Algu­nas refle­xio­nes sobre Villa­lar

La cele­bra­ción de Villa­lar es la acti­vi­dad más impor­tan­te, cada año, para el movi­mien­to cas­te­lla­nis­ta y revo­lu­cio­na­rio des­de sus ini­cios.

En el año 1986, la recién cons­ti­tui­da U.P.C., hizo un lla­ma­mien­to para recu­pe­rar el con­te­ni­do comu­ne­ro y rei­vin­di­ca­ti­vo de la cele­bra­ción de Villa­lar, en aquel momen­to en total pro­ce­so de des­com­po­si­ción bajo el impul­so del gobierno auto­nó­mi­co en manos del PSOE por enton­ces.

La res­pues­ta social fue muy impor­tan­te y cen­te­na­res de per­so­nas expre­sa­ron rotun­da­men­te su recha­zo a la deri­va que las cosas esta­ban toman­do. La con­fron­ta­ción con los geri­fal­tes del PSOE, res­pon­sa­bles de esa deri­va, en la Pla­za del Mono­li­to fue dura. La res­pues­ta poli­cial y judi­cial mucho más, los inten­tos de cri­mi­na­li­za­ción mediá­ti­ca del nacien­te movi­mien­to popu­lar cas­te­llano raya­ron en la para­noia.

Alguno de los auto­res de esa cam­pa­ña de cri­mi­na­li­za­ción mediá­ti­ca, como es el caso de Miguel Angel Rodri­guez, pasó no mucho des­pués a la pri­me­ra línea del perio­dis­mo – mer­ce­na­rio al ser­vi­cio del fas­cis­mo espa­ñol.

En el año 1987, la ven­gan­za esta­ba pla­ni­fi­ca­da, la Dele­ga­ción del Gobierno en Cas­ti­lla y León, orga­ni­zó un ope­ra­ti­vo de los cuer­pos anti­dis­tur­bios de la Guar­dia Civil para masa­crar la mar­cha enca­be­za­da por la U.P.C., que des­de la Cam­pa se hizo a la pla­za del Mono­li­to, muchas per­so­nas resul­ta­ron heri­das por las car­gas, algu­nas de gra­ve­dad, una per­dió un ojo por un pelo­ta­zo.

A par­tir de 1987 y así con­ti­nuo muchos años, el Gobierno »regio­nal» de Cas­ti­lla y León ya en manos del PP y enca­be­za­do por Aznar, deci­dió aban­do­nar la pre­sen­cia ins­ti­tu­cio­nal en Villa­lar, pero se siguió con la orga­ni­za­ción de ope­ra­ti­vos repre­si­vos, abso­lu­ta­men­te bes­tia­les y pro­vo­ca­do­res.

Con­tro­les des­pro­por­cio­na­dos en las carre­te­ras de acce­so, pre­sen­cia de cen­te­na­res de miem­bros de los anti­dis­tur­bios de la Guar­dia Civil, inclu­yen­do a su caba­lle­ría, e inclu­so en algu­na oca­sión la pre­sen­cia de tan­que­tas.

Cual­quier moti­vo les era váli­do en esos años para car­gar con­tra la gen­te.

La pre­sen­cia repre­si­va, que pare­ce ser ha sor­pren­di­do a algu­na gen­te este año, qui­zás por­que los dos años ante­rio­res era menos visi­ble, ha sido una cons­tan­te des­de el pri­mer Villa­lar de la tran­si­ción en 1976.

Pre­sen­cia repre­si­va que se refuer­za a par­tir de la apa­ri­ción del cas­te­lla­nis­mo revo­lu­cio­na­rio orga­ni­za­do en las cam­pas de Villa­lar a par­tir de 1986.

El blo­que domi­nan­te espa­ñol y su Esta­do no pue­den admi­tir que en Cas­ti­lla sur­ja, esa bata­lla ya la han per­di­do, un movi­mien­to nacio­nal-popu­lary mucho menos que ese movi­mien­to se desa­rro­lle, esa bata­lla tam­bién la están per­dien­do; y por ello la abso­lu­ta des­pro­por­ción de los des­plie­gues repre­si­vos que hacen.

Es cier­ta­men­te dra­má­ti­co que las fuer­zas poli­cia­les, finan­cia­das con los impues­tos del Pue­blo Tra­ba­ja­dor, sean uti­li­za­das pre­ci­sa­men­te para repri­mir las expre­sio­nes rei­vin­di­ca­ti­vas de ese Pue­blo, en vez de ser uti­li­za­das para com­ba­tir a la delin­cuen­cia orga­ni­za­da, tam­bién entre los polí­ti­cos pro­fe­sio­na­les, de la que esta­mos sobra­dos.

Villa­lar 2012, que muy pro­ba­ble­men­te se desa­rro­lla­rá en un esce­na­rio polí­ti­co con cam­bios con res­pec­to al 2011, exi­gi­rá que [email protected] [email protected] del S.XXI, haga­mos un mayor esfuer­zo de crea­ti­vi­dad, mili­tan­cia y pla­ni­fi­ca­ción para que la memo­ria de la revo­lu­ción comu­ne­ra y la lucha por su actua­li­za­ción, sean los ele­men­tos prin­ci­pa­les en la cele­bra­ción del 23 de abril.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *