[Fotos y Video] Gatza, ya en casa, en Eus­kal Herria, agra­de­ce el apo­yo reci­bi­do en estas tres déca­das que ha per­ma­ne­ci­do en pri­sión

zrn.jpg

Jose Mari Sagar­dui «Gatza» ha sali­do al bal­cón de su casa pasa­das las 20.50 para salu­dar a las cien­tos de per­so­nas que se han reu­ni­do en la pla­za Zelaie­ta para recibirle.Después de salu­dar las cien­tos de per­so­nas allí con­gre­ga­das, Sagar­dui ha reti­ra­do la ban­de­ro­la colo­ca­da en su bal­cón que pedía su libe­ra­ción. Acto segui­do ha vuel­to a brin­dar jun­to a su fami­lia para todas las per­so­nas allí con­gre­ga­das.

Inme­dia­ta­men­te des­pués, según han infor­ma­do a Gara​.net tes­ti­gos pre­sen­cia­les, la Ertzain­tza ha comen­za­do a des­ple­gar­se por la pla­za y sus inme­dia­cio­nes, per­tre­cha­dos de mate­rial anti­dis­tur­bios. La pla­za Zelaie­ta, que a esta hora, pasa­das ya las 22.00, sigue toma­da por una cua­ren­te­na de agen­tes de la Ertzain­tza, ha sido esce­na­rio de ama­gos de car­ga por par­te de las poli­cías.

En la loca­li­dad se vive a esta hora una «cal­ma ten­sa» con dota­cio­nes poli­cia­les reco­rrien­do la loca­li­dad sin cesar.

Sali­da de la cár­cel

Cami­nan­do tran­qui­lo, peta­te al hom­bro y puño en alto, Jose Mari Sagar­dui «Gatza» ha aban­do­na­do la pri­sión de Jaén a las 9.05, entre gri­tos de áni­mo y aplau­sos de fami­lia­res y alle­ga­dos que se han des­pla­za­do des­de Zor­notza.

Se han vivi­do momen­tos de gran emo­ción, espe­cial­men­te cuan­do su hija Goiz­ti­ri ha corri­do a abra­zar­le y mien­tras arre­cia­ban las con­sig­nas «Eus­kal pre­soak kale­ra», «Amnis­tia osoa», «Aupa guda­ri» y «Gatza, herria zure­kin».

El ya ex pre­so se ha mon­ta­do des­pués en un coche par­ti­cu­lar y se han ale­ja­do de la pri­sión.

Brin­dis en Ciu­dad Real

Según infor­ma el envia­do espe­cial de GARA, Martxe­lo Díaz, los ciu­da­da­nos vas­cos des­pla­za­dos en auto­bús a la cár­cel de Jaén y «Gatza» han para­do en una loca­li­dad de Ciu­dad Real para rea­li­zar un brin­dis por la liber­tad del zor­notza­rra. Allí ha hecho sus pri­me­ras decla­ra­cio­nes tras aban­do­nar el cen­tro peni­ten­cia­rio y ha agra­de­ci­do la soli­da­ri­dad reci­bi­da duran­te los casi 31 años pasa­dos en pri­sión. Ha recor­da­do espe­cial­men­te a todos los pre­so­so polí­ti­cos vas­cos que per­ma­ne­cen encar­ce­la­dos y ha hecho lle­gar un abra­zo a los refu­gia­dos. Asi­mis­mo, ha mos­tra­do su deseo de regre­sar a Zor­notza y reen­con­trar­se con sus padres.

Lle­ga­da a Zor­notza hacia las 20.00

Ese deseo se verá hecho reali­dad hacia las 20.00, hora a la que se espe­ra lle­gue a su loca­li­dad natal. El Depar­ta­men­to de Inte­rior de Lakua prohi­bió ayer la mani­fes­ta­ción pre­vis­ta para esta tar­de en Zor­notza, que a pri­me­ra hora de la tar­de ya está toma­da por la Ertzain­tza.

Rete­ni­dos e iden­ti­fi­ca­dos por ter­ce­ra vez

Sin embar­go, el auto­bús y la fur­go­ne­ta en la que via­jan los veci­nos de Zor­notza y los perio­dis­tas tras­la­da­dos des­de Eus­kal Herria han vis­to demo­ra­do su via­je, tras haber sido rete­ni­dos duran­te alre­de­dor de hora y media por la Guar­dia Civil entre Madrid y Boce­gui­llas. Los agen­tes han obli­ga­do a todos a bajar de los vehícu­los, les han cachea­do, iden­ti­fi­ca­do por ter­ce­ra vez y han regis­tra­do tan­to el auto­bús como la fur­go­ne­ta. Sobre las 17.30, han podi­do reanu­dar el via­je de regre­so a casa.

Sin embar­go, sobre las 20.30, la Poli­cía espa­ño­la ha colo­ca­do otro con­trol en el pea­je de Bur­gos, don­de tie­nen de nue­vo rete­ni­do al auto­bús. En esta oca­sión la reten­ción no ha sido de dos horas, como la segun­da que han pade­ci­do los inte­gran­tes del auto­bús y de la fur­go­ne­ta con los perio­dis­tas, y ya se encuen­tran de nue­vo rum­bo a Eus­kal Herria.

Máxi­ma expec­ta­ción en la cár­cel y amplio des­plie­gue poli­cial

Antes de que se pro­du­je­ra la excar­ce­la­ción, la comi­ti­va de ami­gos y fam­lia­res de Sagar­dui había lle­ga­do en auto­bús a pri­me­ra hora de la maña­na para dar­le la pri­me­ra bien­ve­ni­da.

A las puer­tas de la cár­cel, la expec­ta­ción mediá­ti­ca ha sido máxi­ma, y el des­plie­gue poli­cial tam­bién era impor­tan­te.

En el mis­mo lugar se ha con­cen­tra­do un peque­ño gru­po de miem­bros de Voces con­tra el Terro­ris­mo (VCT) que, con ban­de­ras espa­ño­las en mano, no han cesa­do de corear lemas con­tra los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. «Que­re­mos pan, que­re­mos vino, que­re­mos a un eta­rra col­ga­do de un oli­vo» o «Eta­rras cabro­nes, jodeos en las pri­sio­nes» son algu­nos de los lemas que han repe­ti­do una y otra vez.

Cabe des­ta­car que la Guar­dia Civil ha ins­ta­la­do un gran con­trol poli­cial antes de la lle­ga­da a la pri­sión de Jaén, en el que los ami­gos y fami­lia­res que via­ja­ban en auto­bús han sido iden­ti­fi­ca­dos.

EgunBertf01.jpg

Jose Mari Sagar­dui aban­do­na la pri­sión de Jaén puño en alto. (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS).

EgunHorif02.jpg

«Gatza» se fun­de en un abra­zo con su hija Goiz­ti­ri nada más salir de la cár­cel. (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS)

EgunHorif03.jpg

«Gatza» atra­vie­sa el últi­mo pues­to de con­trol en la cár­cel de Jaén. (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS)

EgunHorif04.jpg

Par­te de la comi­ti­va que se ha des­pla­za­do des­de Eus­kal Herria a reci­bir a «Gatza». (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS)

EgunHorif05.jpg

Con la cár­cel ya lejos, «Gatza» se dis­po­ne a brin­dar por su liber­tad, jun­to a su com­pa­ñe­ra y a su hija. (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS)

EgunHorif06.jpg

Con Mat­tin Troi­ti­ño, de Etxe­rat. (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *