Car­ta Inter­na­cio­nal públi­ca al pre­si­den­te Chá­vez – [email protected] aba­jo firmantes

Car­ta públi­ca a Hugo Chá­vez Frías, pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Venezuela

Señor pre­si­den­te:

Este 23 de abril fue dete­ni­do en el aero­puer­to vene­zo­lano de Mai­que­tía el ciu­da­dano sue­co, de ori­gen colom­biano, Joa­quín Pérez Bece­rra. El comu­ni­ca­do ofi­cial del gobierno que Usted enca­be­za, dijo que este perio­dis­ta, y direc­tor de la agen­cia de noti­cias ANNCOL, era “ reque­ri­do por los órga­nos de jus­ti­cia de la Repú­bli­ca de Colom­bia, a tra­vés de INTERPOL, con difu­sión roja, por la comi­sión de los deli­tos de con­cier­to para delin­quir, finan­cia­mien­to del terro­ris­mo y admi­nis­tra­ción de recur­sos rela­cio­na­dos con acti­vi­da­des terro­ris­tas.” Por lo cual se dis­pon­dría su extra­di­ción a Colombia.

Sor­pren­den­te­men­te, dos días des­pués, el 25 de abril, el pre­si­den­te de Colom­bia y ex minis­tro de Defen­sa, Juan Manuel San­tos, en decla­ra­cio­nes al dia­rio El Tiem­po de Bogo­tá, expre­só: “el sába­do lla­mé al pre­si­den­te Chá­vez y le dije que un tipo muy impor­tan­te para noso­tros de las Farc lle­ga­ba en un vue­lo de Lufthan­sa esa tar­de a Cara­cas y que si lo podía dete­ner. No titu­beó. Lo man­dó cap­tu­rar y nos lo va a entregar.”

Ante esas decla­ra­cio­nes, que­da una pre­gun­ta obli­ga­da: ¿El gobierno de Vene­zue­la hizo un favor ile­gal al gobierno de Colom­bia? Pues que­da en evi­den­cia que no exis­tía la orden “roja” de la Inter­pol con­tra ese ciu­da­dano. Si ella hubie­ra exis­ti­do, Pérez Bece­rra habría sido dete­ni­do en Ale­ma­nia, país don­de embar­có hacia Vene­zue­la, y que tie­ne uno de los mejo­res ser­vi­cios de segu­ri­dad del mun­do. O hubie­ra sido reque­ri­do por las auto­ri­da­des de Sue­cia, don­de resi­de, y ejer­ce una acti­vi­dad perio­dís­ti­ca legal, así no gus­te al gobierno de Colom­bia, cuya per­se­cu­ción a perio­dis­tas crí­ti­cos es bien conocida.

Pre­si­den­te Chá­vez Frías:

Este lunes 25 de abril su gobierno envió a Pérez Bece­rra a Colom­bia. No se le per­mi­tió la visi­ta de un abo­ga­do, ni la del cón­sul de Sue­cia en Cara­cas. Así se vio­la­ron la Cons­ti­tu­ción de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la y tra­ta­dos internacionales.

No es la pri­me­ra vez que un revo­lu­cio­na­rio colom­biano es depor­ta­do o extra­di­ta­do a su país des­de Vene­zue­la. Otros ciu­da­da­nos, pre­sun­ta­men­te miem­bros de las gue­rri­llas del Ejér­ci­to de Libe­ra­ción Nacio­nal, ELN, y de las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia, FARC, han sido ya entre­ga­dos de mane­ra expe­di­ti­va al gobierno colom­biano, el cual, según Usted mis­mo lo repe­tía has­ta hace pocos meses, es uno de los peo­res vio­la­do­res a los dere­chos huma­nos en el mun­do. Lo que es cier­to, pues lo con­fir­man cen­te­na­res de infor­mes de ins­ti­tu­cio­nes inter­na­cio­na­les, inclui­da la ONU.

Enton­ces Usted pue­de ima­gi­nar muy bien qué suer­te le pue­de espe­rar al ciu­da­dano Pérez Bece­rra; y lo qué están vivien­do los otros ciu­da­da­nos entre­ga­dos por su gobierno a las auto­ri­da­des colombianas.

Has­ta el día de hoy, nin­gún gobierno euro­peo, y casi nin­guno en el mun­do, aten­dió los pedi­dos de extra­di­ción del gobierno colom­biano con­tra sus opo­si­to­res polí­ti­cos, sean til­da­dos como los til­de. ¿Por qué sí el de Venezuela?

Como bien sabe, hoy en día en Colom­bia y en muchos paí­ses, cual­quier per­so­na pro­gre­sis­ta es til­da­da de terro­ris­ta. Ade­más, Usted y el Par­la­men­to vene­zo­lano decre­ta­ron, en enero del 2008, que las gue­rri­llas colom­bia­nas no eran orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas, sino com­ba­tien­tes revo­lu­cio­na­rios. Así se les dio esta­tus político.

Si estas per­so­nas hubie­ran come­ti­do deli­tos en el terri­to­rio vene­zo­lano, debe­rían ser san­cio­na­dos por las leyes de este país, pero no entre­ga­dos a unas auto­ri­da­des que des­de siem­pre han men­ti­do, han mani­pu­la­do la infor­ma­ción, como Usted muchas veces lo ha dicho. Como Usted mis­mo lo ha sufrido.

Pre­si­den­te Chá­vez Frías, espe­ra­mos que su gobierno rec­ti­fi­que ese rum­bo nada deco­ro­so para el pro­ce­so boli­va­riano que tan­to defen­de­mos, y que con orgu­llo que­re­mos seguir mostrando,

Nos des­pe­di­mos de Usted muy atentamente,

Pri­me­ras firmas:

Pri­me­ras firmas:

Gil­ber­to López y Rivas, antro­pó­lo­go, México.

Hugo Mol­diz Mer­ca­do, perio­dis­ta, Bolivia.

Her­nan­do Cal­vo Ospi­na, perio­dis­ta, Colombia/​Francia.

San­tia­go Alba, escri­tor, España.

Sonia Bri­to, pre­si­den­ta Aso­cia­ción Dere­chos Huma­nos de La Paz, Bolivia.

Manuel Sal­ga­do Tama­yo, cate­drá­ti­co y ex Vice­pre­si­den­te del Con­gre­so Nacio­nal, Ecuador.

James Petras, soció­lo­go, Esta­dos Unidos.

Michel Collon, perio­dis­ta, Bélgica.

Car­los Azna­rez, perio­dis­ta, Argentina.

Renán Vega Can­tor, cate­drá­ti­co, Colombia.

Fra­nçois Hou­tart, soció­lo­go, Bélgica.

Anna­li­sa Melan­dri, perio­dis­ta, Italia.

Maria­na López de la Vega, filo­so­fa, México.

Paco Cal­de­rón, soció­lo­go, España.

Nar­ci­so Isa Con­de, coor­di­na­dor de la Pre­si­den­cia Colec­ti­va del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano, Repú­bli­ca Dominicana.

Car­los Casa­nue­va Tron­co­so, secre­ta­rio gene­ral Movi­mien­to Gene­ral Bolivariano.

Cédric Rut­ter, Colec­ti­vo Inves­ti­g’Ac­tion, Bélgica.

Ingrid Stor­gen, Colec­ti­vo por la paz en Colom­bia, Argentina

Jor­ge Beins­tein, eco­no­mis­ta, Francia.

Aní­bal Gar­zón, soció­lo­go, Bolivia.

Jor­ge Men­do­za, soció­lo­go, Bolivia.

Geral­di­na Colot­ti, perio­dis­ta, Italia.

Ali­ne Cas­tro, Red POR TI AMERICA, Brasil

Miguel-Ángel Agui­lar, filó­so­fo, México.

Car­los Figue­roa Iba­rra, cate­drá­ti­co, México.

Cha­te­ri­ne Her­nán­dez, perio­dis­ta, España.

Anto­nio Maz­zeo, perio­dis­ta, Italia.

Ful­vio Gri­mal­di, perio­dis­ta, Aso­cia­ción de Amis­tad Ita­lia-Cuba, Italia

San­dra Paga­ni­ni, docen­te, Aso­cia­ción de Amis­tad Ita­lia-Cuba, Italia.

Fete­ra Flo­res, colec­ti­vo de Base, Argentina.

Cris­ti­na Cas­te­llo, escri­to­ra, Argentina/​Francia.

Dax Tos­cano Sego­via, perio­dis­ta, Ecuador.

Juan Car­los Mone­de­ro, cate­drá­ti­co, España

Has­san Dal­band, cate­drá­ti­co, México.

Xio­ma­ra Pérez Díaz, artis­ta, Venezuela.

Héc­tor Sei­jas, escri­tor, Venezuela.

Ender Cepe­da, pin­tor, Venezuela.

Aso­cia­ción Boli­va­ria­na de Asun­tos Huma­ni­ta­rios PATRIA ES SOLIDARIDAD, Venezuela.

Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano, Ecuador.

Mario Casa­sús, perio­dis­ta, México.

Aso­cia­ción Nacio­nal de Abo­ga­dos Demo­crá­ti­cos, México.

Obser­va­to­rio Nacio­nal de Pri­sio­nes, México.

Agen­cia Boli­va­ria­na de Pren­sa, Ecuador.

Gior­gio Truc­chi, perio­dis­ta, Italia.

Movi­mien­to Gue­va­ris­ta Tie­rra Y Liber­tad, Ecuador.

Liga Mexi­ca­na por la Defen­sa de los Dere­chos Huma­nos, México.

Fun­da­ción Die­go Luce­ro, México.

Auro­ra Tuma­nisch­wi­li, C olec­ti­vo Ami­gos de la Paz en Colom­bia, Argentina.

Gui­ller­mo López, Colec­ti­vo Ami­gos de la Paz en Colom­bia, Argentina.

Aso­cia­ción de Fami­lia­res de Dete­ni­dos Des­apa­re­ci­dos y Víc­ti­mas de Vio­la­cio­nes de Dere­chos Huma­nos, México.

Red Uni­ver­si­ta­ria de Moni­to­res de Dere­chos Huma­nos, México.

Fede­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res Libres de Pichin­cha, Ecuador.

Movi­mien­to José Peral­ta, Ecuador.

Juan Car­los Valle­jo, escri­tor, Colombia/​Estados Unidos.

Ale­jan­dro Rodrí­guez, Bolivia.

Álva­ro Zule­ta, eco­no­mis­ta, Bolivia.

Raúl Pra­da, soció­lo­go, Bolivia.

Oli­ver Villar, cate­drá­ti­co, Australia.

Gui­do Pic­co­li, perio­dis­ta, Italia.

Xar­lo Etche­zaha­rre­ta, edu­ca­dor, Francia.

Lour­des Gar­cía-Lar­qué, sin­di­ca­lis­ta, Australia

Ale­jan­dro Dau­sá, perio­dis­ta, Bolivia.

Víc­tor Vaca­flo­res, eco­no­mis­ta, Bolivia.

Cen­tro de Dere­chos Huma­nos Coor­di­na­do­ra 28 de Mayo, México.

Ele­na A. Romano, Colec­ti­vo Ami­gos de la Paz en Colom­bia, Argentina.

Mar­ce­la Pérez, Colec­ti­vo Ami­gos de la Paz en Colom­bia, Argentina.

Aso­cia­ción de Dere­chos Huma­nos del Esta­do de Méxi­co, México.

Aso­cia­ción para la Defen­sa de los Dere­chos Huma­nos y Equi­dad de Género,

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.