[Fotos y Video] Gatza, ya en casa, en Eus­kal Herria, agra­de­ce el apo­yo reci­bi­do en estas tres déca­das que ha per­ma­ne­ci­do en prisión

zrn.jpg

Jose Mari Sagar­dui «Gatza» ha sali­do al bal­cón de su casa pasa­das las 20.50 para salu­dar a las cien­tos de per­so­nas que se han reu­ni­do en la pla­za Zelaie­ta para recibirle.Después de salu­dar las cien­tos de per­so­nas allí con­gre­ga­das, Sagar­dui ha reti­ra­do la ban­de­ro­la colo­ca­da en su bal­cón que pedía su libe­ra­ción. Acto segui­do ha vuel­to a brin­dar jun­to a su fami­lia para todas las per­so­nas allí congregadas.

Inme­dia­ta­men­te des­pués, según han infor­ma­do a Gara​.net tes­ti­gos pre­sen­cia­les, la Ertzain­tza ha comen­za­do a des­ple­gar­se por la pla­za y sus inme­dia­cio­nes, per­tre­cha­dos de mate­rial anti­dis­tur­bios. La pla­za Zelaie­ta, que a esta hora, pasa­das ya las 22.00, sigue toma­da por una cua­ren­te­na de agen­tes de la Ertzain­tza, ha sido esce­na­rio de ama­gos de car­ga por par­te de las policías.

En la loca­li­dad se vive a esta hora una «cal­ma ten­sa» con dota­cio­nes poli­cia­les reco­rrien­do la loca­li­dad sin cesar.

Sali­da de la cárcel 

Cami­nan­do tran­qui­lo, peta­te al hom­bro y puño en alto, Jose Mari Sagar­dui «Gatza» ha aban­do­na­do la pri­sión de Jaén a las 9.05, entre gri­tos de áni­mo y aplau­sos de fami­lia­res y alle­ga­dos que se han des­pla­za­do des­de Zornotza.

Se han vivi­do momen­tos de gran emo­ción, espe­cial­men­te cuan­do su hija Goiz­ti­ri ha corri­do a abra­zar­le y mien­tras arre­cia­ban las con­sig­nas «Eus­kal pre­soak kale­ra», «Amnis­tia osoa», «Aupa guda­ri» y «Gatza, herria zurekin».

El ya ex pre­so se ha mon­ta­do des­pués en un coche par­ti­cu­lar y se han ale­ja­do de la prisión.

Brin­dis en Ciu­dad Real

Según infor­ma el envia­do espe­cial de GARA, Martxe­lo Díaz, los ciu­da­da­nos vas­cos des­pla­za­dos en auto­bús a la cár­cel de Jaén y «Gatza» han para­do en una loca­li­dad de Ciu­dad Real para rea­li­zar un brin­dis por la liber­tad del zor­notza­rra. Allí ha hecho sus pri­me­ras decla­ra­cio­nes tras aban­do­nar el cen­tro peni­ten­cia­rio y ha agra­de­ci­do la soli­da­ri­dad reci­bi­da duran­te los casi 31 años pasa­dos en pri­sión. Ha recor­da­do espe­cial­men­te a todos los pre­so­so polí­ti­cos vas­cos que per­ma­ne­cen encar­ce­la­dos y ha hecho lle­gar un abra­zo a los refu­gia­dos. Asi­mis­mo, ha mos­tra­do su deseo de regre­sar a Zor­notza y reen­con­trar­se con sus padres.

Lle­ga­da a Zor­notza hacia las 20.00

Ese deseo se verá hecho reali­dad hacia las 20.00, hora a la que se espe­ra lle­gue a su loca­li­dad natal. El Depar­ta­men­to de Inte­rior de Lakua prohi­bió ayer la mani­fes­ta­ción pre­vis­ta para esta tar­de en Zor­notza, que a pri­me­ra hora de la tar­de ya está toma­da por la Ertzaintza.

Rete­ni­dos e iden­ti­fi­ca­dos por ter­ce­ra vez

Sin embar­go, el auto­bús y la fur­go­ne­ta en la que via­jan los veci­nos de Zor­notza y los perio­dis­tas tras­la­da­dos des­de Eus­kal Herria han vis­to demo­ra­do su via­je, tras haber sido rete­ni­dos duran­te alre­de­dor de hora y media por la Guar­dia Civil entre Madrid y Boce­gui­llas. Los agen­tes han obli­ga­do a todos a bajar de los vehícu­los, les han cachea­do, iden­ti­fi­ca­do por ter­ce­ra vez y han regis­tra­do tan­to el auto­bús como la fur­go­ne­ta. Sobre las 17.30, han podi­do reanu­dar el via­je de regre­so a casa.

Sin embar­go, sobre las 20.30, la Poli­cía espa­ño­la ha colo­ca­do otro con­trol en el pea­je de Bur­gos, don­de tie­nen de nue­vo rete­ni­do al auto­bús. En esta oca­sión la reten­ción no ha sido de dos horas, como la segun­da que han pade­ci­do los inte­gran­tes del auto­bús y de la fur­go­ne­ta con los perio­dis­tas, y ya se encuen­tran de nue­vo rum­bo a Eus­kal Herria.

Máxi­ma expec­ta­ción en la cár­cel y amplio des­plie­gue policial

Antes de que se pro­du­je­ra la excar­ce­la­ción, la comi­ti­va de ami­gos y fam­lia­res de Sagar­dui había lle­ga­do en auto­bús a pri­me­ra hora de la maña­na para dar­le la pri­me­ra bienvenida.

A las puer­tas de la cár­cel, la expec­ta­ción mediá­ti­ca ha sido máxi­ma, y el des­plie­gue poli­cial tam­bién era importante.

En el mis­mo lugar se ha con­cen­tra­do un peque­ño gru­po de miem­bros de Voces con­tra el Terro­ris­mo (VCT) que, con ban­de­ras espa­ño­las en mano, no han cesa­do de corear lemas con­tra los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. «Que­re­mos pan, que­re­mos vino, que­re­mos a un eta­rra col­ga­do de un oli­vo» o «Eta­rras cabro­nes, jodeos en las pri­sio­nes» son algu­nos de los lemas que han repe­ti­do una y otra vez.

Cabe des­ta­car que la Guar­dia Civil ha ins­ta­la­do un gran con­trol poli­cial antes de la lle­ga­da a la pri­sión de Jaén, en el que los ami­gos y fami­lia­res que via­ja­ban en auto­bús han sido identificados.

EgunBertf01.jpg

Jose Mari Sagar­dui aban­do­na la pri­sión de Jaén puño en alto. (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS).

EgunHorif02.jpg

«Gatza» se fun­de en un abra­zo con su hija Goiz­ti­ri nada más salir de la cár­cel. (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS)

EgunHorif03.jpg

«Gatza» atra­vie­sa el últi­mo pues­to de con­trol en la cár­cel de Jaén. (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS)

EgunHorif04.jpg

Par­te de la comi­ti­va que se ha des­pla­za­do des­de Eus­kal Herria a reci­bir a «Gatza». (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS)

EgunHorif05.jpg

Con la cár­cel ya lejos, «Gatza» se dis­po­ne a brin­dar por su liber­tad, jun­to a su com­pa­ñe­ra y a su hija. (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS)

EgunHorif06.jpg

Con Mat­tin Troi­ti­ño, de Etxe­rat. (Moni­ka DEL VALLE/​ARGAZKI PRESS)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.