Izquier­da Miran­de­sa cele­bró el 80 ani­ver­sa­rio de la República

Izquier­da Miran­de­sa reali­zó el 14 de abril su tra­di­cio­nal home­na­je a la Repú­bli­ca, en esta oca­sión fue home­na­jea­do Enri­que Mogro­ve­jo, hijo del capi­tán Mogro­ve­jo, ins­truc­tor del ejér­ci­to vas­co. Este emo­cio­na­do recor­dó el ambien­te en Miran­da tras el alza­mien­to fas­cis­ta, los fusi­la­mien­tos, los cor­tes de pelo a la muje­res…. pero tam­bién la soli­da­ri­dad de la pobla­ción miran­de­sa con los pri­sio­ne­ros del Cam­po de Con­cen­tra­ción, a los que hacían lle­gar ropa y ali­men­tos. Tam­bién recor­dó la tra­yec­to­ria de su padre que lucho en dife­ren­tes fren­tes, entre ellos Eus­ka­di, Astu­rias o Cata­lu­ña, has­ta que final­men­te fue dete­ni­do en Ali­can­te y man­da­do al Cam­po de Con­cen­tra­ción de Alba­te­ra. Tuvie­ron que pasar 6 años has­ta que él pudo ver a su padre, y las repre­sa­lias hacia él y su fami­lia con­ti­nua­ron a lo lar­go de su vida.

Tras este tomó la pala­bra Martxe­lo Alva­rez en nom­bre de la aso­cia­ción Ahaz­tuak (Olvi­da­dos), encar­ga­da de la recu­pe­ra­ción de la memo­ria his­tó­ri­ca. En pri­mer lugar agra­de­ció la invi­ta­ción y recor­dó que el Fran­quis­mo no solo pro­du­jo vic­ti­mas duran­te la Gue­rra Civil, sino que sus crí­me­nes siguie­ron duran­te 40 años. Por eso se mos­tró crí­ti­co con muchas aso­cia­cio­nes que solo se preo­cu­pan de las vic­ti­mas de la Gue­rra Civil, y dejan en la cune­ta a los lucha­do­res anti­fas­cis­tas, muchos de los cua­les con las armas en la mano lucha­ron para aca­bar con el régi­men, como los maquis, los miem­bros de ETA o del FRAP. Por estos moti­vos afir­mó que nos no debe­mos con­for­mar uni­ca­men­te con el recuer­do, sino plan­tear la memo­ria his­tó­ri­ca en cla­ve ofen­si­va, ya que no se tra­ta sola­men­te de hue­sos que recu­pe­rar, sino de per­so­nas con idea­les y pro­yec­tos polí­ti­cos que hay que recu­pe­rar y continuar.

La siguien­te en tomar la pala­bra fue Ampa­ro Lashe­ras en nom­bre de la izquier­da aber­tza­le, que alu­dió a que como aber­tza­les y socia­lis­tas se sien­ten here­de­ros de las luchas anti­fas­cis­tas de los años 30, y que hay que coger el tes­ti­go de estas y las de la tran­si­ción y poner­las en prac­ti­ca. Recor­dó que en dife­ren­tes pun­tos del Esta­do están sur­gien­do nue­vas luchas, y que ante un sis­te­ma que opri­me a las cla­ses y a los pue­blos hay que luchar por la inde­pen­den­cia y el socialismo.

Tam­bién habló Doris Bene­gas, abo­ga­da y mili­tan­te de Izquier­da Cas­te­lla­na. Comen­zó con un Viva la Repú­bli­ca, que fue res­pon­di­do por el públi­co asis­ten­te, a lo que aña­dió un Aba­jo la monar­quía. Tras esto recor­dó que Fran­co dejo todo ata­do y bien ata­do, entre otras cosas la monar­quía y una opo­si­ción aplas­ta­da, y que duran­te la tran­si­ción se impu­so un pac­to de silen­cio. A día de hoy plan­teo la nece­si­dad de la lucha por el socia­lis­mo y la auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos, y alu­dió al caso vas­co y al res­pal­do de IzCa a la libe­ra­ción de Arnal­do Ote­gi, y a que todos las opcio­nes este pre­sen­tes en las elec­cio­nes. Por eso abo­gó por la cola­bo­ra­ción entre las izquier­das sobe­ra­nis­tas y las que res­pe­tan el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción, y final­men­te mos­tró su soli­da­ri­dad a los 12 miran­de­ses que podrían ser juz­ga­dos en la Audien­cia Nacio­nal por denun­ciar la vio­len­cia policial.

El últi­mo en inter­ve­nir fue Jose­ba Aren­za­na de Eus­kal Herri­ko Komu­nis­tak, que recor­dó que el PSOE des­de hace muchos años dejó de ser socia­lis­ta y que apli­ca medi­das repre­si­vas y neo­li­be­ra­les, a su vez tam­bién mani­fes­tó su soli­da­ri­dad con los miran­de­ses encausados.

Tras las res­pec­ti­vas char­las, y como es habi­tual se reali­zó una cena con lo que las per­so­nas asis­ten­tes llevaron.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.