Otra de doble moral y sen­sa­cio­na­lis­mo – JM Alvarez

El titu­lar nada tie­ne que ver con las denun­cias del perio­dis­ta sue­co Dick Ema­nuels­son- que está en el pun­to del mira de la inte­li­gen­cia colom­bia­na des­de 2008- sobre el caso de Joa­quín Pérez Bece­rra, ciu­da­dano de ori­gen colom­biano y nacio­na­li­dad sue­ca, entre­ga­do por Vene­zue­la a Colom­bia, una entre­ga a todas luces ile­gal, una con­ce­sión polí­ti­ca lamen­ta­ble; sin embar­go no es el moti­vo cen­tral de este escrito.

¡Trai­ción! cla­man por ahí, refi­rién­do­se a lo acon­te­ci­do. Lamen­ta­ble­men­te en Espa­ña se sue­le recu­rrir a la vía exter­na para escon­der las mise­rias inter­nas. ¿Por qué no uti­li­zan ese mis­mo men­sa­je «revo­lu­cio­na­rio» en apo­yo de los pre­sos vas­cos, comu­nis­tas revo­lu­cio­na­rios y anar­quis­tas que se pudren en las cár­ce­les espa­ño­las? ¿Es mejor Espa­ña que Vene­zue­la? El cla­mo­reo se basa exclu­si­va­men­te en que el dete­ni­do no es miem­bro de las FARC ¿Y qué pasa si per­te­ne­ce a las FARC? ¿Ya no sería «una trai­ción a la soli­da­ri­dad internacionalista»?

Quien esto sus­cri­be, está en total des­acuer­do con la acti­tud del gobierno vene­zo­lano, pero no la jus­ti­fi­co por­que el extra­di­ta­do guar­da­ra, o no, rela­ción con las FARC, una orga­ni­za­ción polí­ti­co-mili­tar que recu­rre a la lucha arma­da con­tra un gobierno fas­cis­ta. Les recuer­do a los paci­fis­tas, a los “hom­bres de paz”, que el dere­cho a la lucha arma­da está reco­gi­do en la ONU.

Com­ba­tien­do al impe­ria­lis­mo en el cen­tro del sis­te­ma, ayu­da­re­mos a que Cuba, Vene­zue­la y otros paí­ses de la peri­fe­ria, no se vean obli­ga­dos a hacer con­ce­sio­nes para pro­te­ger sus pro­ce­sos, limi­ta­dos ante la cons­tan­te ame­na­za imperialista.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.