¿Quién enga­ña a quién? – Ramón Sola

El PNV lle­va muchos meses afir­man­do públi­ca­men­te que la izquier­da aber­tza­le «al final esta­rá» en las urnas el 22 de mayo. Se pue­de enten­der como una fri­vo­li­dad en toda regla por cuan­to res­ta gra­ve­dad a un atro­pe­llo anti­de­mo­crá­ti­co des­co­mu­nal (¿alguien pue­de garan­ti­zar que el PNV, con sus 116 años de vida, sobre­vi­vi­ría a la inha­bi­li­ta­ción de fac­to de más de 40.000 mili­tan­tes y sim­pa­ti­zan­tes?). Pero tam­bién, pues­tos a espe­cu­lar, cabía pen­sar que Iñi­go Urku­llu y sus com­pa­ñe­ros lo decían por­que sabían cómo aca­ba­ría esta his­to­ria.

En estas últi­mas sema­nas, sin embar­go, esta con­vic­ción se tam­ba­lea. El pro­pio pre­si­den­te del EBB pasó a decir en abril que «no enten­de­ría que vol­vié­ra­mos a estar en el esce­na­rio de hace cua­tro años». Una sema­na des­pués aña­dió que «la acti­tud de PSE y PSOE con Bil­du me tie­ne con­fun­di­do». Y aho­ra per­ci­be que PSOE y PP han vis­to «con su doble lupa» que si quie­ren ganar terreno en las ins­ti­tu­cio­nes nece­si­tan car­gar­se a la nue­va coa­li­ción. Tam­po­co sus com­pa­ñe­ros se acla­ran. Para la secre­ta­ria del EBB, Belén Grea­ves, «tie­ne toda la pin­ta» de que «la mayo­ría» de las lis­tas será veta­da. Por con­tra, para el dipu­tado Josu Erko­re­ka «final­men­te Bil­du no ten­drá nin­gu­na difi­cul­tad».

Ocu­rre, sin embar­go, que las elec­cio­nes son algo más serio que las qui­nie­las y las porras. Y que aun­que se dis­fra­cen de futu­ró­lo­gos, Urku­llu, Erko­re­ka y Grea­ves son polí­ti­cos. No unos polí­ti­cos cua­les­quie­ra, sino los socios e inter­lo­cu­to­res del Gobierno del PSOE. Hace sólo tres sema­nas que Zapa­te­ro invi­tó a Urku­llu a cenar por últi­ma vez, y resul­ta inve­ro­sí­mil que no habla­ran de las elec­cio­nes, aun­que fue­ra en el pos­tre. Algo tenía que con­tar­le, algo que Urku­llu pre­fie­re callar­le al res­to. Está en su dere­cho, pero resul­ta una bro­ma pesa­da que lue­go insi­núe que la izquier­da aber­tza­le «anda con enga­ños». Los hechos sólo mues­tran dos enga­ños posi­bles: o Zapa­te­ro le toma el pelo al PNV, o el PNV a la socie­dad vas­ca.

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *