Gada­fi y el pue­blo Libio ini­ció la derro­ta moral de los ejér­ci­tos más pode­ro­sos del impe­ria­lis­mo en el siglo XXI – Manuel Flo­res Arti­ga

La lógi­ca mili­tar se des­en­vuel­ve y se deci­de en el terreno; Ante esta fase, los dis­cur­sos son sola­men­te deseos: los impe­ria­lis­tas quie­ren que se vaya Gada­fi y les deje el país sólo para ellos y que lo haga pron­to. Los impe­ria­lis­tas están repar­tién­do­se, el terreno, los recur­sos natu­ra­les, las reser­vas finan­cie­ras y la recons­truc­ción del país que des­tru­yen, antes de ganar la gue­rra.

Sin embar­go, como en otras gue­rras, cuan­do los pue­blos se deci­den a luchar ya no hay otro camino que ven­cer o morir, y esta no es con­sig­na sino reali­dad. La deci­sión del pue­blo libio a defen­der su repú­bli­ca, su líder, su dig­ni­dad a cos­ta del más sagra­do sacri­fi­cio ha lle­va­do a los impe­ria­lis­tas a ace­le­ra­das reunio­nes, a bus­car apo­yo entre los ejér­ci­tos más pode­ro­sos del pla­ne­ta, a dis­tri­buir­se el cos­te finan­cie­ro de la agre­sión y a ele­var la esca­la­da de la inter­ven­ción. Esta situa­ción pone al con­flic­to libio en una pers­pec­ti­va de gra­ve­dad en el daño humano, dado que los impe­ria­lis­tas impú­di­ca­men­te están pre­pa­ran­do el baño de san­gre a esca­la mayor. (ver, entre muchos ejem­plos: nom­brar emba­ja­dor espa­ñol y la visi­ta de McCain a Ben­ga­si, la dota­ción de medios de comu­ni­ca­ción ingle­ses y misi­les de cor­to alcan­ce de Catar a los anti­pa­trio­tas, la uti­li­za­ción de avio­nes no tri­pu­la­dos).

Como seña­lé, el sig­ni­fi­ca­do de esta esca­la­da inter­ven­cio­nis­ta mues­tra sin lugar a dudas que el pue­blo libio y su líder están pre­pa­ran­do una gue­rra popu­lar pro­lon­ga­da. Y cuan­do esto suce­de, las gue­rras duran años, como en Viet Nam, El Sal­va­dor, Afga­nis­tán y Colom­bia. Las cosas se com­pli­can cada día que pasa, pero; la com­pli­ca­ción en la gue­rra se va con­vir­tien­do en algo coti­diano, que pen­sar en ganar a cor­to pla­zo es sola­men­te deseo; mien­tras tan­to, los pue­blos agre­di­dos car­gan con el mayor daño, pero a la vez, la mayor glo­ria his­tó­ri­ca de no haber­se doble­ga­do ante el impe­ria­lis­mo y esta es la pri­me­ra gran vic­to­ria del pue­blo libio. Ha desa­fia­do las con­se­cuen­cias de los bom­bar­deos de cien­tos de misi­les tomahawk de 1.5 tone­la­das cuyo pre­cio por uni­dad es de $ 569,000.- una hora de vue­lo de avión C‑130 cues­ta $ 10, 000.- Los gas­tos de ese asal­to son finan­cie­ra­men­te hablan­do, muy altos. Para esto se han uni­do más de cua­ren­ta paí­ses (Espa­ña, Ita­lia, Fran­cia, Ingla­te­rra, Esta­dos Uni­dos, Catar, Cana­dá están entre los más agre­si­vos).

En ese terreno el ganar o per­der se true­ca en quien es más humano, más digno, mas patrio­ta y esa cua­li­dad no es pro­pia de los impe­ria­lis­tas y sus laca­yos, por ello los impe­ria­lis­tas, aún con todas sus bom­bas y sus dro­nes lan­za misi­les des­de ya, per­die­ron la gue­rra.

Por­que la lucha por man­te­ner uni­do el país, por armar a todo el pue­blo y com­ba­tir sin tre­gua a los anti­pa­trio­tas e inter­ven­cio­nis­tas y res­pe­tar los desig­nios his­tó­ri­cos gana­dos por los líde­res, es el cora­zón de la revo­lu­ción anti impe­ria­lis­ta de los Libios y eso no se borra sino que cre­ce en otros cora­zo­nes y luchas de los demás pue­blos del mun­do, ese anti­im­pe­ria­lis­mo se ha exten­di­do por todos los luga­res, ciu­da­des, cen­tros rura­les del pla­ne­ta y se rati­fi­ca en los con­gre­sos comu­nis­tas de Cuba, en la con­me­mo­ra­ción de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na en Vene­zue­la, en la expul­sión de los agen­tes nor­te­ame­ri­ca­nos infil­tra­dos en Ecua­dor, en las mar­chas con­tra la inva­sión a Libia en algu­nas ciu­da­des espa­ño­las y en los miles y miles de artícu­los anti­im­pe­ria­lis­tas que apa­re­cen dia­ria­men­te en sitios web como: apo​rrea​.org, rebe­lión, kao­sen­la­red, nod50, la Hai­ne, pue­blo en línea, Gran­ma inter­na­cio­nal y sin lugar a dudas, el papel reve­la­dor de la ver­dad de tele­surtv. net y esto, no lo pue­de derro­tar el impe­ria­lis­mo. Esta es la gran vic­to­ria moral del pue­blo Libio.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *