Que se cum­pla mi sue­ño – Julie­ta itoiz

Ya sabéis que la Alcal­de­sa de la ciu­dad se ha que­re­lla­do con­tra mí a cuen­ta de una poe­sía que le dedi­qué, que me salió de las entra­ñas a raíz de la actua­ción mili­tar en el Eus­kal Jai. Toda­vía no me creo que alguien tan impor­tan­te, que pue­de lle­gar a ser pre­si­den­ta de Naba­rra, que duran­te 12 años ha hecho lo que ha que­ri­do en esta ciu­dad, se meta en una que­re­lla con­tra mí. Yo, que ni siquie­ra he gra­ba­do una maque­ta. Como Poe­ta Polí­ti­ca que me con­si­de­ro, este hecho me pro­du­ce tan­ta emo­ción como podría dar­me un con­cier­ta­zo de telo­ne­ra de los Public Enemy, ja, ja, ja.
Esta movi­da me está dan­do mucho tra­ba­jo, ten­go la casa un poco aban­do­na­da, me des­cen­tra de mis estu­dios y menos mal que los hijos están de vaca­cio­nes y el rit­mo es más rela­ja­do, sino, no sé cómo nos arre­gla­ría­mos. Mi cabe­za no deja de dar vuel­tas y estoy pasan­do unos días muy muy espe­cia­les. Bue­nos? Pues si es por el apo­yo de la Bas­ka, siiiii. La gen­te me hace sen­tir par­te de una Comu­ni­dad aco­ge­do­ra. No estoy sola, no ten­go mie­do ni tris­te­za. Malos? Pues no, preo­cu­pan­tes. No es bala­dí tener a Yolan­da Bar­ci­na enfren­te y entre noso­tras un juez que debe deci­dir sobre este asun­to.
Pero la ver­dad es que no sien­to nin­gún mal rollo hacia Yolan­da Bar­ci­na. Se me ha lim­pia­do todo, no pue­do más que agra­de­cer­le lo que está hacien­do por mí. Y me gus­ta­ría pedir­le dis­cul­pas, si se ha ofen­di­do. De cora­zón. Pero eso sí, defen­dien­do mi dere­cho a expre­sar en el idio­ma del rap el dolor que me hizo y que ha hecho a mi comu­ni­dad. Cuan­do escri­bo rap, hablo de lo que me sacu­de por den­tro. Y ella me sacu­dió. Y si es dura la res­pues­ta, más duro fue lo que la oca­sio­nó. Si no quie­re que se le dedi­que algo así, debe­ría ejer­cer otro tipo de lide­raz­go.
En cuan­to a lo de las inter­pre­ta­cio­nes machis­tas, no sé, entre ella y yo no hay hom­bre que val­ga. Es algo entre dos muje­res polí­ti­cas, en igual­dad de con­di­cio­nes. Y si le digo mujer flo­re­ro, por ejem­plo, lo digo por­que no creo que sea libre en sus actua­cio­nes, creo que repre­sen­ta a algo más fuer­te que ella a lo cual obe­de­ce. Y eso es ser mujer flo­re­ro, y si hubie­ra sido tío, pues le habría lla­ma­do cal­zo­na­zos o bal­dra­gas. Y si hablo de rom­per su úte­ro, es una metá­fo­ra que quie­re desear­le un orgas­mo, que para quien no lo sepa, tie­nen lugar en el úte­ro. Y eso no creo que sea machis­ta deseár­se­lo a nadie. Si hubie­ra teni­do pito, habría com­pa­ra­do al res­pec­to. Y no veo tam­po­co el machis­mo en ello. Que pasa, que entre muje­res no se pue­de hablar de asun­tos del coño?
Me encan­ta­ría estar en su lugar, con la posi­bi­li­dad que tie­ne de con­ver­tir­se en líder de la Comu­ni­dad. Y poder cola­bo­rar con el res­to de la socie­dad naba­rra en la recons­truc­ción de este tro­ci­co de la Tie­rra, en el reci­cla­je del sis­te­ma capi­ta­lis­ta insos­te­ni­ble que tan­to daño nos hace a todos, a ella tam­bién. Pero yo no soy más que una rape­ra cua­ren­to­na en paro. No pue­do hacer nada. Excep­to una cosa. Pue­do soñar. Soñar que mi rap sea una autén­ti­ca bofe­ta­da en su con­cien­cia. Y des­pier­te de su sue­ño. Y se con­vier­ta en una bue­na pre­si­den­ta de Gobierno, que no sólo gobier­ne para los suyos y los intere­ses que le han aupa­do has­ta ese lugar pri­vi­le­gia­do. Que tam­bién gobier­ne para las poe­tas disi­den­tes, para las para­das, para las fami­lias de las [email protected] y las mis­mas [email protected] Para la gen­te que nos levan­ta­mos cada día tem­prano con un mon­tón de curro que hacer, gran inse­gu­ri­dad en el maña­na y gran insa­tis­fac­ción por lo que hay. Que gobier­ne para cató­li­cos y ateos, espa­ño­les y vas­cos, la mon­ta­ña y la ribe­ra, con­ser­va­do­res y pro­gre­sis­tas, extran­je­ros y ptvs. Con­de Rodezno y la Rotxa.
Por­que estos momen­tos his­tó­ri­cos son deci­si­vos, no sólo para nues­tra Comu­ni­dad, sino para la Espe­cie Huma­na. Por­que esta Cri­sis es la nece­si­dad de cam­biar de sis­te­ma. Y quien ten­ga en sus manos la Admi­nis­tra­cion común, o se pone a eso, o no vamos a salir de este desa­gui­sa­do que nos ha traí­do la cul­tu­ra del petró­leo y el desa­rro­llis­mo. Y tam­bién por­que se está lle­van­do a cabo un pro­ce­so de paz que pue­de sig­ni­fi­car el ini­cio de la Ver­da­de­ra Tran­si­ción Polí­ti­ca des­pués de la muer­te de Fran­co. Aho­ra la gen­te nece­si­ta­mos líde­res con ampli­tud de miras, con cora­zo­nes lle­nos de amor, con tran­qui­li­dad y liber­tad de con­cien­cia y acción. Por­que hay que des­cen­tra­li­zar pode­res, fuen­tes de ener­gía, pro­duc­ción eco­nó­mi­ca. Hay que recons­truir las redes socia­les y la comu­ni­ca­ción entre per­so­nas. Por­que es hora de Sobre­vi­vir. Le pido a Ama­lu­rra, Dios, Ala, Buda, la Vida Ente­ra, que se cum­pla mi sue­ño. Amén.

.* Julie­ta Itoiz

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *