Un segui­dor madri­dis­ta ase­si­na a un joven hin­cha del Barça en Beni­dorm tras la final de copa – Sare Anti­fa­xis­ta

La Poli­cía detie­ne al pre­sun­to homi­ci­da, un espa­ñol de 39 años y con ante­ce­den­tes.
El nacio­na­lis­mo radi­cal espa­ñol, ya tie­ne el muer­to que tan­to anda­ba bus­can­do, uno mas de tan­tos…

Los media espa­ño­les tra­tan de ocul­tar este nue­vo cri­men de fac­tu­ra ultra dere­chis­ta, tar­da­ron doce horas en dete­ner­le en una vivien­da.

¡Tra­tan de hacer pasar al muer­to por segui­dor del Madrid en algu­nos foros espa­ño­les de la pren­sa madri­le­ña! ¡Basu­ra fas­cis­ta!

Beni­dorm * Pai­sos Cata­lans
Un espa­ñol de 39 años fue dete­ni­do ayer como pre­sun­to autor de la muer­te por arma blan­ca de un joven afi­cio­na­do del Barça en Beni­dorm, cuyo deto­nan­te fue, una dispu­ta en rela­ción con el resul­ta­do de la final de la Copa del Rey entre el Real Madrid y el Bar­ce­lo­na. El supues­to autor del homi­ci­dio, sobre el que pesan varios ante­ce­den­tes poli­cia­les, pasa­rá a dis­po­si­ción de los juz­ga­dos de ins­truc­ción de guar­dia de Beni­dorm tras haber sido arres­ta­do en menos de doce horas des­de que ocu­rrie­ra la agre­sión mor­tal.
La agre­sión se pro­du­jo sobre las 4.45 horas de la madru­ga­da a la altu­ra de la calle Tomás Ortu­ño, una cén­tri­ca vía de Beni­dorm. La víc­ti­ma del suce­so, de 25 años, se había des­pla­za­do des­de la loca­li­dad ali­can­ti­na de Pedre­guer para dis­fru­tar de una noche de diver­sión y falle­ció a cau­sa de una sola puña­la­da en el cos­ta­do izquier­do, que le afec­tó órga­nos vita­les y le oca­sio­nó la muer­te en el acto.
Según las mani­fes­ta­cio­nes de un ami­go que acom­pa­ña­ba al falle­ci­do en el momen­to en que suce­die­ron los hechos, todo se ori­gi­nó a raíz de una dispu­ta fut­bo­lís­ti­ca. Al pare­cer, los jóve­nes dis­cu­tie­ron con un des­co­no­ci­do, lo que dege­ne­ró en pelea,
Así, apu­ña­ló de for­ma sor­pre­si­va y sin pre­vio avi­so al falle­ci­do con un cuchi­llo de coci­na de gran­des dimen­sio­nes que por­ta­ba ocul­to entre sus ropas.
El ami­go del falle­ci­do, que fue tes­ti­go de la agre­sión, se enfren­tó y siguió al pre­sun­to autor del apu­ña­la­mien­to, a quien logró alcan­zar­le e, inclu­so, lle­gó a pro­pi­nar­le un puñe­ta­zo.
Sin embar­go, lo dejó jun­to al por­tal de un inmue­ble ante las ame­na­zas del supues­to agre­sor, que seguía por­tan­do el cuchi­llo en su mano dere­cha, en una zona pró­xi­ma al lugar don­de ocu­rrie­ron los hechos.
El ami­go del falle­ci­do fue quien aler­tó tele­fó­ni­ca­men­te de lo suce­di­do a los ser­vi­cios de emer­gen­cia. Inme­dia­ta­men­te acu­die­ron al lugar varias dota­cio­nes de las F.S.E espa­ño­las, así como una ambu­lan­cia, cuyos facul­ta­ti­vos cer­ti­fi­ca­ron la muer­te del joven afi­cio­na­do del Barça.
En ese momen­to se des­ple­gó un fuer­te dis­po­si­ti­vo poli­cial para escla­re­cer la agre­sión mor­tal e iden­ti­fi­car y dete­ner al pre­sun­to autor de la muer­te.
En el dis­po­si­ti­vo par­ti­ci­pa­ron más de cin­cuen­ta poli­cías espa­ño­les de su Comi­sa­ría en Beni­dorm, tan­to agen­tes uni­for­ma­dos de la Bri­ga­da de Segu­ri­dad Ciu­da­da­na como inves­ti­ga­do­res de pai­sano de la Poli­cía Judi­cial.
Duran­te las inves­ti­ga­cio­nes se tomó decla­ra­ción como tes­ti­gos o cono­ce­do­res de algún deta­lle sobre los hechos a un total de seis per­so­nas, se entre­vis­tó a más de cien­to cua­ren­ta veci­nos y se con­tro­la­ron más de sesen­ta vivien­das de la zona, don­de se iden­ti­fi­có a sus mora­do­res y se reco­pi­la­ron datos úti­les para la inves­ti­ga­ción del homi­ci­dio.
Lue­go, los inves­ti­ga­do­res pro­ce­die­ron a la deten­ción del sos­pe­cho­so y al regis­tro judi­cial de su vivien­da, don­de se encon­tró el arma homi­ci­da y las ropas que por­ta­ba.

.….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….….

El joven asesinado en Benidorm fue atacado tras gritar «viva el Barça»

Fami­lia­res y ami­gos acom­pa­ñan los res­tos mor­ta­les del joven. /​Tino Cal­vo

La noche de diver­sión toca­ba a su fin. unos ami­gos se habían des­pla­za­do de Pedre­guer a Beni­dorm para dis­fru­tar del ocio en la capi­tal de la Cos­ta Blan­ca. Todo fue bien has­ta que, a las cin­co menos cuar­to de la madru­ga­da, se pro­du­jo un encuen­tro mor­tal que aca­bó con la vida de uno de ellos: Pere Artur For­nés.
Los hechos ocu­rrie­ron el jue­ves, horas des­pués de la final de la Copa del Rey. Fue apro­xi­ma­da­men­te a la altu­ra del núme­ro 83 de la calle Tomás Ortu­ño. El ase­si­na­to se pro­du­jo cuan­do la víc­ti­ma y su acom­pa­ñan­te se diri­gían a la casa de un ter­cer ami­go, don­de iban a dor­mir.
De repen­te, un tes­ti­go vio salir a la carre­ra al agre­sor, mien­tras que los dos ami­gos que­da­ban reza­ga­dos, uno de ellos tum­ba­do en el sue­lo. Era Pere Artur, de 25 años de edad. Aca­ba­ba de reci­bir una pro­fun­da puña­la­da en el cos­ta­do ases­ta­da con un mache­te.
Las pri­me­ras inves­ti­ga­cio­nes apun­tan a que el ori­gen de la tri­ful­ca estu­vo rela­cio­na­do con el resul­ta­do del encuen­tro. No obs­tan­te, ayer, en Pedre­guer, tan­to fami­lia­res como ami­gos insis­tie­ron en que no se pro­du­jo nin­gún alter­ca­do y que el agre­sor ata­có al joven sin mediar pala­bra. Al pare­cer, la úni­ca rela­ción del inci­den­te con el par­ti­do de fút­bol fue que Pere Artur, más cono­ci­do como Per­tur, gri­tó: «¡viva el Barça!».
Los fami­lia­res del joven defi­nie­ron el suce­so como un «sin sen­ti­do», por­que no se pro­du­jo «nin­gún tipo de pro­vo­ca­ción». En su opi­nión, el inci­den­te se ase­me­ja más a «un jue­go de rol, por­que fue direc­to a por él y le apu­ña­ló con un mache­te. Y la gen­te no sue­le salir arma­da a la calle si no pien­sa hacer algo», esti­ma­ron.
Un ami­go de la víc­ti­ma per­si­guió deses­pe­ra­da­men­te al agre­sor. Pero desis­tió cuan­do el hom­bre le ame­na­zó con el arma blan­ca uti­li­za­da para per­pe­trar el cri­men. Enton­ces regre­só a auxi­liar a su cole­ga, ya mori­bun­do, y avi­só a los ser­vi­cios médi­cos de urgen­cia, mien­tras Per­tur moría en sus bra­zos. El per­so­nal del SAMU inten­tó por todos los medios reani­mar al heri­do, pero fue en bal­de. El pin­cha­zo le había per­fo­ra­do órga­nos vita­les, según con­fir­ma­ron fuen­tes sani­ta­rias y poli­cia­les.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *