Eric Tous­saint: “Una rebe­lión en Euro­pa es posi­ble” – www​.ate​ro​sa​rio​.org​.ar

Eric Tous­saint estu­vo en Rosa­rio invi­ta­do por dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes socia­les (la CTA Rosa­rio entre ellas) y dejó varias defi­ni­cio­nes sobre la eco­no­mía mun­dial y la del sur de Amé­ri­ca. “La rebe­lión popu­lar en algu­nos paí­ses de Euro­pa es posi­ble” afir­mó. Aler­tó tam­bién sobre el cre­ci­mien­to de las tasas de inte­rés en el nor­te, lo que aca­rrea­ría gra­ves pro­ble­mas a las eco­no­mías depen­dien­tes. “Hay que inves­ti­gar la deu­da ile­gí­ti­ma, no pagar­la e inver­tir en fuen­tes de finan­cia­mien­to pro­pio, como el ban­co del Sur” reco­men­dó para Amé­ri­ca Latina.

Eco­no­mis­ta e his­to­ria­dor, su pri­mer tra­ba­jo “y por diez meses en 1973″ fue perio­dis­ta depor­ti­vo, con­cre­ta­men­te comen­ta­ba par­ti­dos de fút­bol para un dia­rio bel­ga, aun­que se decla­ra no fut­bo­le­ro ya que detes­ta el nego­cio que lo rodea.

La cri­sis eco­nó­mi­ca y finan­cie­ra mun­dial va a durar entre 10 y 15 años más

“La cri­sis eco­nó­mi­ca y finan­cie­ra mun­dial va a durar diez o quin­ce años más en los paí­ses indus­tria­li­za­dos” rom­pe el hie­lo el eco­no­mis­ta bel­ga en una char­la con el equi­po de Comu­ni­ca­ción de CTA Rosa­rio y el perio­dis­ta Álva­ro Torri­glia de La Capi­tal. El bel­ga expli­ca que la situa­ción para los paí­ses del sur es dis­tin­ta, “tie­nen una coyun­tu­ra favo­ra­ble gra­cias a los altos pre­cios de las mate­rias pri­mas, y debi­do a la situa­ción de Chi­na como loco­mo­to­ra de la eco­no­mía mun­dial”. Otro de los temas alen­ta­do­res para el sur del mun­do – por aho­ra- son las bajas tasas de inte­rés en los paí­ses del pri­mer mun­do “que le per­mi­ten a los paí­ses emer­gen­tes poder cum­plir con los pagos de la deu­da sin que esto afec­te dema­sia­do sus eco­no­mías ya que pagan un pre­cio rela­ti­va­men­te bajo, sos­te­ni­ble”. Pero acá vie­ne la pri­me­ra adver­ten­cia: “Esta bonan­za depen­de de fac­to­res que son aje­nos a Amé­ri­ca lati­na, a Áfri­ca y gran par­te de Asia, esta polí­ti­ca sigue depen­dien­do de las deci­sio­nes de los ban­cos cen­tra­les y pri­va­dos del nor­te y de la bonan­za eco­nó­mi­ca de Chi­na”. Pero esto, según Tous­saint de nin­gu­na mane­ra des­ar­ma la situa­ción que pro­vo­có la cri­sis inter­na­cio­nal. “Las bajas tasas de inte­rés que apli­ca des­de 2008 Esta­dos Uni­dos y des­de 2009 Euro­pa per­mi­tió a empre­sas que esta­ban al bor­de de la ban­ca­rro­ta refi­nan­ciar­se y a los ban­cos que tenían acti­vos tóxi­cos, tam­bién refi­nan­ciar­se; esto ali­vió la cri­sis, pero con la inyec­ción masi­va de dóla­res y de euros en el sec­tor finan­cie­ro tene­mos una liqui­dez enor­me, gran par­te de la cual va a acti­vi­da­des espe­cu­la­ti­vas vin­cu­la­das a las mate­rias pri­mas, ali­men­tos y títu­los de la deu­da públi­ca de paí­ses euro­peos, como Gre­cia, Por­tu­gal, Espa­ña e Irlan­da. Lógi­ca­men­te los ban­cos cen­tra­les debe­rían subir esas tasas aho­ra, con lo cual dis­mi­nui­rían la infla­ción de estas nue­vas bur­bu­jas, pero a la vez las harían explo­tar, lo que trae­ría nue­va­men­te ban­ca­rro­tas, y ape­nas se suba la tasa de inte­rés, el cos­to de la deu­da públi­ca aumen­ta, y de hecho esto está pasan­do, hace pocos días el Ban­co Cen­tral Euro­peo aumen­tó las tasas. De cómo se dé este incre­men­to depen­den mucho las eco­no­mías del sur.”

La alter­na­ti­va del no pago de la deu­da para los paí­ses euro­peos periféricos

Eric Tous­saint ve como posi­ble la entra­da en default de varios paí­ses euro­peos. “El caso argen­tino está en dis­cu­sión en Euro­pa” ase­gu­ra. “La sus­pen­sión de pagos de la deu­da públi­ca es una posi­bi­li­dad cier­ta en paí­ses como Gre­cia, Por­tu­gal o Irlan­da e inclu­si­ve Espa­ña”. Y para que no parez­ca una locu­ra, enfa­ti­za: “Es una dis­cu­sión evi­den­te, y está en el The Finan­cial Times o lo pue­de ver en el últi­mo núme­ro de The Eco­no­mist. A todo esto, los movi­mien­tos socia­les como el nues­tro – El Comi­té por la Anu­la­ción de la Deu­da del Ter­cer Mun​dowww​.cadtm​.org – veni­mos sos­te­nien­do eso. Eric Tous­saint pro­po­ne la sus­pen­sión de pagos, rea­li­za­ción de audi­to­rías -”esta es la dife­ren­cia con Argen­ti­na” acla­ra- para detec­tar la par­te ile­gí­ti­ma y for­zar a los tene­do­res de bonos a acep­tar anu­la­cio­nes o rees­truc­tu­ra­ción con reduc­ción del stock de la deu­da” pro­po­ne el eco­no­mis­ta belga.

Insis­ten con las vie­jas rece­tas neoliberales

A pesar de esta dis­cu­sión sobre la sali­da de la cri­sis de varios paí­ses euro­peos a tra­vés de la cesa­ción de pagos, las polí­ti­cas que los gobier­nos están apli­can­do son las mis­mas rece­tas neo­li­be­ra­les de siem­pre, expli­ca Eric Tous­saint. “Insis­ten con pri­va­ti­za­cio­nes millo­na­rias, como en Gre­cia, un peque­ño país don­de piden pri­va­ti­za­cio­nes por mas de 70 mil millo­nes de dóla­res” dice para ejem­pli­fi­car el mode­lo segui­do, “pero la pro­tes­ta es tam­bién fuer­te” acla­ra, y se va acer­can­do a una idea que es el títu­lo de esta nota “no se debe des­car­tar que pue­da haber un vira­je en un momen­to dado pro­duc­to del cre­ci­mien­to de estas pro­tes­tas”, se acer­ca aún más: “Yo digo que esta­mos en una situa­ción tipo gobierno de De la Rúa, Domin­go Cava­llo, en Euro­pa esta es la situa­ción actual, pero des­pués ocu­rrió lo que ocu­rrió en diciem­bre de 2001 en Argen­ti­na”. Eric Tous­saint ve que este tipo de “vira­jes” es posi­ble en paí­ses como Irlan­da, Por­tu­gal o Gre­cia. Pero lue­go hace una acla­ra­ción: “esto pue­de tam­bién demo­rar años, por­que está cla­ro que las izquier­das tra­di­cio­na­les euro­peas cuan­do lle­gan al poder, siguen las rece­tas neo­li­be­ra­les, por lo que para que haya un cam­bio debie­ra haber tam­bién una cri­sis en este tipo de orien­ta­ción, es decir, la cri­sis de los par­ti­dos tra­di­cio­na­les de izquier­da euro­peos.” “Lo vemos con los gobier­nos socia­lis­tas de Por­tu­gal y Gre­cia” ejem­pli­fi­ca. En Euro­pa pue­de haber una rebe­lión popu­lar de las mag­ni­tu­des del Argen­ti­na­zo o de los levan­ta­mien­tos con­tra las dic­ta­du­ras del nor­te de Áfri­ca. Ante la pre­gun­ta de si veía con­di­cio­nes obje­ti­vas para levan­ta­mien­tos popu­la­res en los paí­ses de la peri­fe­ria euro­pea (Gre­cia, Irlan­da o Por­tu­gal), Tous­saint fue tajan­te. “Sí, defi­ni­ti­va­men­te que sí”. Has­ta aho­ra las pro­tes­tas han ido por el camino tra­di­cio­nal, expli­ca el bel­ga, “huel­gas gene­ra­les, sin des­bor­da­mien­tos, sal­vo en Islan­dia don­de hubo rebe­lión en las calles” – Islan­dia es un país de ape­nas 350 mil habi­tan­tes, a pesar de lo cual las pro­tes­tas con­tra los cul­pa­bles de la Cri­sis se con­vir­tie­ron en un hito- “y dos veces en dis­tin­tos refe­rén­dum recha­za­ron el pago de la deu­da exter­na de Islandia”.

Lue­go, Eric Tous­saint eli­ge un camino de pen­sa­mien­to según el cual las últi­mas rebe­lio­nes en el nor­te de Áfri­ca podrían tener tam­bién algún rebo­te en los paí­ses más afec­ta­dos por la cri­sis en Euro­pa. La cer­ca­nía con el área medi­te­rrá­nea de Euro­pa, en espe­cial de Gre­cia y Espa­ña, y una impor­tan­te masa de tra­ba­ja­do­res cuyo ori­gen son esos paí­ses afri­ca­nos dan sus­ten­to a esta posi­bi­li­dad. Sin lle­gar a decir que serían el “suje­to de la rebe­lión euro­pea”, expli­ca que “si se han enfren­ta­do en norá­fri­ca con regí­me­nes abso­lu­tis­tas y vio­len­tos, por­que no hacer­lo con­tra gobier­nos, como los euro­peos, que no res­pe­tan la volun­tad popu­lar”. El har­taz­go se ve refle­ja­do tam­bién en el voto. Pos­te­rior­men­te “leyó” el voto euro­peo, y en todos los casos Eric Tous­saint ve un har­taz­go que se refle­ja en bus­car alter­na­ti­vas opo­si­to­ras, inclu­si­ve en la extre­ma dere­cha. Es, según el bel­ga, una mues­tra más del har­taz­go con res­pec­to a la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca lle­va­da a cabo por los tra­di­cio­na­les par­ti­dos euro­peos, tan­to de cen­tro izquier­da como de cen­tro dere­cha. Obvia­men­te, en don­de el elec­to­ra­do se corre a la dere­cha, la rebe­lión pare­ce ale­jar­se. Hun­gria y Fin­lan­dia son ejem­plos de este vira­je a la dere­cha, y un voto ya no dema­sia­do mar­gi­nal de dere­cha en Francia.

¿Hacia el final del Euro?, Cen­tro /​peri­fe­ria europea

La cri­sis euro­pea tie­ne otros sig­nos ade­más de los movi­mien­tos socia­les de izquier­da que pro­pug­nan el no pago de las deu­das ile­gí­ti­mas o de un voto más o menos mar­gi­nal a la dere­cha o a la izquier­da. “El Euro está en cri­sis” afir­ma Eric Tous­saint, “Son varios los paí­ses don­de hay sec­to­res de la opi­nión que están pen­san­do en salir­se de esta mone­da, es una dis­cu­sión abierta”.

Lue­go el eco­no­mis­ta pro­po­ne una agen­da con los temas más impor­tan­tes: “Tema prin­ci­pal: deu­da, audi­to­ría de deu­da, pagar o no. Segun­do tema: salir o no del Euro de par­te de paí­ses como Gre­cia, Por­tu­gal e Irlan­da. En los paí­ses de la Euro­pa peri­fé­ri­ca, expli­ca el eco­no­mis­ta, la Unión Euro­pea tenía mucha popu­la­ri­dad entre los paí­ses más atra­sa­dos de Euro­pa a fines de los 60 y prin­ci­pio de los 70, por­que sig­ni­fi­ca­ba inclu­so ale­jar­se de expe­rien­cias tota­li­ta­rias que se habían dado en Espa­ña, Por­tu­gal y Gre­cia. Hoy ese con­tex­to ya no exis­te. Tam­bién había trans­fe­ren­cia de capi­ta­les de Ale­ma­nia, Fran­cia y Bene­lux (Bél­gi­ca, Holan­da, Luxem­bur­go) hacia esos paí­ses, hecho que hoy tam­po­co exis­te. “Más bien hoy tene­mos una rela­ción Cen­tro – Peri­fe­ria den­tro de la Unión Euro­pea des­fa­vo­ra­ble a la peri­fe­ria” indi­ca el bel­ga. “¿Quié­nes son los due­ños de los títu­los de la deu­da de Gre­cia?” se pre­gun­ta, para con­tes­tar: “ban­que­ros ale­ma­nes y fran­ce­ses en un 50 por cien­to, segui­do de bel­gas, holan­de­ses y bri­tá­ni­cos; lo mis­mo suce­de con las deu­das de Espa­ña, Por­tu­gal e Irlan­da”, por lo cual los paí­ses más pobres de Euro­pa están trans­fi­rien­do sus recur­sos a los paí­ses cen­tra­les de ese con­ti­nen­te. Esto está gene­ran­do un sen­ti­mien­to de anti­po­pu­la­ri­dad en estos paí­ses. “En los medios de comu­ni­ca­ción domi­nan­tes de Ale­ma­nia y tam­bien de Euro­pa en gene­ral se quie­re pre­sen­tar a Ale­ma­nia ayu­dan­do a los paí­ses euro­peos peri­fé­ri­cos, cuan­do no es así, esa “ayu­da” ale­ma­na vuel­ve al sec­tor pri­va­do finan­cie­ro de ese país”.

Los paí­ses del Sur y la deuda

“El pro­ble­ma en Amé­ri­ca Lati­na, por ejem­plo, es que los gobier­nos des­cui­dan lo que pue­de ocu­rrir en el futu­ro, con­si­de­ran que el pago de la deu­da es sos­te­ni­ble, por las actua­les tasas de inte­rés que son bajas, y enton­ces no hacen nada, o peor, se endeu­dan rápi­da­men­te” afir­ma Eric Tous­saint, aun­que acla­ra que “Argen­ti­na no es el caso, no se ve un nue­vo endeu­da­mien­to ace­le­ra­do” aun­que sí lo están hacien­do los paí­ses cuya entra­da de divi­sas se debe fun­da­men­tal­men­te al petró­leo. “Es un des­cui­do muy gra­ve” aler­ta Eric Tous­saint, por­que lo que habría que hacer es “apro­ve­char esta situa­ción en la cual las reser­vas son altas para hacer dos cosas: Audi­tar la deu­da, iden­ti­fi­car la par­te ile­gí­ti­ma, y sus­pen­der esta últi­ma para redu­cir de mane­ra radi­cal el stock y ace­le­rar el rit­mo de la inte­gra­ción regional”.

El Ban­co del Sur, obje­ti­vo necesario

Una polí­ti­ca nece­sa­ria y via­ble que deben empren­der los paí­ses de Lati­noa­mé­ri­ca, según Eric Tous­saint es acti­var el Ban­co del Sur, colo­car par­te de las reser­vas en ese ban­co y lograr finan­ciar pro­yec­tos regio­na­les gra­cias a este ban­co lati­no­ame­ri­cano sin tener que pedir dine­ro pres­ta­do al BID, al Ban­co Mun­dial o al FMI o a los mer­ca­dos finan­cie­ros inter­na­cio­na­les. Eric Tous­saint mar­ca aquí una aler­ta para los paí­ses emer­gen­tes: “se está per­dien­do un tiem­po pre­cio­so y la situa­ción pue­de degra­dar­se rápi­da­men­te por fal­ta de pre­vi­sión, por lo que quie­ro aler­tar a la opi­nión públi­ca de los peli­gros, que no son inme­dia­tos, pero no se pue­de pre­ver el rit­mo de aumen­to de las tasas de inte­rés en el nor­te, pero es cla­ro que el aumen­to de las tasas es la ten­den­cia, y eso va afec­tar a los paí­ses del sur.”

Eric Tous­saint ter­mi­na su café con leche en el bar del micro cen­tro de Rosa­rio en don­de se reali­zó la entre­vis­ta; le pre­gun­ta al cro­nis­ta deLa Capi­tal la tira­da de ese dia­rio, lo que sir­ve de argu­men­to para con­tar­le el inten­to de atro­pe­llo de la patro­nal de ese mul­ti­me­dios y la res­pues­ta de tra­ba­ja­do­res pri­me­ro, y del pue­blo rosa­rino des­pués. ¿Y cómo ter­mi­nó?, pre­gun­ta y ante el gana­mos noso­tros, los tra­ba­ja­do­res, esbo­za una son­ri­sa y dice “Muy bien” más para si que para sus interlocutores.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.