Gada­fi y el pue­blo Libio ini­ció la derro­ta moral de los ejér­ci­tos más pode­ro­sos del impe­ria­lis­mo en el siglo XXI – Manuel Flo­res Artiga

La lógi­ca mili­tar se des­en­vuel­ve y se deci­de en el terreno; Ante esta fase, los dis­cur­sos son sola­men­te deseos: los impe­ria­lis­tas quie­ren que se vaya Gada­fi y les deje el país sólo para ellos y que lo haga pron­to. Los impe­ria­lis­tas están repar­tién­do­se, el terreno, los recur­sos natu­ra­les, las reser­vas finan­cie­ras y la recons­truc­ción del país que des­tru­yen, antes de ganar la guerra.

Sin embar­go, como en otras gue­rras, cuan­do los pue­blos se deci­den a luchar ya no hay otro camino que ven­cer o morir, y esta no es con­sig­na sino reali­dad. La deci­sión del pue­blo libio a defen­der su repú­bli­ca, su líder, su dig­ni­dad a cos­ta del más sagra­do sacri­fi­cio ha lle­va­do a los impe­ria­lis­tas a ace­le­ra­das reunio­nes, a bus­car apo­yo entre los ejér­ci­tos más pode­ro­sos del pla­ne­ta, a dis­tri­buir­se el cos­te finan­cie­ro de la agre­sión y a ele­var la esca­la­da de la inter­ven­ción. Esta situa­ción pone al con­flic­to libio en una pers­pec­ti­va de gra­ve­dad en el daño humano, dado que los impe­ria­lis­tas impú­di­ca­men­te están pre­pa­ran­do el baño de san­gre a esca­la mayor. (ver, entre muchos ejem­plos: nom­brar emba­ja­dor espa­ñol y la visi­ta de McCain a Ben­ga­si, la dota­ción de medios de comu­ni­ca­ción ingle­ses y misi­les de cor­to alcan­ce de Catar a los anti­pa­trio­tas, la uti­li­za­ción de avio­nes no tripulados).

Como seña­lé, el sig­ni­fi­ca­do de esta esca­la­da inter­ven­cio­nis­ta mues­tra sin lugar a dudas que el pue­blo libio y su líder están pre­pa­ran­do una gue­rra popu­lar pro­lon­ga­da. Y cuan­do esto suce­de, las gue­rras duran años, como en Viet Nam, El Sal­va­dor, Afga­nis­tán y Colom­bia. Las cosas se com­pli­can cada día que pasa, pero; la com­pli­ca­ción en la gue­rra se va con­vir­tien­do en algo coti­diano, que pen­sar en ganar a cor­to pla­zo es sola­men­te deseo; mien­tras tan­to, los pue­blos agre­di­dos car­gan con el mayor daño, pero a la vez, la mayor glo­ria his­tó­ri­ca de no haber­se doble­ga­do ante el impe­ria­lis­mo y esta es la pri­me­ra gran vic­to­ria del pue­blo libio. Ha desa­fia­do las con­se­cuen­cias de los bom­bar­deos de cien­tos de misi­les tomahawk de 1.5 tone­la­das cuyo pre­cio por uni­dad es de $ 569,000.- una hora de vue­lo de avión C‑130 cues­ta $ 10, 000.- Los gas­tos de ese asal­to son finan­cie­ra­men­te hablan­do, muy altos. Para esto se han uni­do más de cua­ren­ta paí­ses (Espa­ña, Ita­lia, Fran­cia, Ingla­te­rra, Esta­dos Uni­dos, Catar, Cana­dá están entre los más agresivos).

En ese terreno el ganar o per­der se true­ca en quien es más humano, más digno, mas patrio­ta y esa cua­li­dad no es pro­pia de los impe­ria­lis­tas y sus laca­yos, por ello los impe­ria­lis­tas, aún con todas sus bom­bas y sus dro­nes lan­za misi­les des­de ya, per­die­ron la guerra.

Por­que la lucha por man­te­ner uni­do el país, por armar a todo el pue­blo y com­ba­tir sin tre­gua a los anti­pa­trio­tas e inter­ven­cio­nis­tas y res­pe­tar los desig­nios his­tó­ri­cos gana­dos por los líde­res, es el cora­zón de la revo­lu­ción anti impe­ria­lis­ta de los Libios y eso no se borra sino que cre­ce en otros cora­zo­nes y luchas de los demás pue­blos del mun­do, ese anti­im­pe­ria­lis­mo se ha exten­di­do por todos los luga­res, ciu­da­des, cen­tros rura­les del pla­ne­ta y se rati­fi­ca en los con­gre­sos comu­nis­tas de Cuba, en la con­me­mo­ra­ción de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na en Vene­zue­la, en la expul­sión de los agen­tes nor­te­ame­ri­ca­nos infil­tra­dos en Ecua­dor, en las mar­chas con­tra la inva­sión a Libia en algu­nas ciu­da­des espa­ño­las y en los miles y miles de artícu­los anti­im­pe­ria­lis­tas que apa­re­cen dia­ria­men­te en sitios web como: apo​rrea​.org, rebe­lión, kao­sen­la­red, nod50, la Hai­ne, pue­blo en línea, Gran­ma inter­na­cio­nal y sin lugar a dudas, el papel reve­la­dor de la ver­dad de tele­surtv. net y esto, no lo pue­de derro­tar el impe­ria­lis­mo. Esta es la gran vic­to­ria moral del pue­blo Libio.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.