tole­do – JM Alvarez

Real­men­te ya per­te­ne­cía al club de los dis­con­for­mes, de los dife­ren­tes, des­de que fue­ra defe­nes­tra­do por el régi­men, a cau­sa de sus posi­cio­nes inter­na­cio­na­lis­tas y revo­lu­cio­na­rias. Ape­nas le vemos en las pan­ta­llas de cine o tele­vi­sión, y menos que le vamos a ver. Él lo sabe. Es cons­cien­te de ello.

Tuve la opor­tu­ni­dad de salu­dar bre­ve­men­te a Willy en el pue­blo de Mari­na­le­da dón­de me des­pla­cé para asis­tir a la pre­sen­ta­ción de un libro sobre Die­go Caña­me­ro, diri­gen­te sin­di­cal, cam­pe­sino, hom­bre pací­fi­co sobre el que pesa una orden de bús­que­da y cap­tu­ra por recla­mar sus dere­chos como ser humano. Die­go afir­ma que lo apre­sa­rán, una vez cele­bra­das las pró­xi­mas elec­cio­nes de la burguesía.

Al día siguien­te, corres­pon­dió el turno a Willy que dio una char­la sobre el Sáha­ra y la repre­sión marro­quí en un pabe­llón don­de no cabía un alfi­ler, con gen­te veni­da de todas par­tes del Esta­do espa­ñol, sillas ocu­pa­das, per­so­nas de pie o sen­ta­das en los pasi­llos, tam­bién fue­ra del recin­to. Tras hacer su expo­si­ción, fue el pro­pio Tole­do el que invi­tó a los con­gre­ga­dos a hablar sobre España.

A una pre­gun­ta sobre qué pen­sa­ba él que podría hacer­se para mejo­rar la demo­cra­cia, con­tes­tó: “Para empe­zar esto no es una demo­cra­cia, esto es fas­cis­mo”, fra­se lapi­da­ria que fue res­pon­di­da con un tre­men­do aplauso.

Enho­ra­bue­na, Willy por lla­mar a las cosas por su nom­bre. Bien­ve­ni­do a las filas de los que no tie­nen nada, de los per­se­gui­dos, de los repre­sa­lia­dos. Eres, por dere­cho pro­pio, uno de los nues­tros. Como Car­li­tos Tena, ya sabes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.