Algu­nas refle­xio­nes sobre Villalar

La cele­bra­ción de Villa­lar es la acti­vi­dad más impor­tan­te, cada año, para el movi­mien­to cas­te­lla­nis­ta y revo­lu­cio­na­rio des­de sus inicios.

En el año 1986, la recién cons­ti­tui­da U.P.C., hizo un lla­ma­mien­to para recu­pe­rar el con­te­ni­do comu­ne­ro y rei­vin­di­ca­ti­vo de la cele­bra­ción de Villa­lar, en aquel momen­to en total pro­ce­so de des­com­po­si­ción bajo el impul­so del gobierno auto­nó­mi­co en manos del PSOE por entonces.

La res­pues­ta social fue muy impor­tan­te y cen­te­na­res de per­so­nas expre­sa­ron rotun­da­men­te su recha­zo a la deri­va que las cosas esta­ban toman­do. La con­fron­ta­ción con los geri­fal­tes del PSOE, res­pon­sa­bles de esa deri­va, en la Pla­za del Mono­li­to fue dura. La res­pues­ta poli­cial y judi­cial mucho más, los inten­tos de cri­mi­na­li­za­ción mediá­ti­ca del nacien­te movi­mien­to popu­lar cas­te­llano raya­ron en la paranoia.

Alguno de los auto­res de esa cam­pa­ña de cri­mi­na­li­za­ción mediá­ti­ca, como es el caso de Miguel Angel Rodri­guez, pasó no mucho des­pués a la pri­me­ra línea del perio­dis­mo – mer­ce­na­rio al ser­vi­cio del fas­cis­mo español.

En el año 1987, la ven­gan­za esta­ba pla­ni­fi­ca­da, la Dele­ga­ción del Gobierno en Cas­ti­lla y León, orga­ni­zó un ope­ra­ti­vo de los cuer­pos anti­dis­tur­bios de la Guar­dia Civil para masa­crar la mar­cha enca­be­za­da por la U.P.C., que des­de la Cam­pa se hizo a la pla­za del Mono­li­to, muchas per­so­nas resul­ta­ron heri­das por las car­gas, algu­nas de gra­ve­dad, una per­dió un ojo por un pelotazo.

A par­tir de 1987 y así con­ti­nuo muchos años, el Gobierno »regio­nal» de Cas­ti­lla y León ya en manos del PP y enca­be­za­do por Aznar, deci­dió aban­do­nar la pre­sen­cia ins­ti­tu­cio­nal en Villa­lar, pero se siguió con la orga­ni­za­ción de ope­ra­ti­vos repre­si­vos, abso­lu­ta­men­te bes­tia­les y provocadores.

Con­tro­les des­pro­por­cio­na­dos en las carre­te­ras de acce­so, pre­sen­cia de cen­te­na­res de miem­bros de los anti­dis­tur­bios de la Guar­dia Civil, inclu­yen­do a su caba­lle­ría, e inclu­so en algu­na oca­sión la pre­sen­cia de tanquetas.

Cual­quier moti­vo les era váli­do en esos años para car­gar con­tra la gente.

La pre­sen­cia repre­si­va, que pare­ce ser ha sor­pren­di­do a algu­na gen­te este año, qui­zás por­que los dos años ante­rio­res era menos visi­ble, ha sido una cons­tan­te des­de el pri­mer Villa­lar de la tran­si­ción en 1976.

Pre­sen­cia repre­si­va que se refuer­za a par­tir de la apa­ri­ción del cas­te­lla­nis­mo revo­lu­cio­na­rio orga­ni­za­do en las cam­pas de Villa­lar a par­tir de 1986.

El blo­que domi­nan­te espa­ñol y su Esta­do no pue­den admi­tir que en Cas­ti­lla sur­ja, esa bata­lla ya la han per­di­do, un movi­mien­to nacio­nal-popu­lary mucho menos que ese movi­mien­to se desa­rro­lle, esa bata­lla tam­bién la están per­dien­do; y por ello la abso­lu­ta des­pro­por­ción de los des­plie­gues repre­si­vos que hacen.

Es cier­ta­men­te dra­má­ti­co que las fuer­zas poli­cia­les, finan­cia­das con los impues­tos del Pue­blo Tra­ba­ja­dor, sean uti­li­za­das pre­ci­sa­men­te para repri­mir las expre­sio­nes rei­vin­di­ca­ti­vas de ese Pue­blo, en vez de ser uti­li­za­das para com­ba­tir a la delin­cuen­cia orga­ni­za­da, tam­bién entre los polí­ti­cos pro­fe­sio­na­les, de la que esta­mos sobrados.

Villa­lar 2012, que muy pro­ba­ble­men­te se desa­rro­lla­rá en un esce­na­rio polí­ti­co con cam­bios con res­pec­to al 2011, exi­gi­rá que [email protected] [email protected] del S.XXI, haga­mos un mayor esfuer­zo de crea­ti­vi­dad, mili­tan­cia y pla­ni­fi­ca­ción para que la memo­ria de la revo­lu­ción comu­ne­ra y la lucha por su actua­li­za­ción, sean los ele­men­tos prin­ci­pa­les en la cele­bra­ción del 23 de abril.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.