Eric Tous­saint: “Una rebe­lión en Euro­pa es posi­ble” – www​.ate​ro​sa​rio​.org​.ar

Eric Tous­saint estu­vo en Rosa­rio invi­ta­do por dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes socia­les (la CTA Rosa­rio entre ellas) y dejó varias defi­ni­cio­nes sobre la eco­no­mía mun­dial y la del sur de Amé­ri­ca. “La rebe­lión popu­lar en algu­nos paí­ses de Euro­pa es posi­ble” afir­mó. Aler­tó tam­bién sobre el cre­ci­mien­to de las tasas de inte­rés en el nor­te, lo que aca­rrea­ría gra­ves pro­ble­mas a las eco­no­mías depen­dien­tes. “Hay que inves­ti­gar la deu­da ile­gí­ti­ma, no pagar­la e inver­tir en fuen­tes de finan­cia­mien­to pro­pio, como el ban­co del Sur” reco­men­dó para Amé­ri­ca Lati­na.

Eco­no­mis­ta e his­to­ria­dor, su pri­mer tra­ba­jo “y por diez meses en 1973″ fue perio­dis­ta depor­ti­vo, con­cre­ta­men­te comen­ta­ba par­ti­dos de fút­bol para un dia­rio bel­ga, aun­que se decla­ra no fut­bo­le­ro ya que detes­ta el nego­cio que lo rodea.

La cri­sis eco­nó­mi­ca y finan­cie­ra mun­dial va a durar entre 10 y 15 años más

“La cri­sis eco­nó­mi­ca y finan­cie­ra mun­dial va a durar diez o quin­ce años más en los paí­ses indus­tria­li­za­dos” rom­pe el hie­lo el eco­no­mis­ta bel­ga en una char­la con el equi­po de Comu­ni­ca­ción de CTA Rosa­rio y el perio­dis­ta Álva­ro Torri­glia de La Capi­tal. El bel­ga expli­ca que la situa­ción para los paí­ses del sur es dis­tin­ta, “tie­nen una coyun­tu­ra favo­ra­ble gra­cias a los altos pre­cios de las mate­rias pri­mas, y debi­do a la situa­ción de Chi­na como loco­mo­to­ra de la eco­no­mía mun­dial”. Otro de los temas alen­ta­do­res para el sur del mun­do – por aho­ra- son las bajas tasas de inte­rés en los paí­ses del pri­mer mun­do “que le per­mi­ten a los paí­ses emer­gen­tes poder cum­plir con los pagos de la deu­da sin que esto afec­te dema­sia­do sus eco­no­mías ya que pagan un pre­cio rela­ti­va­men­te bajo, sos­te­ni­ble”. Pero acá vie­ne la pri­me­ra adver­ten­cia: “Esta bonan­za depen­de de fac­to­res que son aje­nos a Amé­ri­ca lati­na, a Áfri­ca y gran par­te de Asia, esta polí­ti­ca sigue depen­dien­do de las deci­sio­nes de los ban­cos cen­tra­les y pri­va­dos del nor­te y de la bonan­za eco­nó­mi­ca de Chi­na”. Pero esto, según Tous­saint de nin­gu­na mane­ra des­ar­ma la situa­ción que pro­vo­có la cri­sis inter­na­cio­nal. “Las bajas tasas de inte­rés que apli­ca des­de 2008 Esta­dos Uni­dos y des­de 2009 Euro­pa per­mi­tió a empre­sas que esta­ban al bor­de de la ban­ca­rro­ta refi­nan­ciar­se y a los ban­cos que tenían acti­vos tóxi­cos, tam­bién refi­nan­ciar­se; esto ali­vió la cri­sis, pero con la inyec­ción masi­va de dóla­res y de euros en el sec­tor finan­cie­ro tene­mos una liqui­dez enor­me, gran par­te de la cual va a acti­vi­da­des espe­cu­la­ti­vas vin­cu­la­das a las mate­rias pri­mas, ali­men­tos y títu­los de la deu­da públi­ca de paí­ses euro­peos, como Gre­cia, Por­tu­gal, Espa­ña e Irlan­da. Lógi­ca­men­te los ban­cos cen­tra­les debe­rían subir esas tasas aho­ra, con lo cual dis­mi­nui­rían la infla­ción de estas nue­vas bur­bu­jas, pero a la vez las harían explo­tar, lo que trae­ría nue­va­men­te ban­ca­rro­tas, y ape­nas se suba la tasa de inte­rés, el cos­to de la deu­da públi­ca aumen­ta, y de hecho esto está pasan­do, hace pocos días el Ban­co Cen­tral Euro­peo aumen­tó las tasas. De cómo se dé este incre­men­to depen­den mucho las eco­no­mías del sur.”

La alter­na­ti­va del no pago de la deu­da para los paí­ses euro­peos peri­fé­ri­cos

Eric Tous­saint ve como posi­ble la entra­da en default de varios paí­ses euro­peos. “El caso argen­tino está en dis­cu­sión en Euro­pa” ase­gu­ra. “La sus­pen­sión de pagos de la deu­da públi­ca es una posi­bi­li­dad cier­ta en paí­ses como Gre­cia, Por­tu­gal o Irlan­da e inclu­si­ve Espa­ña”. Y para que no parez­ca una locu­ra, enfa­ti­za: “Es una dis­cu­sión evi­den­te, y está en el The Finan­cial Times o lo pue­de ver en el últi­mo núme­ro de The Eco­no­mist. A todo esto, los movi­mien­tos socia­les como el nues­tro – El Comi­té por la Anu­la­ción de la Deu­da del Ter­cer Mun​dowww​.cadtm​.org – veni­mos sos­te­nien­do eso. Eric Tous­saint pro­po­ne la sus­pen­sión de pagos, rea­li­za­ción de audi­to­rías -”esta es la dife­ren­cia con Argen­ti­na” acla­ra- para detec­tar la par­te ile­gí­ti­ma y for­zar a los tene­do­res de bonos a acep­tar anu­la­cio­nes o rees­truc­tu­ra­ción con reduc­ción del stock de la deu­da” pro­po­ne el eco­no­mis­ta bel­ga.

Insis­ten con las vie­jas rece­tas neo­li­be­ra­les

A pesar de esta dis­cu­sión sobre la sali­da de la cri­sis de varios paí­ses euro­peos a tra­vés de la cesa­ción de pagos, las polí­ti­cas que los gobier­nos están apli­can­do son las mis­mas rece­tas neo­li­be­ra­les de siem­pre, expli­ca Eric Tous­saint. “Insis­ten con pri­va­ti­za­cio­nes millo­na­rias, como en Gre­cia, un peque­ño país don­de piden pri­va­ti­za­cio­nes por mas de 70 mil millo­nes de dóla­res” dice para ejem­pli­fi­car el mode­lo segui­do, “pero la pro­tes­ta es tam­bién fuer­te” acla­ra, y se va acer­can­do a una idea que es el títu­lo de esta nota “no se debe des­car­tar que pue­da haber un vira­je en un momen­to dado pro­duc­to del cre­ci­mien­to de estas pro­tes­tas”, se acer­ca aún más: “Yo digo que esta­mos en una situa­ción tipo gobierno de De la Rúa, Domin­go Cava­llo, en Euro­pa esta es la situa­ción actual, pero des­pués ocu­rrió lo que ocu­rrió en diciem­bre de 2001 en Argen­ti­na”. Eric Tous­saint ve que este tipo de “vira­jes” es posi­ble en paí­ses como Irlan­da, Por­tu­gal o Gre­cia. Pero lue­go hace una acla­ra­ción: “esto pue­de tam­bién demo­rar años, por­que está cla­ro que las izquier­das tra­di­cio­na­les euro­peas cuan­do lle­gan al poder, siguen las rece­tas neo­li­be­ra­les, por lo que para que haya un cam­bio debie­ra haber tam­bién una cri­sis en este tipo de orien­ta­ción, es decir, la cri­sis de los par­ti­dos tra­di­cio­na­les de izquier­da euro­peos.” “Lo vemos con los gobier­nos socia­lis­tas de Por­tu­gal y Gre­cia” ejem­pli­fi­ca. En Euro­pa pue­de haber una rebe­lión popu­lar de las mag­ni­tu­des del Argen­ti­na­zo o de los levan­ta­mien­tos con­tra las dic­ta­du­ras del nor­te de Áfri­ca. Ante la pre­gun­ta de si veía con­di­cio­nes obje­ti­vas para levan­ta­mien­tos popu­la­res en los paí­ses de la peri­fe­ria euro­pea (Gre­cia, Irlan­da o Por­tu­gal), Tous­saint fue tajan­te. “Sí, defi­ni­ti­va­men­te que sí”. Has­ta aho­ra las pro­tes­tas han ido por el camino tra­di­cio­nal, expli­ca el bel­ga, “huel­gas gene­ra­les, sin des­bor­da­mien­tos, sal­vo en Islan­dia don­de hubo rebe­lión en las calles” – Islan­dia es un país de ape­nas 350 mil habi­tan­tes, a pesar de lo cual las pro­tes­tas con­tra los cul­pa­bles de la Cri­sis se con­vir­tie­ron en un hito- “y dos veces en dis­tin­tos refe­rén­dum recha­za­ron el pago de la deu­da exter­na de Islan­dia”.

Lue­go, Eric Tous­saint eli­ge un camino de pen­sa­mien­to según el cual las últi­mas rebe­lio­nes en el nor­te de Áfri­ca podrían tener tam­bién algún rebo­te en los paí­ses más afec­ta­dos por la cri­sis en Euro­pa. La cer­ca­nía con el área medi­te­rrá­nea de Euro­pa, en espe­cial de Gre­cia y Espa­ña, y una impor­tan­te masa de tra­ba­ja­do­res cuyo ori­gen son esos paí­ses afri­ca­nos dan sus­ten­to a esta posi­bi­li­dad. Sin lle­gar a decir que serían el “suje­to de la rebe­lión euro­pea”, expli­ca que “si se han enfren­ta­do en norá­fri­ca con regí­me­nes abso­lu­tis­tas y vio­len­tos, por­que no hacer­lo con­tra gobier­nos, como los euro­peos, que no res­pe­tan la volun­tad popu­lar”. El har­taz­go se ve refle­ja­do tam­bién en el voto. Pos­te­rior­men­te “leyó” el voto euro­peo, y en todos los casos Eric Tous­saint ve un har­taz­go que se refle­ja en bus­car alter­na­ti­vas opo­si­to­ras, inclu­si­ve en la extre­ma dere­cha. Es, según el bel­ga, una mues­tra más del har­taz­go con res­pec­to a la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca lle­va­da a cabo por los tra­di­cio­na­les par­ti­dos euro­peos, tan­to de cen­tro izquier­da como de cen­tro dere­cha. Obvia­men­te, en don­de el elec­to­ra­do se corre a la dere­cha, la rebe­lión pare­ce ale­jar­se. Hun­gria y Fin­lan­dia son ejem­plos de este vira­je a la dere­cha, y un voto ya no dema­sia­do mar­gi­nal de dere­cha en Fran­cia.

¿Hacia el final del Euro?, Cen­tro /​peri­fe­ria euro­pea

La cri­sis euro­pea tie­ne otros sig­nos ade­más de los movi­mien­tos socia­les de izquier­da que pro­pug­nan el no pago de las deu­das ile­gí­ti­mas o de un voto más o menos mar­gi­nal a la dere­cha o a la izquier­da. “El Euro está en cri­sis” afir­ma Eric Tous­saint, “Son varios los paí­ses don­de hay sec­to­res de la opi­nión que están pen­san­do en salir­se de esta mone­da, es una dis­cu­sión abier­ta”.

Lue­go el eco­no­mis­ta pro­po­ne una agen­da con los temas más impor­tan­tes: “Tema prin­ci­pal: deu­da, audi­to­ría de deu­da, pagar o no. Segun­do tema: salir o no del Euro de par­te de paí­ses como Gre­cia, Por­tu­gal e Irlan­da. En los paí­ses de la Euro­pa peri­fé­ri­ca, expli­ca el eco­no­mis­ta, la Unión Euro­pea tenía mucha popu­la­ri­dad entre los paí­ses más atra­sa­dos de Euro­pa a fines de los 60 y prin­ci­pio de los 70, por­que sig­ni­fi­ca­ba inclu­so ale­jar­se de expe­rien­cias tota­li­ta­rias que se habían dado en Espa­ña, Por­tu­gal y Gre­cia. Hoy ese con­tex­to ya no exis­te. Tam­bién había trans­fe­ren­cia de capi­ta­les de Ale­ma­nia, Fran­cia y Bene­lux (Bél­gi­ca, Holan­da, Luxem­bur­go) hacia esos paí­ses, hecho que hoy tam­po­co exis­te. “Más bien hoy tene­mos una rela­ción Cen­tro – Peri­fe­ria den­tro de la Unión Euro­pea des­fa­vo­ra­ble a la peri­fe­ria” indi­ca el bel­ga. “¿Quié­nes son los due­ños de los títu­los de la deu­da de Gre­cia?” se pre­gun­ta, para con­tes­tar: “ban­que­ros ale­ma­nes y fran­ce­ses en un 50 por cien­to, segui­do de bel­gas, holan­de­ses y bri­tá­ni­cos; lo mis­mo suce­de con las deu­das de Espa­ña, Por­tu­gal e Irlan­da”, por lo cual los paí­ses más pobres de Euro­pa están trans­fi­rien­do sus recur­sos a los paí­ses cen­tra­les de ese con­ti­nen­te. Esto está gene­ran­do un sen­ti­mien­to de anti­po­pu­la­ri­dad en estos paí­ses. “En los medios de comu­ni­ca­ción domi­nan­tes de Ale­ma­nia y tam­bien de Euro­pa en gene­ral se quie­re pre­sen­tar a Ale­ma­nia ayu­dan­do a los paí­ses euro­peos peri­fé­ri­cos, cuan­do no es así, esa “ayu­da” ale­ma­na vuel­ve al sec­tor pri­va­do finan­cie­ro de ese país”.

Los paí­ses del Sur y la deu­da

“El pro­ble­ma en Amé­ri­ca Lati­na, por ejem­plo, es que los gobier­nos des­cui­dan lo que pue­de ocu­rrir en el futu­ro, con­si­de­ran que el pago de la deu­da es sos­te­ni­ble, por las actua­les tasas de inte­rés que son bajas, y enton­ces no hacen nada, o peor, se endeu­dan rápi­da­men­te” afir­ma Eric Tous­saint, aun­que acla­ra que “Argen­ti­na no es el caso, no se ve un nue­vo endeu­da­mien­to ace­le­ra­do” aun­que sí lo están hacien­do los paí­ses cuya entra­da de divi­sas se debe fun­da­men­tal­men­te al petró­leo. “Es un des­cui­do muy gra­ve” aler­ta Eric Tous­saint, por­que lo que habría que hacer es “apro­ve­char esta situa­ción en la cual las reser­vas son altas para hacer dos cosas: Audi­tar la deu­da, iden­ti­fi­car la par­te ile­gí­ti­ma, y sus­pen­der esta últi­ma para redu­cir de mane­ra radi­cal el stock y ace­le­rar el rit­mo de la inte­gra­ción regio­nal”.

El Ban­co del Sur, obje­ti­vo nece­sa­rio

Una polí­ti­ca nece­sa­ria y via­ble que deben empren­der los paí­ses de Lati­noa­mé­ri­ca, según Eric Tous­saint es acti­var el Ban­co del Sur, colo­car par­te de las reser­vas en ese ban­co y lograr finan­ciar pro­yec­tos regio­na­les gra­cias a este ban­co lati­no­ame­ri­cano sin tener que pedir dine­ro pres­ta­do al BID, al Ban­co Mun­dial o al FMI o a los mer­ca­dos finan­cie­ros inter­na­cio­na­les. Eric Tous­saint mar­ca aquí una aler­ta para los paí­ses emer­gen­tes: “se está per­dien­do un tiem­po pre­cio­so y la situa­ción pue­de degra­dar­se rápi­da­men­te por fal­ta de pre­vi­sión, por lo que quie­ro aler­tar a la opi­nión públi­ca de los peli­gros, que no son inme­dia­tos, pero no se pue­de pre­ver el rit­mo de aumen­to de las tasas de inte­rés en el nor­te, pero es cla­ro que el aumen­to de las tasas es la ten­den­cia, y eso va afec­tar a los paí­ses del sur.”

Eric Tous­saint ter­mi­na su café con leche en el bar del micro cen­tro de Rosa­rio en don­de se reali­zó la entre­vis­ta; le pre­gun­ta al cro­nis­ta deLa Capi­tal la tira­da de ese dia­rio, lo que sir­ve de argu­men­to para con­tar­le el inten­to de atro­pe­llo de la patro­nal de ese mul­ti­me­dios y la res­pues­ta de tra­ba­ja­do­res pri­me­ro, y del pue­blo rosa­rino des­pués. ¿Y cómo ter­mi­nó?, pre­gun­ta y ante el gana­mos noso­tros, los tra­ba­ja­do­res, esbo­za una son­ri­sa y dice “Muy bien” más para si que para sus inter­lo­cu­to­res.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *